Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

viernes, 31 de octubre de 2008

Tomas Moro, patrono de gobernantes y políticos



El 31 de octubre de 2000 “en plena sintonía con el espíritu del Gran Jubileo que nos introduce en el tercer milenio cristiano” el Santo Padre Juan Pablo II firmaba la Carta Apostólica para la proclamación de Santo Tomás Moro como patrono de los gobernantes y de los políticos ante la “necesidad que siente el mundo político y administrativo de modelos creíbles, que muestren el camino de la verdad en un momento histórico en el que se multiplican arduos desafíos y graves responsabilidades”.


Y lo hacía a expreso pedido de “personalidades de diversa orientación política, cultural y religiosa, como expresión de vivo y difundido interés hacia el pensamiento y la conducta de este insigne hombre de gobierno” que “vivió plenamente la identidad cristiana en el estado laical, como marido, padre ejemplar y gran estadista. Hombre plenamente íntegro, con tal de permanecer fiel a Dios y a su conciencia, renunció a todo: a los honores, a los afectos e incluso a la vida; pero adquirió así el bien más valioso: el reino de los cielos, desde donde vela por cuantos se dedican generosamente al servicio de la familia humana en las instituciones civiles y políticas” (Angelus del 5 de noviembre 2000)


“De la vida y del martirio de santo Tomás Moro brota un mensaje que a través de los siglos habla a los hombres de todos los tiempos de la inalienable dignidad de la conciencia, la cual, como recuerda el Concilio Vaticano II, "es el núcleo más secreto y el sagrario del hombre, en el que está solo con Dios, cuya voz resuena en lo más íntimo de ella" (Gaudium et spes, 16)” decia el Santo Padre al comienzo de la Carta Apostólica. Y nos recordaba que “es útil volver al ejemplo de santo Tomás Moro que se distinguió por la constante fidelidad a las autoridades y a las instituciones legítimas, precisamente porque en las mismas quería servir no al poder, sino al supremo ideal de la justicia. Su vida nos enseña que el gobierno es, antes que nada, ejercicio de virtudes.


Un hombre apasionado por la verdad, defensor de los derechos de la conciencia a quien “El profundo desprendimiento de honores y riquezas, la humildad serena y jovial, el equilibrado conocimiento de la naturaleza humana y de la vanidad del éxito, así como la seguridad de juicio basada en la fe, le dieron aquella confiada fortaleza interior que lo sostuvo en las adversidades y frente a la muerte. Su santidad, que brilló en el martirio, se forjó a través de toda una vida entera de trabajo y de entrega a Dios y al prójimo”.












Juan Pablo II y el Rosario


Terminando el mes dedicado al Rosario es oportuno recordar algunas palabras de Juan Pablo II sobre el Rosario cuando el último domingo de octubre de 1978, primer mes de su pontificado, le dedicó el momento del Angelus al Rosario.
El Rosario es mi oración predilecta – decía - . ¡Plegaria maravillosa! Maravillosa en su sencillez y en su profundidad. En esta plegaria repetimos muchas veces las palabras que la Virgen María oyó del Arcángel y de su prima Isabel. Palabras a las que se asocia la Iglesia entera.
Se puede decir que el Rosario es en cierto modo un comentario oración sobre el capítulo final de la constitución
Lumen gentium del Vaticano II, capítulo que trata de la presencia admirable de la Madre de Dios en el misterio de Cristo y de la Iglesia. En efecto, con el trasfondo de las Avemarías pasan ante los ojos del alma los episodios principales de la vida de Jesucristo. El Rosario en su conjunto consta de misterios gozosos, dolorosos y gloriosos,  (*) y nos ponen en comunión vital con Jesucristo a través ―se puede decir― del Corazón de su Madre. Al mismo tiempo nuestro corazón puede incluir en estas decenas del Rosario todos los hechos que entraman la vida del individuo, la familia, la nación, la Iglesia y la humanidad. Experiencias personales o del prójimo, sobre todo de las personas más cercanas o que llevan más en el corazón. De este modo la sencilla plegaria del Rosario sintoniza con el ritmo de la vida humana.”
Y exhortaba a todos a recitar “esta plegaria tan sencilla y tan rica fervorosamente”

(*) Mediante la carta apostólica Rosarium Virginis Mariae 
el Papa Juan Pablo II “Deseando indicar a la comunidad cristiana cinco momentos significativos –misterios «luminosos»” de la vida de Cristo instituía estos misterios:  “1. su Bautismo en el Jordán; 2. su autorrevelación en las bodas de Caná; 3. su anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión; 4. su Transfiguración; 5. institución de la Eucaristía, expresión sacramental del misterio pascual.”

Invito visitar mis entradas anteriores:
El rosario vía de contemplación
Rosarium Virginia Mariae

jueves, 30 de octubre de 2008

Centenario del Padre Tomas Morales S.J. (2)


“ponerse en soledad y mirar a Dios dentro”

Mis amigas y amigos en Madrid (y en otras partes del mundo también) hoy están de fiesta. Como había mencionado en mi entrada anterior , participando la inauguración de los actos conmemorativos, hoy se celebra el centenario del nacimiento del Siervo de Dios P. Tomás Morales S.J., fundador de los institutos seculares Cruzados de Santa María y Cruzadas de Santa María, del movimiento apostólico de jóvenes Milicia de Santa María y de la asociación pública de fieles Hogares de Santa María. Esta celebración se extenderá durante todo un año : 2008/2009 - octubre a octubre - y se llevaran a cabo distintos actos conmemorativos que se irán anunciando en la pagina oficial de la conmemoración del Centenario.

El padre Tomás Morales S. J. falleció en Alcalá de Henares (Madrid) el 1 de octubre de 1994, festividad litúrgica de Santa Teresa del Niño Jesús. La apertura de su causa de canonización tuvo lugar el 24 de junio de 2000 en la archidiócesis de Madrid y el 18 de marzo de 2007 se celebro, en solemne ceremonia en Madrid, la clausura del proceso diocesano de canonización. Las etapas siguientes se harán en Roma.

martes, 28 de octubre de 2008

Correspondencia de Karol Wojtyla a Mieczyslaw Kotlarczyk (I)

Octubre 1939
Queridísimo Mieciu (1)

Te he mandado algunas cartas por intermedio de Danuta P., después por Halina K., y alguna mas…, pero se ve que no te han llegado. Ahora pongo esta en las manos de dos valientes jóvenes, que se dirigen hacia el Skawa (2) de los ojos plateados que conduce sus propias aguas bajo un puente destruido, para que entreguen en tus manos y en las de Wicek el contenido de dos meses de distancia. He sabido por la señora Biegalski que has regresado a Wadowice, y por Halina que has preguntado por mí.

Mi peregrinación (3) llegó casi hasta el San (4). Fui con mi Padre. El estaba cansadísimo. Ahora comienza a sentirse mejor.

Vita Cracoviensis”. Imaginate! Compuesta por colas para el pan, aventuras por encontrar azúcar (raras para los demás), bah, de la negra nostalgia por carbón, y de la lectura. Pero para nosotros siempre están las veladas en via Dluga (5), las charlas culturales, los sueños las nostalgias. Cuantas veladas nostálgicas hasta pasada la medianoche, pero ahora…

Han reabierto el teatro. (6) Quizás ya lo sepas, dicen que les llega el “Correo” (7) “El caballero de marzo” (Krabowski), Señora Dulska (Korecka), y “Lobzowianie” […]En fin todo un vodevil. No me extraña.

He hablado con Woznik. Se trataba de un trabajo en el teatro, con algunas presentaciones también… Se mostró muy entusiasmado y feliz de verme vivo. Después no lo he visto más. Debería intentar buscarlo nuevamente. También para ganarme el pan.

Está aquí el prof. Dobrowolski. Ha decidido retomar la enseñanza aunque no le paguen, quizás con el podría organizarse algo. Es un hombre valiente y ahora ve las cosas de manera algo diferente….y està Boguslawa C., Danuta P, mientras que Kwiatkowski despues de esa larga peregrinación se ha radicado en el Este. Ha regresado, sin embargo, Kudlinski.

El profesor Nitsch (8) como aquel espíritu que siempre regresa a los lugares a los cuales está unido por el destino, ha recomenzado a verter el néctar de la savia patriótica y eslava en las mentes de los jóvenes del seminario menor dos semanas y media antes de la inauguración oficial del año académico.

