Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 31 de marzo de 2011

Juan Pablo II 31 de marzo de 2005


El miércoles 30 de marzo, cuando unos 5000 jóvenes de Milano se acercaron a la Plaza, Juan Pablo II - ya con el tubo nasal incorporado - quiso saludarles, aunque su secretario trataba de convencerle que simplemente les diera la bendición. Pero el insistía que quería decir algo…. pidió que le acercaran el micrófono, pero una vez mas no pudo pronunciar palabra…..


Al día siguiente 31 de Marzo comenzaba su Estación Nro 12 del Calvario. Durante los preparativos para concelebrar la Misa en la capilla papal “su cuerpo sufrió una sacudida como si algo hubiese explotado en el” según expresara el Arzobispo Dziwisz mas tarde. Un schock séptico, causado por una infección urinaria…con temperatura y un sistema cardiovascular que colapsaba…. Dziwisz le recordó al Dr. Buzzonetti el deseo del Papa de morir en el Vaticano, así que Juan Pablo II fue llevado a su habitación donde tendría cerca las imágenes de Cristo sufriente y la Virgen Negra, Nuestra Señora de Czestochowa; a su lado dos pequeñas fotografías de sus padres que tenia allí desde hacia tiempo.


Al anochecer fue oficiada la Misa al pie de su cama y el Papa logró elevar su brazo durante las palabras de la consagración del pan y el vino y golpear levemente su pecho al Agnus Dei. Recibió la Comunión a las 7.17 pm y nuevamente el sacramento de los enfermos administrado por el Cardenal Marian Jaworski.


Las religiosas de la casa, los secretarios del Papa, los doctores y las enfermeras se acercaron a la cama para besar la mano del Papa; Juan Pablo II balbuceo uno a uno sus nombres y a su pedido aquel dia tan particular terminaba con una hora de reflexiones y oración, concluyendo finalmente con el canto de las religiosas.


(traducido y adaptado de The end and the beginning – George Weigel, p. 384/385, Doubleday)


Invito visitar mis posts etiquetados Aniversario

miércoles, 30 de marzo de 2011

1 de mayo 2011 Informacion practica general - beatificacion Juan Pablo II


Invito visitar el nuevo sitio que ha inaugurado Opera Romana Pellegrinaggi con información práctica general para peregrinos y visitantes: programa, medios de transporte, alojamiento, pases, etc.

Habrá lugar para todos en la beatificación de Juan Pablo II en Roma

Invito leer el informe de Zenit con detalles de la presentación operativa realizada ayer en la sede del Vicariato de Roma.

martes, 29 de marzo de 2011

La “Ventana de la Vida” en Cracovia cumple 5 años

Agradezco a Caritas Polska la fotografía.

"Todas las madres que no pueden criar a sus hijos - no los maten, no los tiren en los cestos de basura o en basurales, por favor déjenlos aquí en “La Ventana de la Vida”. Permitan que sean adoptados. Denles una oportunidad para la vida y el amor.”


Con una oración comunitaria y una torta con 14 velas (porque fueron 14 los bebes dejados allí) se celebró el quinto aniversario de la creación de “La Ventana de la Vida” en Cracovia, un lugar que está al cuidado de las Hermanas de la Sagrada Familia de Nazaret. Entre los presentes en la ceremonia del aniversario, además del Cardenal Stanislaw Dziwisz, Arzobispo Metropolitano de Cracovia se encontraban el director general de Caritas Polonia, El Dr. Mariano Subocz; el director de Caritas de la Arquidiócesis de Cracovia, padre. Kordula Bogdan, el director de la Pastoral de la Familia de la Curia Metropolitana de Cracovia, el padre. Jacek Konieczny, el jefe del Departamento de Neonatología del Hospital Universitario de Cracovia, dr hab. Ryszard Lauterbach y un representante de la Corte de Distrito de Cracovia - Juez portavoz Waldemar Zurek.


La “Ventana” fue creada en honor al Siervo de Dios Juan Pablo II como homenaje simbólico a su incansable defensa de la vida y como una extensión natural del hogar para Madres Solteras que en 1974 creó Karol Wojtyla cuando era Obispo de Cracovia.

Con el tiempo surgieron otras necesidades y la Iglesia de Cracovia preocupada por los bebes que eran abandonados recién nacidos decidió darle una mano a la madre, a menudo angustiada, creando la “Ventana de la Vida”.

Posteriormente fueron creadas otras al cuidado de otras Congregaciones religiosas católicas en Polonia: Czestochowa, Ełk, Gdańsk, Grudziądz, Kalisz, Katowice, Koszalin, Nowy Sącz, Płock, Rzeszów, Sandomierz, Warszawa.


La “Ventana” es un lugar donde las madres que no desean a sus hijos o no pueden cuidarles, pueden dejar a los recién nacidos anónimamente para que allí sean cuidados y puestos en adopción. Se trata de un cubículo que se abre desde afuera, calefaccionado por dentro, y donde hay una pequeña cuna para que la madre coloque al niño. En cuanto se abre suena por dentro una alarma, las Hermanas van en busca del bebe, le prestan las primeras atenciones y luego lo llevan al hospital para su control, para después comenzar los tramites legales. El niño solo es dado en adopción si su madre natural no puede ser ubicada. Es un proceso que puede demorar, pero mientras tanto los niños quedan al buen cuidado de las Hermanas Nazaretanas. En el caso de Cracovia una de las familias decidió recuperar el niño, los demás fueron entregados a familias adoptivas, previo cumplimiento de todos los tramites legales de adopción. Las hermanas siguen en contacto con las familias, mantienen encuentros con ellos y rezan por las madres que dejaron a sus niños allí.


Esta “Ventana” - expreso el Cardenal Stanislaw Dziwisz en el homenaje - no soluciona todos los problemas de los niños, pero es un símbolo, un estimulo y un testimonio de la preocupación de la Iglesia por la vida. Agrego también que seguramente habrá madres que desesperadas dejan aquí a sus hijos con gran dolor, pero que al no ver la posibilidad de brindarles atención los dejan aquí porque saben que aquí estarán a resguardo y puestos en buenas manos.”


Para celebrar el aniversario de esta Ventana de la Caridad de Cracovia se ha publicado una revista conmemorativa dedicada a la creación de “Ventanas de la vida” y toda la información relacionada con su funcionamiento, que se ha distribuido gratuitamente en todas las parroquias de la Arquidiócesis de Cracovia.

lunes, 28 de marzo de 2011

Un 'Via Crucis' por la Vida con la Cruz de las JMJ en Cádiz





Este fin de semana en muchas ciudades grandes y pequeñas del mundo se ha celebrado el Día del Niño por Nacer/Dia Internacional por la Vida. De las crónicas he seleccionado esta que me ha gustado especialmente por el contenido y la relación con Juan Pablo II y las JMJ:

“En Cádiz tuvimos un 'Via Crucis' por la Vida. En una de las estaciones se pidió a Dios que bendijera a los que trabajan por la vida prenatal.



REDACCIÓN HO.- El 26 de Marzo, Día Internacional por la Vida, en las capitales y en otras ciudades de toda España han tenido lugar concentraciones por la vida. En Cádiz hemos celebrado un via crucis pro-vida con la cruz del Papa -la de las Jornadas Mundiales de la Juventud- y con el icono de María que la acompaña siempre. Cuando he visto esa cruz alta, sobria, salir de la catedral vieja y erguir su silueta sobre el cielo gaditano, me he quedado sobrecogido. ¡Esa cruz es un signo tan poderoso, tan antiguo y tan nuevo…! Me he acordado de la película de Karol Wojtyla, de la cruz de Nowa Hutta, la "ciudad sin Dios" construida por los comunistas para las familias obreras de Polonia, sin una sola capilla donde rezar. He recordado la imagen de aquellos cristianos valientes, levantando una cruz en medio de la ciudad sin Dios. Y de nuevo, hoy, la cruz se yergue como el signo poderoso de la trascendencia del ser humano, como un clamor de vida y libertad.

