Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 31 de mayo de 2008

Pablo VI y Juan Pablo II

Giovanni Battista (Enrico Antonio Maria) Montini , nació en Concesio, cerca de Brescia, Italia, el 26 de septiembre de 1897. En 1954, el Papa Pío XII lo nombró Arzobispo de Milán, donde debió enfrentar grandes retos, y seria conocido como el "Arzobispo de los obreros". En diciembre de 1958 fué creado Cardenal por S.S. Juan XXIII quien, al mismo tiempo, le otorgó un importante rol en la preparación del Concilio Vaticano II al nombrarlo asistente.

Al morir el Santo Padre Juan XXIII, Montini, a los 66 años, fue elegido Papa el 21 de junio de 1963.

En su primer mensaje al mundo el nuevo Santo Padre Pablo VI se comprometió a continuar los trabajos comenzados por Juan XXIII. Creó el Sínodo de los Obispos en 1965, y naturalmente quedó profundamente vinculado al Concilio Vaticano II que heredó y llevó a feliz término. El Concilio que habia sido inaugurado por decisión de Juan XXIII el 11 de octubre de 1962 concluyó solemnemente el 8 de diciembre de 1965.

De las 7 Encíclicas de Pablo VI la controvertida Humanae vitae del 24 de julio de 1968 fue la última.

Si bien no viajó tanto como Juan Pablo II, tambien él fue llamado en su momento “el papa viajero” y fue el primer Papa en viajar fuera de Europa.
Su relación con Polonia comenzó cuando en 1923 fué enviado a Varsovia a la Nunciatura, pero debido a su delicado estado de salud, que el crudo invierno polaco no favorecia, retornó a Roma comenzando alli su carrera diplomática al servicio de la Santa Sede.
Tuvo intenciones de regresar a Polonia ya como Pablo VI para las ceremonias del milenio en Jasna Gora, el 3 de mayo de 1966, pero las autoridades de entonces no se lo permitieron, hecho que Juan Pablo II citó en su visita al Santuario de Jasna Gora el 4 de junio de 1997 diciendo “Quisiera ahora citar las palabras de mi predecesor en la sede de Pedro, Pablo VI, el Papa que amaba a Polonia y quería participar en las ceremonias del milenio en Jasna Góra, el 3 de mayo de 1966, pero al que las autoridades de entonces no se lo permitieron. «Amad a la Iglesia. Ha llegado la hora de amar a la Iglesia con corazón fuerte y nuevo. (...) Los defectos y las flaquezas de los hombres de Iglesia tendrían que volver más fuerte y solícita la caridad de quien quiere ser miembro vivo, sano y paciente de la Iglesia. Así hacen los hijos buenos, así hacen los santos. (...) Amarla (a la Iglesia) significa estimarla y ser felices de pertenecer a ella, significa ser denodadamente fieles; significa obedecerle y servirla, ayudarla con sacrificio y con gozo en su ardua misión»

En su Audiencia del miércoles 25 de junio de 2003 Juan Pablo II recordando los cuarenta años de la elección a la Cátedra de Pedro de Pablo VI y los 25 años de su muerte expresó : “Al sucederle en la Cátedra de Pedro, me he esforzado por proseguir la acción pastoral que había iniciado, inspirándome en él como en un padre y maestro”….. Pude apreciar personalmente el empeño que Pablo VI puso siempre con vistas a la necesaria actualización de la Iglesia a las exigencias de la nueva evangelización. Pablo VI, apóstol fuerte y amable, amó a la Iglesia y trabajó por su unidad y por intensificar su acción misionera….. Con prudente sabiduría supo resistir a la tentación de "adaptarse" a la mentalidad moderna, afrontando con fortaleza evangélica dificultades e incomprensiones, y en algunos casos también hostilidades…. Su magisterio es rico y, en gran parte, está orientado a educar a los creyentes en el sentido de Iglesia.. Entre sus numerosas intervenciones, me limito a recordar, además de la encíclica Ecclesiam suam, publicada al inicio de su pontificado, su conmovedora profesión de fe, conocida como el Credo del pueblo de Dios, que pronunció con vigor en la plaza de San Pedro el 30 de junio de 1968…. sus valientes tomas de posición en defensa de la vida humana con la encíclica Humanae vitae, y a favor de los pueblos en vías de desarrollo con la encíclica Populorum progressio, para construir una sociedad más justa y solidaria” .

La relación del Santo Padre Pablo VI con Karol Wojtyla tuvo varios momentos importantes que se fueron fortaleciendo en el tiempo: desde las tres campanas enviadas para la parroquia de San Florian en Cracovia, confiscadas por las autoridades pero luego entregadas, a la beatificación de Maximiliano Kolbe durante el II Sinodo de Obispos en Roma.


Karol Wojtyla fue nombrado Arzobispo y creado cardenal por Pablo VI. Además durante las arduas negociaciones con el régimen para construir una iglesia en Nowa Huta recibió de Pablo VI un regalo especialmente simbólico: la piedra basal que formaría parte de la Iglesia Arka Pana en Nowa Huta. Karol Wojtyla iba ganando cierta admiración por parte del Santo Padre Pablo VI y su activa y entusiasta participación en el Concilio Vaticano II habría intensificado esa relación. En 1976 el Santo Padre Pablo VI llamó al Cardenal Wojtyla al Vaticano para que predique los ejercicios espirituales de Cuaresma para el Pontífice y la Curia. El tema elegido por Wojtyla fué : "Signos de contradicción", reflexiones que más tarde serían publicadas en varias lenguas.
El 29 de mayo de 1970 Wojtyla y otros sacerdotes polacos participan en Roma de las celebraciones por el 50º aniversario de sacerdocio de Pablo VI y al dia siguiente de la Santa Misa y la audiencia especial. El 30 de mayo de 1970 el Santo Pare Pablo VI dirige un discurso a los sacerdotes de Polonia por la XXV liberacion de los campos de concetración.
De Pablo VI llamado a veces el “papa olvidado” Juan Pablo II dijo: "El Señor había dado a Pablo VI dotes incomparables, que él hizo fructificar estupendamente, con una delicadísima modestia: el corazón lleno de comprensión y longanimidad; la inteligencia aguda, lúcida, sintética; la mirada viva y penetrante; la voluntad diamantina sin compromisos; la fuerza y la belleza de la expresión hablada y escrita; los monumentos de sus encíclicas y de sus discursos; el ardor de sus viajes que él inició, el primero en este siglo a escala internacional, en el ansia que le urgía en su interior de proclamar la verdad, de anunciar a Cristo, de hacer amar a María, Madre de la Iglesia, de hacer conocer la misma Iglesia. Su inteligencia y cultura le dieron un sentido agudo de la grandeza y de la miseria del hombre en una situación contradictoria como aquella de nuestra generación: pero su fe y caridad le inspiraron aquella «civilización del amor» sin la cual, hoy como nunca, la humanidad difícilmente podrá encontrar la solución a los problemas que la turban profundamente. Comprendió al hombre porque lo miró con los ojos de Cristo. Ayudó al hombre, porque lo amó con el amor de Cristo. Sirvió al hombre, porque le indicó la verdad de Cristo en toda su plenitud"

Pablo VI murió el 6 de agosto de 1978 y sus restos descansan muy cerca de su amigo Juan Pablo II en las criptas Vaticanas. Al escribir su testamento Juan Pablo II se inspiró en el de Pablo VI en las palabras “Por lo que se refiere al funeral, repito las mismas disposiciones, que dio el Santo Padre Pablo VI (nota marginal: el sepulcro en la tierra, no en un sarcófago, 13.3.92).

jueves, 29 de mayo de 2008

Karol Wojtyla, Cardenal


El 29 de mayo de 1967 Karol Wojtyla es elevado al Cardenalato por el Santo Padre Pablo VI. Wojtyla tenia Tenía 47 años, pasando así a ser el segundo Cardenal más joven de la Iglesia Católica. Un mes más tarde recibe oficialmente el nombramiento con el título de "San Cesáreo in palatio" iglesia no parroquial en Via di Porta San Sebastiano, Roma Sud, luego - 48 horas después - en la Capilla Sixtina el Papa Pablo VI le entrega el capelo Cardenalicio.

Entre su nominacion como Arzobispo de Cracovia a fines de 1963 y al momento de haber sido nombrado Cardenal de la Iglesia habia transcurrido una época tan difícil como desafiante, a la cual se agregaba su activa participación en el Concilio Vaticano II, “ese acontecimiento eclesial extraordinario” donde tuvo la oportunidad de tomar parte desde el comienzo, primero en su calidad de obispo y a partir de 1964 como Arzobispo.