Tengo ansias de saber como están ustedes: tu madre, tu esposa, Stefano, los señores Mrowiec, Maria, los Hermanos, los señores Opidowicz? Trata de responderme pronto por intermedio de alguien de confianza. Concluyendo queridísimo te mando besos a ti y a toda la familia compuesta por dos y unida por el matrimonio y beso la mano de las señoras. Saludos de parte de Papa.
Que Dios te guarde
Lolek (9)


(1) diminutivo de Mieczyslaw
(2) el rio Skawa circunda la ciudad de Wadowice
(3) el 1ro de septiembre de 1939 Hitler invade Polonia sin previa declaración de guerra. Meney describe así la partida de Wojtyla: “Tomaron dos valijas y bajaron a la calle abarrotada. Imágenes de un éxodo. Miles de polacos que huían hasta el este. Sin ningún destino preciso. Padre e hijo recorrieron doscientos kilómetros, con el joven que ayudaba al viejo a superar la locura colectiva. Estaban al limite de las fuerzas, pero esperaban encontrarse a salvo, cuando llega la increíble noticia: “También Rusia ha invadido Polonia (Meney 1996, p. 108)
(4) San es el nombre del afluente derecho del Vistula, que recorre Polonia sud oriental
(5) En la calle Dluga vivia Zofia Kotlarczyk antes de estallar la guerra.
(6) Después de la campaña de septiembre el ocupante alemán permitió reabrir el Teatro de Slowacki, la ultima presentación polaca tuvo lugar el 15 de noviembre de 1939.
(7) Revista cultural
(8) Prof. Kazimierz Nitsch (1874-1958) Profesor en la Universidad Jaguellonica de Etimología de la lengua polaca, Historia de la geografía del sistema flexivo y Gramática descriptiva .
(9) Lolek es una abreviatura del diminutivo Karolek derivado de Karol

50 años de la elección al Pontificado de Juan XXIII


Hoy se conmemoran 50 años de la elección al Pontificado de Juan XXIII, el Papa bueno, el Papa del rostro sonriente, que aportó una ráfaga de novedad que no se refería a la doctrina, sino más bien al modo de exponerla; era nuevo su modo de hablar y actuar, y era nueva la simpatía con que se acercaba a las personas comunes y a los poderosos de la tierra. Con ese espíritu convocó el Concilio ecuménico Vaticano II, con el que inició una nueva página en la historia de la Iglesia….una "intuición profética" (Juan Pablo II homilia de beatificacion 3 de septiembre 2000)de un Papa no tan joven (tenia entonces 77 años), quien a los pocos meses de haber aceptado la responsabilidad de ser Pastor de la Iglesia se embarcó en una tarea monumental al convocar el Concilio Vaticano II (1962-1965).
Hoy en su Mensaje con ocasión de la apertura del Congreso Internacional sobre “El Vaticano II en el pontificado de Juan Pablo II” el santo Padre Benedicto XVI expresó que “los documentos conciliares no han perdido su actualidad con el paso de los años; al contrario, sus enseñanzas se revelan particularmente pertinentes ante las nuevas instancias de la Iglesia y de la actual sociedad globalizada…Todos somos realmente deudores de este extraordinario evento eclesial. La múltiple herencia doctrinal que encontramos en sus constituciones dogmáticas, en las declaraciones y en los decretos, nos estimula todavía a profundizar en la Palabra del Señor para aplicarla a la Iglesia hoy, teniendo en cuenta las numerosas necesidades de los hombres y de las mujeres del mundo contemporáneo, tan necesitado de conocer y experimentar la luz de la esperanza cristiana”.

Y refiriéndose a Juan Pablo II subrayó que “acogió prácticamente en cada uno de sus documentos, y más aún en sus decisiones y en su comportamiento como pontífice, las instancias fundamentales del Concilio Ecuménico Vaticano II, llegando a ser de este modo un cualificado intérprete y un testigo coherente. Se preocupó constantemente de dar a conocer cuáles podían ser las ventajas de la acogida de la visión conciliar, no solo para el bien de la Iglesia, sino también para el de la misma sociedad civil y de las personas que trabajan en ella”.
(fuente : VIS 081028 (360)

lunes, 27 de octubre de 2008

Simposio Internacional “Vaticano II en el Pontificado de Juan Pablo II”


Simposio Internacional “Vaticano II en el Pontificado de Juan Pablo II”
28 – 30 de octubre 2008

Cristo – Iglesia – Persona

Como había mencionado en mi entrada anterior mañana comienza en Roma este Seminario Internacional organizado por la Pontificia Facultad de Teología San Bonaventura – Seraphicum. El Congreso internacional cubre el período entre el 11 de octubre de 1962 y el 2 de abril de 2005, o sea desde la presencia del obispo Karol Wojtyla en la sesión de Apertura del Concilio Vaticano II hasta su muerte como Papa.
Después de las introducciones y saludos iniciales los temas a tratar son los siguientes:

1er dia
Prof. Rocco Buttiglione: La Iglesia en relación a los problemas del mundo contemporáneo: entre iluminismo y post modernismo.
A continuación una presentación audiovisual titulada
El arzobispo Karol Wojtyla y el Vaticano II

Por la tarde: Preside el cardenal William Joseph Levada.
Tema : Cristo y la dignidad de la persona humana
Mons. Ignazio Sanna : El origen y la vocación de la persona humana
A continuación Mesa redonda:
Prof. Wojciech Giertych OP : El verum bonum en la enseñanza moral de Juan Pablo II
Prof. Gonzalo Miranda L.C. Temas de bioética y biogenética -
desde el Vaticano II a Juan Pablo II
Prof. Laura Tortorella: : La mujer vista a la luz de Maria desde el Vaticano II a Juan Pablo II
Y una conferencia del Cardenal Carlo Caffarra: La familia como espacio de experiencia y comunión

2do dia 29 de octubre 2008

Preside: Cardenal Camillo Ruini
Tema: La Iglesia en camino

Prof. Matias Augé CFM: La reforma litúrgica y Juan Pablo II
Mesa redonda:
Prof. Marco Cangiotti : Etica, politica y la persona humana
Prof. Giovanni Iammarrone OFM Conv: La Iglesia en el pontificado de Juan Pablo II

Prof. Massimo Borghesi “Fides et Ratio, Cristianismo y cultura contemporanea

Conferencia:
Mons. Angelo Amato: Redemptoris Missio como marco doctrinal de evangalizacion en el mundo contemporaneo

Por la tarde: preside la Dr. Hanna Suchocka
Tema : Dios habla a lo largo de la historia
Conferencia: Cardinal Paul Poupard: La Iglesia, la cultura y el desarrollo integral de la persona : desde el II Concilio Vaticano ecuménico a Juan Pablo II

Nuevos horizontes

Prof. Andrzej Szostek MIC: Dignidad y respeto por la vida
Dr. Bernd Posselt: Europa y la identidad cristiana

3er dia 30 de octubre 2008:
Preside el Cardenal Stanisław Ryłko

Conferencia:
Prof. George Weigel: Juan Pablo II y el Nuevo humanismo
Mesa redonda: Entre pasado y futuro
Participan : Mons. Slawomir Oder, Prof. Michael Waldstein y Prof. Ina Siviglia

Conclusiones del Simposio a cargo del Prof. Zdizslaw Kijas OFM COnv. Presidente de la Pontifica Facultad de Teología San Bonevantura – Seraphicum.l

domingo, 26 de octubre de 2008

Llamado a la santidad del sacerdote


“En contacto continuo con la santidad de Dios, el sacerdote debe llegar a ser él mismo santo. Su mismo ministerio lo compromete a una opción de vida inspirada en el radicalismo evangélico. Esto explica que de un modo especial deba vivir el espíritu de los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia. En esta perspectiva se comprende también la especial conveniencia del celibato. De aquí surge la particular necesidad de la oración en su vida: la oración brota de la santidad de Dios y al mismo tiempo es la respuesta a esta santidad. He escrito en una ocasión: ''La oración hace al sacerdote y el sacerdote se hace a través de la oración''. Sí, el sacerdote debe ser ante todo hombre de oración, convencido de que el tiempo dedicado al encuentro íntimo con Dios es siempre el mejor empleado, porque además de ayudarle a él, ayuda a su trabajo apostólico. Si el Concilio Vaticano II habla de la vocación universal a la santidad, en el caso del sacerdote es preciso hablar de una especial vocación a la santidad. ¡Cristo tiene necesidad de sacerdotes santos! ¡El mundo actual reclama sacerdotes santos! Solamente un sacerdote santo puede ser, en un mundo cada vez mas secularizado, testigo transparente de Cristo y de su Evangelio. Solamente así el sacerdote puede ser guía de los hombres y maestro de santidad. Los hombres, sobre todo los jóvenes, esperan un guía así. ¡El sacerdote puede ser guía y maestro en la medida en que es un testigo auténtico!” (Juan Pablo II: Don y Misterio)

En su discurso del del 13 de mayo de 2005 en la Basílica de San Juan de Letrán,
el Santo Padre Benedicto XVI, como Obispo de Roma recordando “la extraordinaria experiencia de fe que vivimos con ocasión de la muerte de nuestro amadísimo Papa Juan Pablo II” les decía a los sacerdotes de Roma “ no hemos sido enviados a anunciarnos a nosotros mismos o nuestras opiniones personales, sino el misterio de Cristo y, en él, la medida del verdadero humanismo. Nuestra misión no consiste en decir muchas palabras, sino en hacernos eco y ser portavoces de una sola "Palabra", que es el Verbo de Dios hecho carne por nuestra salvación. Cristo resucitado nos llama a ser sus testigos y nos da la fuerza de su Espíritu para serlo verdaderamente. Por consiguiente, es necesario estar con él (cf. Mc 3, 14; Hch 1, 21-23)……. jamás destacaremos suficientemente cuán fundamental y decisiva es nuestra respuesta personal a la llamada a la santidad. Esta es la condición no sólo para que nuestro apostolado personal sea fecundo, sino también, y más ampliamente, para que el rostro de la Iglesia refleje la luz de Cristo (cf. Lumen gentium, 1), induciendo así a los hombres a reconocer y adorar al Señor”

sábado, 25 de octubre de 2008

Beatificación 122 mártires 25 de octubre 1992


Las historias que podemos leer en el dossier preparado por D. Jorge López Teulón, Postulador de las causas de Beatificación de los mártires de la diócesis de Toledo, y por el P. Marcón Rincón Cruz, O.F.M., se han repetido de mil diferentes maneras por toda Europa en los años de la pre y post II guerra mundial.
Sanguis martyrum - semen christianorum” que “han asociado su martirio de fe, esperanza y amor al martirio del mismo Hijo de Dios. Martirio, testimonio que ha atravesado toda Europa en el Siglo XX – decía el Santo Padre en su homilia – desde el Atlántico a los Urales.