Verdadero humanismo

He ido ya a unas cuantas manifestaciones y concentraciones por la vida. En todas ellas, mi principal obsesión era que acudiera mucha gente, porque la fuerza de una manifestación está en el número de personas; eso es lo que valora la prensa y la opinión pública. Pero esta tarde ha sido distinto, porque nuestra fuerza estaba en Cristo. Hemos levantado una cruz en medio de este mundo perdido; hemos rezado públicamente, todos a una, por las calles de nuestra ciudad. Y casi me he emocionado cuando, en una de las estaciones, se ha pedido a Dios que bendijera a los que trabajan por la vida prenatal..”

domingo, 27 de marzo de 2011

Nuestra obligación de cristianos frente a un mundo sediento de Dios


“Bautizados por el don del espíritu hemos obtenido los dones divinos. No defraudemos a ese espíritu ya que tenemos una misión que cumplir ante los demás. El mundo agoniza sediento de Dios. Sed de un Dios que nosotros hemos de dar a conocer. Pero ¿cómo será posible si estamos también nosotros sedientos de Dios? ¿Cómo será posible si no recurrimos a la fuente del agua de la vida? Muchas veces nos conformamos con la misa dominical y nada queremos de un compromiso más profundo. Nos cuesta participar más plenamente de la vida de la Iglesia, ya en sus obras de evangelización como en las de caridad. No tenemos tiempo para reflexionar en serio sobre nuestra fe y sus alcances concretos en la vida de cada día, aunque muchas veces damos cátedra de nuestra aparente sabiduría cumpliéndose en nosotros aquellas palabras del evangelio….”guías ciegos que guían a otros ciegos….y ambos caen en el hoyo”. No busquemos el don de Dios sólo para nosotros. Si bebemos del agua –el espíritu- que nos da Cristo, su palabra, su vida, su ejemplo, tenemos que ser manantial para que otros beban de manera que “el agua que yo daré se convertirá en él en manantial que brota hasta la vida eterna”. Si no somos manantial de vida nueva en el que otros encuentren la vida verdadera, ¿no será que todavía nos falta el agua que nos da Cristo? Quiera Dios sepamos repetir con el salmista “mi alma tiene sed de Dios, ¿cuándo llegaré a ver su rostro?” (Salmo 41). La esperanza no defrauda, nos dice hoy San Pablo, busquemos a Cristo y bebamos en Él el agua de la vida que apaga la sed de Dios. Del costado abierto de Cristo –roca viva- brotó sangre y agua, significando la eucaristía que nos nutre y, el bautismo que nos permitió recibir el don del Espíritu. Renovemos, pues, cada día, el compromiso de bautizados haciéndolo presente a Jesús en la sociedad en la que vivimos, y con la fuerza expansiva del amor divino que nace de nuestra unión con el Cristo eucarístico, busquemos transformar la sociedad de nuestro tiempo.”


Padre Ricardo B. Mazza. Cura párroco de la parroquia “San Juan Bautista”, en Santa Fe de la Vera Cruz. Argentina.

(Tercera parte de la Homilía en el domingo III° de Cuaresma ciclo “A”. 27 de Marzo de 2011)


« Señor, dame de esa agua, para que no tenga más sed » (Jn 4, 15).


“Los Evangelios relatan numerosos encuentros de Jesús con hombres y mujeres de su tiempo. Una característica común a todos estos episodios es la fuerza transformadora que tienen y manifiestan los encuentros con Jesús, ya que « abren un auténtico proceso de conversión, comunión y solidaridad ».(11)


Entre los más significativos está el de la mujer samaritana (cf. Jn 4, 5-42). Jesús la llama para saciar su sed, que no era sólo material, pues, en realidad, « el que pedía beber, tenía sed de la fe de la misma mujer ».(12) Al decirle, « dame de beber » (Jn 4, 7), y al hablarle del agua viva, el Señor suscita en la samaritana una pregunta, casi una oración, cuyo alcance real supera lo que ella podía comprender en aquel momento: « Señor, dame de esa agua, para que no tenga más sed » (Jn 4, 15). La samaritana, aunque « todavía no entendía »,(13) en realidad estaba pidiendo el agua viva de que le hablaba su divino interlocutor. Al revelarle Jesús su mesianidad (cf. Jn 4, 26), la samaritana se siente impulsada a anunciar a sus conciudadanos que ha descubierto el Mesías (cf. Jn 4, 28-30).”


sábado, 26 de marzo de 2011

Somos el riesgo de Dios: Reflexiones sobre los límites de la Divina Misericordia - James V. Schall, S.J. (3 de 3)


(original publicado en Ignatius Insight, Febrero 25, 2011 Traducido y publicado con permiso del autor) 3 de 3
III
Juan Pablo II sostiene que los límites del mal los delimita la Divina Misericordia. Que significa esto? Ello no implica que todo el mundo se salve automáticamente por la divina misericordia que disculpará todo pecado. No es así sino que perdonará todo pecado que pueda ser perdonado, pero allí está el tema. El perdón esta sujeto al arrepentimiento. Lo nuevo en el mundo merced a la Encarnación fue precisamente que los pecados son perdonados en principio debido al sacrificio de Cristo. Debido a que el era Dios y hombre a la vez, el sólo se eximió de la atrocidad del pecado.
En el concepto clásico de castigo que encontramos en Platón y Aristóteles, vemos que el propósito del castigo, particularmente el castigo voluntario, era restaurar el orden que quebramos con nuestros pecados. Platón llega a decir que nosotros deberíamos querer ser castigados y que somos incompletos sin ello. El castigo voluntario es señal que reconocemos nuestra parte en haber puesto desorden en el mundo.
Platón también sostiene que si cometemos un crimen contra alguien, esa acción solo puede ser perdonada por aquel contra quien cometimos el delito o pecado. Lo que el cristianismo agrega a este principio es que todo pecado también es una ofensa contra Dios. Es por eso que no podemos restaurar el orden por nuestros propios medios.

El Cristianismo combina ambas partes. El sacrificio de Cristo expía la ofensa contra Dios y el reconocimiento público restaura la validez de la ley que voluntariamente rompimos. Mas aun, Dios puede perdonar nuestros pecados, nosotros podemos sufrir un castigo, pero aquel contra quien pecamos aun puede no perdonarnos. Este rechazo no es nuestro problema. La disposición de perdonar también esta incluida en la revelación como una de nuestras propias responsabilidades.

Los límites de la divina misericordia están entonces en lo que Dios puede perdonar. El no puede perdonar lo que no se pide o reconoce. Si el nos “impusiera” el perdón dejaríamos de ser libres. Esto negaría todo el drama de nuestra libertad y sus consecuencias. Dios puede responder al mal con el bien. También nosotros. La divina misericordia amplia el alcance de la relación de Dios con nosotros. Pero esa ampliación incluía la redención en la Cruz. Dios respondió al desorden humano inicial echando a Adán y Eva del Paraíso. Ellos perdieron el camino a Dios que les era ofrecido. Pero se les prometió y finalmente dio un segundo camino, uno que seguía respetando su libertad permaneciendo vigentes las consecuencias.

Los límites de la divina misericordia están establecidos entonces por lo que ni Dios puede hacer. El no puede hacernos libres y después hacernos no-libres. Lo que puede hacer es hacernos libres y cuando abusamos de nuestra libertad ofrecernos un camino para restaurar la ley o el amor que hemos violado. Pero aun así, depende de nosotros. Dios puede brindarnos un ejemplo de lo que cuestan nuestros pecados. Pero no puede obligarnos a verlo o admitir nuestra participación en el.

Hubiese sido mejor para Dios no habernos creado? De ninguna manera. Dios efectivamente arriesgó algo creándonos seres libres. El arriesgó que algunos rechazasen su amor. Pero pagó el precio. Fuimos redimidos en un mundo caído donde la justicia y la misericordia van lado a lado. Dios prefirió algo que nada. Esta es la razón de nuestra existencia con el ofrecimiento de vida eterna si respondemos a su invitación. Tal es el drama del mundo en el cual vivimos. Somos el riesgo de Dios. Aquellos que rechazan el don de la gracia, sea cuantos fueren, son responsables de su elección. Dios no puede quitarles eso. Este es el límite de la divina misericordia.

Fr. James V. Schall, S.J., es Profesor de Filosofia Politica en la Georgetown University.Es autor de numerosos libros sobre temas sociales, espiritualidad, cultura y literatura incluyendo Another Sort of Learning, Idylls and Rambles, A Student's Guide to Liberal Learning, The Life of the Mind (ISI, 2006), The Sum Total of Human Happiness (St. Augustine's Press, 2007), The Regensburg Lecture (St. Augustine's Press, 2007), y The Mind That Is Catholic: Philosophical and Political Essays (CUA, 2008). Su libro mas reciente publicado por Ignatius Press es The Order of Things (Ignatius Press, 2007). Su nuevo libro The Modern Age, se consigue en St. Augustine's Press. Invito leer mas en su pagina web.

viernes, 25 de marzo de 2011

Maria, la esclava obediente del Señor

Marko Ivan Rupnik Anunciación
“ Las palabras de María en la Anunciación: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38), ponen de manifiesto una actitud característica de la religiosidad hebrea. Moisés, al comienzo de la antigua alianza, como respuesta a la llamada del Señor, se había declarado su siervo (cf. Ex 4,10; 14,31). Al llegar la nueva alianza, también María responde a Dios con un acto de libre sumisión y de consciente abandono a su voluntad, manifestando plena disponibilidad a ser «la esclava del Señor».

La expresión «siervo» de Dios se aplica en el Antiguo Testamento a todos los que son llamados a ejercer una misión en favor del pueblo elegido: Abraham (Gn 26,24), Isaac (Gn 24,14) Jacob (Ex 32,13; Ez 37,25), Josué (Jos 24,29), David (2 Sm 7,8) etc. Son siervos también los profetas y los sacerdotes, a quienes se encomienda la misión de formar al pueblo para el servicio fiel del Señor. El libro del profeta Isaías exalta en la docilidad del «Siervo sufriente» un modelo de fidelidad a Dios con la esperanza de rescate por los pecados del pueblo (cf, Is 42-53). También algunas mujeres brindan ejemplos de fidelidad, como la reina Ester, que, antes de interceder por la salvación de los hebreos, dirige una oración a Dios, llamándose varias veces «tu sierva» (Est 4,17).