El régimen de Polonia se habia ocupado sistemáticamente de boicotear las celebraciones de 1966 con motivo del Milenio, que trataban de recordar el aniversario del bautismo de Polonia y de la fundación del Estado nacional. Llegaron incluso a “secuestrar” la imagen de la Virgen Negra que era llevada en peregrinación por el país. Se prohibió la visita del Papa Pablo VI..”….y sin embargo las celebraciones del Milenio alcanzaron un éxito extraordinario….y el régimen se iba percatando de hasta que punto se habian equivocado con Wojtyla al postularlo, pensando que sería un cardenal débil…(de Historia de Karol, Gian Franco Svidercoschi).
Con respecto al Colegio Cardenalicio dice Juan Pablo II en ¡Levantaos! ¡Vamos! (p.147): “en cierto sentido, el corazón del Colegio Episcopal es el Colegio de los Cardenales, que rodean al sucesor de Pedro y lo sostienen en su testimonio de fe ante toda la Iglesia.. …la asamblea de cardenales hace especialmente visible el principio de colaboración y de recíproco afianzamiento en la fe, sobre la que se edifica toda la obra misionera de la Iglesia. La tarea de Pedro es la asignada por Jesús: «Y tu, cuando te conviertas, confirma a tus hermanos» (Lc 22,32) Desde los primeros siglos, los sucesores de Pedro recurrían a la colaboración del colegio de obispos, de los presbíteros y los diáconos, , responsables junto con ellos de la ciudad de Roma y de las diócesis más cercanas («suburbicarias»). Se empezó designándoles viri cardinales. Obivamente, en el transcurso de los siglos cambiaron las formas de cooperación. Pero el significado esencial que es signo para la Iglesia y para el mundo, permanece inmutable.”

miércoles, 28 de mayo de 2008

Benedicto XVI en Polonia 2006 - 5


El domingo 28 de mayo 2006, el Santo Padre Benedicto XVI, concluyendo casi su viaje apostólico a Polonia, llamó al pueblo polaco a ser testimonio de fe ante el mundo. En presencia de alrededor de un millón de fieles venidos de todas partes de Polonia y otros paises, presidió la Santa Misa concelebrada en Blonia-Cracovia, con alrededor de 1500 sacerdotes, 20 cardenales, 28 arzobispos y 120 obispos de diversos paises sobre un altar en forma de barca coronada por una cruz de 23 mts de altura y un fondo con una imagen de Jesus Misericordioso realizada en flores rojas y blancas.



Fue saludado por el cardenal Stanislaw Dziwisz quien le aseguro que Juan Pablo II se siente feliz al ver al nuevo Papa caminar por estas tierras siguiendo sus huellas y recordó que fue precisamente Juan Pablo II quien lo habia llamado a Roma para que fuese uno de sus colaboradores mas cercanos. “Ahora que Ud ha aceptado su ministerio y representa a Cristo sobre la tierra tiene derecho sobre nuestros corazones. Tiene derecho a nuestras oraciones de agradecimiento. Nuestra casa es su casa. Nuestra Iglesia es vuestra Iglesia. Bendigamos, guíenos”.


En su homilía el Santo Padre expresó: “Al inicio del segundo año de mi pontificado he venido a Polonia y a Cracovia por una necesidad del corazón, como peregrino tras las huellas de mi predecesor. Quería respirar el aire de su patria…quería mirar la tierra en la que nació y donde creció para asumir su incansable servicio a Cristo y a la Iglesia universal. Deseaba encontrarme con los hombres vivos, sus compatriotas, experimentar vuestra fe, de la que él sacó la savia vital, y asegurarme de que estéis firmes en ella. Asi quiero también pedir a Dios que conserve en vosotros la herencia de la fe, de la esperanza y de la caridad que Juan Pablo II legó al mundo y de modo particular a vosotros.”
"Cuando Karol Wojtyła fué elegido a la Sede de Pedro….vuestra tierra se convirtió en testimonio particular de fe en Jesucristo. Vosotros mismos habéis sido llamados a dar este testimonio ante el mundo entero. Esta vocación es siempre actual, y quizás más actual desde el momento de la santa muerte del siervo de Dios. Dad siempre al mundo vuestro testimonio” “Compartid con los demás pueblos de Europa y el mundo el tesoro de vuestra fe” “Y acordaos de mi en vuestras oraciones y en vuestros sacrificios, como os acordabais de mi gran predecesor, para que yo pueda cumplir la misión que Cristo me ha confiado.
Os ruego: permaneced firmes en la fe. Permaneced firmes en la esperanza. Permaneced firmes en la caridad”

Y finalmente llego la despedida de Cracovia. Benedicto XVI saludo nuevamente desde la “ventana papal” de la calle Franciscanska y partió hacia Oświęcim después de mediodía.

En su visita al campo de Concentración de Auschwitz, donde “la humanidad atravesó por un “valle oscuro” y detrás de cuyas lápidas se oculta el destino de innumerables seres humanos” el Santo Padre expresó: “Tomar la palabra en este lugar de horror, de acumulación de crímenes contra Dios y contra el hombre que no tiene parangón en la historia, es casi imposible, y es particularmente difícil …. para un cristiano, para un Papa que proviene de Alemania….uno se queda sin palabras; en el fondo solo se puede guardar un silencio de estupor, un silencio que es un grito interior dirigido a Dios: ¿Por qué, Señor, callaste? Por que toleraste todo esto? Con esta actitud de silencio nos inclinamos profundamente en nuestro interior ante las innumerables personas que aquí sufrieron y murieron. Sin embargo, este silencio se transforma en petición de perdón y reconciliación, hecha en voz alta, un grito al Dios vivo para que no vuelva a permitir jamás algo semejante”.

Podria escribir algo de la crónica de esta parte del viaje pero prefiero cerrar con las palabras del Santo Padre y adoptarlas como mías. De todas maneras invito a leer el texto completo del discurso del Santo Padre. Después de las oraciones por las víctimas el Santo Padre se despedia y partia hacia el Aeropuerto de Krakow-Balice para su regreso a Roma.

Benedicto XVI en Polonia 2006 - 4


El 27 de mayo de 2006 desde Lagiewniki la comitiva del Santo Padre Benedicto XVI regresó al Palacio Arzobispal. Por la tarde Benedicto XVI visitó la histórica Catedral de Wawel donde fue recibido por Msgr. Janusz Bielański quien lo saludaba con las preciosas reliquias de San Estanislao y toda Cracovia estremecida al repique de la gran campana de Segismundo, reservada para ocasiones especiales.

Allí en la Catedral el Santo Padre oró ante el crucifijo milagroso del altar de santa Jadwiga, Reina. Al salir de la Catedral le esperaba gran cantidad de gente y varios obsequios : un sombrero montañes con la bandera polaca y el correspondiente baston montañes. "ciupaga" , ofrendas florales....
Luego, acompañado por el Cardenal Stanislaw Dziwisz y el Cardenal Franciszek Macharski se dirigieron en el papamovil hacia Blonia para el encuentro con los jóvenes, que unas horas antes ya habian comenzado la vigilia de oración. Lo esperaban alli unos 700.000 jóvenes polacos y de otras nacionalidades al compás de "Benedetto, Dio te ha eletto" (Benedicto Dios te ha elegido) banderas y estandartes. En el aire todo canción, alegría y entusiasmo, como suelen ser todos los encuentros con los jóvenes. Primero hablaron algunos representantes que le pidieron al Santo Padre lineamientos para buscar a Cristo y le agradecieron estar alli. Todo el programa de este encuentro había sido preparado por los jóvenes mismos: un oratorio en tres partes con los problemas de los jóvenes de hoy, música, oraciones y cortos de películas con testimonios de jóvenes drogadictos que comienzan una nueva vida, una joven familia, una joven madre soltera...).

En su alocución, reiteradamente interrumpida por aplausos, el Santo Padre alentó a los jóvenes a construir sus casas sobre la roca, que es Cristo „construir sobre roca quiere decir ante todo: construir sobre Cristo y con Cristo”...”No tengáis miedo de apostar por Cristo. Tened nostalgia de Cristo, como fundamento de la vida. Encended en vosotros el deseo de construir vuestra vida con Él y por El….porque no puede perder quien lo apuesta todo por el amor crucificado del Verbo encarnado”…. „Habrá contrariedades si.....pero construid con sabiduría”...no tengáis miedo de construir vuestra vida en la Iglesia y con la Iglesia. Sentíos orgullosos del amor a Pedro y a la Iglesia a él encomendada. No os dejéis engañar por quienes quieren contraponer a Cristo y a la Iglesia” ....Sed testigos de la esperanza, de la esperanza que no teme construir la casa de la propia vida, porque sabe bien que puede apoyarse en el fundamento que le impedirá caer: Jesucristo, nuestro Señor”.