Años más tarde en la Carta apostólica Tertio Millennio Adveniente expresaba “Al término del segundo milenio, la Iglesia ha vuelto de nuevo a ser Iglesia de mártires. Las persecuciones de creyentes —sacerdotes, religiosos y laicos— han supuesto una gran siembra de mártires en varias partes del mundo”. En esa misma Carta apostólica el Santo Padre se imponía una tarea “Será tarea de la Sede Apostólica, con vista al Año 2000, actualizar los martirologios de la Iglesia universal, prestando gran atención a la santidad de quienes también en nuestro tiempo han vivido plenamente en la verdad de Cristo”

Los 122 mártires beatificados el 25 de octubre de 1992 por el Santo Padre Juan Pablo II son solo una parte de una santa y sufriente historia.

Los beatos Braulio María Corres, Federico Rubio y 69 compañeros, todos ellos Religiosos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, la mayoría españoles,Y los mártires Felipe de Jesús Munárriz y 50 compañeros Misioneros Hijos del Corazón Inmaculado de María, los mártires de Barbastro

(En la misma ceremonia fue beatificada la laica ecuatoriana Narcisa de Jesús Martillo Morán que fue canonizada por el Santo Padre Benedicto XVI el 12 de octubre de este año)

Leemos en un informe publicado por Fides que “El número de víctimas martirizadas durante la persecución religiosa que, desde 1931, asoló España y que sobre todo, coincidió en el espacio temporal con los días aciagos de la Guerra Civil Española de 1936 a 1939, ascendía a 6.832. Según el estudio de investigación histórica de Antonio Montero Moreno, arzobispo emérito de Mérida-Badajoz, publicado en 1960, de los 6.832 mártires, 4.184 pertenecían al clero secular: doce eran obispos, había un administrador apostólico y una treintena de seminaristas; 2.365 son religiosos y 238 son religiosas.
Con motivo de la celebración del Jubileo del Año 2000, el papa Juan Pablo II solicitó la preparación de un catálogo de los mártires cristianos del siglo XX. También España colaboró con la reelaboración de los catálogos que las diferentes diócesis entregaron para la celebración ecuménica que tendría lugar en el Coliseo romano en el mes de marzo de ese año 2000. Pero ya entonces, Mons. Vicente Cárcel Ortí, sacerdote y afamado historiador, comenzó a hablar de una cifra superior a los 10.000 mártires españoles asesinados en dicho período” (texto completo)


Invito visitar mi entrada anterior: Beatificación 233 mártires españoles

viernes, 24 de octubre de 2008

Nuestra Señora de Czestochowa y el Primado (2)

Despues de la Guerra, el padre Wyszynski volvió a su diócesis de Wloclawek. Cuando, antes de la guerra había sentido una profunda inclinación por el trabajo académico, la Providencia le estaba por trazar su destino como pastor y padre de la nación y como siempre, su Madre del cielo lo acompañaría en cada etapa de este viaje.



El 25 de marzo de 1946, Fiesta de la Anunciación, el padre Wyszynski fue llamado por el cardenal Hlond a Poznan. El primado le anunciaría que el Papa Pio XII lo había nombrado obispo de Lublin.


Firmemente convencido que el llamado de Cristo y del Santo Padre no podía ser desoído, el padre Wyszynski se resigno dejar Wloclawek, dejando atrás el gozo que para él significaba ser profesor, redactor y activista social.

La fecha para la consagración fue fijada para el 12 de mayo en su amada Jasna Gora, donde había celebrado su Primera Misa. El nuevo obispo escogió incluir a la Madre de Jasna Gora – Virgo Auxiliatrix en su escudo. Aclararía más arde que no se trataba solo de una imagen decorativa o simbólica sino que conformaba su programa de trabajo en la Iglesia de Polonia.

Escudo episcopal del ObispoWyszynski

Antes de su consagración, realizó un retiro de ocho días en Czestochowa como parte de su preparación a la misión que tenía por delante.
Consagrado el 12 de mayo de1946, fiesta de Nuestra Señora de las Gracias, Stefan Wyszynski sintió ratificada su forma de vida bajo el amparo especial de Nuestra señora.
Andrzej Micewski relata que “ya Primado, su anillo episcopal en lugar de llevar piedras preciosas o reliquias de santos, lucía una replica de Nuestra Señora de Czestochowa. Finalmente ampliaría su lema personal Soli Deo a Mariam Soli Deo. La foto de su consagración llevaba la inscripción Madre de la Gracia de Dios!
Con su mirada puesta en su Madre celestial, y su mano firmemente aferrada a la suya, el Obispo Wyszinski, emitió una de sus primeras cartas pastorales en Agosto, el día de la dedicación de la Noción polaca al Inmaculado Corazón de Maria, y explicaba que esta declaración emana de la historia misma.


Empeñado en enseñarle a su pueblo a amar a la Madre de Dios, emitió otra carta pastoral a los niños en edad escolar sobre como rezar diariamente el rosario, y llamó a un Congreso del Rosario el 2 de julio de 1947. El 7 de septiembre del año siguiente tendría lugar el primer Congreso Mariano en Chelm.

Su reputación como pastor bueno y santo iba en aumento. El Primado Cardinal Hlond, le confió entonces a un visitante que el Obispo Wyszynski le habia causado una fuerte impresión y lo llamaba “joven, inteligente y valiente” (Micewski, 40)

Tres años mas tarde, el Cardenal Hlond ya moribundo le escribiría al Papa Pio XII, pidiéndole que nombrase su sucesor al Obispo de Lublin. Sin saberlo el episcopado polaco habría hecho el mismo pedido.
El testamento espiritual del Cardenal Hlond moribundo se transformaría en el programa de su sucesor, “Continua trabajando bajo la protección de nuestra Santa Madre. La Victoria, cuando llegue será la victoria de nuestra Santísima Virgen. Nil desperandum! (Jamás desesperes) (Micewski, 42)

Los católicos que habían llenado Varsovia para asistir a los funerales del cardenal Hlond y rendirle su ultimo homenaje, veían ante sus ojos un futuro preocupante pues el régimen acababa de anunciar su plan quinquenal para comunizar el país.

Muchos también se preguntaban si el próximo hombre a ser nombrado para ese alto cargo eclesiástico en Polonia no estaría implícitamente asumiendo una condena al martirio.

El 12 de noviembre de 1948, fiesta de los cinco hermanos polacos mártires, el papa Pio XII nombro a Stefan Wyszynski Arzobispo de Gniezno y de Varsovia, Primado de Polonia. La carta de nominación fue firmada el 16 de noviembre, fiesta de Nuestra Señora de Ostra Brama, a la cual la madre del Primado le tenia tanta devoción.

El trato que recibiría el nuevo Arzobispo por parte de los comunistas ya se anticipó en su viaje a Gniezno. Aunque todo el mundo sabía de quien se trataba, su auto fue detenido una y otra vez para identificación durante el trayecto.

Continuando su camino de vida consagrado a María, la entrada del Arzobispo Wyszynski a Gniezno tuvo lugar el 2 de febrero 1949 Fiesta de la Candelaria, y de la Purificación de la Santísima Virgen Maria.
(Las referencias son del libro Cardinal Wyszynski: A Biography. Andrzej Micewski. San Diego: Harcourt Brace Jovanovich, 1984, 496 pp
Invito visitar la entrada anterior: Nuestra Señora de Czestochowa y el Primado (1)

jueves, 23 de octubre de 2008

1978 Carta del Santo Padre Juan Pablo II a los polacos


El 23 de octubre de 1978, un día después de la solemne ceremonia del comienzo de su Pontificado, el Santo Padre Juan Pablo II envía una carta a los polacos, donde no oculta la arraigada pertenencia a su tan amada Polonia, su pueblo y su Iglesia. Con profunda emoción y sentida nostalgia les pide oraciones, fortaleza y confianza y les anima a oponerse a todo lo que “contraste con la dignidad humana y que degrada las costumbres de una sana sociedad, que puede a veces incluso amenazar su existencia y el bien común, que puede disminuir nuestra contribución al común patrimonio de la humanidad, de las naciones cristianas, de la Iglesia de Cristo” en tiempos aún muy difíciles en Polonia.

