Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 31 de agosto de 2011

Todos debemos convertirnos cada día



“Todos debemos convertirnos cada día” escribe el Beato Juan Pablo II en su primer Carta a los sacerdotes en 1979, conteniendo conceptos que, en muchos casos, son aplicables a todo el pueblo de Dios.


“Sabemos que ésta es una exigencia fundamental del Evangelio, dirigida a todos los hombres (45), y tanto más debemos considerarla como dirigida a nosotros. Si tenemos el deber de ayudar a los demás a convertirse, lo mismo debemos hacer continuamente en nuestra vida. Convertirse significa retornar a la gracia misma de nuestra vocación, meditar la inmensa bondad y el amor infinito de Cristo, que se ha dirigido a cada uno de nosotros, y llamándonos por nuestro nombre, ha dicho: “Sígueme”. Convertirse quiere decir dar cuenta en todo momento de nuestro servicio, de nuestro celo, de nuestra fidelidad, ante el Señor de nuestros corazones, para que seamos “ministros de Cristo y administradores de los misterios de Dios” (46). Convertirse significa dar cuenta también de nuestras negligencias y pecados, de la cobardía, de la falta de fe y esperanza, de pensar únicamente “de modo humano y no “divino”…. Convertirse quiere decir para nosotros buscar de nuevo el perdón y la fuerza de Dios en el Sacramento de la reconciliación y así volver a empezar siempre, avanzar cada día, dominarnos, realizar conquistas Espirituales y dar alegremente, porque “Dios ama al que da con alegría"(48) . Convertirse quiere decir “orar en todo tiempo y no desfallecer” (49).
La oración es, en cierta manera; la primera y última condición de la conversión, del progreso Espiritual y de la santidad. Tal vez en los últimos años ‑por lo menos en determinados ambientes se ha discutido demasiado sobre el sacerdocio, sobre la “identidad” del sacerdote, sobre el valor de su presencia en el mundo contemporáneo, etc., y, por el contrario, se ha orado demasiado poco. No ha habido bastante valor para realizar el mismo sacerdocio a través de la oración, para hacer eficaz su auténtico dinamismo evangélico, para confirmar la identidad sacerdotal. Es la oración la que señala el estilo esencial del sacerdocio; sin ella, el estilo se desfigura. La oración nos ayuda a encontrar siempre la luz que nos ha conducido desde el comienzo de nuestra vocación sacerdotal, y que sin cesar nos dirige, aunque alguna vez da la impresión de perderse en la oscuridad. La oración nos permite convertirnos continuamente, permanecer en el estado de constante tensión hacia Dios, que es indispensable si queremos conducir a los demás a El. La oración nos ayuda a creer, a esperar y amar, incluso cuando nos lo dificulta nuestra debilidad humana.
La oración nos consiente, además, nos permite descubrir continuamente las dimensiones de aquel Reino, por cuya venida rezamos cada día, repitiendo las palabras que Cristo nos ha enseñado. En este caso advertimos cuál es nuestro lugar en la realización de esta petición: “Venga tu Reino”, y vemos cómo somos necesarios para que ella se realice. Y tal vez, cuando rezamos, percibiremos con más facilidad aquellos “campos que ya están blanquecinos para la siega” (50), y comprenderemos el significado que tienen las palabras que Cristo pronunció a la vista de los mismos: “Rogar, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies” (51).La oración debemos unirla a un trabajo continuo sobre nosotros mismos: es la formación permanente…… No podemos conformarnos con lo que hemos aprendido un día en el seminario….. Este proceso de formación intelectual debe continuar durante toda la vida…. debemos ser testimonios de Jesucristo, altamente cualificados. Como maestros de la verdad y de la moral, tenemos que dar cuenta …. de la esperanza que nos vivifica” (53) . Y esto forma parte también del proceso de conversión diaria al amor, a través de la verdad.”

lunes, 29 de agosto de 2011

Juan Pablo II Anécdotas - la Iglesia del silencio y la KGB



Muy al comienzo de su pontificado y después de haber visitado el Santuario de Mentorella, Juan Pablo II hizo una breve peregrinación a Asís, patria chica del “Poverello” San Francisco. Entre la gente que se encontraba allí evidentemente también se encontraban inmigrantes procedentes de detrás de la cortina de hierro y uno de ellos le grita al Papa “No se olvide de la Iglesia del Silencio”! pensando en las iglesias locales perseguidas en Europa central y del este.
El Papa rápidamente le responde “Ya no es más la Iglesia del Silencio, porque ahora habla con mi voz!