Terminado el discurso los jóvenes comenzaron a vitorear "Tu est Petrus" y entonaron el himno de las Jornadas Mundiales de la Juventud de Toronto " Luz del mundo " seguido por el de las Jornadas de Częstochowa in 1991, "Abba Ojcze!" , seguido alternativamente por las exclamaciones "Dio bene ha detto!" and "Dio te ha eletto" El Santo Padre Benedicto XVI bendijo la piedra basal para el Centro Juan Pablo II „No temais” y un grupo de jóvenes le iba presentando otras piedras que llevaban sus nombres y los de sus pueblos o ciudades, piedras que también formarán parte de la construcción del Centro. Al santo Padre le esperaba un obsequio especial de los jóvenes : un libro conteniendo 30.000 declaraciones de abstención a la droga.

Al término del encuentro el Santo Padre encendió el cirio pascual y mientras se despedía de Blonia, se iban encendiendo cientos de llamas acompañadas por el cántico „No temais” y las aclamaciones de los jovenes „Quedate con nosotros” „Ven a nosotros”. La celebración del encuentro continuó con un programa pastoral y la Santa Misa que se celebró a las 10 pm. Terminada la Misa gran cantidad de jóvenes decidieron quedarse a la espera de la Santa Misa de Benedicto XVI del dia siguiente.

Ya de regreso en el Palacio Arzobispal el Santo Padre debió salir nuevamente a la „ventana papal” sobre la calle Franciskanska a las 9.30 pm ante la insistencia de los presentes que esperaron pacientemente durante casi tres cuartos de hora aclamando „Ven a nosotros” „Sino, no nos iremos” El Santo Padre agradeció su presencia y les invito a la Santa Misa en el parque Blonia al dia sigiente, domingo 28 de mayo 2006.

martes, 27 de mayo de 2008

Benedicto XVI en Polonia 2006 - 3

El tercer dia de su visita apostólica a Polonia (25 al 28 de mayo 2006) el Santo Padre Benedicto XVI visitó Wadowice, ciudad natal de Karol Wojtyla, donde se le ofreció la tradicional bienvenida de pan y sal.
En el Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Wadowice, el Santo Padre oró al pie del altar de la Basílica; luego ante la pila bautismal donde fue bautizado Karol Wojtyla y firmó el libro de visitas ilustres. Visitó luego la casa natal de Juan Pablo II donde estableció una bendición especial para todos aquellos que la visiten.

Al salir a la Plaza fue vitoreado por unas 20.000 personas y fué recibido oficialmente por el Cardenal Stanislaw Dziwisz, quien le dio la bienvenida en italiano y en polaco.

En su discurso, con una introducción y un final en lengua polaca, el Santo Padre confesó. “He llegado con gran emoción al lugar del nacimiento de mi gran predecesor el siervo de Dios Juan Pablo II, a la ciudad de su infancia y de su juventud. Wadowice no podía faltar en el itinerario de la peregrinación que estoy realizando en tierra polaca tras sus huellas. He querido detenerme precisamente aquí, en Wadowice, en los lugares en los que su fe nació y maduró, para orar juntamente con vosotros a fin de que pronto sea elevado al honor de los altares. Johann Wolfgang von Goethe, el gran poeta alemán, dijo: "Quien quiera comprender a un poeta, debería ir a su pueblo". Del mismo modo, para comprender la vida y el ministerio de Juan Pablo II, era necesario venir a su ciudad natal. Él mismo confesó que aquí, en Wadowice, "comenzó todo: comenzó la vida, comenzó la escuela, los estudios, comenzó el teatro... y el sacerdocio" (Wadowice, 16 de junio de 1999)” y siguió recordando sus palabras y los primeros años de su vida tan cerca de su templo parroquial.

Hacia el final de su discurso a la población de Wadowice quiso “aludir también a una característica de la fe y de la espiritualidad de Juan Pablo II, relacionada con este lugar. Él mismo recordó muchas veces la profunda devoción de los habitantes de Wadowice a la imagen local de la Virgen del Perpetuo Socorro y la costumbre de los alumnos de la escuela secundaria de entonces de orar diariamente ante ella. Este recuerdo nos permite llegar al origen de la convicción que alimentaba Juan Pablo II: la convicción del lugar excepcional que ocupa María en la historia de la salvación y en la de la Iglesia. De ella brotaba también la convicción del lugar excepcional que la Madre de Dios tenía en su vida, una convicción que se expresaba en el "Totus tuus", lleno de entrega. Hasta los últimos instantes de su peregrinación terrena permaneció fiel a esta consagración”.

Cuando se despedía las voces del pueblo de Wadowice se unieron en un "Abba, Ojcze!" y continuaron después con la canción favorita de Juan Pablo II ”Pescador de hombres” (Barka).

El Santo Padre partía hacia Kalwaria Zebrzydowska, a 13 km de Wadowice. Alli en ese bello Santuario, donde por los extensos senderos se conjugan el Calvario de Jesus y el de su Madre Maria, el Santo Padre Benedicto XVI oró ante la Virgen de Kalwaria (de los Dolores) y despues presidió el Regina Caeli. Desde el coro se oían los ecos de „Tu es Petrus”.
Mas tarde visitó el Monasterio (ver fotografías) y en su saludo a los padres franciscanos y a los presentes les dirigió estas palabras „Durante su primer viaje a Polonia, Juan Pablo II visitó este santuario y dedicó su discurso a la oración. Al final, dijo: "Y también pido esto: pido que oréis aquí por mí, durante mi vida y después de mi muerte". Hoy he querido detenerme un momento en la capilla de la Virgen, y con gratitud orar por él, como pidió en esa ocasión. Siguiendo el ejemplo de Juan Pablo II, también yo os pido encarecidamente que oréis por mí y por toda la Iglesia. …Quisiera decir que, como el querido cardenal Stanislaw, también yo espero que la Providencia conceda pronto la beatificación y la canonización de nuestro amado Papa Juan Pablo II".

Era un dia que compendiaba emociones fuertes histórica y espiritualmente para él y todo el pueblo polaco: Wadowice, Kalwaria, Lagiewniki….y hacia allí se dirigía.
En el Santuario de la Divina Misericordia en Lagiewniki mantuvo un encuentro con los enfermos y meditaron conjuntamente: “nos encontramos ante dos misterios: el misterio del sufrimiento humano y el misterio de la Misericordia divina. A primera vista, estos dos misterios parecen contraponerse.Pero cuando tratamos de profundizar en ellos a la luz de la fe, vemos que están en recíproca armonía, gracias al misterio de la cruz de Cristo. Como dijo aquí Juan Pablo II, "la cruz es la inclinación más profunda de la Divinidad hacia el hombre (...). La cruz es como un toque del amor eterno sobre las heridas más dolorosas de la existencia terrena del hombre" (17 de agosto de 2002, n. 4: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 23 de agosto de 2002, p. 4).
En su Audiencia General del 31 de mayo 2006 recordando su visita al Santuario de la Divina Misericordia decía: “me permitió poner de reliene que sólo la Misericordia divina ilumina el misterio del hombre. En el convento cercano a este santuario, al contemplar las llagas luminosas de Cristo resucitado, sor Faustina Kowalska recibio un mensaje de confianza para la humanidad, el mensaje de la Misericordia divina, del que Juan pablo II se hizo eco e intérprete, y que en realidad es un mensaje central precisamente par nuestro tiempo: La Misericordia como fuerza de Dios, como límite divino contra el mal del mundo
Ver fotografías Sitio de la Santa Sede

lunes, 26 de mayo de 2008

Benedicto XVI en Polonia 2006 - 2


Varsovia, capital de Polonia, casi totalmente destruida durante la segunda guerra mundial y donde perdieron la vida unas 800 mil personas de las cuales la mitad eran judios, recibía expectante al Santo Padre Benedicto XVI, un papa alemán en Polonia. No era una visita fácil, pero el pueblo polaco respondió con generosidad y entusiasmo. Los trabajos preparatorios para la visita habian comenzado a mediados de diciembre de 2005 y en abril de 2006 llegaba a Polonia una delegación de la Santa Sede para ultimar detalles. El logo oficial fué diseñado por Jarosław Babikowski: un bote con las velas izadas „amarradas” a una cruz y el lema „Permaneced firmes en la fe”