Queridísimos connacionales:
Os escribo esta carta el día en que a uno de los hijos de nuestra patria le ha tocado asumir el ministerio de Obispo en la Cátedra de Pedro.
No puedo dejar de dirigirme a todos vosotros, hijos e hijas de la queridísima Polonia, precisamente en este día en que, por inescrutables designios de la Providencia, me encuentro yo, hasta ahora arzobispo metropolitano de Cracovia, obligado a dejar la antiquísima cátedra de San Estanislao para asumir la sede romana de San Pedro, y con ella la solicitud por toda la Iglesia universal.
Es difícil pensar y hablar de esto sin una profundísima emoción. Parece que no basta el corazón humano —y en particular el corazón polaco— para contener tal emoción.
Faltan también palabras para expresar todos los pensamientos que en esta circunstancia se agolpan en la mente. ¿No invaden quizá tales pensamientos y sentimientos toda nuestra historia? ¿No abarcan todo el milenio durante el cual nosotros, hijos de Polonia, hemos conservado la fidelidad a Cristo y a su Iglesia, a la Sede Apostólica, al patrimonio de los Santos Pedro y Pablo?
De modo especial, sin embargo, esos pensamientos y sentimientos se centran en el último período de nuestra historia: historia de la patria e historia de la Iglesia. ¡Qué difícil y qué duro ha sido ese período! […]
Venerable y querido cardenal primado: Permíteme que te diga sencillamente lo que siento. No estaría sobre la Cátedra de Pedro este Papa polaco que hoy, lleno de temor de Dios pero también de confianza, inicia un nuevo pontificado, si no hubiese sido por tu fe, que no se ha arredrado ante la cárcel y los sufrimientos. Si no hubiese sido por tu heroica esperanza, tu ilimitada confianza en la Madre de la Iglesia. Si no hubiese existido Jasna Gora y todo el período que en la historia de la Iglesia en nuestra patria abarca tu ministerio de obispo y primado[…]
Queridos connacionales: No es fácil renunciar a la vuelta a la patria, «a esos campos plateados de trigo y dorados de centeno», como escribe Mickiewicz. A esos montes y valles, lagos y ríos, a esos hombres tan queridos, a esa ciudad real. Pero si tal ha sido la voluntad de Cristo, hay que aceptarla, y por eso la acepto. Solamente pido que esa lejanía nos una aún más y nos consolide en la verdadera caridad mutua […]
(leer texto completo)

Un «No tengáis miedo» anclado en Cristo


Gran parte del Capitulo I "El Papa : Un escándalo y un misterio" del libro-entrevista de Vittorio Messori Cruzando el Umbral de la Esperanza habla de aquel primer llamado desde la Plaza San Pedro: No tengáis miedo! (No temáis!).

En la entrevista se refiere extensamente a la “exhortación que resonó al comienzo de mi ministerio en la Sede de Pedro.”

Cristo – dice Juan Pablo II – dirigió muchas veces esta invitación a los hombres con que se encontraba. Esto dijo el Ángel a Maria: «No temáis» (Lucas 1,30) Y eso mismo a José: «No tengáis miedo» (Mateo 1,20)
Y se lo dijo a los Apóstoles, y a Pedro, en varias ocasiones, especialmente después de su Resurrección…Tuvieron miedo cuando fue apresado, y tuvieron aun mas miedo cuando, Resucitado, se les apareció.
Estas palabras las dice la Iglesia y las repite también el Papa….No son palabras dichas porque si, están profundamente enraizadas en el Evangelio; son sencillamente, las palabras del mismo Cristo.
De que no debemos tener miedo? No debemos temer a la verdad de nosotros mismos…
A Pedro le dice «No temas, desde ahora será pescador de hombres» (Lucas 5,10)
Todas las veces que Cristo exhorta a no tener miedo se refiere tanto a Dios como al hombre…No tengáis miedo de Dios, sino invocadlo conmigo «Padre nuestro» (Mateo 6,9) No tengáis miedo de decir Padre!
No tengáis miedo del misterio de Dios; no tengáis miedo de Su amor, y no tengáis miedo de la debilidad del hombre ni de su grandeza! El hombre no deja de ser grande ni siquiera en su debilidad, No tengáis miedo de ser testigos de la dignidad de toda persona humana, desde el momento de la concepción hasta la hora de su muerte”.

miércoles, 22 de octubre de 2008

30 años – 22 de octubre de 1978 «Non abbiate paura


30 años – 22 de octubre de 1978

«Non abbiate paura»

El 22 de octubre de 1978 comenzaba su pontificado un nuevo Obispo venido del Este, que había escogido llamarse Juan Pablo II :

“ un Obispo lleno de temblor, consciente de su indignidad. ¡Y, cómo no temblar ante la grandeza de tal llamada y ante la misión universal de esta Sede Romana! – decía en su homilía - A la Sede de Pedro en Roma sube hoy un Obispo que no es romano. Un Obispo que es hijo de Polonia. Pero desde este momento, también él se hace romano. Si, ¡romano! También porque es hijo de una nación cuya historia, desde sus primeros albores, y cuyas milenarias tradiciones están marcadas por un vínculo vivo, fuerte, jamás interrumpido, sentido y siempre vivido, con la Sede de Pedro; una nación que ha permanecido siempre fiel a esta Sede de Roma. ¡Oh, el designio de la Divina Providencia es inescrutable!”
“¡No tengáis miedo de acoger a Cristo y de aceptar su potestad!
¡Ayudad al Papa y a todos los que quieren servir a Cristo y, con la potestad de Cristo, servir al hombre y a la humanidad entera!
¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo”
(de su homilía)

El 24 de abril de 2005 volvíamos a escuchar en la Plaza San Pedro esas mismas palabras proféticas en el solemne inicio del ministerio petrino de su sucesor
el Santo Padre Benedicto XVI :

“En este momento mi recuerdo vuelve al 22 de octubre de 1978, cuando el Papa Juan Pablo II inició su ministerio aquí en la Plaza de San Pedro. Todavía, y continuamente, resuenan en mis oídos sus palabras de entonces:
“¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo!”
El Papa hablaba a los fuertes, a los poderosos del mundo, los cuales tenían miedo de que Cristo pudiera quitarles algo de su poder, si lo hubieran dejado entrar y hubieran concedido la libertad a la fe. Sí, él ciertamente les habría quitado algo: el dominio de la corrupción, del quebrantamiento del derecho y de la arbitrariedad. Pero no les habría quitado nada de lo que pertenece a la libertad del hombre, a su dignidad, a la edificación de una sociedad justa” ….

“No tengáis miedo de Cristo!
Él no quita nada, y lo da todo.
Quien se da a él, recibe el ciento por uno.
Sí, abrid, abrid de par en par las puertas a Cristo, y encontraréis la verdadera vida”

martes, 21 de octubre de 2008

Juan Pablo II y yo


Cumplido un año en la vida de este blog, creo que ha llegado la hora de presentarme brevemente ante aquellos que no me conocen.
Nací en Eslovenia y estoy radicada en la Argentina. Mi familia, junto a muchas otras, debió emigrar perseguida y amenazada en los tiempos difíciles del comunismo en Eslovenia. Y llegamos a la Argentina, previo paso por campos de refugiados en Austria y una corta estadía en Italia antes de embarcarnos hacia el sur del sur. Contra todo lo que corresponda decir en cuanto a aciertos y desaciertos de uno u otro gobierno de mi nueva patria jamás olvidaremos el gesto de esta Argentina generosa que abrió sus puertas a “todos los hombres de buena voluntad que quieran habitar suelo argentino” en tiempos que otros seguían dando la espalda a familias con niños, ancianos y discapacitados. Y nunca escuché de nadie que captase alguna mirada de reojo o alguna sonrisa o ademán inusual ante actitudes, comportamientos o modas… (se imaginan los eslovenos calzados con borceguíes paseando por la peatonal calle Florida en pleno verano?)

Llegamos aquí sin mi padre, que previo tremendas denigraciones fue condenado a muerte por pensar distinto, luego indultado a 20 años de cárcel, con calabozo de por medio, màs tarde a 10, y recién pudo unirse a nosotros años mas tarde en respuesta al “contrapeso” del arma mas poderosa - increíble historia - de la vida hecha oración de mi madre, que jamás perdió la esperanza del reencuentro, que humanamente y a la vista de todos parecía imposible. Pero toda esa parte de la historia es larga, dolorosa y compleja, y algún día la documentaré en la www.