María, la «llena de gracia», al proclamarse «esclava del Señor», desea comprometerse a realizar personalmente de modo perfecto el servicio que Dios espera de todo su pueblo. Las palabras: «He aquí la esclava del Señor» anuncian a Aquel que dirá de sí mismo: «El Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos» (Mc 10,45; cf. Mt 20,28). Así, el Espíritu Santo realiza entre la Madre y el Hijo una armonía de disposiciones íntimas, que permitirá a María asumir plenamente su función materna con respecto a Jesús, acompañándolo en su misión de Siervo.”
Invito visitar el sitio del Directorio Franciscano con un completísimo detalle de enlaces marianos

jueves, 24 de marzo de 2011

El Santuario de Altötting

Ojalá que aquí, donde comenzó la Reforma, se redoble el esfuerzo, haciendo todo lo humanamente posible en fidelidad al único Señor de la Iglesia y a su mensaje, para que se cumpla su deseo y su oración: "Que todos sean uno" (Jn 17, 21).”
(del discurso del Santo Padre Juan Pablo II en la ceremonia de bienvenida al aeropuerto de Colonia-Bonn, 1980)


El Domingo 24 de enero de 1988 en el rezo del "Ángelus", el Papa Juan Pablo II invitaba a dirigirnos con el pensamiento al santuario mariano de Altötting, centro espiritual de Bavaria, diócesis de Passau, hacia donde llegan millones de peregrinos y visitantes para ver a la “Virgen Negra” y rezar ante la “Liebe Frau von Altötting” querida Señora de Altötting.


En el Ángelus de ese domingo 24 de enero de 1988 el Papa explicaba brevemente la historia y la importancia de Altötting.

“Como Kevelaer en el norte del país, Altötting es el más importante centro de la piedad mariana en Alemania meridional: "Unsere Liebe Frau von Altötting", Nuestra querida Señora de Altötting. La imagen de la Virgen, venerada bajo este título en ese santuario, es una talla de estilo gótico, de la primera mitad del siglo XV, que representa a María con el Niño Jesús en brazos.
Según la tradición del lugar, la devoción popular a esa sagrada imagen empezó en 1489, cuando un niño de tres años, que se había ahogado en el río que pasa por allí, volvió a la vida por intercesión de la Virgen de Altötting. La ayuda materna de María a una familia en dificultades, fue el comienzo de una interminable procesión de peregrinos que, desde hace ya 500 años, afluyen a ese santuario para venerar a la Madre de Jesús, para confiarle sus alegrías y penas, dificultades y sufrimientos. Después de ese primer signo de gracia, la Virgen de Altötting ha ido derramando, a lo largo de los siglos, numerosas otras gracias visibles e invisibles a muchísimos fieles que en ese lugar sagrado han visto atendidas sus peticiones, han vigorizado su fe, y han encontrado alivio en sus pruebas.
Bajo la guía sabia y dinámica de los padres capuchinos, que guardan en el antiguo convento la tumba del Santo de su orden, el hno. Conrado, el santuario de Altötting como lugar dedicado a la Virgen, se ha convertido en un importante centro de oración y de actividad pastoral de cara a una profunda renovación religiosa y espiritual de los fieles.”

El Santuario de Altötting está íntimamente ligado al Santo Padre Benedicto XVI quien en su Viaje a Alemania el año 2006 en la ceremonia de bienvenida
se sinceraba con estas palabras: “Con profunda emoción piso, por primera vez después de mi elevación a la cátedra de Pedro, tierra alemana bávara. Vuelvo a mi patria, a mi gente, con el programa de visitar algunos lugares que han tenido una importancia fundamental en mi vida”
Benedicto XVI habia estado en Alemania (en Colonia) para la JMJ pero esta era la primera vez que visitaba su “amada” Baviera para la cual tuvo palabras de especial cariño y privilegio en su saludo al pie de la Mariensäule - Columna de Marìa en Marienplatz en Munich el Sábado 9 de septiembre de 2006.
Alli, entre otros, expresó el Santo Padre: “Aquí, como se ha mencionado, hace treinta años los fieles me acogieron con gran cordialidad y yo puse en manos de la Virgen el camino que debía recorrer, pues el paso de la cátedra universitaria al servicio de arzobispo de Munich y Freising era un salto enorme, y sólo con esa protección y con el amor perceptible de los habitantes de Munich y de Baviera podía atreverme a asumir ese ministerio sucediendo al cardenal Döpfner.
Después, en 1982, de nuevo me despedí aquí; estuvo presente en esa ocasión el arzobispo de la Congregación para la doctrina de la fe, Hamer, que después sería cardenal, y dijo: "Los habitantes de Munich son como los napolitanos, quieren tocar al arzobispo y lo aman". Le sorprendió ver aquí, en Munich, tanta cordialidad; pudo conocer el corazón bávaro en este lugar, en el que yo, una vez más, me encomendé a la Virgen.”
(Invito leer todo el discurso – que en su espontaneidad y cariño por el lugar y su gente recuerda las palabras y sentimientos de Juan Pablo II por su querida Cracovia ;)

miércoles, 23 de marzo de 2011

Beato Juan Pablo II – el Papa de Fátima


Sabemos que Fátima, el “Santuario impregnado del Papa Wojtyla” (Giuseppe De Carli) le guarda un cariño particular a aquel “obispo vestido de blanco” que un año después del atentado viajo a Cova de Iría, a arrodillarse ante la Madre y agradecerle la vida.

Conscientes de estos lazos y el cariño reciproco tan particular, la Conferencia Episcopal Portuguesa (CEP) anunció la realización de una celebración nacional con carácter de peregrinación, el 13 de mayo, en el Santuario de Fátima, para celebrar la beatificación de Juan Pablo II que se realizará en Roma el 1 de mayo, y “vivir en fiesta” ese acontecimiento.

Leemos en el editorial de “Voz da Fátima” correspondiente a marzo 2011. “La Iglesia y el mundo tienen muchas razones para agradecer a Dios el don de Juan Pablo II, un hombre fiel a su fe y totalmente dedicado a la humanidad. Fátima tiene muchas razones para cantar el Magnificat de gratitud por Nuestra Señora al tenerlo acogido como hijo predilecto y dárnoslo como hermano. “Desde las apariciones de Nuestra Señora en 1917, nunca habíamos tenido un vehículo del anuncio del Mensaje de Fátima como encontramos en Juan Pablo II. Llevó este mensaje celeste a los confines de la tierra a partir de aquel 13 de mayo de 1981, cuando se sintió salvado de la muerte por María, la Madre a quien se entregara.”
Subraya, sin embargo, la CEP que hay que apuntar mas allá de la fiesta propiamente dicha y que al beatificar a Juan Pablo II la Iglesia intenta resaltar ciertos trazos de una santidad particular considerando que no solo merece ser conocida y admirada sino que invita a verla como luz que guía y estimula al camino de conversión y amor a Dios y al servicio del prójimo.

Invito visitar mis posts etiquetados Fátima

martes, 22 de marzo de 2011

Somos el riesgo de Dios: Reflexiones sobre los límites de la Divina Misericordia - James V. Schall, S.J. (2 de 3)

(original publicado en Ignatius Insight, Febrero 25, 2011

Traducido y publicado con permiso del autor) 2 de 3
II.
“Debemos tener presente ciertas distinciones. La primera es que, si solo existiese Dios, no existiría el mal. Así que si Dios hubiese querido eliminar el mal, todo lo que tendría que haber hecho era no crear nada. Sin embargo creó seres que podían escoger en su contra. Cualquier otro tipo no hubiese merecido la pena. Él no los creó para que eligieran así: los creo para que no lo hicieran. Pero también los creo libres. El no creo autómatas que no tuviesen opción. Los creó libres porque quería que lo amasen libremente. Si "tenían” que amarle, todo el esfuerzo hubiese sido en vano.
Así que el mal tiene algo que ver con la creación? La herejía maniquea sostenía que existían dos dioses, uno del bien y uno del mal. El dios del bien creó el espíritu y el dios del mal la materia. El libro del Génesis, rechazaba tal postura. Sostenía que todas las cosas fueron buenas en su creación incluidas las cosas materiales. El mal no es, pues, “algo” creado.
"¿Qué es el mal, entonces?" Hay quienes quieren identificarlo con el sufrimiento. Quieren "apartarse" de un mundo que incluye el sufrimiento. El sufrimiento, sin embargo, es por lo general, señal que algo anda mal en un mundo real. Si nunca hubiésemos sufrido, no sabríamos que nos pasa cuando estamos enfermos. El sufrimiento es una especie de mapa que nos señala lo que está mal.