El segundo dia de su visita apostólica el 26 de mayo de 2006 el Santo Padre celebró la Santa Misa en la Plaza Pilsudski.
En su homilía recordó acontecimientos históricos y citó las palabras que “su amado predecesor” Juan Pablo II habia dicho alli mismo hacia 27 años, al comenzar su homilía en Varsovia "junto con vosotros deseo cantar un himno de gratitud a la divina Providencia, que me permite encontrarme aquí como peregrino". (cf. L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 10 de junio de 1979, p. 6)
y agregó “Las hago mías y doy gracias al Señor que me ha concedido poder llegar hoy a esta histórica plaza. Aquí, en la vigilia de Pentecostés, Juan Pablo II pronunció las significativas palabras de la oración: "¡Descienda tu Espíritu y renueve la faz de la tierra!". Y añadió, "¡de esta tierra!" (cf. ib.). En este mismo lugar fue despedido en una solemne ceremonia fúnebre el gran primado de Polonia, cardenal Stefan Wyszynski, de cuya muerte recordamos en estos días el 25° aniversario. Dios unió a estas dos personas no sólo mediante la misma fe, la misma esperanza y el mismo amor, sino también mediante las mismas vicisitudes humanas, que los vincularon estrechamente con la historia de este pueblo y de la Iglesia que vive en él. Al inicio de su pontificado, Juan Pablo II escribió al cardenal Wyszynski: "No estaría sobre la cátedra de Pedro este Papa polaco que hoy, lleno de temor de Dios pero también de confianza, inicia un nuevo pontificado, si no hubiese sido por tu fe, que no se ha arredrado ante la cárcel y los sufrimientos; si no hubiese sido por tu heroica esperanza, tu ilimitada confianza en la Madre de la Iglesia; si no hubiese existido Jasna Góra y todo el período que en la historia de la Iglesia en nuestra patria abarca tu servicio de obispo y primado" (Carta de Juan Pablo II a los polacos, 23 de octubre de 1978: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 5 de noviembre de 1978, pp. 9-10). …..¿Cómo no dar gracias hoy a Dios por todo lo que se realizó en vuestra patria y en todo el mundo durante el pontificado de Juan Pablo II? Ante nuestros ojos tuvieron lugar cambios de enteros sistemas políticos, económicos y sociales…...

Instó al pueblo polaco a “permanecer firmes en la fe”, denunció el relativismo y a quienes intentan falsificar los Evangelios y los invito a esforzarse por “permanecer fiel a la palabra de Cristo, incluso cuando es exigente y humanamente difícil de comprender”….. La fe consiste en una relación íntima con Cristo, una relación basada en el amor de Aquel que nos ha amado primero (cf. 1 Jn 4, 11) hasta la entrega total de sí mismo…... Si confiamos en Cristo no perdemos nada, sino que lo ganamos todo. En sus manos nuestra vida adquiere su verdadero sentido……Pero vivir nuestra fe como relación de amor con Cristo significa también estar dispuestos a renunciar a todo lo que constituye la negación de su amor...Hace 27 años, en este lugar, Juan Pablo II dijo: "Polonia se ha convertido en nuestros tiempos en tierra de testimonio especialmente responsable" (Varsovia, 2 de junio de 1979). Conservad este rico patrimonio de fe que os han transmitido las generaciones precedentes, el patrimonio del pensamiento y del servicio de ese gran polaco que fue el Papa Juan Pablo II. Permaneced fuertes en la fe, transmitidla a vuestros hijos, dad testimonio de la gracia que habéis experimentado de un modo tan abundante a través del Espíritu Santo en vuestra historia. Que María, Reina de Polonia, os muestre el camino hacia su Hijo y os acompañe en el camino hacia un futuro feliz y lleno de paz. Y finalizó diciendo “Que no falte nunca en vuestro corazón el amor a Cristo y a su Iglesia”


Por la tarde se dirigió al Santuario de Jasna Gora en Czestochowa, ese "Claro Monte, corazón de la nación polaca, como si fuera una especie de cenáculo...inspirándome en la estupenda meditación mariana que Juan Pablo II regaló a la Iglesia en la encíclica Redemptoris Mater, quise volver a presentar la fe como actitud fundamental del espíritu, que no es algo meramente intelectual o sentimental. La verdadera fe implica a toda la persona: pensamientos, afectos, intenciones, relaciones, corporeidad, actividad, trabajo diario" (Audiencia General 31 de mayo 2006).



Alli el Santo Padre le rindio homenaje a la Virgen negra y sostuvo un Encuentro con religiosos, religiosas, seminaristas y representantes de movimientos eclesiales.




“…Queridos hermanos, necesitamos un momento de silencio y recogimiento para entrar en la escuela de María, a fin de que nos enseñe cómo vivir de fe, cómo crecer en ella, cómo permanecer en contacto con el misterio de Dios en los acontecimientos ordinarios, diarios, de nuestra vida. Con delicadeza femenina y con "la capacidad de conjugar la intuición penetrante con la palabra de apoyo y de estímulo" (Redemptoris Mater, 46), María sostuvo la fe de Pedro y de los Apóstoles en el Cenáculo, y hoy sostiene mi fe y la vuestra.”…aquella que “Desde su primer "fiat", durante los largos y ordinarios años de su vida oculta, mientras educaba a Jesús, o cuando en Caná de Galilea solicitaba el primer milagro, o por último cuando en el Calvario al pie de la cruz contemplaba a Jesús, lo "aprendía" en cada momento. Había acogido, primero en la fe y después en su seno, el Cuerpo de Jesús y lo había dado a luz. Día a día lo había adorado extasiada, lo había servido con amor responsable, había cantado en su corazón el Magnificat….”


Mas tarde, en Cracovia, desde la ventana del Arzobispado, desde aquella histórica ventana, el Santo Padre Benedicto XVI les dirigió unas breves palabras a los jóvenes que se habian reunido alli como lo hacian durante las visitas de Juan Pablo II, les agradeció su presencia y les recordó las palabras del papa polaco Durante el último viaje a Polonia a propósito del tiempo que pasa: "No se puede hacer nada. Hay un solo medio: es Cristo, que dijo: "Yo soy la resurrección y la vida". Quiere decir: A pesar de la ancianidad, a pesar de la muerte, la juventud está en Dios. Y esto es lo que os deseo a todos los jóvenes de Cracovia, de Polonia y del mundo entero" (17 de agosto de 2002). Esta era su fe, su firme convicción, su testimonio. Y hoy, a pesar de la muerte, él —joven en Dios— está entre nosotros. Nos invita a fortalecer la gracia de la fe, a renovarnos en el Espíritu y a "revestirnos del hombre nuevo, creado según Dios, en la justicia y santidad de la verdad" (Ef 4, 24)…”


Invito visitar: Aciprensa visita Santo Padre Benedicto XVI a Polonia

También en el sitio oficial de Jasna Gora

Ut unum sint


El 25 de mayo de 1995, solemnidad de la Ascensión del Señor, decimoséptimo del Pontificado de Juan Pablo II, fué dada a conocer la Encíclica Ut unum sint, publicada luego el 30 de mayo del mismo año.

...“Con el Concilio Vaticano II la Iglesia católica se ha comprometido de modo irreversible a recorrer el camino de la acción ecuménica, poniéndose a la escucha del Espíritu del Señor, que enseña a leer atentamente los « signos de los tiempos »”…..

Yo mismo quiero promover cualquier paso útil para que el testimonio de toda la comunidad católica pueda ser comprendido en su total pureza y coherencia, sobre todo ante la cita que la Iglesia tiene a las puertas del nuevo Milenio, momento excepcional para el cual pide al Señor que la unidad de todos los cristianos crezca hasta alcanzar la plena comunión. 3

A este objetivo tan noble mira también la presente Carta encíclica, que en su índole esencialmente pastoral quiere contribuir a sostener el esfuerzo de cuantos trabajan por la causa de la unidad”... (3. Ut unum sint).

domingo, 25 de mayo de 2008

Juan Pablo II Regina Caeli 25 de Mayo 1980


En el Regina Caeli del Domingo 25 de mayo de 1980 el Santo Padre Juan Pablo II recordaba:

"En la víspera de Pentecostés ―hace un año― comenzaba la peregrinación a mi tierra de origen, Polonia que duró hasta la solemnidad de la Santísima Trinidad.
Después de un año, al recordar con gratitud todo lo que constituyó para mí, para mis compatriotas, para la Iglesia en Polonia ese viaje (vinculado al novecientos aniversario del martirio de San Estanislao), con la misma confianza encomiendo a Dios, por intercesión de la Madre de Cristo, todos los frutos ulteriores de esa peregrinación.
El Espíritu Santo conceda a la Iglesia, que está en mi patria, y a todos mis connacionales, la luz y la fuerza de sus benditos dones
".

Benedicto XVI en Polonia 2006


El 25 de mayo de 2006, el Santo Padre Benedicto XVI llegaba a Polonia, la querida patria de Juan Pablo II. Era su segundo viaje al exterior, el primero habia sido para presidir la XX Jornada Mundial de la Juventud (18-21 de agosto de 2005) en Colonia, Alemania. Benedicto XVI visitó Polonia en varias oportunidades como Cardenal, la primera vez en 1979 acompañando a Juan Pablo II, “una experiencia inolvidable pues habia podido coprobar „el entusiasmo de la fe, la fuerte resistencia al ateismo, la fuerza de la fé catolica”. La última en 2003 como delegado papal con ocasion del 750 aniversario de la canonización de san Estanislao.


