Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 2 de junio de 2008

Slavorum Apostoli


El 2 de junio de 1985 el Santo Padre Juan Pablo II dio a conocer la Encíclica Slavorum Apostoli – en memoria de la obra evangelizadora de los santos Cirilo y Metodio.

En una Encíclica muy particular pues contiene generosa información biográfica de estos dos “santos hermanos de Salónica (la antigua Tesalónica)” “apóstoles de los Eslavos, que permanecen en la memoria de la Iglesia junto a la gran obra de evangelización que realizaron”.
“En la perspectiva de la evangelización —
como indican sus biografías— los dos santos hermanos se dedicaron a la difícil tarea de traducir los textos de la Sagrada Escritura, conocidos por ellos en griego, a la lengua de aquella estirpe eslava que se había establecido hasta los confines de su región y de su ciudad natal. Sirviéndose del conocimiento de la propia lengua griega y de la propia cultura para esta obra ardua y singular, se prefijaron el cometido de comprender y penetrar la lengua, las costumbres y tradiciones propias de los pueblos eslavos, interpretando fielmente las aspiraciones y valores humanos que en ellos subsistían y se expresaban
Por otra parte Juan Pablo II aclara que “Aunque los cristianos eslavos, más que otros, consideran de buen grado a los santos hermanos como « eslavos de corazón », éstos sin embargo siguen siendo hombres de cultura helénica y de formación bizantina, es decir, hombres que pertenecen en todo a la tradición del Oriente cristiano, tanto civil como eclesiástico”.
En la Encíclica Juan Pablo II además menciona que al “considerar la veneración, plena de gratitud, que estos dos santos gozan desde hace siglos, especialmente en las naciones eslavas, y recordando la inestimable contribución dada por ellos a la obra del anuncio del Evangelio en aquellos pueblos y, al mismo tiempo, a la causa de la reconciliación, de la convivencia amistosa, del desarrollo humano y del respeto a la dignidad intrínseca de cada nación” con la Carta Apostólica Egregiae virtutis,(1) del 31 de diciembre de 1980, los había proclamado copatronos de Europa. En la Encíclica también menciona que esa Carta Apostolica “estaba inspirada por la firme esperanza de una superación gradual en Europa y en el mundo de todo aquello que divide a las Iglesias, a las naciones y a los pueblos” y se refiere extensamente a los antecedentes sobre los cuales estan basados sus propios documentos.

En el Angelus del 15 de febrero de 2004 recordando la fiesta de San Cirilo y Metodio el dia anterior 14 de febrero, decia. “Ayer, 14 de febrero, celebramos la fiesta de san Cirilo y san Metodio, apóstoles de los pueblos eslavos y patronos de Europa junto con san Benito abad. Al evangelizar las regiones centro-orientales del continente, contribuyeron de modo decisivo a hacer que la Europa cristiana pudiera respirar con dos pulmones: el de occidente y el de oriente. En efecto, como es imposible pensar en la civilización europea sin la obra y la herencia benedictina, tampoco se puede prescindir de la acción evangelizadora y social de los dos santos hermanos de Salónica.”

No hay comentarios: