Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

viernes, 30 de octubre de 2009

Misterium iniquitatis (8) El mal y el bien en las catequesis de Juan Pablo II: (e)) El Pecado: ruptura de la Alianza con Dios


Sin perder de vista el pecado de los primeros padres las catequesis de aquí en más se dirigían a la realidad del hombre y al pecado actual “en la vida del hombre el pecado está constantemente presente, constantemente actual”. ”. Volvia a recordar Juan Pablo II que , “fuera de la Revelación, no somos capaces de percibir plenamente ni expresar adecuadamente la esencia misma del pecado, del mal moral como pecado” “En cierto sentido también el pecado "actual", perteneciente a la vida de todo hombre, se hace plenamente comprensible en referencia a ese "principio", a ese pecado del primer hombre por la . "inclinación al pecado". Ese “primer pecado" queda como el "modelo" de todo pecado cometido por el hombre personalmente” esa "desobediencia" (cf. Rom 5, 19) de la que habla el apóstol San Pablo vale también para todo otro pecado "actual" que el hombre comete. El hombre peca transgrediendo el mandamiento el mandamiento de Dios,por tanto es "desobediente" a Dios, Legislador Supremo. Esta desobediencia a la luz de la Revelación,es al mismo tiempo ruptura de la alianza con Dios. En esta Audiencia el Papa a su vez explica los grados de abusos: pecados actuales (personales), pecado mortal, grave o venial. Y habla de la “ley escrita en los corazones” “"Lex naturae" (cf. I-II, q. 91, a. 2; q. 94, aa. 5-6) de Santo Tomas, que el hombre trasgrede y desobedece.“En cierta medida todo pecado del hombre expresa ese "mysterium iniquitatis" (2 Tes 2, 7), que San Agustín ha encerrado en las palabras: "Amor sui usque ad contemptum Dei": El amor de sí hasta el desprecio de Dios (De Civitate Dei, XIV, 28; PL 41, 436).

(Mas sobre el misterio del pecado en la Exhortación Apostòlica Reconciliatio et Paenitentia)

Al hablar del pecado del hombre y el “pecado del mundo” el Papa dice "Toda la vida humana, la individual y la colectiva, se presenta como lucha, y por cierto dramática, entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas· Y también en esta oportunidad recordaba que “el hombre se nota incapaz de domeñar con eficacia por sí solo los ataques del mal... Pero el Señor vino en persona para liberar y vigorizar al hombre, renovándole interiormente" (Gaudium et spes 13)”.

“El pecado personal tiene la característica esencial de ser siempre el acto responsable de una determinada persona, un acto incompatible con la ley moral y por consiguiente opuesto a la voluntad de Dios y aun conservando su esencial carácter de acto personal, posee al mismo tiempo una dimensión socia·l, “Hablar de pecado social quiere decir, ante todo, reconocer que, en virtud de una solidaridad humana tan misteriosa e imperceptible como real y concreta, el pecado de cada uno repercute en cierta manera en los demás

Y “¿Cómo entender estas expresiones sobre el "pecado del mundo"? ,,, no se trata del "mundo" como creación de Dios, sino como una dimensión específica, casi un espacio espiritual cerrado a Dios en el que, sobre la base de la libertad creada, ha nacido el mal. Este mal transferido al "corazón" de los primeros padres bajo el influjo de la "antigua serpiente" (cf. Gen 3 y Ap 12, 9), es decir, Satanás, "padre de la mentira", ha dado malos frutos desde el principio de la historia del hombre. El pecado original ha dejado detrás de sí esa "inclinación al pecado"l. “A su vez los muchos pecados personales cometidos por los hombres forman casi un "ambiente de pecado", que por su parte crea las condiciones para nuevos pecados personales, y de algún modo induce y arrastra a ello a cada uno de los hombres. Por eso, el "pecado del mundo" no se identifica con el pecado original, pero constituye casi una síntesis o una suma de sus consecuencias en la historia de cada una de las generaciones y por consiguiente de toda la humanidad”

Explica después el Papa "el pecado social" tratado extensamente en la Exhortación Apostólica Recontiliatio et Paenitentia

jueves, 29 de octubre de 2009

Mysterium iniquitatis (7) El mal y el bien en las catequesis de Juan Pablo II Intermezzo - Mis reflexiones

Me tomo un respiro para reflexionar y ante todo admito que a medida que me voy adentrando en estas catequesis cada vez me voy maravillando mas de la profundidad de pensamiento, de la didáctica de sus “clases magistrales” de vida cristiana. Cada vez me cuesta mas citar algunas palabras, oraciones, párrafos, y no me atrevo a resumir. Por otro lado voy tomando conciencia plena de lo poco que sabemos, reflexionamos, profundizamos y cuan poco hablamos sobre un tema tan enraizado en nuestras vidas: el pecado como ofensa contra Dios y desobediencia, desde la rebelión de los Ángeles, del “primer” pecado hasta nuestros pecados actuales, de nuestro abuso de la libertad al transgredir “la ley natural” “inscrita en nuestros corazones”; del pecado, esa palabra que ha perdido vigencia, que molesta, no esta de moda, no es mediática, no es global y la queremos enterrar, ocultar, para no quitarle el sueño a nadie, para no frustrar a nadie, para dejarlo vivir en este mundo que “no es capaz de salvarlo del mal” en este mundo que con “sus riquezas y sus carencias, necesita ser salvado, ser redimido”
Cuantas veces nos preguntamos con las palabras del capitulo 10 de Cruzando el umbral de la Esperanza “Dios es amor, porque tanto mal?”(guerras, campos de concentración, el holocausto y tantos otros males individuales y colectivos, universales, personales y cotidianos) y no sabemos respondernos o responder a quien plantea la pregunta, por no habernos acercado más a la riqueza del magisterio de la Iglesia.
Ante el gran misterio del mal, del pecado, recuerdo que unas palabras de Juan Pablo II en el capitulo XX de Cruzando el Umbral de la esperanza, donde hablaba sobre el comunismo, me quedaron grabadas a fuego. A la pregunta de Vittorio Messori::
¿Se puede hablar de silencio de Dios?
Y si así fuera, ¿cómo interpretar ese silencio?
Juan Pablo II respondía:
Sí, en cierto sentido Dios calla, porque ya lo ha revelado todo. Habló «en los tiempos antiguos» por medio de los profetas y, «últimamente», por medio del Hijo (cfr. Hebreos 1,1-2): en Él ha dicho todo cuanto tenía que decir.
Y nosotros cuantas veces personificando aquello de «viendo no ven y oyendo no oyen (Mateo 13,13)

miércoles, 28 de octubre de 2009

Mysterium iniquitatis (6) El mal y el bien en las catequesis de Juan Pablo II (d) El pecado original y la universalidad del pecado)


“En las catequesis de este ciclo tenemos continuamente ante los ojos la verdad sobre el pecado original, y al mismo tiempo tratamos de mirar la realidad del pecado en la dimensión global de la historia del hombre” Juan Pablo II
Refiriéndose al "peccatum originale" el Papa cita los escritos del Concilio Vaticano II “Constituido por Dios en estado de santidad, el hombre, tentado por el maligno, abusó de su libertad desde los comienzos de la historia, erigiéndose contra Dios y pretendiendo conseguir su fin al margen de Dios" (Gaudium et spes,13).“Se trata del pecado de los primeros padres. Pero a él se une una condición de pecado que alcanza a toda la humanidad y que se llama pecado original que la Sagrada Escritura. La Biblia, describe como una auténtica "invasión" del pecado, que inunda el mundo, como consecuencia del pecado de Adán, contagiando con una especie de infección universal a la humanidad entera. Desde ese momento, toda la historia de la humanidad sentirá el peso de este estado. El primer ser humano (hombre y mujer) recibió, en efecto, de Dios la gracia santificante no sólo para sí mismo, sino, en cuanto cabeza de la humanidad, para todos sus descendientes. Así, pues, con el pecado que lo estableció en una situación de conflicto con Dios, perdió la gracia (cayó en desgracia), incluso en la perspectiva de la herencia para sus descendientes. En esta privación de la gracia, añadida a la naturaleza, se sitúa la esencia del pecado original como herencia de los primeros padres, según la enseñanza de la Iglesia, basada en la Revelación.

Acerca de la “Revelación divina sobre el tema de la universalidad y del carácter hereditario del pecado” Juan Pablo II nos recuerda que “esta verdad la propone constantemente el Magisterio de la Iglesia y nos refiere a los documentos del Vaaticano II, “especialmente a la Constitución Gaudium et spes, sin olvidar la Exhortación post-sinodal Reconciliatio et paenitentia (1984).

Continua hablando del pecado original en la Audiencia siguiente esta vez citando el Decreto Tridentino “El pecado de Adán ha pasado a todos sus descendientes es decir, a todos los hombres en cuanto provenientes de los primeros padres y sus herederos en la naturaleza humana, ya privada de la amistad con Dios. Por ello transmitió a todo el género humano no sólo la muerte corporal y otras penas (consecuencias del pecado), sino también el pecado mismo como muerte del alma ("peccatum, quod mors est animae").y “Este pecado de Adán que es uno solo por su origen y transmitido por propagación y no por imitación, está en cada uno como propio" (DS 1513)”
“Así, pues – continúa - el pecado original se transmite por generación natural. Esta convicción de la Iglesia se indica también en la práctica del bautismo de los recién nacidos, a la cual se remite el Decreto conciliar. Los recién nacidos, incapaces de cometer un pecado personal, reciben sin embargo, de acuerdo con la Tradición secular de la Iglesia, el bautismo poco después del nacimiento en remisión de los pecados. El Decreto dice: "Se bautizan verdaderamente para la remisión de los pecados, a fin de que se purifiquen en la regeneración del pecado contraído en la generación" (DS 1514).