Por otra parte, el sufrimiento no es directamente un mal moral. El sufrimiento puede soportarse. Es más, como expresara Sócrates "Es mejor padecer el mal que cometerlo." Este principio significa que existen cosas peores que el sufrimiento. La virtud de la valentía está destinada a ayudarnos a encarar el sufrimiento y el dolor, soportarlos. En efecto, el sufrimiento tiene un aspecto redentor. Desde Cristo, el sufrimiento puede soportarse por el bien y los pecados de los demás unidos a este sacrificio. Él también nos enseñó que el sufrimiento no es el peor de los males.
El sufrimiento ocurre cuando algo anda mal. Esta consecuencia significa que el sufrimiento se presenta en seres que son buenos pero no perfectos en su propio orden. El sufrimiento no es el verdadero mal, el mal básico no radica en el orden físico. Atribuimos el mal, por ejemplo, a los demonios, que una vez fueron espíritus de inteligencia superior. No podían sufrir males físicos, porque carecían de cuerpos. Pero, evidentemente, podían optar por hacer cosas malas. El mal que los ángeles caídos cometen es similar al pecado de Adán y Eva. El mal formalmente mora en seres - humanos o angélicos que poseen la libertad de elegir.
El mal por lo tanto no es una cosa, sino la falta de un bien en un ser en el que lo que le falta debiera estar presente. Pero lo que Juan Pablo II quería saber era si el mal tenia limites. Al hablar de la diferencia entre el sufrimiento en Europa del este y Europa del oeste durante la Segunda Guerra Mundial, el Papa pensaba que Dios permitió un sufrimiento mayor en el Este. La gente allí estaba más preparada a enfrentarlo que aquellos del Oeste. Se trata de la aplicación del principio de San Pablo que Dios no demanda más de lo que podemos soportar. Recordamos el principio espiritual que Dios reprende a los que ama, no porque de alguna manera lo goce sino porque le pide sacrificios a aquellos que ama para el bien de otros.”

Juan Pablo II Hombre de oración, del anuncio, de la caridad.


A la pregunta

En nuestro periódico, recorreremos algunos momentos y algunos temas importantes del pontificado de Juan Pablo II. Aunque sus intervenciones han tocado todos los aspectos de la vida, subrayando así el interés por todo lo que toca a la vida de hombres y mujeres, ¿qué ámbitos indicaría Usted como centrales del pontificado?

realizada por Angelo Zema, director responsable de la revista “Totus Tuus”:


Responde el Cardenal Camilo Ruini:
El primero es el que hemos tocado hace un momento: vivir en la presencia de Dios, en oración pero también en el estudio, en el trabajo pastoral, en las más diversas circunstancias y situaciones. El segundo, es la dedicación a la causa del Evangelio, el vivir para llevar a los fieles al encuentro con Cristo: por tanto, la misión, la nueva evangelización. El tercero, la caridad, la dedicación a la causa del hombre, de cada persona concreta y de cada pueblo de la tierra. Por último, podría recordar su espontaneidad, su gran humanidad y vitalidad, su simpatía humana. Naturalmente estos aspectos se pueden distinguir unos de otros para poder captar mejor toda la riqueza de su Pontificado, pero en él se presentaban en unidad. Este era el secreto de su fascinación: estar tan cerca de Dios y al mismo tiempo tan cerca de nosotros, tan verdadera e íntegramente hombre.”

Invito leer texto completo de la entrevista

viernes, 18 de marzo de 2011

Mis disculpas

Me disculpo por esta "desaparicion"....aun sigo con las postrimerias de la mudanza ;) los trabajos de carpinteria me dejaron sin acceso a Internet....espero solucionar este tema durante el fin de semana.

domingo, 13 de marzo de 2011

Somos el riesgo de Dios: Reflexiones sobre los límites de la Divina Misericordia - James V. Schall, S.J. (1 de 3)

(original publicado en Ignatius Insight, Febrero 25, 2011 Traducido y publicado con permiso del autor) 1 de 3

"Podemos decir que la historia del hombre está marcada desde el comienzo mismo por el límite que Dios, el Creador, le pone al mal."
Juan Pablo II, "Redención, como el limite divino impuesto al mal."

"Más tarde, cuando la guerra había terminado, me dije: el Señor Dios le concedió doce años de existencia al nazismo, y después de doce años el sistema se derrumbó. Evidentemente ese era el limite impuesto por la Divina Providencia a ese tipo de insania."
Juan Pablo II, "El límite impuesto al mal en la Historia Europea".
I.
El Papa Juan Pablo II será beatificado en mayo, en la Fiesta de la Divina Misericordia. En su reflexión sobre "El misterio de la Misericordia", Juan Pablo II escribió: "Es como si Cristo hubiera querido revelar que el límite impuesto al mal, del cual el hombre es a la vez autor y víctima, es en última instancia, la Divina Misericordia". Él había vivido las dos grandes experiencias totalitarias del siglo XX, que se están convirtiendo en recuerdos vagos para la mayoría de nosotros. Sin embargo, no podía evitar querer saber, dentro de lo posible, porque Dios permitió que sucedieran cosas tan terribles. No son pocos quienes utilizan estos males como razones para no creer o afirmar que Dios no es bueno. Pero Juan Pablo los utiliza más bien como ocasión para reflexionar sobre lo que Dios nos estaba enseñando al permitir que sucedieran, con –obviamente – la libre cooperación de los hombres que las llevaron a cabo.

En un famoso pasaje, San Agustín dice que Dios nunca permite el mal a menos que algo bueno resulte de su ocurrencia. Él no lo "causa", pero lo permite. La pregunta que la mayoría de nosotros nos estamos planteando constantemente tiene que ver, sin embargo, con la "relación" de Dios con el mal. Nosotros queremos “culparle” a El, no a nosotros. Por ello, si el mal existe en el mundo, y la mayoría reconocerá que es así, para explicarlo tenemos que involucrar a Dios en todo este lio. Este enfoque nos dejaría inocentes. Desviamos la culpa a Dios.

Juan Pablo enfoca la cuestión del mal a través de la perspectiva de la misericordia divina, la enseñanza de la religiosa polaca, Sor Faustina, a quien Juan Pablo admiraba. El Papa Benedicto XVI explicó más tarde en Spe Salvi que la misericordia divina debe relacionarse debidamente con la justicia divina, al juicio. Un mundo donde solo impere la justicia es estéril y frío. Un mundo de tan solo misericordia tiende a aceptarlo todo. Ambas son necesarias. Pero no son reeemplazables.

La primera parte del pequeño libro Wojtyla, Memoria e identidad, Conversaciones al alba del milenio se titula “El limite impuesto al mal”. Lo primero que lógicamente notamos leyendo este titulo es que el mal no es absolutamente ilimitado. Ampliando, no existe un mal "absoluto". El mal tampoco es una "cosa". El mal siempre existe en lo que es bueno. El mal tiene sus límites, por mas amplia que pueda parecer su presencia. Dios, en otras palabras, simplemente no erradicará el mal del mundo, según su poder o el deseo de hacerlo. La posibilidad del mal depende de la posibilidad de libertad y amor.

Recemos por Japon


sábado, 12 de marzo de 2011

Jesús de Nazaret (tomo 2) Joseph Ratzinger/Benedicto XVI


El jueves por la tarde fue presentado en la Oficina de Prensa de la Santa Sede
el segundo volumen de Benedicto XVI sobre Jesús de Nazaret. "Desde la entrada en Jerusalén hasta la Resurrección". Un privilegio poder leer un libro sobre Jesús escrito nada menos que por el Santo Padre como persona, como Joseph Ratzinger maestro y profesor invitándonos a "encontrar al Jesús real", no al "Jesús histórico" .

En el sitio del VIS se puede ver el detalle de los capítulos.
Se trata del 2do tomo del libro, el tercero, sobre la niñez de Jesús, será publicado hacia fines de año.

El cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, que participo de la rueda de prensa explicó que "además del interés por un libro sobre Jesús, el libro del Papa se presenta con humildad al foro de los exégetas, para confrontarse con ellos sobre los métodos y resultados de sus investigaciones. (...) En este libro no puedo sino entrever al alba de una nueva era de la exégesis, una era prometedora de exégesis teológica".

"El Papa dialoga en primer lugar con la exégesis alemana, pero no ignora autores importantes que pertenecen a las áreas lingüísticas francófonas, anglófonas y latina". El objetivo del Santo Padre, dijo, es "encontrar al Jesús real", no al "Jesús histórico" propio de la corriente dominante de la exégesis crítica, sino al "Jesús de los Evangelios". (VIS – comentario completo)


“Un gran libro por un gran papa” dice el padre James Schall en su comentario - “el Papa escribe un libro en dos tomos, erudito, directo en el cual reafirma que lo que la Iglesia enseño en el principio era verdad entonces y que esta interpretación de Jesús sigue siendo verdad. Ninguno de los inconmensurables esfuerzos por desmentir esta verdad han tenido éxito….es parte del catolicismo conocer a sus enemigos y tratarlos honorablemente. Pero también es esencia del catolicismo insistir que los hechos están allí. En la pasión, crucifixión, muerte, resurrección y ascensión de Cristo, tenemos una narración unificada que es consistente tanto con el hecho que Cristo fue verdadero hombre, que sufrió, murió y fue enterrado y el hecho que El se levanto nuevamente y ascendió al cielo”[…]

“Es obra de Joseph Ratzinger, no de Benedicto XVI. No es un documento del magisterio del Papa, sino del teólogo que ahora es Papa", que ya lo estaba escribiendo desde 2003, dos años antes de ser elegido Papa", comenta el . obispo Martínez Camino y agrega Ya desde entonces "estaba convencido de que iba a ser el libro de su vida", y que recogía "su visión personal del rostro de Dios revelado en Jesucristo. Cuando fue elegido Pontífice, "muchos temimos que esta obra iba a quedar como un deseo. Pero hoy tenemos ya la realidad casi completa, sólo falta una tercera entrega, que previsiblemente será más breve, sobre la infancia de Jesús". (Ecclesia digital)