Llegamos, como muchos otros, a un hotel de inmigrantes en tiempos de abundancia, sobraba trabajo y la mayoría de los eslovenos adultos con ganas y garras de salir adelante salían a trabajar desde el mismo hotel de inmigrantes, para luego “mudarse” con sus familias a diferentes lugares del gran Buenos Aires, hasta que con el tiempo prácticamente no había familia sin techo propio que las cobijara.

Y fuimos creciendo y madurando al amparo de la activa vida cultural y espiritual de los centros de la colectividad eslovena bajo la celosa mirada de sacerdotes y laicos. Con el tiempo mi trabajo, mis estudios (idiomas, literatura y educación) y mis viajes me fueron capacitando para compartir conocimientos.

(Perdón por la foto, despeinada y cansada …pero inmensamente feliz en mi querida calle Florianska en Cracovia -(2005)
Pero nada especial ocurría en mi vida espiritual de “católica practicante”. Sin embargo poco a poco se fue gestando algo nuevo que cobró vigor el 2 de abril del 2005, aquel día que muchos de nosotros, “como el profeta Eliseo aceptamos el “manto del profeta” ... “incorporándolo a nuestro ser como un don personal del maestro hacia sus discípulos”. Fue mi “encuentro” definitivo con Juan Pablo II, con esa ”Presencia” que había encarnado entre nosotros la “Presencia” palpitante de un pedazo del corazón de Dios” (Mario Agnes). Mirando hacia atrás ahora me explico tantas vivencias anteriores. Después de mis tres viajes a Polonia, previo paso por Roma, me sentí invitada a seguir descubriendo el mundo de Karol Wojtyla, el origen de su Totus Tuus, su vida de oración, su amada gente y su tierra. He volcado parte de mis experiencias en la página de mi viaje. Mi origen esloveno me ayudó a interpretar al pueblo polaco. Una historia común de sufrimientos parecidos y a la vez tan distintos de los pueblos eslavos me llevaron a desvelar en parte el misterio de su fortaleza y su fuerza.
Me siento tremendamente honrada y feliz colaborando con la Causa de beatificación y canonización de Juan Pablo II. En estos tres últimos años he vivido y recibido mucho más de lo que jamás hubiese imaginado y estoy comprometida incondicionalmente. Sencillamente siento una enorme gratitud poder compartir algo del misterio de Juan Pablo II con quien busque descubrir la riqueza de su magisterio.
Ljudmila Hribar

lunes, 20 de octubre de 2008

La caridad -virtud teologal- en las catequesis de Juan Pablo II


“«Si alguno dice: "Amo a Dios", y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve. Y hemos recibido de él este mandamiento: quien ama a Dios, ame también a su hermano» (1 Jn 4, 20-21). La virtud teologal de la caridad, de la que hablamos en la catequesis anterior (1) se expresa en dos direcciones: hacia Dios y hacia el prójimo.
En ambos aspectos es fruto del dinamismo de la vida de la Trinidad en nuestro interior. En efecto, la caridad tiene su fuente en el Padre, se revela plenamente en la Pascua del Hijo, crucificado y resucitado, y es infundida en nosotros por el Espíritu Santo. En ella Dios nos hace partícipes de su mismo amor.
Quien ama de verdad con el amor de Dios, amará también al hermano como él lo ama. Aquí radica la gran novedad del cristianismo: no puede amar a Dios quien no ama a sus hermanos, creando con ellos una íntima y perseverante comunión de amor”
“«Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Como yo os he amado, así también amaos los unos a los otros. En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los otros» (Jn 13, 34-35)”…. Sólo quien practica ambos mandamientos, (*) está cerca del reino de Dios, como dice Jesús respondiendo al escriba que le había hecho la pregunta (cf. Mc 12, 28-34).” (de la audiencia-catequesis del 20 de octubre de 1999)

(1) “La caridad constituye la esencia del «mandamiento» nuevo que enseñó Jesús. En efecto, la caridad es el alma de todos los mandamientos, cuya observancia es ulteriormente reafirmada, más aún, se convierte en la demostración evidente del amor a Dios: «En esto consiste el amor a Dios: en que guardemos sus mandamientos» (1 Jn 5, 3). Este amor, que es a la vez amor a Jesús, representa la condición para ser amados por el Padre: «El que recibe mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ame, será amado de mi Padre; y yo lo amaré y me manifestaré a él» (Jn 14, 21)” (Audiencia 13 de octubre 1999)

“La fe, la esperanza y la caridad son como tres estrellas que brillan en el cielo de nuestra vida espiritual para guiarnos hacia Dios. Son, por excelencia, las virtudes "teologales": nos ponen en comunión con Dios y nos llevan a él. Forman un tríptico que tiene su vértice en la caridad, el agape, que canta de forma excelsa san Pablo en un himno de la primera carta a los Corintios. Ese himno concluye con la siguiente declaración: "Ahora permanecen estas tres cosas: la fe, la esperanza y la caridad, pero la más excelente de ellas es la caridad" (1 Co 13, 13)”

(*) 2055 "Cuando le hacen la pregunta: ‘¿cuál es el mandamiento mayor de la Ley?’ (Mt 22, 36), Jesús responde: ‘Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el mayor y el primer mandamiento. El segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas’ (Mt 22, 37-40; cf Dt 6, 5; Lv 19, 18). El Decálogo debe ser interpretado a la luz de este doble y único mandamiento de la caridad, plenitud de la Ley" (Catecismo de la Iglesia Católica)
Invito leer
Las virtudesLa caridad del P. Wojciech Giertych o.p. Teólogo de la Casa Pontificia en Totus Tuus Nr 3 marzo 2008
y visitar mi entrada anterior: Primera audiencia general de Juan Pablo II

domingo, 19 de octubre de 2008

Beatificación padres de Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz.



Hoy 19 de octubre en una celebración eucarística en el Santuario de Lisieux de Santa Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz el cardenal José Saraiva Martins, prefecto emérito de la Congregación para las Causas de los Santos proclamo beatos a sus ejemplares padres Luis Martin y Acelia María Guerin, “ testimonio ejemplar de amor conyugal" . Fue escogida la fecha del 19 de octubre por ser el Domingo Mundial de las Misiones (en Argentina lo celebramos el domingo pasado) dado que su hija Santa Teresita de Lisieux, es patrona universal de las Misiones. Su fiesta se celebrará el 13 de Julio, aniversario de su boda.

Se encontraba presente el niño italiano Pietro Schiliro, cuya curación inexplicable en 2002 fué atribuida a la intercesión de los padres de santa Teresita del Niño Jesús, conocidos en el mundo a través de los escritos de su hija. El matrimonio de Louis Martin y su esposa Zélie Guérin , padres de nueve hijos, es el segundo beatificado simultáneamente, después de los italianos Luigi y Maria Beltrame Quattrocchi, beatificados por Juan Pablo II en 2001. Hoy también recordamos aquel 19 de octubre de 1997 cuando el Santo Padre Juan Pablo II proclamó a Santa Teresita Doctora de la Iglesia universal



sábado, 18 de octubre de 2008

"Testimonio" documental basado en el libro "Una vida con Karol"


TESTIMONIO
Documental con “toques de ficción” (interpretación artística dice el director) basado en el libro Una vida con Karol – una conversación con Gian Franco Svidercoschi del Cardenal Stanislaw Dziwisz.

Aunque he mencionado esta película en el blog anterior Siguiendo sus huellas creo que merece por cierto una entrada aparte, con alguna información adicional, que invito ver en la pagina oficial de TESTIMONIO “un legado para las futuras generaciones

TESTIMONIO es una historia que trata de mostrar a Karol Wojtyla/Juan Pablo II como hombre, sacerdote, obispo y finalmente como Papa retratado por su secretario y amigo el cardinal Dziwisz, quien lo acompañara durante cuarenta años desde sus dias en Cracovia hasta sus últimos días en el Vaticano. Es un testimonio de la vida de Juan Pablo II, presentando diferentes hechos e interpretaciones desde sus primeros años en Wadowice, incluyendo facetas de su vida personal, presentada en el marco de la historia de Polonia y del mundo durante el siglo XX y entrado el siglo XXI.

El director de la película es Paweł Pitera, el productor Przemysław Häuser, con voces del cardenal Dziwisz y Michael York y fondo musical de Vangelis. Dura 90 minutos y fue filmada en el Vaticano, en Polonia, Italia, Alemania y Portugal; producida en cooperación con la compañía editorial vaticana Libreria Editrice Vaticana. Se contó también con la colaboración del periodista vaticanista Gian Franco Svidercoschi, gran conocedor de la vida de Karol Wojtyla.

El productor, quien conoce al Cardenal Dziwisz desde hace 10 años, comenta en la entrevista que el cardenal escribió una pagina en su diario durante 40 años y que existe material para un TESTIMONIO II. Admite que no le fue facil persuadirlo que contara estos hechos, pues en el Vaticano era conocido como el “callado Stanislaw” no muy cómodo con el periodismo. Reconoce que contó con todo el apoyo del Vaticano y total libertad para introducir cámaras p.ej. en la Basílica de San Pablo, a los Jardines Vaticanos, a los interiores, con acceso a los archivos vaticanos y fotografías no conocidas, filmando también en la Capilla Sextina donde se les permitió entrar con todas sus cámaras y equipos pesados a un lugar donde no se permiten sacar fotos! En realidad el Vaticano en cierto sentido autorizo la película dice Hâuser.


con entrevistas, fotografias de la premiere y de la conferencia de prensa y avances de la película.