En la Audiencia del 8 de octubre de 1986 propone echar un vistazo a la Profesión de fe Credo del Pueblo de Dios del Papa Pablo VI pronunciada en 1968, al concluir el "Año de la fe" donde con respecto al pecado original declara “Creemos que en Adán todos pecaron, lo cual quiere decir que la falta original cometida por él hizo caer la naturaleza humana, común a todos los hombres, en un estado en que se experimenta las consecuencias de esta falta y que no es aquel en el que se hallaba la naturaleza al principio de nuestros primeros padres, creados en santidad y justicia y en el que el hombre no conocía ni el mal ni la muerte” “situación en la que ha llegado a encontrase la naturaleza después del pecado, y especialmente por la inclinación del hombre más hacia el mal que hacia el bien”. Y agrega que “El miedo a la muerte” esta unido según la Revelación al pecado original .El pecado mismo es sinónimo de la muerte espiritual, porque por el pecado el hombre ha perdido la gracia santificante, fuente de la vida sobrenatural. Signo y consecuencia del pecado original es la muerte del cuerpo, tal como desde entonces la experimentan todos los hombres. El hombre ha sido creado por Dios para la inmortalidad: la muerte que aparece como un trágico salto en el vacío, constituye la consecuencia del pecado, casi por una lógica suya inmanente, pero sobre todo por castigo de Dios. Esta es la enseñanza de la Revelación y esta es la fe de la Iglesia: sin el pecado, el final de la prueba terrena no habría sido tan dramático.”

martes, 27 de octubre de 2009

Mysterium iniquitatis (5) El mal y el bien en las catequesis de Juan Pablo II (c) El Pecado “raíz de todo el mal que hay en el hombre”)

De la libertad ha nacido también el mal. Pero Dios no se rinde, y con su sabiduría trascendente, predestinándonos a ser sus hijos en Cristo, todo lo dirige con fortaleza y suavidad, para que el bien no sea vencido por el mal.”
“Nuestras catequesis sobre Dios, Creador de las cosas "invisibles", nos ha llevado a iluminar y vigorizar nuestra fe por lo que respecta a la verdad sobre el maligno o Satanás, no ciertamente querido por Dios, sumo Amor y Santidad, cuya Providencia sapiente y fuerte sabe conducir nuestra existencia a la victoria sobre el príncipe de las tinieblas. Efectivamente – decia Juan Pablo II en la catequesis sobre “la victoria de Cristo sobre el espíritu del mal” “toda la historia de la humanidad se puede considerar en función de la salvación total, en la cual está inscrita la victoria de Cristo sobre "el príncipe de este mundo" (Jn 12, 31; 14, 30; 16, 11). "Al Señor tu Dios adorarás y a Él sólo servirás" (Lc 4, 8), dice terminantemente Cristo a Satanás” “La fe de la Iglesia nos enseña que la potencia de Satanás no es infinita”. Y si bien su acción causa muchos daños —de naturaleza espiritual e indirectamente de naturaleza también física— a los individuos y a la sociedad, él no puede, sin embargo, anular la finalidad definitiva a la que tienden el hombre y toda la creación, el bien. El no puede obstaculizar la edificación del reino de Dios, en el cual se tendrá, al final, la plena actuación de la justicia y del amor del Padre hacia las creaturas eternamente "predestinadas" en el Hijo-Verbo, Jesucristo”.
La catequesis siguientes tratan extensamente sobre el pecado.
En la audiencia acerca de “El mal en el hombre y en el mundo y el plan divino de salvación” explicaba el Papa los Simbolos de la Fe y decía “El misterio de la redención está, en su misma raíz, unido de hecho con la realidad del pecado del hombre. Por eso, al explicar con una catequesis sistemática los artículos de los Símbolos que hablan de Jesucristo, en el cual y por el cual Dios ha obrado la salvación, “debemos afrontar, ante todo, el tema del pecado, esa realidad oscura difundida en el mundo creado por Dios, la cual constituye la raíz de todo el mal que hay en el hombre y, se puede decir, en la creación” (*) “ La salvación, de la que habla la divina Revelación, es ante todo la liberación de ese mal que es el pecado.”

En la catequesis El pecado del hombre y el estado de justicia original Juan Pablo II habla del pecado en general y aclara que se habla del pecado “ siempre en referencia al primer pecado, que dejó sus secuelas en los descendientes de Adán, y que por eso se llama pecado original”. Y se refiere nuevamente a “Los Símbolos de la Fe y comenta que “son muy parcos al hablar del pecado; en la Sagrada Escritura, por el contrario, el término y el concepto de "pecado" se sitúa entre aquellos que se repiten con mayor frecuencia” (484 veces)
“De hecho el pecado forma parte del hombre y de su existencia: no se puede ignorar o dar a esta realidad oscura otros nombres, otras interpretaciones, como ha ocurrido en las corrientes del iluminismo o del secularismo. Si se admite el pecado, se reconoce al mismo tiempo una profunda relación del hombre con Dios, pues al margen de esta relación hombre-Dios el mal del pecado no se presenta en su verdadera dimensión, aun cuando siga estando presente obviamente en la vida del hombre y en la historia. El pecado pesa con tanta mayor fuerza sobre el hombre como realidad oscura y nefasta cuando menos se le conozca y reconozca, cuando menos se le identifique en su esencia de rechazo y oposición frente a Dios”
(*) el resaltado es mio.

domingo, 25 de octubre de 2009

Mysterium iniquitatis (4) El mal y el bien en las catequesis de Juan Pablo II (b)


Las catequesis siguientes que trataban los temas


“En las últimas catequesis hemos visto cómo la Iglesia, iluminada por la luz que proviene de la Sagrada Escritura, ha profesado a lo largo de los siglos la verdad sobre la existencia de los ángeles como seres puramente espirituales, creados por Dios. Lo ha hecho desde el comienzo con el Símbolo niceno-constantinopolitano y lo ha confirmado en el Concilio Lateranense IV (1215), cuya formulación ha tomado el Concilio Vaticano I en el contexto de la doctrina sobre la creación: Dios "creó de la nada juntamente al principio del tiempo, ambas clases de criaturas: las espirituales y las corporales, es decir, el mundo angélico y el mundo terrestre; y después, la criatura humana que, compuesta de espíritu y cuerpo, los abraza, en cierto modo, a los dos" (Const. De Fide Cath., DS 3002). O sea: Dios creó desde el principio ambas realidades: la espiritual y la corporal, el mundo terreno y el angélico. Todo lo que Él creó juntamente ("simul") en orden a la creación del hombre, constituido de espíritu y de materia y colocado según la narración bíblica en el cuadro de un mundo ya establecido según sus leyes y ya medido por el tiempo ("deinde").”

Y en esta catequesis nos explica que “según la Revelación, los ángeles, que participan en la vida de la Trinidad en la luz de la gloria, están también llamados a tener su parte en la historia de la salvación de los hombres, en los momentos establecidos por el designio de la Providencia Divina. "¿No son todos ellos espíritus administradores, enviados para servicio a favor de los que han de heredar la salud?", pregunta el autor de la Carta a los Hebreos (1, 14). Y esto cree y enseña la Iglesia, basándose en la Sagrada Escritura por la cual sabemos que la tarea de los ángeles buenos es la protección de los hombres y la solicitud por su salvación.”

Y en la ultima catequesis acerca de los angeles: La caída de los ángeles rebeldes el Santo Padre reflexionaba sobre “el misterio de la libertad que algunos de los “seres espirituales” utilizaron contra Dios y contra su plan de salvaron respecto a los hombres. Como testimonia el Evangelista Lucas en el momento, en el que los discípulos se reunían de nuevo con el Maestro llenos de gloria por los frutos recogidos en sus primeras tareas misioneras, Jesús pronuncia una frase que hace pensar: "veía yo a Satanás caer del cielo como un rayo" (Lc 10, 18). Con estas palabras el Señor afirma que el anuncio del reino de Dios es siempre una victoria sobre el diablo, pero al mismo tiempo revela también que la edificación del reino está continuamente expuesta a las insidias del espíritu del mal…. “Esta "caída", que presenta la forma de rechazo de Dios con el consiguiente estado de "condena", consiste en la libre elección hecha por aquellos espíritus creados, los cuales radical e irrevocablemente han rechazado a Dios y su reino, usurpando sus derechos soberanos y tratando de trastornar la economía de la salvación y el ordenamiento mismo de toda la creación.” .

sábado, 24 de octubre de 2009

Mysterium iniquitatis (3) El mal y el bien en las catequesis de Juan Pablo II (a)


En la catequesis La Divina Providencia y la presencia del mal y del sufrimiento, en el marco de una serie sobre Dios el Creador del mundo , el Siervo de Dios Juan Pablo II nos regala un minucioso análisis de la relación entre la Providencia Divina y la realidad del mal, presente bajo tantas formas en la vida humana, explicando las diferencias que se presentan entre el mal físico y el mal moral y planteando preguntas para nuestra reflexión “¿podemos de cara a toda la experiencia del mal que hay en el mundo, especialmente de cara al sufrimiento de los inocentes, decir que Dios no quiere el mal?. Y si lo quiere, ¿cómo podemos creer que "Dios es amor", y tanto más que este amor no puede no ser omnipotente?” Ante estas preguntas expresa el Papa “nosotros también como Job, sentimos qué difícil es dar una respuesta. La buscamos no en nosotros sino, con humildad y confianza, en la Palabra de Dios” que “afirma de forma clara y perentoria que "la maldad no triunfa contra la sabiduría (de Dios)" (Sab 7, 30) y que Dios permite el mal en el mundo con fines más elevados, pero no quiere ese mal”.


La Divina Providencia supera el mal en Jesús redentor” pero “Cómo conciliar el mal y sufrimiento en el mundo con la verdad de la Providencia Divina”? Juan Pablo II responde “no se puede ofrecer una respuesta definitiva sin hacer referencia a Cristo”, “Cristo —el Verbo encarnado— confirma con su propia vida —en la pobreza, la humillación y la fatiga— y especialmente con su pasión y muerte, que Dios está al lado del hombre en su sufrimiento; más aún, que El mismo toma sobre Sí el sufrimiento multiforme de la existencia terrena del hombre […] La respuesta definitiva a la pregunta sobre la presencia del mal y del sufrimiento la ofrece la Revelación divina en la perspectiva de la "predestinación en Cristo", es decir, en la perspectiva de la vocación del hombre a la vida eterna, a la participación en la vida del mismo Dios. Esta es precisamente la respuesta que ha ofrecido Cristo, confirmándola con su cruz y con su resurrección” “Como dice el Concilio Vaticano II: "Por Cristo y en Cristo se ilumina el enigma del dolor y de la muerte que fuera del Evangelio nos envuelve en absoluta oscuridad" (Gaudium et spes 22). Si descubrimos mediante la fe este poder y esta "sabiduría", nos encontramos en las sendas salvadoras de la Divina Providencia.”

Hablando de la Divina Providencia y la condición histórica del hombre de hoy a la luz del Concilio Vaticano II el Papa llama la atención que es “una vana y peligrosa ilusión construir la propia vida y hacer del mundo el reino de la propia felicidad exclusivamente con las propias fuerzas. Es la gran tentación en la que ha caído el hombre moderno, olvidando que las leyes de la naturaleza condicionan también la civilización industrial y post-industrial (cf. Gaudium et spes, 26-27). Pero es fácil ceder al deslumbramiento de una pretendida autosuficiencia en el progresivo "dominio" de las fuerzas de la naturaleza, hasta olvidarse de Dios o ponerse en su lugar” “pretensión que llega a algunos ambientes en forma de manipulación biológica, genética, psicológica... que si no está regida por los criterios de la ley moral (y consiguientemente orientada al reino de Dios) puede convertirse en el predominio del hombre sobre el hombre, con consecuencias trágicamente funestas”

Y continua reflexionando “El hombre – dice - hoy más que en cualquier otro tiempo es particularmente sensible a la grandeza y a la autonomía de su tarea de investigador y dominador de las fuerzas de la naturaleza… Sin embargo hay que hacer notar que existe un grave obstáculo en el desarrollo y en el progreso del mundo. Este está constituido por el pecado y por la cerrazón que supone, es decir, por el mal moral. De esta situación da amplia cuenta la Constitución conciliar "Gaudium et spes".

jueves, 22 de octubre de 2009

Mysterium iniquitatis (2) Coexistencia del bien y del mal

Misterio de iniquidad. Un misterio.
Como comprenderlo? Como ir al fondo de algo que supera todo entendimiento? «Del Señor dependen los pasos del hombre: ¿cómo puede el hombre comprender su camino?» (Pr 20, 24).
No obstante, en sus reflexiones personales, su «biografía interior» Memoria e Identidad, el Papa Juan Pablo II aborda el complejo tema del mal y nos invita a bucear en este misterio, a reflexionar sobre la coexistencia del bien y del mal y de los limites impuestos al mal. EL siglo XX nos dice el Papa fue “en cierto sentido , el «teatro» en el que han entrado en escena determinados procesos históricos e ideológicos que han llevado hacia la gran «erupción» del mal – pero agrega inmediatamente – que “ también ha sido espectador de su declive…El mal es siempre la ausencia de un bien –que un determinado ser debería tener, es una carencia, pero nunca es ausencia absoluta del bien. Cómo nazca y se desarrolle el mal en el terreno sano del bien, es un misterio. También es una incógnita esa parte de bien que el mal no ha conseguido destruir y que se difunde a pesar del mal, creciendo incluso en el mismo suelo” afirmación que enlazo con el testimonio del Papa Juan Pablo II en la Conmemoración ecuménica de los testigos de de del Siglo XX:
“Yo mismo – decía entonces -
fui testigo en los años de mi juventud, de tanto dolor y tantas pruebas. Mi sacerdocio desde sus orígenes “ha estado inscrito en el gran sacrificio de tanto hombres y mujeres de mi generación” (Don y Misterio p.47). La experiencia de la Segunda Guerra Mundial y de los años siguientes me ha movido a considerar con gran atención el ejemplo luminoso de cuantos, desde inicio del siglo XX hasta el fin, experimentaron la persecución, la violencia y la muerte, a causa de su fe y de su conducta inspirada en la verdad de Cristo”
Y en su Mensaje con ocasión del 60 aniversario de la liberación de los prisioneros de Auschwitz, “uno de los lugares más dolorosos y más llenos de desprecio al hombre y a sus derechos” fundamentales,
el Siervo de Dio Juan Pablo II reflexionaba : “en medio de ese indescriptible cúmulo de mal, hubo también expresiones heroicas de adhesión al bien. Ciertamente, numerosas personas aceptaron con libertad de espíritu someterse al sufrimiento y demostraron amor no sólo a sus compañeros prisioneros, sino también a sus verdugos. Muchos lo hicieron por amor a Dios y al hombre; otros, en nombre de los valores espirituales más elevados. Gracias a su actitud se ha hecho patente una verdad que a menudo aparece en la Biblia: aunque el hombre es capaz de hacer el mal, a veces un mal enorme, el mal no tendrá la última palabra. Incluso en el abismo del sufrimiento puede triunfar el amor”

Este papa polaco, que vivenció las dramáticas experiencias de dos totalitarismos en su propia patria y que fuera testigo de tantos episodios trágicos de la historia de Europa y del mundo entero nos presenta la sencilla parábola evangélica del trigo y la cizaña (cf. Mt 13, 24-30) como “clave para comprender toda la historia del hombre. En las diversas épocas y en distintos sentidos – nos dice en sus reflexiones - el «trigo» crece junto a la
«cizaña» y la «cizaña» junto al «trigo». Inclaudicable reflexiona que “La historia de la humanidad es una «trama» de la coexistencia entre el bien y el mal, del mal que “existe al lado del bien, el bien, no obstante, persiste al lado del mal y, por decirlo así, crece en el mismo terreno, que es la naturaleza humana. En efecto, ésta no quedó destruida, no se volvió totalmente mala a pesar del pecado original. Ha conservado una capacidad para el bien, como lo demuestran las vicisitudes que se han producido en los diversos períodos de la historia”:

martes, 20 de octubre de 2009

Mysterium iniquitatis (1) Introducción

Reflexiones sobre el misterio del bien y del mal.
(recordando al reciente aniversario del inicio de la 2da guerra mundial– “una espiral de violencia, de destrucción y de muerte como nunca antes se había conocido”)
“ En un lugar como este se queda uno sin palabras; en el fondo sólo se puede guardar un silencio de estupor, un silencio que es un grito interior dirigido a Dios: ¿Por qué, Señor, callaste? ¿Por qué toleraste todo esto?”
[…]
“¿Dónde estaba Dios en esos días? ¿Por qué permaneció callado? ¿Cómo pudo tolerar este exceso de destrucción, este triunfo del mal?”

Conceptos fuertísimos del Santo Padre Benedicto XVI en su visita al camposanto – lugar de concentración de Auschwitz, durante su viaje apostólico a Polonia en el 2006. Allí mismo rendía homenaje y elevaba una suplica “en silencio nos inclinamos profundamente en nuestro interior ante las innumerables personas que aquí sufrieron y murieron. Sin embargo este silencio se transforma en petición de perdón y reconciliación, hecha en voz alta, un grito al Dios vivo para que no vuelva a permitir jamás algo semejante.” No obstante aclaraba que “Nosotros no podemos escrutar el secreto de Dios. Sólo vemos fragmentos y nos equivocamos si queremos hacernos jueces de Dios y de la historia”

Palabras del Santo Padre Benedicto XVI que adopto simbólicamente en estas reflexiones refiriendome a “uno de tantos lugares similares diseminados por el continente europeo” espacios ocultos que siguen descubriéndose, donde seres creados por Dios a su imagen y semejanza fueron asesinados, mutilados, masacrados, enterrados vivos, por sus mismos hermanos durante y después de la 2da guerra mundial en un inexplicable eclipse humano que cubrió rostros, encegueció corazones y envolvió esta bendita tierra en tinieblas, transformándola en un “lugar de chacales” porque el hombre había vuelto a ceder a la sugerencia del tentador: "Contemptus Dei", rechazando y despreciando a Dios, odiando todo aquello que tiene que ver con Dios o procede de Dios, “infectando” la naturaleza humana.