Jose Luis Restan escribe en Humanitas : "Dentro de la gran conmoción que supone leer las páginas del segundo volumen del Jesús de Nazaret de Benedicto XVI, hay un momento excepcional por su dramatismo e intensidad, que condensa la experiencia íntima de Jesús frente a su misión. Se trata de la oración en el Huerto de los Olivos. Escribe el Papa: "Jesús ha experimentado aquí la última soledad, toda la tribulación del ser hombre. Aquí el abismo del pecado y del mal le ha llegado hasta el fondo del alma. Aquí se estremeció ante la muerte inminente. Aquí le besó el traidor. Aquí todos los discípulos lo abandonaron. Aquí Él ha luchado también por mí". La descripción es tan cálida y desnuda, que ni por un momento he dudado de que Joseph Ratzinger pensara, precisamente, en sí mismo"

Invito leer en Humanitas

Extractos de los capítulos:
El Misterio del Traidor
La fecha de la Última Cena
Jesús ante Pilato

Y en el sitio de Rome Reports un interesante comentario en video

viernes, 11 de marzo de 2011

“Totus Tuus” nr.6 dic 2010/enero 2011


Acaba de llegar a mis manos (con bastante atraso por cierto) el nr. 6 Dic 2010/Enero 2011 de Totus Tuus, la revista de la Postulación para la beatificación y canonización de Juan Pablo II.

Los artículos de este numero hablan de Juan Pablo II como Apóstol de la Eucaristía, que era “el centro de su vida”. “No puede no llamar la atención - dice Mons. Oder en el editorial - que su última encíclica este dedicada a este tema tan vital: Ecclesia de Eucharistia. Es casi como su testamento”.

La revista contiene los siguientes títulos: Slawomir Oder: Eucaristia, el verdadero centro de la vida del Papa Wojtyla Miroslaw Mróz: La Eucaristía, el don por excelencia para la Iglesia Francesco Indelicato: La liturgia eucarística, fundamento de la Paz Alberto Pacini: Contemplar la Eucaristía con los ojos de Maria Angelo De Donatis: El sacerdote, viandante junto al hombre concreto Luca Bianchi, ofm Cap: Caminar con decisión hacia la meta de la unidad Mario Paczoski ofmconv.: Abrir el corazón y aprender la gran lección del perdón. Giovanni Odasso, C.R.S.: La novedad de Jesús anticipa el “gracias” de la resurrección. Pasquale Magagnini: El Cenáculo de Jerusalén Juan Pablo II: Don y Misterio “Cristo, Sacerdote y Victima” Sor Ilaria: Un resquicio de cielo Y los apartados de La palabra de los lectores, Carta al Postulador e Intenciones de oración

Recuerdo que es posible suscribirse on line en el sitio de la Postulacion.

jueves, 10 de marzo de 2011

La Pontificia Universidad de la Santa Cruz (PUSC) en Roma rinde homenaje a Juan Pablo II


La PUCS Pontificia Universidad de la Santa Cruz en Roma esta realizando una serie de actos preparativos de la Beatificación de Juan Pablo II.
Ayer 9 de marzo Mons. Slawomir Oder, postulador de la causa de beatificación y canonización tuvo un encuentro con estudiantes y docentes de la Facultad de comunicación de la Universidad.

Y el próximo 1ro de abril se llevará a cabo en el aula Magna “Juan Pablo II” (cuanto lamento que me quede tan lejos - y que bueno seria que pudiéramos tener acceso on line – no lo se … quizás tengamos suerte) la Jornada de estudios titulada “Beatificación de Juan Pablo II: opinión pública y sentido de la fe”, que comenzara a las 9.00 am con el saludo del Rector Prof. Mons. Luis Romera. Seguidamente presentaran sus ponencias el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las causas de los Santos y el Dr. Joaquín Navarro Valls, Director emerito de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.
Después del intervalo tendrá lugar una Mesa Redonda, cuyo moderador será el Prof. Diego Contreras, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Santa Cruz, en la cual intervendrán los visitantes externos Dres. Luigi Accattoli, Aldo Maria Valli y Marina Ricci y los docentes de la Universidad Dra. Elisabetta Lo Iacono y el Dr. Giovanni Treidente.
(ver programa completo de la Jornada en la pagina oficial de la PUSC)

miércoles, 9 de marzo de 2011

Miércoles de Ceniza “Ahora es el momento favorable"


"Reconciliaos con Dios (...). Ahora es el momento favorable" (2 Co 5, 20; 6, 2).
Esta es la invitación que la liturgia nos dirige al inicio de la Cuaresma, exhortándonos a tomar conciencia del don de la salvación que, en Cristo, se ofrece a todo hombre.
Hablando del "momento favorable", el apóstol san Pablo se refiere a la "plenitud de los tiempos" (cf. Ga 4, 4), es decir, el tiempo en el que Dios, mediante Jesús, "escuchó" y "socorrió" a su pueblo, realizando plenamente las promesas de los profetas (cf. Is 49, 8). En Cristo se cumple el tiempo de la misericordia y del perdón, el tiempo de la alegría y de la salvación.
Desde el punto de vista histórico, el "momento favorable" es el tiempo en el que la Iglesia anuncia el Evangelio a los hombres de toda raza y cultura, para que se conviertan y se abran al don de la redención. De esa forma, la vida queda íntimamente transformada.

"Ahora es el momento favorable".

Dentro del año litúrgico, la Cuaresma, que comienza hoy, es un "momento favorable" para acoger con mayor disponibilidad la gracia de Dios. Precisamente por esto, suele definirse "signo sacramental de nuestra conversión" (Oración colecta del I domingo de Cuaresma): signo e instrumento eficaz de aquel radical cambio de vida que en los creyentes se ha de renovar constantemente. La fuente de ese extraordinario don divino es el Misterio pascual, el misterio de la muerte y resurrección de Cristo, del que brota la redención para todo hombre, para la historia y para el universo entero.
A este misterio de sufrimiento y amor alude, en cierto modo, el tradicional rito de la imposición de la ceniza, iluminado por las palabras que lo acompañan: "Convertíos y creed en el Evangelio" (Mc 1, 15). También a ese mismo misterio se refiere el ayuno que hoy observamos, para iniciar un camino de verdadera conversión, en el que la unión con la pasión de Cristo nos permita afrontar y vencer el combate contra las fuerzas del mal (cf. Oración colecta del miércoles de Ceniza)” .

El camino al que nos invita la Cuaresma se realiza, ante todo, con la oración: en estas semanas, las comunidades cristianas deben transformarse en auténticas "escuelas de oración". Otro objetivo privilegiado es acercar a los fieles al sacramento de la reconciliación, para que cada uno pueda "redescubrir a Cristo como mysterium pietatis, en el que Dios nos muestra su corazón misericordioso y nos reconcilia plenamente consigo" (Novo millennio ineunte, 37). Además, la experiencia de la misericordia de Dios no puede por menos de suscitar el compromiso de la caridad, impulsando a la comunidad cristiana a "apostar por la caridad" (cf. ib., IV). En la escuela de Cristo, la comunidad cristiana comprende mejor la exigente opción preferencial por los pobres, viviendo la cual "se testimonia el estilo del amor de Dios, su providencia, su misericordia" (ib, 49).”

(de la homilía del Santo Padre Juan Pablo II el Miércoles de Ceniza, 28 de febrero de 2001)

Benedicto XVI: Cuaresma - Itinerario espiritual hacia el misterio pascual de Cristo


“Con la imposición de la ceniza, damos inicio al tiempo de Cuaresma, un autentico itinerario espiritual que nos prepara para celebrar el misterio pascual de Cristo. La ceniza nos recuerda nuestra condición de criaturas, al mismo tiempo que se nos invita a la penitencia y la conversión, para que, tomando la cruz de cada día, sigamos al Señor, y lleguemos así con Él a la victoria de la vida y del amor. En la acción litúrgica, Cristo se hace presente por medio del Espíritu Santo, nos introduce en su escuela, nos permite recorrer los eventos que han traído la salvación y nos hace participar en su muerte y resurrección. Los domingos de Cuaresma guían al creyente a reavivar el don del Bautismo con unas catequesis particularmente sugestivas, en las que se anuncian las exigencias y los esfuerzos que están en la base de la vida cristiana, para renovar la opción definitiva por Dios. Este itinerario cuaresmal está también caracterizado en la tradición de la Iglesia por el ayuno, la limosna y la oración, como prácticas externas que, con la ayuda de Dios, deben dar vida a una realidad interior: nuestro compromiso sincero por vivir el Evangelio.”


martes, 8 de marzo de 2011

Feliz dia de la Mujer a todas!