Frutos de la paz - 30 años de la mediación de Juan Pablo II Argentina-Chile



Con motivo de cumplirse 30 años de la mediación del Santo Padre Juan Pablo II en el diferendo austral entre Argentina y Chile por las islas al sur del Canal de Beagle, la Pontificia Universidad Católica Argentina organizó la Jornada “30 años de la Mediación de Su Santidad Juan Pablo II en el diferendo Austral entre Argentina y Chile - Los frutos de la Paz (1978-2008).




La jornada trato sobre Aspectos políticos y jurídicos del Diferendo; La Mediación Papal y Los frutos de la Paz. En el acto de apertura de la Jornada el nuncio apostólico monseñor Adriano Bernardini, leyó un mensaje especial de SS Benedicto XVI quien destacó la mediación de Juan Pablo II. “A treinta años de aquellos hechos, la mediación del Beagle sigue siendo un ejemplo que se puede poner para llamar la atención de la comunidad internacional, que demuestra, junto a la paciencia y a la responsabilidad de las partes implicadas, cómo en todas las controversias el diálogo no perjudica los derechos, sino que amplía el campo de las posibilidades razonables para resolver las divergencias”, destacó el papa Benedicto XVI en su mensaje agregando que “Es obligado mencionar también al cardenal Agostino Casaroli", entonces secretario de Estado” quien prosiguió con las negociaciones después de la muerte del cardenal Samore en febrero 1984.


El tratado de paz y amistad fue firmado en solemne ceremonia en la ciudad del Vaticano el 29 de noviembre de 1984. En su discurso al dia siguiente Juan Pablo II recordaba “una vez más con gratitud la labor del Señor Cardenal Samorè, a quien tanto debe esta obra de paz.

El cardenal Antonio Samoré, como representante personal del Papa, fue encargado de una
misión inicial de buenos oficios para acercar de nuevo a las partes. Tenía entonces 73 años.
Durante tres años fue nuncio en Colombia y desempeñaba un papel de primera importancia en
la organización del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano). En el momento de su
designación, era el jefe de los archivos secretos del Vaticano. Poseía un conocimiento directo
y profundo de América Latina. El cardenal Samoré y sus dos colaboradores viajaron el día de Navidad. Desde su llegada a Buenos Aires, el 26 de diciembre de 1979, cumplieron una actividad febril. La misión del cardenal Samoré era difícil. Había que alejar una visión exclusivamente
“juridicista” del asunto, sin limitarla por ello a una cuestión puramente política. Era menester
excluir la solución bélica ya decidida. La misión del cardenal Samoré -tras diversas gestiones febriles en ambos países- terminó condos acuerdos: los de Montevideo, firmados simultáneamente el 8 de enero de 1979 (fuente: CARI)

En su discurso del 30 de noviembre de 1984 a las delegaciones de Argentina y Chile tras la firma del Tratado el Santo Padre agradecía la colaboración de los gobiernos y del cardenal Samorè, “a quien tanto debe esta obra de paz”

viernes, 17 de octubre de 2008

Juan Pablo II - Siguiendo sus huellas – Octubre 2008 Roma


Ayer jueves 16 el cardenal Stanislaw Dziwisz celebro Misa en la basílica de San Pedro, con motivo de cumplirse los 30 años de la elección del Papa Wojtyla.. En su homilía resaltaba el compromiso de Juan Pablo II por la defensa de la vida desde su concepción hasta su muerte natural…un verdadero “testamento espiritual” - decía - y agregaba que el Santo Padre veía a los jóvenes no solamente como “constructores de un futuro mejor sino ante todo como una fuerza capaz de defender valores fundamentales y los jóvenes le respondieron con la misma confianza… otro «motivo de agradecimiento» hacia Juan Pablo II es su perspectiva de construir una civilización de vida y de amor en respuesta a las propuestas de un mundo que se basa en la civilización del miedo, de la muerte y del odio”


A diez años de la encíclica “Fe y razón” de Juan Pablo II se esta llevando a cabo en Roma (16 al 18 de octubre) un Congreso internacional en la Pontificia Universidad Lateranense “una mirada atenta a la Encíclica Fides et ratio permite advertir con admiración su perdurable actualidad: se revela en ella la profundidad y larga visión de mi inolvidable Predecesor. La Encíclica… se caracteriza por su gran apertura hacia la razón, sobre todo en una época en la que se ha teorizado sobre su debilidad. Juan Pablo II subraya en cambio la importancia de conjugar fe y razón en su relación recíproca, aunque en el respeto de la esfera de autonomía de cada una” les decía el Santo Padre Benedicto XVI a los participantes en una audiencia en la Sala Clementina del Palacio Apostòlico Vaticano. (Zenit)

Ayer en el Aula Pablo VI, en el Vaticano, con la presencia del Santo Padre Benedicto XVI fue presentado el documental “Testimonio”, inspirado en el libro “Una vida con Karol”, del cardenal Stanislaw Dziwisz, arzobispo de Cracovia, y de Gian Franco Sviderco­schi. La produccion es del polaco Przemysław Häuser; dirigida por Paweł Pitera, narrada por el actor ingles Michael York y el tema musical corresponde del compositor Vangelis. Al terminar la proyección el Papa dirigió unas palabras a los presentes y subrayo que “aquella tarde del 16 de octubre de 1978 quedó grabada en el corazón de todos”…agregando que “el pontificado de Juan Pablo II está marcado por dos expresiones: "¡Abrid las puertas a Cristo, no tengáis miedo!" y "Dejadme ir al Señor", pronunciadas en el lecho de muerte”( fuente Romasette y VIS)
EL 13 de octubre en el Aula Pio XI de la Pontificia Universidad Lateranense fue presentado el libro “Juan Pablo II, párroco de Roma”, de Angelo Zema, publicado por la “Lateran University Press” Angelo Zema es el Director responsable de Totus Tuus, boletín mensual de la Postulación de la causa de beatificación y canonización de Juan Pablo II. El libro es un recorrido cronològico de las visitas pastorales del Papa Wojtyla a las parroquias de Roma a partir de la primera visita del 3 de diciembre de 1978 a la parroquia de San Franceso Saverio alla Garbatella.

El cardenal Camilo Ruini decia en la presentación que las visitas «se llevaron a cabo como un servicio a las personas, por medio de sus enseñanzas y su testimonio, y de esa manera se hizo compañero de camino de todos los cristianos de Roma». «Recorrer el itinerario del Siervo de Dios Karol Wojtyla por las parroquias romanas – agregaba el cardenal – es un nuevo acto de reconocimiento por este Pontífice que entregó su vida hasta el final en nombre de Cristo»

En la misma presentación Mons. Slawomir Oder, Postulador de la Causa de Beatificación y Canonización de Juan Pablo II expresó que “la causa de beatificación y canonización de Juan Pablo II procede de modo riguroso, según el tradicional procedimiento del proceso canónico: el 2 de abril de 2007 empezó el itinerario procesual en la Congregación de las Causas de los Santos y en estos momentos estamos en la fase de la elaboración completa de la ‘Positio super virtutibus’ (Zenit)

Entre los dias 28 y 30 de octubre se llevara a cabo en la Pontificia Facultad Teologica San Bonaventura – Seraphicum un Seminario Internacional sobre el Concilio “El Vaticano II en el Pontificado de Juan Pablo II” Una mirada sobre los grandes temas : Cristo, La Iglesia, el hombre. Inaugura y preside el cardenal Tarcisio Bertone.

Quisiera estar en Roma estos dias!

Cardenal Ratzinger en el XXV aniversario del pontificado de Juan Pablo II


Invito leer el discurso del entonces cardenal Joseph Ratzinger al comienzo de la celebración eucarística con motivo del XXV aniversario del pontificado de Juan Pablo II. No hay una palabra de desperdicio, por eso cito textualmente el primer párrafo e invito a leer el resto en el sitio de la Santa Sede.

Beatísimo Padre

Hace exactamente veinticinco años, a esta hora, los cardenales reunidos en la capilla Sixtina lo elegían para la misión de Sucesor de san Pedro, y usted dio su "sí" a la gracia y al peso de esa misión. Hace veinticinco años, el protodiácono del sacro Colegio, el cardenal Pericle Felici, anunció solemnemente a la multitud en espera en la plaza de San Pedro: Habemus Papam. Hace veinticinco años, desde el balcón central de la basílica vaticana, usted pronunció por primera vez la bendición urbi et orbi y conquistó inmediatamente, con un discurso inolvidable, el corazón de los romanos, así como el corazón de las numerosas personas que lo seguían y escuchaban en todo el mundo. Usted dijo entonces que venía de un país lejano. Pero percibimos enseguida que la fe en Jesucristo, que se percibía en sus palabras y en toda su persona, supera todas las distancias; que en la fe todos estamos cerca unos de otros. Usted nos ha hecho experimentar desde el primer momento esta fuerza de Cristo que derriba fronteras y da paz y alegría.
Continuar leyendo.

jueves, 16 de octubre de 2008

16 de octubre 1978 el cardenal Ratzinger y el nuevo Papa


16 de octubre de 1978 ¡Era mi obispo! ¡Era mi obispo!