En el tercer año de preparación para el gran jubileo del año 2000, en la Catequesis del 18 de agosto de 1999, el Siervo de Dios Juan Pablo II iba más allá del mal de la segunda guerra mundial y trasladando su pensamiento a nuestros días expresaba : Por desgracia, los seres humanos pueden llegar a ser protagonistas de maldad, es decir, «generación malvada y adúltera» (Mt 12, 39).
“La «malignidad» humana, constituida por el poder demoníaco o suscitada por su influencia, se presenta también en nuestros días de forma atrayente, seduciendo las mentes y los corazones para hacer perder el sentido mismo del mal y del pecado. Se trata del «misterio de iniquidad», del que habla san Pablo (cf. 2 Ts 2, 7). Del mal y del “gran tema de la conversión, que incluye la liberación del mal (cf. Tertio millennio adveniente, 50).”

El Papa nos recordaba que “La vuelta sincera a Dios y la liberación del mal son dos aspectos de un único camino”
“A cada generación – decía - la Iglesia vuelve a presentarle, como el apóstol Pedro en su conversación con Cornelio, la imagen liberadora de Jesús de Nazaret, que «pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el diablo porque Dios estaba con el» (Hch 10, 38) y aunque en Jesús tuvo lugar la derrota del maligno, cada uno de nosotros debe aceptar libremente esta victoria, hasta que el mal sea eliminado completamente. Por tanto, la lucha contra el mal requiere esfuerzo y vigilancia continua”.
“La Iglesia, experta maestra de humanidad y de santidad, nos indica instrumentos antiguos y siempre nuevos para el combate diario contra las sugestiones del mal: son la oración, los sacramentos, la penitencia, la escucha atenta de la palabra de Dios, la vigilancia y el ayuno. Angelus 12 de febrero 2002”


Invito visitar mis posts etiquetados Aniversario IIGM y
Y La presencia del mal en el Mundo y en la Argentina. Perspectiva teológica
De Mons. Estanislao E. Karlic

lunes, 19 de octubre de 2009

Jerzy Popieluszko 25 años de su asesinato por parte del régimen comunista

«Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos» (Mt 5, 10).

Se cumplen hoy 25 años de la muerte del sacerdote Siervo de Dios Jerzy Popieluszko, mártir de la fe y la libertad, capellán del movimiento Solidarnosc, asesinado el 19 de octubre de 1984 cerca de Górsk

en su viaje de regreso a Varsovia desde Bydgoszcz, adonde había sido invitado para una velada de oraciòn. Toda Polonia lo recuerda y hoy culminan las celebraciones iniciadas en Torun, luego en Wloclawek y finalmente en Bydgoszcz ciudad que se “distinguió por el signo particular de la «persecución por causa de la justicia». Y donde durante los primeros dias de la segunda guerra mundial, los nazis llevaron a cabo las primeras ejecuciones publicas de los defensores de la ciudad” (homilía del Siervo de Dios Juan Pablo II en Bydgoszcz, lunes 7 de junio de 1999 ). Allí se construyo la primera iglesia después de la segunda guerra mundial y el cardenal primado decidió nombrarla iglesia de los: «Santos mártires hermanos polacos». “Es significativo – decia Juan Pablo II en su homilía - también el hecho de que don Jerzy Popieluszko haya partido precisamente de este templo para realizar su último viaje”

Jerzy Popieluszko habia nacido en un pueblo pequeño Okopya, Polonia del este, el 13 de septiembre de 1937 en una familia profundamente católica. Fue ordenado sacerdote por el cardenal primado Stefan Wyszynski el 28 de mayo de 1972. Trabajó en varias parroquias y finalmente fue designado a la parroquia de San Estanislao Kostka en Varsovia. Desde allí presto valiosísimos servicios al movimiento Solidarnosc. Cuando nacía el movimiento en 1980 los trabajadores le pidieron al cardenal Wyszynski un sacerdote para que celebrara la Misa y el Primado les envió a su “hijo predilecto” Popieluszko. De salud frágil supo luchar entusiastamente junto a los obreros por la verdad y la libertad y la vocación de cada hombre y mujer. Durante la difícil época de las huelgas en Gdansk, que pronto se extendieron a toda Polonia, la ley marcial, y el arresto de los lideres de Solidarnosc Popieluszko jugo un papel importantísimo con sus Misas por la patria, por todos los presos y sus familias. Sus homilías en defensa de la verdad y los derechos humanos y sus fuertes criticas crisparon los nervios del règimen y originaron hostigamientos y persecuciones. No obstante Popieluszko apoyo a Solidarnosc con todas sus fuerzas. Atendía todos los juicios ganándose amigos y cada vez mayor confianza entre ellos pero acumulando enemigos en el régimen. El cardenal Glemp sostiene en una entrevista que concediera a 30 dias que sus homilías tenían “cierta resonancia”, pero que Popieluszko no utilizaba términos más duros o agresivos que otros sacerdotes. Era su capacidad para ganarse la confianza de los jóvenes lo que mas le preocupaba al régimen y asi fue generando antipatías y odios personales. Declarado enemigo del estado, registrado en la lista del Servicio Secreto, fue atacada su casa, y èl acusado de desviar su lucha por la libertad para sus propios intereses políticos. Constantemente amenazado, después de dos años de hostigamientos por parte del Servicio Secreto en otoño de 1984 su situación se había vuelto muy difícil y surgió la idea de enviarlo a estudiar a Roma, pero la decisión estaba en sus manos. Y el prefirió quedarse en Varsovia. Ocurrió un primer atentando el 13 de octubre (accidente provocado en la carretera – una táctica muy común aquellos tiempos - ) al que pudo escapar. Sin embargo en el segundo a los pocos dias el 19 de octubre de 1984 fue secuestrado, golpeado, asesinado y tirado a un gran dique cerca de Włocławek (aun no se conocen todos los detalles) y su cuerpo recuperado el 30 de octubre de 1984. Su funeral se realizo el 4 de noviembre de 1984 y fue la mayor concentración de gente después de la visita del Siervo de Dios Juan Pablo II a su patria en 1983.

La causa para su beatificación fue iniciada en 1997 y a partir de 2008 Jerzy Popieluszko es Siervo de Dios. Terminada su fase diocesana los pasos siguientes son analizados en la Congregación para las causas de los santos que prepara todo lo necesario para que el Santo Padre proponga su santidad.

“Jerzy Popieluszko – decía el Santo Padre Juan Pablo II en su homilía en Bydgoszcz durante su viaje apostòlico a Polonia en 1999 - tuvo su ultima homilía el 19 de octubre de 1984, dia de su secuestro el deber de un cristiano es mantenerse en la verdad, por mucho que esta le cueste, porque la verdad se paga” por el buen grano de la libertad hay que pagar, es la cizaña la que no cuesta nada” un cristiano no debe conformarse con condenar el mal, la mentira, , la cobardia, la esclavitud, , el odio, la violencia. Debe ser testigo autentico, portavoz, del bien, de la justicia, del bien y la verdad”

sábado, 17 de octubre de 2009

Feliz dia de la madre!

En la Argentina festejamos mañana tercer domingo de octubre el
Dia de la Madre.
Muy feliz dia a todas las madres de todas las edades
y tambien a todas aquellas mujeres que no dudan en donarse "en maternidad afectiva, cultural y espiritual”· cuando las condiciones lo requieren.

!“A vosotras, mujeres del mundo entero, os doy mi más cordial saludo:« La Iglesia —escribía en la Carta apostólica Mulieris dignitatem— desea dar gracias a la Santísima Trinidad por el "misterio de la mujer" y por cada mujer, por lo que constituye la medida eterna de su dignidad femenina, por las "maravillas de Dios", que en la historia de la humanidad se han realizado en ella y por ella » (n. 31).
[…]
Te doy gracias, mujer-madre, que te conviertes en seno del ser humano con la alegría y los dolores de parto de una experiencia única, la cual te hace sonrisa de Dios para el niño que viene a la luz y te hace guía de sus primeros pasos, apoyo de su crecimiento, punto de referencia en el posterior camino de la vida”.

viernes, 16 de octubre de 2009

16 de octubre 1978 "¿Aceptas?"



En la homilía del jueves 16 de octubre de 2003 en el XXV aniversario de su pontificado, Juan Pablo II - el Papa de la Misericordia - hizo esta revelación:

“1. "Misericordias Domini in aeternum cantabo, cantaré eternamente las misericordias del Señor..." (cf. Sal 88, 2).