"La oración es el mejor regalo de amor que le puedes dar a quienes amas".
Beata Teresa de Calcuta

lunes, 7 de marzo de 2011

“Una fe que no se hace cultura es una fe mal vivida” Radio Vaticana entrevista a Joaquín Navarro Valls


Faltan escasos dos meses para la beatificación de Juan Pablo II, un acontecimiento – dice Radio Vaticana - que se preanuncia memorable y que viene precedido de innumerables iniciativas para celebrar la figura del futuro Beato. Es grande la emoción entre quienes estuvieron cerca de Karol Wojtyla, durante su Pontificado. Es el caso del ex director de la Sala de Prensa del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, que en esta entrevista de Alessandro Gisotti responde
en primer lugar con que sentimientos recibió el anuncio de la beatificación el primero de mayo:

Dr. Joaquín Navarro Valls
Diré que con los mismos sentimientos que los vivenciados a pocos minutos de su muerte, aquella velada del 2 de abril de 2005. O sea con un sentimiento de enorme agradecimiento a su persona, a este Papa, que nos habló de Dios – no solamente a mí, naturalmente, sino a toda una generación – de modo directo. Que nos ha hecho comprender aquel tesoro de valores humanos y cristianos cuyo portavoz es el Papa.

Pregunta
Usted ha vivido durante 20 años al lado de Juan Pablo II; pero cuanto y de que modo Karol Wojtyla sigue presente en su vida después del 2 de abril de 2005?

JNV
Su pregunta me traslada a pocos días de su despedida, a una de las conferencias de prensa que se continuaban llevando a cabo en aquel periodo de sede vacante. Una periodista, creo que alemana, me planteo la pregunta: “Siente la falta de Juan Pablo II, usted que ha estado tan cercano a el durante tantos años de su Pontificado?” Mi respuesta fue ésta: “No, no la siento!” No, porque antes podía – sujeto al tipo de tarea – estar con el durante dos, tres horas al día y ahora puedo estar en contacto con el durante las 24 horas del día. Está presente 24 horas al día, le pido que me de una mano, como yo buscaba modestamente de dársela en un aspecto del Pontificado: en el comunicativo.

Pregunta
Cual es el regalo mas grande recibido de Juan Pablo II como hombre, como creyente?

JNV
Creo que su gran herencia es él mismo, en cuanto ejemplo de lo que un cristiano busca vivir, el Evangelio, que era evidente en el. Este es el don más grande. Otros dones de otra dimensión son la enorme cantidad de recuerdos de contactos cotidianos durante tantísimos años.

Pregunta
Hay algún momento, o alguna palabra que ha visto en una nueva luz después de su muerte?

JNV
Si, seguramente, hay un pensamiento que el expresaba en una frase que recuerdo de memoria textualmente, y que el repitió en diversos momentos, en diversas ocasiones como ante la Unesco…Aquel pensamiento suyo era: “Una fe que no se hace cultura es una fe mal acogida, mal vivida, mal comunicada”. Es aquella frase que tengo a menudo en mi mente. Es el gran desafío también de este momento histórico, por una parte esta el tema de la fe, aquello que conocemos por fe, pero como hacer de ello, cultura? Una fe que no se hace cultura es una fe mal vivida: este pensamiento de Juan Pablo II lo tengo presente a menudo.

Pregunta
Santo súbito! A partir de los funerales la gente esperaba este momento de la beatificación. Indudablemente puede decirse que el pueblo de Dios había reconocido inmediatamente la santidad del Papa Juan Pablo…

JNV
Durante muchos siglos los santos se declaraban por clamor popular. Y esto lo teníamos ante nuestros ojos aquella mañana, el día de su funeral en San Pedro. Porque esto? Porque el ser humano tiene una gran capacidad, que es única, única y propia del ser humano, que es la capacidad de conocer la verdad. Todos habíamos visto durante muchos años, la coherencia en la vida de Juan Pablo II entre aquello que el decía, aquello que comunicaba y aquello que vivía, que era lo mismo. Por ello el transmitía los valores cristianos con lo que decía y con su vida misma.

Pregunta
Usted dijo en una oportunidad que Karol Wojtyla tenía el humor de los santos. Entonces es hermoso pensar que el Santo Padre nos sonríe también hoy desde el cielo!

JNV
Si, estoy seguro, estoy convencido. El Santo Padre entre sus muchas cualidades poseía también esta: un optimo buen humor! Era una persona con una visión extremadamente positiva de la existencia, y ello naturalmente no se debía simplemente a las características de su personalidad. Existía en el la convicción que todos somos hijos de Dios. Y esta era una certeza, un optimismo evidentes en Juan Pablo II. Me lo imagino ahora – sonriendo – mucho mas firmemente ante la mirada de Dios!

Fuente Radio Vaticana

sábado, 5 de marzo de 2011

De Chipre a Madrid : en camino con las nuevas generaciones

Me pareció una noticia muy importante y me permití traducir y adaptar sin permiso. Por estos pagos no son muchas las noticias positivas que escuchamos de lugares lejanos)

Se está llevando a cabo en Nicosia (Chipre) el 11º encuentro de Presidentes de las Conferencias Episcopales del sudeste de Europa. (3 al 6 de marzo 2011)
mapa de Wikipedia

Los participantes en el encuentro fueron recibidos oficialmente por el presidente de Chipre Dimitris Christofias, que hablo de la situación de la isla dividida, después de la invasión turca en 1974, entre la parte norte (turco chipriota) y la parte sur (greco chipriota), confirmando la importancia de “vivir en paz” respetando recíprocamente las “diferencias de lengua y religión”. El presidente afirmo que “hace falta encontrar una solución política a nuestro problema, para que aquellos que han abandonado su tierra puedan regresar a sus casas y propiedades” agregando que esta “abierto a un compromiso” aunque fuese “doloroso”.

Si bien se trata de un encuentro de rutina y general, considerando la proximidad de las JMJ Madrid (16-21 agosto 2011) el tópico central de los debates, en los que participan nueve presidentes de Conferencias Episcopales, gira en torno a la pastoral juvenil. El tema principal será presentado por el Rev. Eric Jacquinet, a cargo del sector de jóvenes del Consejo Pontificio para los laicos y el Rev. Francesco Pierpaoli, Director del Centro Juan Pablo II de Loreto. La reflexión sobre el tema de la pastoral juvenil concluirá con la celebración de una Misa para los jóvenes y encuentros pastorales esta tarde.
Como parte del encuentro cada obispo presentara su informe y habrá encuentros de naturaleza ecuménica y con la comunidad católica local. El encuentro concluirá con una Misa el Domingo 6 de marzo en la Catedral Maronita de Nuestra Señora de las Gracias. Las reuniones se llevan a cabo a puertas cerradas; el periodismo tuvo acceso a la reunión inaugural y se ofrecerá una conferencia de prensa hoy sábado; el informe para la prensa estará disponible el lunes 7 de marzo próximo.
El presidente del Consejo de conferencias episcopales de Europa (CEEE) card. Péter Erdő expresó en su saludo que las JMJ son un “claro signo de esperanza” porque nos muestran a unos jóvenes “ansiosos de escuchar una palabra exigente y profunda del Papa” que participan de “momentos de oración” y de “fiesta” con otros jóvenes que “comparten con ellos la fe”.

Mons. Franjo Komarica, Obispo de Banja Luka y Presidente de la Conferencia Episcopal de Bosnia y Hercegovina expreso que “con este encuentro queremos examinar las herramientas y métodos que nuestras Conferencias Episcopales han puesto en práctica para que nuestros jóvenes que pertenecen a una Iglesia en minoría y que han vivido un periodo difícil de la historia - marcado por diferentes formas de totalitarismo - y son hijos de tensiones sociales y nacionales proclamen a Cristo.” “Esta tarea requiere amor y una mayor comprensión por nuestra parte como pastores pero al mismo tiempo constituye una riqueza para nuestras Iglesias que se ven renovadas precisamente por la vitalidad típica de los jóvenes”. “Hoy – agregaba - ser joven católico no es fácil en nuestros países, pero es un desafío rico en oportunidades. Significa, por un lado, aceptar sentirse “diferente” de la mayoría de la gente local aun al extremo de ser discriminado a nivel social y de oportunidades de empleo, pero por otro lado implica una mejor comprensión del contenido de la fe que enriquece con certeza y gozo a aquellos que la viven. Es por esta razón que debemos ayudar a los jóvenes poniéndonos a su disposición con todo lo posible para que vivan sin complejos de inferioridad, y vivan con fe y dignidad.

En su saludo el arzobispo maronita de Chipre Youssef Soueif, recordó la visita apostólica del Papa Benedicto del año pasado “siempre viva en nuestros corazones y en toda la isla”. Considera el prelado que los jóvenes “radicados y fundados en Cristo” son “portadores, en su mundo de vida y en su expresión, de la cultura del evangelio” “que contribuye a construir amor en el mundo” por medio de “la paz, el perdón y la apertura a todos los hombres” con “respeta por la dignidad de la persona humana”.

Mons. Fouad Twal, patriarca latino de Jerusalén, responsable de las diócesis católicas de Palestina, Israel, Jordana y Chipre subrayó que “hoy, en Medio Oriente, es absolutamente necesaria una pastoral eminentemente juvenil”. Entre los frutos de este empeño el patriarca ve el hecho que “los jóvenes son como una locomotora que empuja la comunión eclesial de toda la comunidad”. Para Mons. Twal la “pastoral juvenil es una respuesta optima al fenómeno de la emigración”. La Iglesia hace grandes esfuerzos para ayudar a las familias “pero la medicina mas potente es cultural, moral e interna”. En este campo es fundamental el rol de la Universidad de Belén y la próxima apertura en septiembre de la Universidad de Madaba.