16 de octubre de 1978.
“Yo estaba en la Plaza San Pedro, cerca del portón de entrada a la basílica. Fue allí donde oí al cardenal Pericle Felici anunciar el nombre del nuevo Papa.
¡Era mi obispo! ¡Era mi obispo!
Si, por cierto, estaba exultante, pero me sentía bloqueado, petrificado.
Pensé para mis adentros: «¡Ha sucedido!».
Ha sucedido lo que se pensaba que no debía suceder….
En Cracovia había gente que rezaba para que no fuese electo, querían que permaneciera en la diócesis, que no se fuera.
Nadie creía que algo semejante podría suceder.
Y sin embargo había sucedido! Había sucedido!
Alguien salio a localizarme entre la multitud, vino a buscarme y me acompañó a la entrada del conclave, que aun estaba cerrado.
Frente a la Comisión se abrieron las puertas del conclave y me acompañaron al interior donde el Santo Padre ya estaba cenando con todos los miembros del Sacro Colegio.
Cuando entré, el cardenal camarlengo Jean Villot se puso de pie y sonriendo me presentó al nuevo Papa.
Fue un encuentro muy sencillo, pero para mí, de una emoción extraordinaria. El me miraba, quizás tratando de entender como reaccionaría al verlo vestido así.
No decía nada, y sin embargo me hablaba con aquella mirada suya que te penetraba.
Estaba ante el pastor de la Iglesia universal, el Papa, y en aquel momento comprendí definitivamente que no era más el cardenal Karol Wojtyla sino Juan Pablo II,
el sucesor de Pedro…”
Stanislaw Dziwisz Una vida con Karol

16 de octubre de 1978 - 30 años


Inmenso gozo y tremenda nostalgia se entrelazan hoy en nuestros corazones al cumplirse 30 años desde aquel 16 de octubre de 1978, que Karol Wojtyla se convertía en Juan Pablo II, y comenzaba quebrando reglas de ceremonial y protocolo … se acercaba a su rebaño para invitarlo con firmeza a abrirle las puertas a Cristo, a no temer, - aunque el mismo hubiese sentido miedo al serle encomendada tamaña responsabilidad - y se disponía a “comenzar de nuevo el camino de la historia y de la Iglesia, con la ayuda de Dios y con la ayuda de los hombres”.

En uno de los pontificados mas largos de la historia supo traspasar barreras que parecían selladas por odios y egoísmos, encender los corazones de millones de jóvenes, y dotar a a la Iglesia de un magisterio rico y exigente, ser verdadero apóstol y padre, guiar nuestros pasos hacia la Verdad y la Vida por medio de la Palabra, defender toda vida humana, la dignidad de la persona y la justicia en el amor animándonos a buscar siempre la verdad, sabiendo cumplir la invitación del «Sigueme» a rajatabla y hasta el final. El que fue pastor y guía en el camino a través de nuestros tiempos …. Ahora sabemos que él está entre los suyos y se encuentra realmente en su casa y desde allí nos mira y nos bendice.

Ocasión más que propicia para elevar una oración de agradecimiento y súplica.

Oh Trinidad Santa,
Te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al papa Juan Pablo II
Y porque en él has reflejado la ternura de Tu paternidad,
La gloria de la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor.
El, confiando totalmente en tu infinita misericordia
Y la maternal intercesión de Maria,
Nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor,
Indicándonos la santidad, algo grado de la vida cristiana ordinaria,
Como camino para alcanzar la comunión eterna Contigo,
Concédenos por su intercesión, y si es Tu voluntad,
El favor que imploramos,
Con la esperanza de que sea pronto incluido en el numero de tus santos.
Amen.
(con aprobación eclesiástica del Vicariato de Roma)
Invito visitar mi entrada anterior: 16 de octubre Fumata blanca

miércoles, 15 de octubre de 2008

Octubre 1978 – Karol Wojtyla?


En septiembre 2003 Gianni Cardinale escribia en 30 giorni un articulo titulado “El Señor elige nuestra pobreza” y le pedia su testimonio al cardenal Joseph Ratzinger de quien decia era “sin duda el mas conocido de los 21 purpurados del actual Sagrado Colegio que participaron en los dos cónclaves de 1978” y le preguntaba:

Cuando se reunieron para el segundo cónclave de 1978, ¿cuál era la sensación dominante en el Colegio cardenalicio?

RATZINGER: Tras esta muerte imprevista estábamos todos algo deprimidos. Había sido un golpe muy duro. También después de la muerte de Pablo VI había tristeza. Pero la de Montini había sido una vida completa, que había tenido un epílogo natural. Él mismo esperaba la muerte, hablaba de su muerte. Después de un pontificado tan grande había habido un nuevo comienzo, con un Papa de otro tipo, pero en total continuidad. Pero que la Providencia hubiera dicho que no a nuestra elección fue de verdad un duro golpe. Aunque la elección de Luciani no fue un error. Esos 33 días de pontificado han tenido una función en la historia de la Iglesia.

¿Cuál?
RATZINGER: No fue sólo el testimonio de bondad y de una fe gozosa. Esa muerte imprevista abrió también las puertas a una opción inesperada. La de un Papa no italiano”

Cuenta George Weigel en Testigo de Esperanza que el cardenal Franz Kônig presionaba por un papa no italiano y el dia antes del cónclave le decía a su viejo amigo el cardenal Wyszynski, “el cónclave comienza mañana, quien es el candidato para usted? No tengo candidato respondió el Primado. "¿Y si el próximo Papa fuera un polaco? A lo mejor Polonia tendría algún candidato.... A lo que el Primado respondió: "`Dios mío! Te parece que yo debería acabar en Roma... Kônig: dice entonces, "No, no me refiero a ti, hay un segundo hombre polaco...". "¡Ah!", replicó Wyszynski, "Karol es demasiado joven , es desconocido... nunca podría ser Papa...

Pocas horas después el Primado de Polonia se acercó a su pupilo y le dijo: "Si te eligen, acépta!"

Pobreza - "Dadles vosotros de comer" (Mt 14,16)


Africa fascinante: en mis años soñadores Saint Exupery, su cielo estrellado, sus misteriosos vuelos nocturnos, su Principito que imaginé deslizándose por las dunas; después el corazón del África profunda de Conrad, la espiritual del misionero del Sahara Charles de Foucauld, los santos misioneros eslovenos, aventureros de Dios que me deleitaban con sus valientes “hazañas”; la incógnita de la muerte de Dag Hammarskjold y sus memorias - mi libro de cabecera; siempre el África del apartheid …….películas sobre el problema racial mis favoritas ……para nunca olvidar el inmenso mar de arenas movedizas cuando los vuelos de Swissair hacian escala en Dakar……pero eran otros tiempos….no conocía o no me preocupaba la otra cara, las hambrunas del África y otras, ni nuestra desidia ante las condiciones a la vuelta de la esquina hasta que un día me topé con tremendas injusticias y la cruda realidad en un país que debiera ser un paraíso…. y aquí pude ver en persona no ya la pobreza sino la miseria misma en las villas de Buenos Aires y su condición explotada políticamente… acompañando las noticias del otro lado del mundo mas “civilizado” con botes y pateras, cayucos o lo que sea llegando al destino soñado de las costas europeas a menudo semivacíos …rostros desesperadamente inexpresivos que parten el alma algunos…. otros inconvenientemente esperanzados….. en busca de una vida mejor, de una vida digna, de una vida…. no ya solo de pan….para ser deportados.

Mi romanticismo fue perdiendo color pero la cruel realidad subsiste y tecnología en mano ya no tenemos excusas para no prestar oido a los Evangelios “..ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús" (Ga 3, 28” y poner en practica la Palabra de Vida. . “Todos estamos llamados a “Remar mar adentro ¿para ir a dónde? La respuesta es clara: para ir al encuentro del hombre, misterio insondable; y para ir a todos los hombres, océano ilimitado

La Iglesia se ha puesto el problema del hambre al hombro, pero no es prensa en medio de tanta corrupción. Caritas Argentina hace buen trabajo y es por aquí la institución más confiable. Juan Carr de Red Solidaria opina que el problema del hambre en la Argentina no es de recursos sino de actitudes, confirmado por el padre Lombardi S.I., director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede “lo que falta en el mundo no es comida o la capacidad para producirla, sino voluntad para resolver el problema”. Son muchos los que claman que el hambre tiene solución en el campo de la política.