Hace veinticinco años experimenté de modo particular la misericordia divina. En el Cónclave, a través del Colegio cardenalicio, Cristo me dijo también a mí, como en otro tiempo a Pedro a orillas del lago de Genesaret: "Apacienta mis corderos" (Jn 21, 16). Sentía en mi alma el eco de la pregunta dirigida entonces a Pedro: "¿Me amas? ¿Me amas más que estos...?" (cf. Jn 21, 15-16). ¿Cómo podía, humanamente hablando, no estremecerme? ¿Cómo podía no pesarme una responsabilidad tan grande? Fue necesario recurrir a la misericordia divina para que a la pregunta: "¿Aceptas?", pudiera responder con confianza:

"En la obediencia de la fe, ante Cristo mi Señor, encomendándome a la Madre de Cristo y de la Iglesia, consciente de las grandes dificultades, acepto”

jueves, 15 de octubre de 2009

Polonia celebra el 31 aniverario de la elección del cardenal Karol Wojtyla a la Sede de Pedro


En el marco de la serie acerca del Ministerio del pensamiento de Juan Pablo II hoy 15 de octubre en el Centro Juan Pablo II “No temáis” sobre la calle Kanonicza en Cracovia el sacerdote paulino Michael Łukoszek expondrà sobre “El misterio de la unidad de la Iglesia en el magisterio de Juan Pablo II
Previamente el cardenal Stanislaw Dziwisz inaugurara una exposición fotográfica en la Sede del Instituto.

Mañana 16 de octubre, 31 aniversario de la elección, tendrá lugar la solemne inauguración del año académico 2009/2010 de la Universidad Pontificia Juan Pablo II.

Es la primera inauguración como universidad ya que se trata de la Pontificia Academia de Teología de Cracovia a la cual el Santo Padre Benedicto XVI le otorgara el rango de Universidad el 19 de junio de 2009. Si retrocedemos hasta sus origenes estamos hablando de la antigua Facultad de Teología que existia en la Universidad Jagiellonica de Cracovia, aquella que las autoridades comunistas decidieron cerrar en 1954 y que merced a los esfuerzos del cardenal Karol Wojtyla reabrió como Facultad de Teología en 1974, obteniendo el nombre de Pontificia Facultad de Teología y que unos años más tarde se transformó en Academia.(de la pagina oficial del Arzobispado de Cracovia) La Universidad (actualmente estudios de grado de teologia y filosofia) proyecta incorporar estudios de políticas sociales y filosofía.

Entre las 10,00 y las 12,30 de mañana 16 de octubre habrá un encuentro de niños que se reuniran en oracion junto al monumento del Papa Juan Pablo II en el patio de la Curia Metropolitana de Cracovia en la calle Franciscanska
y se celebrara la Eucaristía en la Iglesia universitaria de Santa Ana, ceremonia que será presidida por el cardenal cardenal. Stanislaw Dziwisz
Se presentaran también documentales recordatorios de las peregrinaciones del Siervo de Dios Juan Pablo II a Polonia. Y habrà una actuación de la Orquesta Filarmónica de Cracovia,
Por la tarde en el Santuario de la Divina Misericordia después de la coronilla a Jesús Misericordioso en la Basílica de Lagiewniki el cardenal Stanislaw Dziwisz celebrara la Eucaristía por la canonización del Siervo de Dios Juan Pablo II.
A continuación se presentarà un concierto de música barroca bajo la dirección de Maria Piotrowska-Bogaleckiej con obras de Handel.
Concluirá el dia con la escucha del llamado de Jasna Gora a las 21.00 y el saludo del cardenal Stanislaw Dziwisz.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Homenaje al Dr. Jerome Lejeune, lider Pro-vida

Del 16 al 18 de octubre se realizará en el Colegio Champagnat (Montevideo 1050, Buenos Aires), el V Congreso de la Federación de Asociaciones Médicas Católicas Latinoamericanas (FAMCLAM) cuyo tema central será: “Ciencia, Tecnología y Fe”, y el I Congreso Latinoamericano del Equipo de Salud.
Durante el encuentro, que se desarrollará en el marco del 80º aniversario del Consorcio de Médicos Católicos, se brindará un homenaje al doctor Jérome Lejeune, padre de la genética moderna. (ver completo)

El doctor Jerome Lejeune fue líder del movimiento pro-vida. Es reconocido tanto por su fidelidad a la Iglesia como por su excelencia como científico. A los 33 años de edad, en 1959, publicó su descubrimiento sobre la causa del síndrome de Down, la trisomía 21.
Este año se cumplen 50 años del descubrimiento. Reconocido por todos se esperaba que recibiera el Premio Nobel. Pero en 1970 se opone firmemente al proyecto de ley de aborto eugenésico de Francia. Esto causa que caiga en "desgracia" ante el mundo. Llevó la causa pro vida a las Naciones Unidas. Se refirió a la Organización Mundial de la Salud diciendo: “he aquí una institución para la salud que se ha transformado en una institución para la muerte”. Esa misma tarde escribe a su mujer y a su hija diciendo: “Hoy me he jugado mi Premio Nobel”. Tenía razón. No se lo dieron. No querían a un científico que se opusiera a la agenda abortista (de Corazones.org)
Fue amigo y consejero del Papa Juan Pablo II (el 13 de mayo de 1981 habían almorzado juntos antes del atentado en la Plaza San Pedro). Al instituir el Papa el 11 de febrero de 1994 con el Motu Proprio "Vitae Mysterium" la Academia Pontificia para la Vida, nombró el 26 de febrero Primer Presidente de la Academia a Lejeune quien falleció el 3 de abril del mismo año un Domingo de Pascua.
Con motivo de la muerte del Profesor Lejeune el Santo Padre Juan Pablo II en su Mensaje al Cardenal Lustiger expresaba:
“Nos hallamos hoy ante la muerte de un gran cristiano del siglo XX, un hombre para el que la defensa de la vida llegó a ser un apostolado. No cabe duda de que en la situación actual del mundo esta forma de apostolado de los laicos es muy necesaria. Deseamos agradecer hoy a Dios, el autor de la vida, todo lo que representó para nosotros el profesor Lejeune, todo lo que hizo para defender y promover la dignidad de la vida humana. En particular, quisiera agradecerle el haber tomado la iniciativa de la creación de la Academia pontificia para la vida. El profesor Lejeune, miembro de la Academia pontificia de ciencias desde hacía muchos años, preparó todos los elementos necesarios para esta nueva fundación, cuyo primer presidente fue. Estamos seguros de que pedirá ahora a la Sabiduría divina por esta institución tan importante, que le debe en gran parte su existencia.”
Al recordar a su “inolvidable primer presidente” cinco años después de su muerte decía Juan Pablo II :
“Quiso decididamente esta nueva institución, casi como su testamento espiritual, para la salvaguardia de la vida humana, previendo las crecientes amenazas que se cernían en el horizonte”
Tras el fallecimiento de su primer Presidente, el Profesor Jérôme Lejeune en abril de 1994, la Academia ha sido y es presidida por el Doctor Juan de Dios Vial Correa, chileno. Cuenta con la ayuda de un Vicepresidente, el Obispo Elio Sgreccia, Secretario del Pontificio Consejo para la Familia y de un Consejo Directivo de 5 Académicos pontificios.

martes, 13 de octubre de 2009

Nuestra Señora de Fátima y la danza del sol 13 de octubre de 1917


LA DANZA DEL SOL
”El sol giró rápidamente como una gigantesca rueda de fuego. Se detuvo un momento, y giró de nuevo con una velocidad vertiginosa, irradiando haces de llamas rojo sangre. Finalmen­te, la esfera ígnea, pareció temblar, estremecerse y después arrojarse preci­pitadamente en ingente zigzag hacia la multitud. Al principio se oyó un tremendo grito de terror:

“¡Señor, sálvanos!”.

Cuando el sol se normalizó, resonó otra exclamación de asombro y alegría: ¡Milagro!...

He aquí a María, enfrentada con el poder de las tinieblas, en una lucha cuyos triunfos y derrotas están condicionadas a nuestra conversión y arrepentimiento.!
(padre Jesús Martí Ballester)

Invito visitar mi post anterior y los enlaces citados
y Marie de Nazareth

lunes, 12 de octubre de 2009

Otro ataque a la Iglesia y a la defensa de la vida en nuestra Argentina


De mi amigo Eduardo, de nuestro grupo de amigos de Juan Pablo II acabo de recibir un triste mail:
“Amigos: Este fin de semana se realizó en Tucumán, un Congreso de “mujeres autoconvocados” patrocinado por el gobierno nacional, donde se pretende entre otras cosas legalizar el aborto.
Por las calles de la ciudad marcharon luego participantes de este encuentro agrediendo a todo el mundo que no compartía sus ideas.
Lo más grave de todo fue el ataque que sufrieron muchos fieles y templos de nuestra ciudad, Nuestra Señora de Lourdes, el Sagrado Corazón, Santa Catalina, y principalmente San Francisco y la Catedral.
Nunca ví algo así en Tucumán. Todo estaba organizado para atacar a la Iglesia y a quienes nos oponemos al aborto.
Hubo que hacer barricadas de fieles, muchos jóvenes gracias a Dios, chicos de colegios, padres y madres de familias, y hasta mujeres embarazadas, frente a nuestras iglesias para que no pasaran estas personas dentro de los templos y ocasionaran mayores destrozos.
Leer las cosas que escribieron en los muros de las iglesias, duele muchísimo.
Seguramente los medios no publicaron estas noticias, pero me veo en la obligación de hacerles llegar copia de una nota publicada hoy en La gaceta uno de los diarios de Tucumán, y pedirles oración, para que nunca más nadie ensucie la Casa de Dios, y para que en nuestra Argentina no se legalice el aborto como estos grupos de activistas pretenden.”