El jerarca apostólico y presidente de la Conferencia episcopal búlgara, Mons. Christo Proykov, dibujó la situación de un país donde los católicos son el 1% de la población y donde “tantos jóvenes abandonan el país en busca de una vida más normal”. El obispo no obstante hablo de un claro en la historia de una Iglesia que ha sufrido mucho durante el periodo comunista cuando “casi todos los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas fueron encarcelados” y algunos fueron “condenados a muerte”. Hoy, en cambio, subrayo el prelado, los niños son bombardeados por mensajes del mundo materialista”. Por ello la “participación de encuentros internacionales como el de Madrid es muy importante” porque el contacto con tantos otros jóvenes cristianos les infunde coraje y entusiasmo de seguir andando.

En el “país mas joven de Europa” que es Albania (40% de la población por debajo de los 25 años, solo el 12% mas de 65) sigue pesando la herencia del vacío dejado por la ideología marxista que a veinte años de la caída del régimen sigue caracterizando en parte el horizonte de ideas de la sociedad albanesa en cuanto a materia religiosa”, expreso el arzobispo de Tirana, Mons. Rrok Mirdita, presidente de la conferencia episcopal albanesa. Para el prelado la clave “apropiada” para entrar en el mundo juvenil es la “escucha”. En tal sentido “hace falta transmitirle a los jóvenes antes que nada las razones del Evangelio y después ayudarles a comprender las razones de la Iglesia que esta al servicio del Evangelio” y remarcó un aspecto positivo: “si en muchos países occidentales la Confirmación es el sacramento del adiós, en Albania muchos jóvenes continúan frecuentando la iglesia”.
Anota la agencia SIR que el encuentro de Chipre es también ocasión de conocer la realidad pastoral de la isla, en particular el trabajo de las religiosas y religiosos que se dedican a la educación y a la formación de los jóvenes, en la solidaridad y también en su presencia en pueblos al norte de la isla, lugar de donde han emigrado casi todos los cristianos después de 1974.

viernes, 4 de marzo de 2011

Los domingos de Cuaresma

fotografía Cristo Vencedor – Iglesia Arka Pana (Arca del Señor) primera Iglesia construida en Nowa Huta, Cracovia, años 1967/77
“Para emprender seriamente el camino hacia la Pascua y prepararnos a celebrar la Resurrección del Señor —la fiesta más gozosa y solemne de todo el Año litúrgico—, ¿qué puede haber de más adecuado que dejarnos guiar por la Palabra de Dios? Por esto la Iglesia, en los textos evangélicos de los domingos de Cuaresma, nos guía a un encuentro especialmente intenso con el Señor, haciéndonos recorrer las etapas del camino de la iniciación cristiana: para los catecúmenos, en la perspectiva de recibir el Sacramento del renacimiento, y para quien está bautizado, con vistas a nuevos y decisivos pasos en el seguimiento de Cristo y en la entrega más plena a él.
[….]
El recorrido cuaresmal encuentra su cumplimiento en el Triduo Pascual, en particular en la Gran Vigilia de la Noche Santa: al renovar las promesas bautismales, reafirmamos que Cristo es el Señor de nuestra vida, la vida que Dios nos comunicó cuando renacimos «del agua y del Espíritu Santo», y confirmamos de nuevo nuestro firme compromiso de corresponder a la acción de la Gracia para ser sus discípulos.
[….]
En todo el período cuaresmal, la Iglesia nos ofrece con particular abundancia la Palabra de Dios. Meditándola e interiorizándola para vivirla diariamente, aprendemos una forma preciosa e insustituible de oración, porque la escucha atenta de Dios, que sigue hablando a nuestro corazón, alimenta el camino de fe que iniciamos en el día del Bautismo. La oración nos permite también adquirir una nueva concepción del tiempo: de hecho, sin la perspectiva de la eternidad y de la trascendencia, simplemente marca nuestros pasos hacia un horizonte que no tiene futuro. En la oración encontramos, en cambio, tiempo para Dios, para conocer que «sus palabras no pasarán» (cf. Mc 13, 31), para entrar en la íntima comunión con él que «nadie podrá quitarnos» (cf. Jn 16, 22) y que nos abre a la esperanza que no falla, a la vida eterna.
En síntesis, el itinerario cuaresmal, en el cual se nos invita a contemplar el Misterio de la cruz, es «hacerme semejante a él en su muerte» (Flp 3, 10), para llevar a cabo una conversión profunda de nuestra vida: dejarnos transformar por la acción del Espíritu Santo, como san Pablo en el camino de Damasco; orientar con decisión nuestra existencia según la voluntad de Dios; liberarnos de nuestro egoísmo, superando el instinto de dominio sobre los demás y abriéndonos a la caridad de Cristo. El período cuaresmal es el momento favorable para reconocer nuestra debilidad, acoger, con una sincera revisión de vida, la Gracia renovadora del Sacramento de la Penitencia y caminar con decisión hacia Cristo.”
(del Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI para la Cuaresma 2011)

jueves, 3 de marzo de 2011

Colombia recuerda la visita de Juan Pablo II en 1986

Foto: Conferencia Episcopal de Colombia
Foto: Felipe Ariza, Of. Prensa Presidencia de Colombia

Colombia abría esta semana una serie de actos con el doble propósito de : recordar aquella visita que duro 7 días y fue el viaje número 30 del Papa fuera de Italia, y en calidad de preparativo a la ceremonia de beatificación del 1ro de Mayo en Roma.
Hoy jueves 3 de marzo se llevó a cabo en la sede del Metropolitan Club en Bogotá, el Foro “Juan Pablo II y su huella en Colombia 25 años después”.
El Foro tuvo lugar de 8 am a 1 pm, con la asistencia del Presidente de laRepública, Juan Manuel Santos; el Nuncio Apostólico, Monseñor Aldo Cavalli; la Canciller Maria Ángela Holguín y el ex Presidente Belisario Betancourt, entre otras personalidades. El evento es organizado por la Embajada de Colombia ante la Santa Sede, la Fundación Konrad Adenauer
y la Fundación Revel, como parte de los actos conmemorativos al cumplirse 25 años de la visita a Colombia del ahora Beato Juan Pablo II. Contó con varios paneles en los que se analizó la huella dejada por el Pontífice tras su visita a Colombia en 1986, en aspectos como la educación y la familia; el mundo laboral y empresarial; la paz y la reconciliación; la comunicación; el escenario internacional y la huella de Juan Pablo II en la virtud del hombre público. (fuente CEC).
El actual Presidente de Colombia Juan Manuel Santos Calderón pronuncio un emotivo discurso inaugural:
“El martes 1º de julio de 1986, a las 3 y 20 de la tarde, todos en Colombia mirábamos hacia el mismo lugar: la portezuela del avión Boeing 747 de Alitalia que había arribado unos minutos antes a la pista del aeropuerto El Dorado.
Finalmente apareció la figura esperada, la figura anhelada, de un hombre solo, de sotana blanca, que bajó ágilmente la escalerilla y se inclinó para besar la tierra de un país que lo recibía lleno de alegría.
Redoblaron las campanas en las iglesias y saltaron de júbilo los corazones de los fieles.
¡Juan Pablo II, el sucesor de Pedro, estaba en Colombia!
“¡Alabado sea Jesucristo!”, fueron sus primeras palabras.
Y continuó:
Vengo a vuestro noble país, amado pueblo de Colombia, como mensajero de Evangelización que enarbola la Cruz de Cristo, deseando que su silueta salvadora se proyecte sobre todas las latitudes de esta tierra bendita”.
A su lado, orgulloso y feliz, estaba el Presidente Belisario Betancur –junto a su señora Rosa Helena–, representando la emoción y la devoción de todo un pueblo.
Un pueblo que había esperado ansioso –después de 18 años de la visita del Papa Paulo VI– el regreso del máximo jerarca de la Iglesia Católica, pastor y guía de miles de millones de fieles en el mundo.
Un pueblo que –con el corazón en la mano– estaba ese día paralizado, atento a la imagen de la televisión, si es que no volcado sobre la Avenida Eldorado, listo para ver el paso fugaz pero memorable del Papamóvil y su ilustre ocupante.
Recuerdo que, desde las instalaciones de El Tiempo –del que era entonces subdirector–, no me despegué ese día de la pantalla, no sólo por mi calidad de periodista –pendiente de la noticia– sino también por mi condición de católico y –además– admirador del carismático personaje que era Juan Pablo II.
El Pontífice terminó así sus palabras de saludo:
“(…) doy comienzo gozosamente a mi peregrinación apostólica. Desde este momento el Papa se pone en marcha ‘con la paz de Cristo, por los caminos de Colombia’.”
Y así fue: el Papa ‘peregrino de la paz’ recorrió nuestro país durante toda una semana como el más infatigable de los viajeros, llevando su mensaje y su bendición a los más diversos rincones de la Patria y a todos los escenarios.
Desde cualquier punto donde me encuentre” –dijo el Papa–, “mi palabra se dirigirá a todos los colombianos, a todos y a cada uno de los sectores del pueblo de Dios que peregrina en esta tierra. Vengo a compartir vuestra fe, vuestros afanes, vuestros sufrimientos y vuestras esperanzas”.
¡Qué esfuerzo, qué dinamismo, qué amor paternal e infinito del que fuimos testigos!
(ver texto completo de las palabras del Presidente Santos)