Se dijo que este viaje de Benedicto XVI a Polonia era el viaje a Mexico de Juan Pablo II. Y así fué, la visita de Benedicto XVI superó todas las expectativas más optimistas, vistos los comentarios publicados al término de su visita. Literalmente ya se “ganó” el pueblo polaco a su llegada al Aeropuerto de Varsovia con sus palabras llenas de cariño por su “amado predecesor”, a solo poco más de un año de su partida a la casa del Padre.

“Me alegra poder estar hoy entre vosotros en tierra de la República polaca. He deseado mucho esta visita al país y entre la gente de la cual provenía mi amado predecesor, el siervo de Dios Juan Pablo II. He venido para seguir las huellas del itinerario de su vida, desde su infancia hasta su partida al memorable cónclave de 1978. Siguiendo este camino, quiero encontrarme y conocer mejor a las generaciones de creyentes que lo ofrecieron al servicio de Dios y de la Iglesia, y a cuantos nacieron y maduraron para el Señor bajo su guía pastoral como sacerdote, obispo y Papa” Y el pueblo polaco entendió.

Pero también aclaró “Nuestro camino común estará acompañado por el lema: "Permaneced firmes en la fe". Lo recuerdo desde el inicio para afirmar que no se trata sólo de un viaje emotivo, aunque también lo sea en este aspecto, sino de un itinerario de fe, enmarcado en la misión que me ha confiado el Señor en la persona del apóstol san Pedro, que fue llamado a confirmar a los hermanos en la fe (cf. Lc 22, 32). Y recordando la historia polaca agregó “Yo también quiero beber de la fuente abundante de vuestra fe, que mana sin interrupción desde hace más de un milenio”. También felicitó al cardenal Józef Glemp, arzobispo de Varsovia y primado de Polonia, por el 50° aniversario de su ordenación sacerdotal y recordó al siervo de Dios cardenal Stefan Wyszynski, al “primado del milenio".

Ante todo, doy gracias a mi Dios, por medio de Jesucristo, por todos vosotros (...), pues ansío veros, a fin de comunicaros algún don espiritual que os fortalezca, o más bien, para sentir entre vosotros el mutuo consuelo de la común fe: la vuestra y la mía" (Rm 1, 8-12). Con estas palabras del apóstol san Pablo me dirijo a vosotros, queridos sacerdotes, porque en ellas encuentro perfectamente reflejados mis actuales sentimientos y pensamientos, deseos y oraciones

Allí el Santo Padre Benedicto XVI expresó “Mi amado predecesor el siervo de Dios Juan Pablo II, cuando visitó esta Iglesia de la Santisima Trinidad en 1991, subrayó: "Por mucho que nos esforcemos en lograr la unidad ella es siempre un don del Espíritu Santo. Sólo estaremos dispuestos a recibir este don si hemos abierto nuestra mente y nuestro corazón a él a través de la vida cristiana y especialmente a través de la oración" (Encuentro ecuménico de oración, 9 de junio de 1991, n. 6: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 19 de julio de 1991, p. 8). En efecto, no podemos "lograr" la unidad sólo con nuestras fuerzas. Como recordé durante el encuentro ecuménico del año pasado en Colonia: "Podemos obtenerla solamente como don del Espíritu Santo" (Discurso a los representantes de otras Iglesias y comunidades eclesiales, 19 de agosto de 2005: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 26 de agosto de 2005, p. 9)”

"Juan Pablo II, un hombre eucarístico" - Slawomir Oder


De la conferencia de Mons. Slawomir Oder, Postulador de la Causa de Beatificación y Canonización del Siervo de Dios Juan Pablo II - Encuentro Internacional de grupos juveniles de adoración Ecuarística Sassone di Ciampino – 4 de octubre de 2005

“De las inumerables intervenciones del papa Juan Pablo II sobre el tema de la Eucaristía se pueden individuar cinco grandes hilos temáticos: El Papa enseña que:

- La Eucaristía es el sacramento de la vida eterna, del acercamiento de Dios y de su amor que abre al hombre la prospectiva que va más allá de la muerte; es, además, un sálido fundamento de la reconciliación entre los hombres y camino seguro hacia el Reino de Dios.

- El segundo grupo temático contempla la Eucaristía como sacrificio de la Cruz, como el verdadero Pan y la verdadera Bebida para la vida en Dios, que sasia el hambre y la sed más profunda del corazón humano y lo colma de paz; es el sacramento del amor de Dios: fuente de la radical transformaciòn del corazòn humano por la acción del Espíritu Santo que produce los frutos de alegría y de santidad. Mediante la estrecha unión entre la Eucaristía y el sacramento de la reconciliación, Aquella puede ser considerada vía de la conversión del hombre y de su regeneración.

La Eucaristía en relación a la Iglesia es sacramento que la edifica y la nutre: “Ecclesia de Eucaristia vivit”. El sacrificio eucarístico es fundamento de la comunidad eclesial, centro y culmen de su vida sacramental. En el contexto de estas reflexiones el Papa torna frecuentemente a considerar la relación que existe entre la Eucaristìa y cada miembro particular del Cuerpo Místico de Cristo en el ejercicio del sacerdocio común y el rol específico e insustituible del sacerdote, el único que obra “in persona Christi”. Este rol específico de cada sacerdote lo pone en una situación de particular responsabilidad en relación al Misterio que celebra y en relación al pueblo de Dios. Es, de hecho, una gran labor y un servicio fundamental en el confronto de la comunidad el introducirla en el Misterio del Sacrificio, en el Misterio del Amor, en el Misterio de la Presencia, en el Misterio de la Comunión. Por otra parte, todos los miembros de la comunidad eclesial están llamados a descubrir la riqueza de los tesoros espirituales presentes en la Eucaristía que Esta difunde en la vida de la iglesia doméstica, en la relación entre los cónyugues, en el tejido social dentro del cual la Iglesia vive y al progreso del cual contribuye. En este contexto la Eucaristía se convierte en el fundamento más profundo de la solidaridad entre los hombres.

- Un puesto especial ocupa el aspecto ecuménico da la enseñanza pontificia sobre la Eucaristìa. “Quanta est nobis via?” pregunta el Papa en la enciclica “Ut unum sint” sobre el ecumenismo. Esta pregunta pone a la comunidad eclesial delante de la urgencia de dejarse guiar del Espíritu Santo, el único que puede resolver las dificultades humanamente irresolvibles. Esta necesidad es tanto más urgente cuanto más la Iglesia se encuentra delante a los interrogativos del mundo acerca de las razones de la “pretensión” cristiana. De hecho, “sólo la Iglesia reconciliada eucarísticamente podrá ser signo – sacramento de la unidad de todo el género humano y de la paz en el mundo” (Discurso durante el encuentro ecuménico en Varsovia 8/06/1987).

- El último de los grandes hilos temáticos relativos a la Eucaristía considera las indicaciones práctico – pastorales que ofrecen nuevos y reproponen antiguos instrumentos de expresión y de profundización de la fe en la Presencia real de Cristo en el Santìsimo Sacramento. El culto eucarístico encuentra, de hecho, su variada expresión en las visitas, adoraciones, exposiciones, celebración de horas santas, “cuarenta horas”, procesiones eucarísticas y en la celebración de los congresos eucarísticos. Sin embargo, todas estas formas de expresión de la fe eucarística presuponen y exigen la forma más común del culto eucarístico: la plena participaciòn a la Misa dominical. La viva y autèntica piedad eucarística hace nacer, como recuerda el Papa, “el estilo sacramental de la vida cristiana” (Cfr. Dominicae cenae)."

sábado, 24 de mayo de 2008

Maria Auxiliadora patrona del agro argentino


Luis de Radio Buen Anuncio, me recuerda que Maria Auxiliadora es la Patrona del Agro argentino (designada por decreto presidencial en 1949 en virtud de los frutos de la obra salesiana en todo el país en beneficio del desarrollo y crecimiento del campo argentino)

Vivo en una parroquia salesiana y creo que ni lo sabía, o no lo recordaba ;) Asi que invito a todos los argentinos y, por supuesto, a todos los que quieran acompañarnos, a intensificar nuestras súplicas a Maria, a la par de aquellas por las intenciones del Santo Padre Benedicto XVI pedirle también por nuestra patria argentina para que, en palabras de Luis, “interceda en la superación del conflicto del campo con el gobierno” en este momento tan delicado.
Estoy segura que lo hará, porque Ella, siempre Madre, extendiéndonos una y otra vez su mano en nuestras crisis en cadena, sigue caminando a nuestro lado, acompañando con solicitud a estos hijos imperfectos que somos.
Gracias Luis por tu mensaje.