A estas horas ya hay varios comentarios y videos en Internet. Paso aqui un enlace a Aciprensa.

domingo, 11 de octubre de 2009

"¿Qué es la verdad?


En el relato de la pasión de Cristo encontramos la pregunta de Pilato: "¿Qué es la verdad?" (Jn 18, 38). Es la pregunta de un escéptico, que dice: "Tú afirmas que eres la verdad, pero ¿qué es la verdad?". Así, suponiendo que la verdad no se puede reconocer, Pilato da a entender: "hagamos lo que sea más práctico, lo que tenga más éxito, en vez de buscar la verdad". Luego condena a muerte a Jesús, porque actúa con pragmatismo, buscando el éxito, su propia fortuna.
También hoy muchos dicen: "¿Qué es la verdad? Podemos encontrar sus fragmentos, pero ¿cómo podemos encontrar la verdad?". Resulta realmente arduo creer que Jesucristo es la verdad, la verdadera Vida, la brújula de nuestra vida. Y, sin embargo, si caemos en la gran tentación de comenzar a vivir únicamente según las posibilidades del momento, sin la verdad, realmente perdemos el criterio y también el fundamento de la paz común, que sólo puede ser la verdad. Y esta verdad es Cristo. La verdad de Cristo se ha verificado en la vida de los santos de todos los siglos. Los santos son la gran estela de luz que en la historia atestigua: esta es la vida, este es el camino, esta es la verdad. Por eso, tengamos el valor de decir sí a Jesucristo: "Tu verdad se ha verificado en la vida de tantos santos. Te seguimos".

Libertad interior - el ejemplo de Sajarov


“Al permitir a cada uno descubrir que su vida tiene un sentido y que es responsable de ella, abrimos el camino a una maduración de las personas y a una humanidad reconciliada, preocupada por el bien común.
El sabio ruso Sajarov es un ejemplo de ello; cuando, bajo el régimen comunista, su libertad exterior estaba limitada, su libertad interior, que nadie le podía quitar, lo autorizaba a tomar la palabra para defender con firmeza a sus compatriotas, en nombre del bien común. También hoy es importante que el hombre no se deje atar por cadenas exteriores, como el relativismo, la búsqueda del poder y del lucro a toda costa, la droga, las relaciones afectivas desordenadas, la confusión en el ámbito del matrimonio, no reconocer al ser humano en todas las etapas de su existencia, desde su concepción hasta su fin natural, que permite pensar que hay períodos en los que el ser humano no existiría realmente.
Debemos tener la valentía de recordar a nuestros contemporáneos lo que es el hombre y lo que es la humanidad”
(Del discurso del Santo Padre Benedicto XVI a una delegación de la Academia de Ciencias morales y políticas de Paris el 10 de febrero de 2007)

Fidei Depositum


El 11 de octubre de 1992, al celebrarse el trigésimo aniversario de la apertura del concilio ecuménico Vaticano II, “el «gran don de gracia» dispensada por el espíritu de Dios a la Iglesia de nuestro tiempo.[7]” el Siervo de Dios Juan Pablo II daba a conocer su Constitución Apostólica Fidei Depositum para la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica. Al principio del texto explica que:
“·Guardar el depósito de la fe es la misión que el Señor confió a su Iglesia y que ella realiza en todo tiempo. El concilio ecuménico Vaticano II, inaugurado solemnemente hace treinta años por nuestro predecesor Juan XXIII, de feliz memoria, tenía como intención y finalidad poner de manifiesto la misión apostólica y pastoral de la Iglesia, a fin de que el resplandor de la verdad evangélica llevara a todos los hombres a buscar y aceptar el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento (cf. Ef 3, 19).”

Detalla luego los pasos que llevaron a la concreción del proyecto, y las razones de su importancia, expone brevemente el contenido y resalta el valor doctrinal del texto con visión amplia y abierta “Está destinado a favorecer y ayudar la redacción de los nuevos catecismos de cada nación, teniendo en cuenta las diversas situaciones y culturas, pero conservando con esmero la unidad de la fe y la fidelidad a la doctrina católica”
Y reitera lo ya dicho en 1985: "Para mí, que tuve la gracia especial de participar y colaborar activamente en su desenvolvimiento, el Vaticano II ha sido siempre, y es de modo particular en estos años de mi pontificado, el punto de referencia constante de toda mi acción pastoral, con el compromiso responsable de traducir sus directrices en aplicación concreta y fiel, a nivel de cada Iglesia y de toda la Iglesia. Hay que acudir incesantemente a esa fuente" (3) 3) Juan Pablo II, Homilía del 25 de enero de 1985, cf. L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 3 de febrero de 1985, p. 12).

sábado, 10 de octubre de 2009

La grandeza del sacerdote católico

(foto de Corazones de Jesus y Maria)
"Dios ve a la criatura más perfecta, a la Inmaculada (llena de gracia), la ama y así nace Jesús, Hombre-Dios, Hijo de Dios e Hijo del hombre. En Ella, pues, comienzan los grados de semejanza de los hijos de Dios y de los hombres, de los miembros de Jesús" (Escritos del padre Kolbe III, pág. 678 s.).

Celebramos hoy – en pleno año sacerdotal - un nuevo aniversario de la canonización de san Maximiliano Kolbe apóstol infatigable de la devoción a la Inmaculada, y ejemplo de sacerdote al que el Siervo de Dios Juan Pablo II cita en el Angelus del 17 de octubre de 1982 (una semana despues de la canonización) enlazando su recuerdo del padre Kolbe con palabras expresadas por su antecesor Pablo VI hablando de la grandeza del sacerdote:
Decía Juan Pablo II
“He querido expresarme con las palabras del Padre Kolbe porque este domingo 17 de octubre nos lleva de nuevo con el pensamiento al 17 de octubre de 1971, día en que tuvo lugar el solemne rito de su beatificación. En ese período se celebraba la II Asamblea General del Sínodo de los Obispos, que tenía como tema: "El sacerdocio ministerial y la justicia en el mundo". Pablo VI, hablando en una audiencia de aquellos días del Sínodo, recordaba la grandeza del sacerdocio católico y, como trazando el retrato del padre Kolbe, a quien se disponía a declarar "beato", observaba: "Si el sacerdote es el hombre de Dios, es 'otro Cristo', significa que una corriente de gracia ha entrado en la historia de su vida: él ha sido un llamado, un elegido, un preferido de la misericordia del Señor. Él lo ha amado de manera particular; Él lo ha señalado con un carácter especial, y así lo ha habilitado para el ejercicio de poderes divinos; Él lo ha enamorado de Sí mismo, hasta el punto de hacer madurar en él aquel acto de amor más pleno y más grande de que es capaz el corazón humano: la oblación total, perpetua y feliz de sí mismo... El ha tenido el valor de convertir su vida en un sacrificio, lo mismo que Jesús, para los otros, para todos, para nosotros" (13 de octubre de 1971).
Invito visitar mis posts anteriores etiquetados Kolbe

viernes, 9 de octubre de 2009

Cracovia y Roma: Dos Iglesias hermanas (4)

Cracovia y Roma: Dos Iglesias hermanas (4)
3 de 10 “capitulos” de la
ponencia de Mons. Stanislaw Rylko / Presidente del Consejo Pontificio para los Laicos

“3. Antigua capital, ciudad-testimonio del gran pasado de Polonia, Cracovia conserva los monumentos mas preciados de su historia y de su cultura. Sobresale el castillo real situado sobre la colina de Wawel, a orillas del Vistula, desde donde se abarca el panorama de toda la ciudad.. Y dentro del predio del complejo de Wawel, la Catedral real que custodia el tesoro mas preciado: la Confesión (a) con las reliquias de san Estanislao, obispo y mártir, patrono de Cracovia y de toda Polonia. La Catedral es el lugar de la coronación y sepultura de la mayor parte de los reyes polacos y hospeda un panteón que custodia los restos mortales de héroes nacionales y grandes poetas polacos. Allí mismo en esa Catedral, en la cripta de San Leonardo, Karol Wojtyla celebró su primera Misa en 1946.
En los numerosos ateneos de Cracovia conviven cultura y ciencia, el pionero entre ellos es la Universidad Jaguelonica, la más antigua de Polonia, fundada en 1364. Fue allí donde el joven Wojtyla inicio sus estudios de literatura polaca en 1938 para proseguirlos después (descubierta ya su vocación sacerdotal – en la Facultad de Teología fundada por Bonifacio IX en 1397, también ésta la más antigua de Polonia. (Y aquí acoto un dato interesante: el ejercicio de docencia obtenido por Karol Wojtyla fue el ultimo nombramiento otorgado antes del cierre de la Facultad por parte del régimen comunista en 1954). El Papa siempre ha considerado la Universidad Jaguellonica como su Alma Mater y contininuo cultivando la amistad con muchos de los profesores de diferentes facultades.
Imponente centro de arte en todas sus expresiones, Cracovia hospeda numerosos museos, teatros y muchísimas iglesias – valiosos exponentes de arquitectura sacra – las mas antiguas datan de los siglos X al XI. Por algo Cracovia ha sido llamada ya en tiempos remotos la “Roma polaca”, apelativo significativo que habla de la importancia religiosa de esta ciudad a lo largo de la historia de la nación polaca. Los historiadores identifican al siglo XV como un periodo en el cual las relaciones entre la antigua capital de Polonia y Roma fueron particularmente intensas (4) Numerosos los lugares de culto, entre los que prevalecía la tumba de san Estanislao; antigua meta de peregrinación también desde mas allá de los limites de Polonia; descubrimiento de la vocación misionera de Polonia hacia los pueblos de Europa oriental; activa participación de profesores de la Universidad en los trabajos conciliares de la época: Un siglo de oro para toda la vida espiritual que ha dado a la Iglesia santos y beatos como San Juan de Kety, san Casimiro y muchos otros.
Es en este contexto cultural y espiritual – descrito a grandes rasgos – que ha vivido el futuro Juan Pablo II.”