En una de sus tantas intervenciones ante la FAO Juan Pablo II decía en su ultimo discurso ante la cumbre mundial : “La anterior cumbre, celebrada en 1996, ya había constatado que el hambre y la desnutrición no son sólo fenómenos naturales o estructurales de ciertas áreas geográficas; más bien, han de considerarse como la consecuencia de una situación más compleja de subdesarrollo, debida a la inercia y al egoísmo de los hombres”. Y el Santo Padre Benedicto XVI decia recientemente “hambre y la malnutrición «son inaceptables» en un mundo que dispone de niveles de producción, recursos y conocimientos suficientes para poner final «a tal drama y a sus consecuencias».

El 10 de mayo de 1990 Juan Pablo II después de su primera visita a África creaba la Fundación de ayuda para El Sahel, una franja del Africa que es una grieta en el corazón, una cuerda floja y desde allí lanzaba su llamamiento al mundo entero....se hacia voz de los que no tienen voz, la voz de los inocentes. En 1992 fue creada la Fundación Populorum Progressio dedicada a los mas necesitados de protección de América Latina. Y ya existía el Consejo Pontificio Cor Unum creado por Pablo VI

Aún así son escalofriantes las palabras del capellan de la ONG SOS Infancia española: “He visto morir niños por desnutrición en las montañas de Panchimalco, San Salvador. No me lo contaron…algunos murieron en mis brazos. Todavía oigo el pitido de su débil voz agonizando. Ví niños muy pequeños en Bogotá que vagaban por las calles drogándose con cola, niños en los semáforos tragando gasolina para luego encenderla en sus bocas y así hacer de reclamo pidiendo unas monedas… Niños sometidos a abusos… no me lo contaron, lo ví. Y mientras siguen muriendo de hambre, mientras ellos son explotados, tú y yo dormimos tranquilos, comemos, rezamos al mismo Dios y nos consideramos buenas personas. He visto también el mundo donde sobra comida, donde los niños van al colegio, juegan, ríen, en fin, se sienten queridos”
Una llamada a la reflexión.

En ese espiritu y cumpliendo con esta misión en el sentido más amplio del llamado supieron construir otro mundo dos hijos de San Vicente de Paul, argentinos, de padres eslovenos llegados a comienzos de los años 50 a la Argentina en busca de pan y libertad, que han hecho de sus vidas un canto de amor al prójimo, testimonios concretos de caridad evangélica en el sur del sur en distintas coordenadas del mundo uno en Madagascar otro en San Carlos de Bariloche, Argentina.

“Si pudimos en Africa …….alli donde el pan se partía en veinte pedazos” dice el padre Pedro Opeka, Akamasoa, “Tenemos un centro de acogida por el que ya pasaron 200 mil personas y a todas les dimos una respuesta inmediata y concreta. Creamos 17 barrios con saneamiento, espacios verdes, infraestructura deportiva y dos cementerios. Hay un millar de personas construyendo sus propias casas y unas 2.500 trabajando en las canteras, de las que sacamos piedras y adoquines que les vendemos a empresas. También tenemos talleres de formación profesional de carpintería, mecánica automotriz, confección, bordado y artesanado…”




Hace 15 años la comunidad se propuso un desafio: construir un gimnasio que ofrezca alternativas sanas de deporte y recreación a los niños, jóvenes y familias de una zona pobre de Bariloche…comenzamos a soñar con un espacio para que los jóvenes no tengan sólo la opción de las patotas, pero no nos quedamos sólo con el sueño... dicen de la Parroquia de la Medalla Milagrosa de Bariloche, cuyo mentor, director espiritual, jefe de obra….es el padre Branko Jan. Parecia algo irrealizable, pero se pusieron a trabajar. Y así, vendiendo manzanas, kilo tras kilo, casa por casa, en los fríos días de invierno y en aquellos que invitaban a pasear por los lagos... Un esfuerzo grande de toda la comunidad de la Medalla...con la ayuda de muchos benefactores el 7 de septiembre pasado este sueño se hizo realidad. Hicieron rodar la pelota por primera vez. Las obras siguen en curso, pero el proyecto ya es imparable.





Podría seguir escribiendo pero se haría interminable. Por eso invito visitar al menos alguna de estas páginas:
Y mis entradas anteriores:

martes, 14 de octubre de 2008

El año de los tres Papas - venía un Papa eslavo

En la primavera de 1978, el arzobispo de Cracovia fue como un río en crecida. Decenas de intervenciones y homilías. Para desenmascarar la ineptitud crónica de un régimen que no conocía más que los métodos de represión y censura. Pero también para exaltar y apoyar la nueva Polonia que estaba naciendo, la Polonia de los jóvenes, que había recuperado el sentido de la propia historia. (Svidercoschi)




Se encontraba de vacaciones en las montañas Bieszcady, con algunos amigos, cuando le llego la noticia de la muerte de Pablo VI y para el Arzobispo fue un duro golpe porque lo apreciaba mucho, se sentía muy unido a el, lo consideraba un padre.

Cuando se especulaba que seria una elección difícil solo comento “El Espíritu Santo guiará” y al ser elegido Juan Pablo I partió de regreso a Cracovia con el recuerdo de su sonrisa llena de bondad.
Al oír la noticia de su muerte atinó a decir “Inaudito” oraba y se interrogaba…. y en la Misa fúnebre en la Basílica Mariacka expreso “Todo el mundo, toda la Iglesia se pregunta porque…No sabemos que significa esta muerte para la Sede de Pedro. No sabemos que quiere decirle Cristo a la Iglesia y al mundo con esta muerte”. Nunca ni en privado hablo de la sucesión del Papa Luciani… (Dziwisz/Svidercoschi)
El señor Jozef Mucha, chofer de Karol Wojtyla durante 14 años, recuerda que cuando le llevo al cardenal Karol Wojtyla la noticia de la muerte del Papa Juan Pablo I, el cardenal Wojtyla estaba sentado a la mesa almorzando. “Escuché un fuerte ruido. Al recibir la noticia algo se le cayó de las manos al Cardenal. Después lo acompañé al aeropuerto…Buen viaje Eminencia, y hasta pronto, le dije. El Cardenal, después de un profundo y triste suspiro me respondió “Nunca se sabe” (Zapotoczny).

Unas horas antes de la muerte del Santo Padre Juan Pablo I Karol Wojtyla había terminado de escribir su poema Stanislaw, su “deuda” con Cracovia.

Marek Skwarnicki poeta polaco y miembro de Tygodnik Powszechny presente en el funeral en Roma al verlo a Wojtyla allí entre los demás cardenales pensó “Dios mío, y si fuese elegido él?” No era una mera intuición, era algo que se hablaba en los pasillos, se hablaba de un papa no italiano y Wojtyla era bien conocido, por lo tanto papabile. Pero naturalmente se resistía dejar su amada Cracovia. Intuiría él también? Jerzy Turowicz, editor de Tygodnik Powszechny lo veia “distraído” en un almuerzo en el Colegio polaco en Roma y la intuición de Swarnicki no estaba tan fuera de lugar pues Wojtyla nunca había actuado de esa manera. Algo estaba ocurriendo. Después del almuerzo el cardenal invito a Turowicz y a Swarnicki para una sobremesa…pero Swarnicki lo seguía viendo distraído como si no escuchase la conversación, algo totalmente extraño en él. Y cuando Swarnicki mencionó que debía regresar a Cracovia pero que volvería para el 20 de octubre … Wojtyla repitió “20 de octubre” como si se tratase de un futuro inimaginable…la conversación siguió desarrollándose de modo extraño y al entrar su secretario Dziwisz recordándole una reunión pendiente otro gesto extraño…al despedirse el cardenal los abrazo tan fuertemente que ambos quedaron confundidos y absolutamente desconcertados ante las palabras de Dziwisz : “Recen por el cardenal Wojtyla, recen para que regrese a Cracovia”. A Swarnicki ya no le quedaban dudas, se dirigió a Cracovia, de alli a Wadowice seguro que Wojtyla seria el próximo papa. Alguien debía comenzar a escribir su historia. Sus amigos pensaron que estaba loco. (Weigel)
Unas horas antes del cónclave, Karol Wojtyla partió en coche con un amigo hacia el Santuario de la "Madonna delle Grazzie ", en Mentorella, a 40 kms. de Roma, Santuario regido por la congregación polaca de padres resurrecionistas que atienden el Santuario desde hace 150 años, lugar que se convertiría en su refugio mariano más tarde. Al regresar se descompuso el auto y debieron hacer dedo ….casi llegaba tarde al Conclave….alli lo esperaban los 110 cardenales …y el Espiritu Santo.

(Svidercoschi) Historia de Karol de Gian Franco Svidercoschi (Ediciones Internacionales Universitarias , Madrid 2003
(Dziwisz/Svidercoschi): Una vita con Karol de Stanislao Dziwisz/Gian Franco Svidercoschi (Rizzoli 2007)
(Zapotoczny) Aleksandra Zapotoczny: Su amada Cracovia, "Totus Tuus" n. 5 mayo 2007
(Weigel) George Weigel: Witness to Hope (Harper 2005)