24 de Mayo Maria Auxiliadora


Hoy, 24 de Mayo, fiesta de Maria Auxiliadora (patrona de mi parroquia) nos unimos al Santo Padre Benedicto XVI quien manifestó su deseo que este dia, memoria de Nuestra Señora, Auxilio de los Cristianos, “que se venera con tanta devoción en el santuario mariano de Sheshan, en Shangai, fuese una jornada de oración por la Iglesia en China
Con motivo de esta celebración el Santo Padre ha compuesto la siguiente oración invitandonos a unirnos como Iglesia acompañando a los católicos de China y de toda Asia a mantenerse “unidos a la roca de Pedro sobre la que está edificada la Iglesia”

ORACIÓN A NUESTRA SEÑORA DE SESHAN

Virgen Santísima, Madre del Verbo Encarnado y Madre nuestra, venerada con el título de “Auxilio de los cristianos” en el Santuario de Sheshan, a la que se dirige con devoción toda la Iglesia en China, hoy venimos ante ti para implorar tu protección. Mira al Pueblo de Dios y guíalo con solicitud maternal por los caminos de la verdad y el amor, para que sea siempre fermento de convivencia armónica entre todos los ciudadanos.
Con el dócil “sí” pronunciado en Nazaret tú aceptaste que el Hijo eterno de Dios se encarnara en tu seno virginal iniciando así en la historia la obra de la Redención, en la que cooperaste después con solícita dedicación, dejando que la espada del dolor traspasase tu alma, hasta la hora suprema de la Cruz, cuando en el Calvario permaneciste erguida junto a tu Hijo, que moría para que el hombre viviese.
Desde entonces llegaste a ser, de manera nueva, Madre de todos los que acogen a tu Hijo Jesús en la fe y lo siguen tomando su Cruz. Madre de la esperanza, que en la oscuridad del Sábado Santo saliste al encuentro de la mañana de Pascua con confianza inquebrantable, concede a tus hijos la capacidad de discernir en cualquier situación, incluso en las más tenebrosas, los signos de la presencia amorosa de Dios.
Señora nuestra de Sheshan, alienta el compromiso de quienes en China, en medio de las fatigas cotidianas, siguen creyendo, esperando y amando, para que nunca teman hablar de Jesús al mundo y del mundo a Jesús. En la estatua que corona el Santuario tú muestras a tu Hijo al mundo con los brazos abiertos en un gesto de amor. Ayuda a los católicos a ser siempre testigos creíbles de este amor, manteniéndose unidos a la roca de Pedro sobre la que está edificada la Iglesia. Madre de China y de Asia, ruega por nosotros ahora y siempre.

Amén.


Foro Juan Pablo II - El no pudo vivir 500 años


Entre la emoción y la inexperiencia en esto de los premios ayer omití incluir nada menos que el impresionante trabajo de José de Rafael Gavalda - Foro de Juan Pablo II – El no pudo vivir 500 años, quien desde noviembre del 2005 viene desarrollando su página con evidente orgullo, siempre actualizandola, siempre enriqueciendola en honor a quien considera su amigo - Juan Pablo II - y que verdaderamente merece serlo.

Queria hacer una especie de disculpa pública – perdón José - e invitar calurosamente a todos a visitar su regalo a Juan Pablo II.

Claro, y creo que a partir de ahora voy a seguir los pasos de Alex, del padre Monasterio, del profesor Noblejas…. en cuanto a la recepción y distribución de premios - pueden sonreir ;)
Un abrazo a todos y gracias por leer.

viernes, 23 de mayo de 2008

Juan Pablo II, el santo padre Pio y mi visita de San Giovanni Rotondo

En mayo de 1987 en el marco de su visita pastoral a Puglia el Santo Padre Juan Pablo II visitó cinco diócesis. La primera etapa de este viaje apostólico fue San Giovanni Rotondo (Foggia), ciudad de más de 20.000 habitantes, donde pasó la mayor parte de su vida y donde murió el 23 de septiembre de 1968 San Pío de Pietrelcina. El Papa había estado ya allí en 1947, siendo estudiante en Roma, y en 1974, siendo cardenal arzobispo de Cracovia.

El 23 de mayo de 1987 por la tarde, en el centenario del nacimiento del padre Pío (nacido el 25 de mayo de 1887 en Pietrelcina) el Papa acudió al Santuario de Santa María de las Gracias y visitó, en la cripta, la tumba del padre Pío, ante la que oró unos momentos. A continuación Juan Pablo II se dirigió al cercano hospital «Casa Alivio del Sufrimiento», obra que inspiró y promovió el padre Pío y que hoy es una gran institución; donde pronunció un discurso.( Directorio Franciscano)

En el 2006 finalmente pude ir a San Giovanni Rotondo. En tren de Roma Termini a Foggia. Hermosa campiña ondulante, entre cerros y montañas, cierto parecido a la provincia de Cordoba, Argentina, pero mas poblado. Fui hasta tan afortunada que a mi lado se sentó una monjita muy habladora que me surtió de todo tipo de información acerca de los lugares por donde ibamos pasando, su gente, naturaleza e historia de esta region de Puglia, en parte rica, con plantaciones de todo tipo de productos exportables. Llegamos a la “mesada de la Puglia” que es Foggia, a las 11.11, pero el ómnibus a San Giovanni habido partido asi que debi tomar un taxi (50 Euros!) . Finalmente estaba alli ante el convento y la capilla como en un sueño....

Comenzada en 1540, consagrada y dedicada a Santa Maria de las Gracias el 5 de julio de 1676, donde el Padre Pio celebró misas desde 1945 a 1959. El Padre Pio, este extraordinario sacerdote de las estigmas y la increíble bilocación, llegó al monasterio por primera vez en 1916, un lugar solitario y apartado a 1500 mts de la ciudad misma, aceptando una invitacion del Padre Provincial que habia notado como sufria el calor estival. Su nombre quedó asociado al lugar para siempre.
Ya no es posible entrar a la celda misma del Padre Pio que debe verse a traves de un panel vidriado, pero aun asi lo senti muy cerca - qué emoción - recordando las palabras del Santo Padre Juan Pablo II “También yo, durante mi juventud, tuve el privilegio de aprovechar su disponibilidad hacia los penitentes”(canonización 16 06 2002). Trate de quedarme todo el tiempo que pude rezando y observando sus pertenencias modestas, recordando sus palabras "Soy un pobre fraile que ora", convencido de que "la oración es la mejor arma que tenemos, una llave que abre el Corazón de Dios". Tomé algunas fotografias y continue mi peregrinar en esa atmosfera bendecida por corredores y pasillos donde se exhibe una gran cantidad de reliquias de este increíble, profundo y exigente santo, prolijamente guardadas y protegidas. Otros momentos especiales de vivencia profunda: ante la Cruz del Padre Pio y frente a su tumba, observar sus pertenencias, sus guantes, el confesionario, la silla, su escritorio.....
Algo enojoso quizas fue ver tanta gente tirando monedas sobre la tumba, como si fuese la Fontana de Trevi! Quizas debi haber preguntado, a lo mejor era su intenso deseo de volver.... De todas maneras, no es la Fontana de Trevi!

Tambien visite brevemente el primero y el 2do piso de la "Casa de alivio del sufrimiento". Una impresionante y desafiante idea del Padre Pio hecha realidad. El no quiso que esta “catedral de la caridad” se llamase hospital.
Pero wow, quede petrificada cuando entre a la Iglesia Nueva (con una capacidad de 10.000 personas sentadas) una pieza de arte moderno semicircular (como una San Pedro moderna). He visto muchas iglesias y capillas modernas, pero esta verdaderamente me impactó con su cruz artistica de bronce de 2,4 m de altura, 2,2 ancho, obra maestra de Arnaldo Pomodoro (quien admite haberse inspirado el dia de la beatificación del Padre Pio). El arquitecto de la obra: Renzo Piano. Ya no me quedaba tiempo para el Via Crucis (oficialmente inaugurado en 1971) sobre la ladera del Monte Castellano, y me perdi la procesión. Pero necesitaba alcanzar el tren…. hmmmm no habia ómnibus a Foggia asi que otra vez debi tomarme un taxi. También el viaje de regreso fue interesante y agradable, una joven de Foggia que estudia en Roma, otra que trabaja en Roma y regresa a su casa los fines de semana, una del sur que hace años vive en Roma, elaborando un proyecto de desarrollo para el Sur pero piensa volver a sus pagos. Todas “emigrantes” en su propio pais, con sus problemas y preocupaciones. Volví tarde a Roma cansadísima pero espiritualmente satisfecha de haber cumplido uno de mis sueños pendientes y haber visitado a uno de los amigos de Juan Pablo II aun antes que fuese Papa.