4 Cfr. T. Ulewicz, Kraków - polski Rzym (Jak, kiedy, dlaczego), in: “Klejnoty i sekrety Krakowa”, Kraków 1994, pp. 63-75.

(a) El Altar de la confesión es el altar principal de la Basílica, llamado así porque invita a los fieles a confesar, o profesar la propia fe en Cristo, verdadero Dios y hombre.


Invito visitar los post anteriores etiquetados Cracovia y Roma dos Iglesias hermans

jueves, 8 de octubre de 2009

Primeras jornadas católicas en temas sociales para Europa

“Solidaridad – desafío para Europa”
es el tema de las
Primeras jornadas católico sociales para Europa
que se realizan entre el 8 y el 11 de este mes de octubre 2009 en Polonia. La ciudad anfitriona Gdansk, cuna del movimiento Soidarnosc, fue elegida como símbolo porque allí el 31 de agosto de 1980 se firmo el así llamado “acuerdo de agosto” entre trabajadores y gobierno polaco dando inicio al movimiento Solidarnosc, primer paso hacia los cambios que se fueron produciendo en Polonia y demás países de la Europa ex comunista
El encuentro fundado en la doctrina social de la Iglesia es convocado por COMECE (Comision de Conferencias Episcopales de la Union Europea) trae a la memoria los 80 años de la gran crisis del año 1929 (en el marco de la presente crisis económico financiera con consecuencias sociales y políticas peligrosas que no excluyen la tentación de volver a nacionalismos y proteccionismos; los 70 años del estallido de la 2da guera mundial – caían los primeros disparos en Westerplatte, cerca de Gdansk - con el trágico saldo final de 60 millones de victimas -; los 30 años de la primer visita de Juan Pablo II a Polonia en 1979 y los 20 años de las primeras elecciones cuasi libres del Parlamento polaco y el retorno a la democracia en Europa del este.
Estas jornadas - explica Mons. Piotr Jarecki, obispo auxiliar de Varsovia. vicepresidente de la Comisión de obispos de la Comunidad Europea (COMECE) y Presidente de la Comisión preparatoria, buscan hacer presente en la mente y el corazón de los jóvenes, que son el futuro de Europa, un pasado aún reciente, para ellos tan lejano. Ademàs, agrega Mons. Jarecki apuntamos a la búsqueda - en medio de la actual crisis mundial – de una vía de solidaridad europea frente a los problemas políticos económicos y sociales que afronta la Europa contemporánea, haciéndolo a la luz de la doctrina social de la Iglesia con reflexiones acerca de la visión del hombre, el valor de la dignidad humana y del derecho a la vida y la familia – célula vital de la sociedad. Aclara Mons. Jarecki que cerca del 50% de los participantes de la Jornadas tienen menos de 35 años y provienen del Centro europeo de Gdansk - co organizador de las Jornadas juntamente a la iniciativa de solidaridad de los católicos alemanes - Renovabis; del Centro de pensamiento de Juan Pablo II de Varsovia y también de otros paises.
El encuentro inaugura hoy con una ceremonia de apertura, celebración eucarística en la Iglesia de Santa Brígida y una cena de bienvenida.
En la jornada de trabajo de mañana después de la introducción a cargo del Arzobispo de Dublín, Mons. Diarmid Martin, en el mòdulo La persona humana y sus derechos expondrá el Prof. Alojz Peterle, Miembro del Parlamento Europeo, y ex primer ministro de la Republica de Eslovenia. Otro tema del día (en todos los temas exponen 3-4 panelistas) trata sobre Las familias europeaslas familias células vitales de la sociedad necesitan de la solidaridad de Europa. Por la tarde se hablara de Un modelo socio-económico y uno de los oradores será. Jose T. Raga Gil, profesor de economía de la Universidad Complutense de Madrid. La tarde prosigue con debates, celebración eucarística en la Iglesia de Santa Maria presidida por el Rev. Piotr Jarecki y culmina con reflexiones en diferentes iglesias de Gdansk.
Los temas del sábado hablan de Unión Europea a la luz de la doctrina social de la Iglesia y por la tarde sobre El bien común global y la responsabilidad europea ante el mundo y las futuras generaciones. Entre los testimonios se presentaran Lech Walesa y Maciej Zieba O.P. Director del Centro de Solidaridad Europeo, se emitirá un mensaje final y se exhibirá una película sobre el nacimiento del movimiento de Solidaridad.
La ceremonia final del domingo 11 contara con la presencia del Presidente de la Republica de Polonia el señor Lech Kaczynski y se darà clausura al encuentro con una celebración eucariótica celebrada por el Arzobispo de Gdansk Mons. Glodz.

Invito visitar:
Mis posts anteriores ettiquetados Solidarność 7 (este es el nro 7)

miércoles, 7 de octubre de 2009

La sonrisa de Maria

Celebramos hoy la festividad de Nuestra Señora del Rosario y queria compartir con los lectores del blog este trozo de ternura de la homilía del Santo Padre Benedicto XVI en la Santa Misa con los enfermos celebrada en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario en Lourdes con ocasión de su viaje apostólico a Francia para el 150º aniversario de las apariciones de Lourdes
Invito también leer mi post del año pasado
El Rosario vía de contemplación y los enlaces citados
"El salmista, vislumbrando de lejos el vínculo maternal que une a la Madre de Cristo con el pueblo creyente, profetiza a propósito de la Virgen María que “los más ricos del pueblo buscan tu sonrisa” (Sal 44,13). De este modo, movidos por la Palabra inspirada de la Escritura, los cristianos han buscado siempre la sonrisa de Nuestra Señora, esa sonrisa que los artistas en la Edad Media han sabido representar y resaltar tan prodigiosamente. Este sonreír de María es para todos; pero se dirige muy especialmente a quienes sufren, para que encuentren en Ella consuelo y sosiego. Buscar la sonrisa de María no es sentimentalismo devoto o desfasado, sino más bien la expresión justa de la relación viva y profundamente humana que nos une con la que Cristo nos ha dado como Madre.
Desear contemplar la sonrisa de la Virgen no es dejarse llevar por una imaginación descontrolada. La Escritura misma nos la desvela en los labios de María cuando entona el Magnificat: “Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador” (Lc 1,46-47). Cuando la Virgen María da gracias a Dios nos convierte en testigos. María, anticipadamente, comparte con nosotros, sus futuros hijos, la alegría que vive su corazón, para que se convierta también en la nuestra. Cada vez que se recita el Magnificat nos hace testigos de su sonrisa. Aquí, en Lourdes, durante la aparición del miércoles, 3 de marzo de 1858, Bernadette contempla de un modo totalmente particular esa sonrisa de María. Ésa fue la primera respuesta que la Hermosa Señora dio a la joven vidente que quería saber su identidad. Antes de presentarse a ella algunos días más tarde como “la Inmaculada Concepción”, María le dio a conocer primero su sonrisa, como si fuera la puerta de entrada más adecuada para la revelación de su misterio.
En la sonrisa que nos dirige la más destacada de todas las criaturas, se refleja nuestra dignidad de hijos de Dios (…) es reflejo verdadero de la ternura de Dios, es fuente de esperanza inquebrantable."
En el apartado que dirigía especialmente a los enfermos y a los que sufren el Santo Padre alentaba:

·Quisiera decir humildemente a los que sufren y a los que luchan, y están tentados de dar la espalda a la vida: ¡Volveos a María! En la sonrisa de la Virgen está misteriosamente escondida la fuerza para continuar la lucha contra la enfermedad y a favor de la vida. También junto a Ella se encuentra la gracia de aceptar sin miedo ni amargura el dejar este mundo, a la hora que Dios quiera.
Qué acertada fue la intuición de esa hermosa figura espiritual francesa, Dom Jean-Baptiste Chautard, quien en El alma de todo apostolado, proponía al cristiano fervoroso encontrarse frecuentemente con la Virgen María “con la mirada”. Sí, buscar la sonrisa de la Virgen María no es un infantilismo piadoso, es la aspiración, dice el salmo 44, de los que son “los más ricos del pueblo” (44,13).
“Los más ricos” se entiende en el orden de la fe, los que tienen mayor madurez espiritual y saben reconocer precisamente su debilidad y su pobreza ante Dios. En una manifestación tan simple de ternura como la sonrisa, nos damos cuenta de que nuestra única riqueza es el amor que Dios nos regala y que pasa por el corazón de la que ha llegado a ser nuestra Madre. Buscar esa sonrisa es ante todo acoger la gratuidad del amor; es también saber provocar esa sonrisa con nuestros esfuerzos por vivir según la Palabra de su Hijo amado, del mismo modo que un niño trata de hacer brotar la sonrisa de su madre haciendo lo que le gusta. Y sabemos lo que agrada a María por las palabras que dirigió a los sirvientes de Caná:
“Haced lo que Él os diga” (Jn 2,5).