El 27 de febrero pasado el Santo Padre Benedicto XVI saludaba al pueblo colombiano con motivo de la proximidad de estas celebraciones diciendo:
“La liturgia nos invita hoy a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad, mediante el perdón de los enemigos y la oración por los perseguidores, fuente de la reconciliación duradera. Un mensaje oportuno también para el pueblo colombiano, al que deseo hacer llegar mi cercanía y afecto con motivo de las diferentes iniciativas que se están llevan a cabo para conmemorar que, hace veinticinco años, mi venerado predecesor, el Papa Juan Pablo II, se puso en marcha «con la paz de Cristo, por los caminos de Colombia». Que Santa María la Virgen, Madre del Amor hermoso, acompañe los esfuerzos que en aquella querida nación latinoamericana, y en otras partes del mundo, se realizan para promover la fraternidad y la concordia entre todas las personas sin excepción alguna.”
Invito ver en youtube el recuerdo filmado de la visita del Papa Juan Pablo II a Colombia:

miércoles, 2 de marzo de 2011

Cardenal Dziwisz “el desmantelamiento del telón de acero empezó el 3 de junio de 1979 en Gniezno”


En una entrevista que le hicieran en el 2009 los periodistas Marcin Przeciszewski y Tomasz Królak de la agencia católica polaca Kai, el cardenal Dziwisz reitera su convencimiento acerca de “la caída del muro de Berlin.”

“--¿No le disgusta que hoy todos hablen del Muro de Berlín y no de Gniezno o de Solidarnosc?

--Cardenal Dziwisz: Hay que hablar de hechos históricos. La caída del Muro era la consecuencia del proceso iniciado en 1979 en Polonia y repito: el desmantelamiento del telón de acero empezó el 3 de junio de 1979 en Gniezno.

--En Cracovia, en el curso de aquel primer viaje, el Papa se asomó a la ventana del arzobispado hablando con los jóvenes, un diálogo que luego se repetiría en cada visita suya a Polonia. ¿Fue algo programado?

--Cardenal Dziwisz: No, fue una iniciativa absolutamente espontánea. Miles de personas esperaban bajo la ventana y llamaban al Papa. Había que dejarse ver de algún modo. El Santo Padre tomó la decisión solo, contra alguno de su entorno que lo desaconsejaba por motivos de seguridad.

--En su opinión, ¿cuál es el sentido más profundo de su primera peregrinación a Polonia?

--Cardenal Dziwisz: Tras esta visita, Polonia ya no fue la misma. La gente enderezó la espalda, ya no tenía miedo.

--¿Solidarnosc nació como fruto natural de esta liberación?

--Cardenal Dziwisz: Juan Pablo II liberó la energía interior del pueblo. En este sentido, sentó las bases espirituales para el nacimiento de Solidarnosc al año siguiente.”

(entrevista completa en Zenit)

Benedicto XVI: Jesús de Nazaret (2do tomo)

La Oficina de Prensa de la Santa Sede acaba de anunciar que el próximo 10 de marzo a las 17.00 en sus oficinas tendrá lugar la presentación del libro "Jesús de Nazaret, segunda parte. Desde la entrada en Jerusalén a la resurrección", escrito por Joseph Ratzinger (Benedicto XVI) y publicado por la Librería Editora Vaticana.
(ver contenido del libro en las noticias del blog del VIS)

martes, 1 de marzo de 2011

Benedicto XVI “para Juan Pablo II la palabra "cruz" no fue sólo una palabra”


“En la vida de Karol Wojtyla la palabra "cruz" no fue sólo una palabra. Desde su infancia y su juventud experimentó el dolor y la muerte. Como sacerdote y como obispo, y sobre todo como Sumo Pontífice, se tomó muy en serio la última llamada de Cristo resucitado a Simón Pedro, en la ribera del lago de Galilea: "Sígueme... Tú sígueme" (Jn 21, 19. 22). Especialmente en el lento pero implacable avance de la enfermedad, que poco a poco lo despojó de todo, su existencia se transformó en una ofrenda completa a Cristo, anuncio vivo de su pasión, con la esperanza llena de fe en la resurrección.
Su pontificado se desarrolló bajo el signo de la "prodigalidad", de una entrega generosa y sin reservas. Lo movía únicamente el amor místico a Cristo, a Aquel que, el 16 de octubre de 1978, lo había llamado con las palabras del ceremonial: "Magister adest et vocat te", "el Maestro está aquí y te llama". El 2 de abril de 2005, el Maestro volvió a llamarlo, esta vez sin intermediarios, para llevarlo a casa, a la casa del Padre. Y él, una vez más, respondió prontamente con su corazón intrépido, y susurró: "Dejadme ir al Señor" (cf. S. Dziwisz, Una vita con Karol, p. 223).
Desde mucho tiempo antes se preparaba para este último encuentro con Jesús, como lo atestiguan las diversas redacciones de su Testamento. Durante los largos ratos de oración en su capilla privada hablaba con él, abandonándose totalmente a su voluntad, y se encomendaba a María, repitiendo el Totus tuus. Como su divino Maestro, vivió su agonía en oración. Durante el último día de su vida, víspera del domingo de la Misericordia divina, pidió que se le leyera precisamente el evangelio de san Juan. Con la ayuda de las personas que lo acompañaban, quiso participar en todas las oraciones diarias y en la liturgia de las Horas, hacer la adoración y la meditación. Murió orando. Verdaderamente, se durmió en el Señor. “
(de la homilía del Santo Padre Benedicto XVI - Plaza de San Pedro Lunes 2 de abril de 2007)

Beatificación Juan Pablo II Calendario de actos


Aunque todos ya están enterados, quería dejar registrado en este blog el programa de la ceremonia de beatificación del Papa Juan Pablo II, programa confirmado por la Oficina de Prensa de la Santa Sede el 18 de febrero pasado.

Sábado 30 de abril
A las 20 horas comienza la vigilia en el Circo Máximo
Domingo 1 de mayo
A las 10 horas, en la plaza de San Pedro tendrá lugar la ceremonia de beatificación. Quedará expuesto el ataúd de Juan Pablo II en la Basílica de San Pedro.
Lunes 2 de mayo
Misa de Acción de Gracias en la plaza de San Pedro.
Miércoles 4 de mayo
Traslado del ataúd a la capilla de San Sebastián.


COMUNICADO SOBRE LA BEATIFICACION DE JUAN PABLO II

CIUDAD DEL VATICANO, 18 FEB 2011 (VIS).-La Oficina de Prensa de la Santa Sede hizo público este mediodía el siguiente comunicado:

"La beatificación del Venerable Siervo de Dios el Papa Juan Pablo II será un gran acontecimiento eclesial, que se desarrollará en cinco momentos:

1.-La vigilia de preparación tendrá lugar la tarde del sábado, 30 de abril (entre las 20,30 y las 21; preparación 21:00-22,30 vigilia) en el Circo Máximo de Roma, y será organizada por la diócesis de Roma, de la que fue obispo el Venerable Siervo de Dios. Presidirá la vigilia el cardenal Agostino Vallini, Vicario General de Su Santidad para la diócesis de Roma, y el Papa Benedicto XVI se unirá a espiritualmente por medio de una conexión en video.

2.-La celebración de la beatificación, el domingo 1 de mayo en la Plaza de San Pedro, comenzará a las 10,00 y será presidida por el Santo Padre. Para participar no hacen falta entradas, pero los agentes de la Seguridad Pública tutelarán el acceso a la plaza y a las zonas adyacentes.

3.-Todos los fieles podrán venerar los restos del nuevo Beato el mismo domingo 1 de mayo, una vez que termine la ceremonia de beatificación. Los restos quedarán expuestos hasta que se agote el flujo de fieles que deseen venerarlos, ante el altar de la Confesión.

4.-La Misa de acción de gracias está programada para el lunes, 2 de mayo, a las 10,30, en la Plaza San Pedro, y será presidida por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado.

5.-La sepultura de los restos del nuevo Beato en la Basílica Vaticana, en la Capilla de San Sebastián, tendrá lugar de forma privada".
OP/ VIS 20110218 (280)

La participación en la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II no requiere entradas


Un acontecimiento tan importante como lo es la ceremonia de beatificación del Santo Padre Juan Pablo II lamentablemente esta siendo explotado por todo tipo de especuladores que mediante artimañas tratan de comercializar hasta la participación misma en la ceremonia de beatificación prometiendo un lugar privilegiado, etc. Por eso me permito reproducir el comunicado que esta siendo enviado a todos aquellos que han solicitado billetes de invitación a la Prefectura de la Casa Pontificia, institución que confirma que la participación esta abierta a todos y que no se requieren entradas.