Premio al blog de Juan Pablo II


En este dia nublado que tenemos hoy por aquí acaba de entrar en mi corazon un rayo de luz y alegria que ha venido cruzando la cordillera…. Paty - el pie de mi historia me ha regalado el El premio Brillante Weblog 2008 que está dedicado a webs y blogs que resalten por su brillantez tanto en temática como en diseño.


No merezco lo de diseño pues tengo que reacomodar muchas cosas. Acepto lo de la temática claro que sí, y obviamente el premio se lo dedico a Juan Pablo II, pues es en honor a él que voy enlazando este blog con mucho cariño, salpicado, por cierto, con algunas experiencias personales.
Bien, según instrucciones de Paty (te copio;) debo cumplir con los requisitos establecidos para continuar tejiendo esta red de amigos especiales.

Las normas a seguir, para continuar esta “brillante” premiación son:

1º.- Al recibir el PREMIO, se ha de escribir un post mostrando el premio y se ha de citar el nombre del blog o web que te lo regala y enlazarlo al post de ese blog o web que te nombra ganador.

2º.- Elegir un mínimo de 7 blogs (pueden ser más) que creas que brillan por su temática y/o su diseño. Escribir sus nombres y los enlaces a ellos. Avisarles de que han sido premiados con el PREMIO “BRILLANTE WEBLOG”.

3º.- Opcional. Exhibir el PREMIO con orgullo en tu blog haciendo enlace al post que tú escribes sobre él.

Voy cumpliendo la segunda parte. Los blogs que he elegido y que suelo visitar, siempre enriqueciéndome con sus ideas y pensamientos son los siguientes (por orden alfabético ;)

1. El barro del alfarero porque en su bellísima y poética expresión nos hace sentir a todos parte de la misma Masa
2. Despejado y cálido. Porque esa es la característica de su blog, de perfil observador y fino sentir.
3. Historias de Alemania porque con su ojo observador y crítico nos regala pinceladas de su vida en el viejo mundo sin haber perdido la espontaneidad y frescura de este lejano sur.
4. Jardin de flores raras por su himno al Amor y que aunque diga que no tiene mucho tiempo sabe que hacer con él
5. Lourdes Lojeda porque “pretende transmitir valores y optimismo” y verdaderamente lo consigue
6. Mis jefes llevan chupete por su “pelea por compatibilizar trabajo y familia con humor y sentido, vaya menuda tarea!
7. Pensar por libre porque sabe y busca combinar lo sobrenatural con lo cotidiano y aunque apunta a los más jóvenes nos atrapa a todos.
8. Pro-vida porque defienden la vida de la mano de Juan Pablo II
9. Scriptor. Org. por invitarnos a descubrir y profundizar con una increíble amplitud cuanto tema toca.
10. Vida e insolitas aventuras de un joven abogado. Por la sal que le agrega a su vida profesional y aparentando ese espíritu aventurero nos va revelando su gran corazón –
11. Un padre de familia – por su humanidad, su sabiduría y su maravilloso progreso en el blog en diseño y contenido y amigos que ha sabido hacer por el camino.
GRACIAS PATY!

jueves, 22 de mayo de 2008

"Pro Pace et Iustitia Servanda"

foto Misa en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires, conmemoración 2008
Nos hemos reunido hoy en esta Concelebración Eucarística en torno al altar con el propósito principal de suplicar por la paz entre dos paises que la actualmente bien conocida controversia del Atlantico austral enfrenta y divide, con dolorosas consecuencias en el presente y mas graves perspectivas aun para el futuro, si no se llegase prontamente a una solucion pacifica”. Asi comenzaba la homilía de la Santa Misa "Pro Pace et Iustitia Servanda" que el Santo Padre Juan Pablo II concelebraba (obispos argentinos y británicos) en la Basílica de San Pedro el 22 de mayo de 1982.
La Argentina estaba en guerra, en una guerra tan despareja como irracional vista la fuerza y el poder, en una guerra contra Gran Bretaña por la recuperación de las Islas Malvinas.
El 2 de abril de 1982 la Argentina recupera las Islas Malvinas, lo que desencadena la reacción británica y sobreviene la guerra entre la Argentina y el Reino Unido. En esos días se conoce la noticia de que el 28 de mayo el Papa haría una visita apostólica a Gran Bretaña, largamente preparada. Es entonces cuando Juan Pablo II, con paternal delicadeza, decide efectuar fuera de todo programa y sin preparación alguna, una visita fugaz a la Argentina. Inmediatamente escribe una carta a los argentinos fechada el 25 de mayo, que comenzaba diciendo: «A los queridos hijos e hijas de la Nación Argentina: Os escribo por mi propia mano porque siento que debo repetir el gesto paternal del Apóstol Pablo hacia sus hijos, abrazándolos en la fe». El Sumo Pontífice expresó que su viaje a la Argentina era eminentemente pastoral. «Mi viaje a la capital argentina –dijo– es un viaje de amor, de esperanza y de buena voluntad, de un Padre que va al encuentro de los hijos que sufren».
Esta visita constituyó, según opinión de numerosos y caracterizados testigos argentinos y extranjeros, un «acontecimiento nunca visto en el país» ...
(fuente : Aica)

Fue la primera visita de Juan Pablo II a la Argentina (11 y 12 de junio de 1982)

miércoles, 21 de mayo de 2008

Casa de acogida ‘Don de María’


El 21 de mayo de 1988 el Santo Padre Juan Pablo II inauguraba el Comedor para los Pobres “Dono di Maria”.

En su discurso decía “Podéis comprender la alegría y la emoción que siento en este momento, al ver hecho realidad un proyecto que anhelaba desde hacía tiempo, una ‘Casa de acogida para los más pobres’, aquí dentro de los muros de esta ciudad que es el centro mismo de la Iglesia»
Era un proyecto que hacia tiempo albergaba en su corazon. Habia bendecido la piedra angular el 17 de junio del año anterior y ahora estaba alli de frente a ese proyecto hecho realidad para dar acogida y toda la atención posible a aquellos “que no tienen un lugar donde refugiarse durante la noche, y que se hallan privados hasta de la más minima calidez familiar y humana que los sostenga”.
El Santo Padre le dedicó unas palabras de especial gratitud a la Madre Teresa, quien “desde el inicio habia seguido con interés y dedicación todas las etapas de la realización del proyecto” y a sus hijas les fue confiada la administración y la atención de la obra por su conocida solicitud para con los más pobres entre los pobres.

El centro de acogida “Don de Maria” era bien conocido al Santo Padre Benedicto XVI (entonces Cardenal Ratzinger) quien durante su visita al Centro el 4 de enero de este año recordaba que “Durante muchos años, cuando era prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe, pasaba varias horas de la jornada al lado de vuestra benemérita institución, que mi venerado predecesor el siervo de Dios Juan Pablo II promovió y encomendó a la beata Teresa de Calcuta. Así pude apreciar el generoso servicio de caridad evangélica que las Misioneras de la Caridad realizan desde hace casi veinte años con la ayuda y la colaboración de numerosas personas de buena voluntad

Proseguía el Santo Padre Benedicto XVI “Cuando se abrió esta casa, la beata madre Teresa quiso llamarla "Don de María", deseando que aquí se experimente siempre el amor de la santísima Virgen. En efecto, para cualquier persona que venga a llamar a la puerta es un don de María el sentirse acogido por los brazos amorosos de las Hermanas y de los voluntarios”.
En su despedida Benedicto XVI expresó “La visita que he querido realizar hoy se sitúa en la línea de las numerosas visitas de mi amado predecesor el siervo de Dios Juan Pablo II, que impulsó con empeño esta casa de acogida para los más pobres, precisamente aquí, en el centro mismo de la Iglesia, al lado de Pedro, que sirvió, siguió y amó a Jesús, el Señor”.

martes, 20 de mayo de 2008

Mis dias en Polonia - Wadowice Papieskie Miasto

WADOWICE Papieskie Miasto
Una vez más, durante mi servicio a la Iglesia universal en la sede de san Pedro, vengo a mi ciudad natal de Wadowice. Con gran emoción contemplo esta ciudad de mis años de infancia, testigo de mis primeros pasos, de mis primeras palabras y de «las primeras inclinaciones», como dice Norwid, que son «como la eterna profesión de Cristo: ¡Alabado seas!» (cf. «Mi canto»). La ciudad de mi infancia, la casa paterna, la iglesia parroquial, la iglesia de mi santo bautismo... Quiero cruzar estos umbrales acogedores, inclinarme ante mi tierra natal y ante sus habitantes, y decir las palabras con que se suelen saludar los familiares al regreso de un largo viaje: «¡Alabado sea Jesucristo!». Y la casa se encontraba precisamente aquí, a mis espaldas, en la calle Koœcielna. Y cuando miraba desde la ventana, veía la meridiana y el lema: «El tiempo huye, la eternidad espera»” Homilia Santo Padre Juan Pablo II visita Wadowice 16 de junio 1999

En realidad la mejor guia para ir tras las huellas de Juan Pablo II en Wadowice es leer cuidadosamente su homilía y seguirla paso a paso Será una visita perfecta y completa.
Pero uno siempre piensa que tiene algo que decir ;) por eso me animo a escribir estas lineas.
Mi primer encuentro, verdaderamente emocionante, con Wadowice, donde el 18 de mayo de 1920 nacia el pequeño Lolek, fue en el 2005, un mes después de la muerte del Santo Padre Juan Pablo II y cuando todavía pendia sobre la ciudad una especie de gran manto celestial, habia algo en el aire… Sobre ese encuentro escribi en Mi viaje inolvidable.