Invito visitar : Lourdes en directo las 24 horas del dia

martes, 6 de octubre de 2009

Aniversario canonización Josemaría Escrivá

Mis amigos del Opus Dei están otra vez de fiesta, de gran fiesta, recordando con emoción nada menos que el aniversario de la canonización de su fundador san Josemaría Escrivá de Balaguer, el “santo de lo ordinario”, “el santo de la vida cotidiana”, canonizado por el Siervo de Dios Juan Pablo II el 6 de octubre de 2002, a 10 años de la beatificación, y en el centenario de su nacimiento.
El Santo Padre Juan Pablo II expresaba en la homilía de la Misa de canonización conceptos valederos para todos los cristianos sin excepción:
“La vida habitual de un cristiano que tiene fe -solía afirmar Josemaría Escrivá-, cuando trabaja o descansa, cuando reza o cuando duerme, en todo momento, es una vida en la que Dios siempre está presente" (Meditaciones, 3 de marzo de 1954). Esta visión sobrenatural de la existencia abre un horizonte extraordinariamente rico de perspectivas salvíficas, porque, también en el contexto sólo aparentemente monótono del normal acontecer terreno, Dios se hace cercano a nosotros y nosotros podemos cooperar a su plan de salvación. Por tanto, se comprende más fácilmente lo que afirma el concilio Vaticano II, esto es, que "el mensaje cristiano no aparta a los hombres de la construcción del mundo (...), sino que les obliga más a llevar a cabo esto como un deber" (Gaudium et spes, 34).
Elevar el mundo hacia Dios y transformarlo desde dentro: he aquí el ideal que el santo fundador os indica… Él continúa recordándoos la necesidad de no dejaros atemorizar ante una cultura materialista, que amenaza con disolver la identidad más genuina de los discípulos de Cristo (…).
Siguiendo sus huellas, difundid en la sociedad, sin distinción de raza, clase, cultura o edad, la conciencia de que todos estamos llamados a la santidad. Esforzaos por ser santos vosotros mismos en primer lugar, cultivando un estilo evangélico de humildad y servicio, de abandono en la Providencia y de escucha constante de la voz del Espíritu. De este modo, seréis "sal de la tierra" (cf. Mt 5, 13) y brillará "vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos" (Mt 5, 16).
Ciertamente, no faltan incomprensiones y dificultades para quien intenta servir con fidelidad a la causa del Evangelio. El Señor purifica y modela con la fuerza misteriosa de la cruz a cuantos llama a seguirlo; pero en la cruz -repetía el nuevo santo- encontramos luz, paz y gozo: lux in cruce, requies in cruce, gaudium in cruce!

Invito visitar mi post del año pasado: Ser santos – canonización de Josemaría Escrivá

lunes, 5 de octubre de 2009

Oración para alcanzar gracias por intercesión de Santa Faustina:

"Oh inconcebible e insondable misericordia de Dios, ¿quién te puede adorar y exaltar de modo digno? Oh sumo atributo de Dios omnipotente, tú eres la dulce esperanza de los pecadores"

Oh Jesús, que hiciste de la Santa Faustina
una gran devota de tu infinita misericordia,
concédeme por su intercesión,
si fuere esto conforme a tu santísima voluntad,
la gracia de ............................., que te pido.
Yo, pecador, no soy digno de tu misericordia,
pero dígnate mirar el espíritu de entrega
y sacrificio de Sor Faustina y
recompensa sus virtudes atendiendo
las súplicas que a través de ella
te presento confiando en tí.

Padre nuestro...
Ave María...
Gloria...

Santa Faustina, ruega por nosotros.
Invito visitar Santa Faustina Kowalska de este blog y los enlaces citados alli.

domingo, 4 de octubre de 2009

La conversión de San Francisco


"Francisco era muy alegre y generoso, dedicado a los juegos y a los cantos; vagaba por la ciudad de Asís día y noche con amigos de su mismo estilo; era tan generoso en los gastos, que en comidas y otras cosas dilapidaba todo lo que podía tener o ganar" (3 Comp 1, 2: FF 1396) … “más bien vanidoso, le gustaba vestir con elegancia y buscaba la originalidad (cf. 3 Comp 1, 2: FF 1396)”... “lo que impresionaba a los contemporáneos de Francisco era también su ambición, su sed de gloria y de aventura. Esto fue lo que lo llevó al campo de batalla, acabando prisionero durante un año en Perusa. Una vez libre, esa misma sed de gloria lo habría llevado a Pulla, en una nueva expedición militar, pero precisamente en esa circunstancia, en Espoleto, el Señor se hizo presente en su corazón, lo indujo a volver sobre sus pasos, y a ponerse seriamente a la escucha de su Palabra…”el Señor conquistó a Francisco cogiéndole las vueltas, su deseo de afirmación, para señalarle el camino de una santa ambición, proyectada hacia el infinito: "¿Quién puede serte más útil, el señor o el siervo?" (3 Comp 2, 6: FF 1401), fue la pregunta que sintió resonar en su corazón.”
Su conversión sucedió cuando estaba en la plenitud de su vitalidad, de sus experiencias, de sus sueños. Tocado por la gracia en Rivotorto donde, según la tradición, se hallaban segregados los leprosos —los últimos, los marginados—, con respecto a los cuales Francisco sentía una repugnancia irresistible. les abrió su corazón. Y no sólo lo hizo con un gesto piadoso de limosna, pues hubiera sido demasiado poco, sino también besándolos y sirviéndolos. Él mismo confiesa que lo que antes le resultaba amargo, se transformó para él en "dulzura de alma y de cuerpo" (2 Test 3: FF 110). …..la gracia comienza a modelar a Francisco. Se fue haciendo cada vez más capaz de fijar su mirada en el rostro de Cristo y de escuchar su voz. Fue entonces cuando el Crucifijo de San Damián le dirigió la palabra, invitándolo a una valiente misión:
"Ve, Francisco, repara mi casa, que, como ves, está totalmente en ruinas" (2 Cel I, 6, 10: FF 593).

Invto visitar:
Santa Maria de los Ángeles
Mi post anterior y los anlaces allictados
y

sábado, 3 de octubre de 2009

Un nuevo milagro de Juan Pablo II? Curación milagrosa de un niño español de Cartagena


No puedo aportar más datos, pero les invito leer la información publicada en Info Católica, enlace que acaba de hacerme llegar un amigo. Impresionante y emocionante!

Mons. Di Roberto de la Congregación de las Causas de los Santos explicaba en Totus Tuus de Mayo 2006 que el “ultimo de los actos que cierra el camino jurídico de la verificación de un milagro es el decreto: un acto jurídico de la Congregación para las causas de los santos, sancionado por el Papa, y en el que un hecho prodigioso se define como autentico y verdadero milagro. Se considera milagro un hecho que supera las fuerzas de la naturaleza, que ha sido realizado por Dios poniendo por intercesor a un siervo de Dios o a un beato”

Debemos, por lo tanto, ser pacientes y esperar la debida confirmación de los especialistas y autoridades pertinentes de la Iglesia. Pero nada nos impide - al leer esta noticia - emocionarnos junto a los padres del niño y dar gracias a Dios por privilegiar a esta familia con semejante regalo nada menos que por intercesión del Siervo de Dios Juan Pablo II.

viernes, 2 de octubre de 2009

Los Ángeles


328
“La existencia de seres espirituales, no corporales, que la Sagrada Escritura llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe. El testimonio de la Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición….”
329
“…Con todo su ser los ángeles son servidores y mensajeros de Dios. Porque contemplan “constantemente el rostro de mi Padre que está en los cielos” (Mt, 18.,10) son “agentes de sus órdenes, atentos a la voz de su palabra” (Sal 103,20)”
330
“En tanto que criaturas puramente espirituales, tienen inteligencia y voluntad: son criaturas personales e inmorales. Superna en perfección a todas las criaturas visibles. El resplandor de su gloria da testimonio de ello”
331
“Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Los ángeles le pertenecen…”
335
En su liturgia, la Iglesia se une a los ángeles para adorar al Dios tres veces santo, invoca su asistencia…y celebra particularmente la memoria de ciertos ángeles (san Miguel, san Gabriel, san Rafael, los ángeles custodios)
326
Desde la infancia a la muerte, la vida humana está rodeada de su custodia y de su intercesión. Cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducirlo a la vida”. Desde esta tierra, la vida cristiana participa, por la fe, en la saciedad bienaventurada de los ángeles y de los hombres, unidos en Dios”.

(del Catecismo de la Iglesia Católica (adición de la Conferencia Episcopal Argentina, 1993)
Invito visitar mi post anterior: Juan Pablo II y los Angeles