Fue verdaderamente eso, inolvidable; me atrapó y no puedo dejar de ir cada vez que voy a Polonia. Volví en el 2006 y ahora en el 2008. Cada vez la visita es un poco diferente, emocionante siempre. En el 2005 una visita breve, parcialmente guiada; en el 2006 fui por mi cuenta, sola, a volver a vivenciar el lugar, libre para detenerme donde y cuando quisiera. En este ultimo viaje me encontré alli con una amiga polaca de Czestochowa; y fue muy interesante compartir experiencias siguiendo mas o menos el mismo itinerario.
Llegar a Wadowice no deja de ser una pequeña aventura, aunque conociendo mejor el entorno y las costumbres no es difícil conectar desde Cracovia y es más fácil volver que ir (simplemente porque en Wadowice la parada de los buses (privados) está cerca y alli paran todos y son bastante frecuentes. En Cracovia los privados tienen otra Terminal. Viajar por propia cuenta por esos lugares siempre sabe a aventura … cuanto más se aleja uno de Cracovia (al menos en la región de Malopolska) tanto más difícil es hacerse entender en ingles, italiano o español (mi alemán es solo de supervivencia) y abundan las anécdotas…. Y eso que domino un idioma eslavo: el esloveno. En general son los mas jóvenes que saben mas ingles, los mayores se excusan que antes debian aprender ruso.

Wadowice Papieskie Miasto (ciudad del Papa) es una ciudad pequeña de aproximadamente 20.000 habitantes del siglo XIII, luego destruida y reconstruida en 1430, con un centro histórico activo y mucha gente joven, a los pies de las montañas Beksidy y a orillas del rio Skawa, región de Malopolska, a 270 m sobre el nivel del mar.
En el 2006 llegue alli un lunes - con pocos turistas - casa natal de Juan Pablo II cerrada (me quedaba hasta el martes). Wadowice se preparaba para la visita del Santo Padre Benedicto XVI con todos los lugares que de alguna manera recuerdan a Juan Pablo II celosamente preparados. Venia de Kalwaria Zebrzydowska donde me habia hospedado, pero liviana de equipaje, enfile hacia la Papieska Bazylika, el Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro sobre el Rynek (Plaza Principal). Basílica desde 1992, estaba reluciente, recien pintada, toda remozada. Al costado derecho a la entrada el famoso Crucifijo ante el cual rezó Juan Pablo II, dentro de la Basílica las hermosas bóvedas de los cielorrasos con las encíclicas de Juan Pablo II. Otros lugares sagrados: en la Capilla de la Sagrada Familia la pila bautismal donde fue bautizado el pequeño Karol el 20 de junio de 1920; la capilla de la Santa Cruz con la milagrosa imagen “para contemplar nuevamente el rostro de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Wadowice” como lo hacia Juan Pablo II. Allí permaneci arrodillada ante la imagen coronada por Juan Pablo II el 16 de junio de 1999 un largo rato en silencio …..luego en mis oraciones recordando a todos aquellos que me lo habian pedido.
Sali a disfrutar del entorno ya casi festivo (en el 2006), me senté a tomar algo gozando de la vista del corazón de Wadowice y luego me dirigi hacia el Centro del Peregrino de los Carmelitas descalzos de Gorka, sobre la calle Karmelicka, que llegaron al Monasterio “sobre la colina” hace cien años y están intimamente ligados a la devoción de San José y Nuestra Señora del Rosario. El Monasterio Carmelita de San José es un complejo de 1897/1899, su “padre” espiritual san Rafael Kalinowski, superior alli a fines del siglo 19, canonizado por Juan Pablo II en 1991. Invito tambien a leer mi entrada sobre él. Es lugar natural de culto a la santisima Virgen del Monte Carmelo, que Juan Pablo II recordo muy especialmente en su homilía en 1999 que “ejercía gran influjo en la espiritualidad de la tierra de Wadowice. Yo mismo recibí en ese lugar numerosas gracias, que hoy agradezco al Señor. Aún llevo la medallita que me dieron los carmelitas en Górka cuando tenía unos diez años”
Alli habia habia reservado habitación (recomendable! - interior refaccionado totalmente a nuevo, absolutamente pulcro). Increíble esta nueva forma de hacer apostolado…recibir peregrinos.
Se puede pedir visitar la celda de san Rafael y también permiten tomar fotografias ;) Se siente algo especial entrando en aquel pequeño lugar donde vivio un santo, estar alli….



Mi habitación? Oh, todo un lujo, ”carmelitano” sin adornos, pero bonita con dos ventanales baño completo, nuevo y brillante, absoluta paz. Hermoso!. Cafeteria libre en la planta baja (auto-service) colaboración a voluntad.
Después de un corto descanso volví a salir para dirigirme a la moderna Iglesia de San Pedro, construida entre 1986 y 1991 por el pueblo de Wadowice por la eleccion de su excelso ciudadano a la Sede de San Pedro. Consagrada por el Santo Padre en 1991. Alli se venera especialmente la Virgen de Fátima por haberle salvado la vida en 1981. Hermosa Iglesia (mucho mas bonita que lo que muestra la portada de la pagina web) , estructura moderna con un bello Via Crucis sobre la colina. Y como regalo habia Misa a las 3 de la tarde a la hora de la Misericordia!. Hay dos maneras de llegar alli por la calle Karmelicka pasando el Monasterio Carmelita y luego bajando o por abajo pasando por el Cementerio. Hice ambos caminos y cumpli el circuito.
Al dia siguiente besé el umbral de la casa de Juan Pablo II sobre la calle Koscielna. Entraba en su santuario doméstico por segunda vez para quedarme mirando documentos originales y fotografias, objetos personales, manuscritos y una buena cantidad de libros de él y escritos sobre él. Necesitaría varios dias para ver todo en detalle. No está permitido tomar fotografías, pero hay un lindo librito en castellano titulado Casa Paterna del Santo Padre Juan Pablo II con texto explicatorio y muchas fotografías. Es increíble la cantidad de grupos de escolares que visitan la casa.

En el Museo Municipal habia una exposición de fotografias gigantes organizada por la Agencia France Press “Los he buscado….y ustedes han venido a mi” Todas conocidas, pero en ese tamaño gigante invitan a mezclarse con la multitud y meterse entre las figuras para sentirse parte.
Las dos veces anteriores que estuve en Wadowice hubiese querido “pasearme” un poco por aquellas colinas para disfrutar el entorno y esta vez se me dio accidentalmente. Venía de Kalwaria Zebrzydowska (próxima entrada). Al tomar el bus no entendía lo que me decian. Entre gestos y palabras crei entrever que no era recomendable, pero que la parada final era Wadowice, asi que me subi. Pronto me di cuenta que se trataba de un transporte de esos “de pueblo en pueblo” que paran en casi todas las casas (y transportan de todo ;) y resultó un paseo adicional por todos los pueblos de las pequeñas industrias familiares del calzado que abundan en la zona.

Esta vez (2008) la visita fue un poco distinta, más "polaca" si se quiere, pues en Wadowice me encontré con mi amiga polaca Jola. Juntas hicimos mas o menos todo el circuito y recordamos Roma y Polonia del 2006, junto a otra polaca y una alemana. Claro tambien nos deleitamos con las "papieską kremówkę"(pasteles con crema) hmm... tambien las tenemos en Eslovenia, y buenas! Como mi amiga Jola debia irse y yo tenía mas libertad ;) me fui a visitar la Institución de las Hermanas de la Sagrada Familia de Nazaret que ahora cuidan niños de familias en dificultades y antes era una escuela jardin donde tambien habia asistido el pequeño Karol. Muy agradable visita.

Y me tocaba despedirme por tercera vez de Wadowice…. cuna de un Santo Padre y de un Padre Santo.