Inmediatamente después de la elección de Karol Wojtyla a la Sede de Pedro, la KGB no perdió tiempo enviando a Roma todos los espías que les parecía hacian falta, lo que fuera confirmado por Edward Kotowski al historiador Andrzej Grajewski, reconociendole que la mayoría de los diplomáticos polacos en Roma durante los primeros cinco años del pontificado de Juan Pablo II trabajaban para la SB (Servicio de Seguridad polaco), otros estaban empleados en LOT, la compañía aérea polaca, en Orbis una agencia de viajes polaca, o eran representantes de compañías polacas dedicadas al comercio internacional, además de varios “ilegales” que se comunicaban directamente con los Servicios de Seguridad polacos, quienes tenían sus conexiones más o menos directas en el Vaticano.
Juan Pablo II, conocedor de estas tácticas evito arriesgar y desde un comienzo ordeno cambiar rutinas anteriores: A diferencia de lo hecho por sus antecesores él no dictaba el memorando de las conversaciones con visitas o figuras políticas importantes (registros que serian guardados y utilizados como referencia en la Secretaria de Estado, cuyo servicio de contra-inteligencia no estaba especialmente preparado). Juan Pablo II, en cambio repasaría todos los momentos, reuniones y visitas importantes tanto a nivel oficial como aquellos de naturaleza mas privada, con su secretario Stanislaw Dziwisz quien registraba todo en una serie de diarios que eran guardados en las habitaciones papales, donde aquellos a quienes los datos no le incumbiesen directamente no tuviesen posibilidad de acceso”

(del libro de George Weigel ”The end and the beginning”, Doubleday, 2010

domingo, 28 de agosto de 2011

Juan Pablo II : Oración a San Agustín

Oración a San Agustín



Obispo de Hipona


¡Oh gran Agustín,

nuestro padre y maestro!,

conocedor de los luminosos caminos de Dios,

y también de las tortuosas sendas de los hombres,

admiramos las maravillas que la gracia divina

obró en ti, convirtiéndote en testigo apasionado

de la verdad y del bien,

al servicio de los hermanos.

Al inicio de un nuevo milenio,

marcado por la cruz de Cristo,

enséñanos a leer la historia

a la luz de la Providencia divina,

que guía los acontecimientos

hacia el encuentro definitivo con el Padre.


Oriéntanos hacia metas de paz,

alimentando en nuestro corazón

tu mismo anhelo por aquellos valores

sobre los que es posible construir,

con la fuerza que viene de Dios,

la "ciudad" a medida del hombre.

La profunda doctrina

que con estudio amoroso y paciente

sacaste de los manantiales

siempre vivos de la Escritura

ilumine a los que hoy sufren la tentación

de espejismos alienantes.

Obtén para ellos la valentía

de emprender el camino

hacia el "hombre interior",

en el que los espera

el único que puede dar paz

a nuestro corazón inquieto.

Muchos de nuestros contemporáneos

parecen haber perdido

la esperanza de poder encontrar,

entre las numerosas ideologías opuestas,

la verdad, de la que, a pesar de todo,

sienten una profunda nostalgia

en lo más íntimo de su ser.

Enséñales a no dejar nunca de buscarla

con la certeza de que, al final,

su esfuerzo obtendrá como premio

el encuentro, que los saciará,

con la Verdad suprema,

fuente de toda verdad creada.

Por último, ¡oh san Agustín!,

transmítenos también a nosotros una chispa

de aquel ardiente amor a la Iglesia,

la Catholica madre de los santos,

que sostuvo y animó

los trabajos de tu largo ministerio.

Haz que, caminando juntos

bajo la guía de los pastores legítimos,

lleguemos a la gloria de la patria celestial

donde, con todos los bienaventurados,

podremos unirnos al cántico nuevo

del aleluya sin fin. Amén.
JOANNES PAULUS II


Recuerdo que en la pagina renovada de la Santa Sede han sido recopiladas en un apartado por separado todas las oraciones compuestas por el Beato Juan Pablo II.



sábado, 27 de agosto de 2011

Homenaje al cardenal Alojzius Ambrozic

fotos y cita Es Jesús de la página de la Arquidiócesis de Toronto







Este post es un cálido y sincero homenaje al cardenal Alojzius Ambrozic, Arzobispo emérito de la ciudad de Toronto, hombre humilde, sincero y auténtico, pastor dedicado y fiel discípulo del Señor; el cardenal de las JMJ 2002.


Ha muerto ayer 26 de agosto 2011 en Toronto, su ciudad de adopción, después de una larga y penosa enfermedad (el mal de Parkinson, la misma enfermedad del beato Juan Pablo II) .
Es Jesús a quien miramos
Es Jesús a quien imitamos
Es Jesús a quien seguimos.
Es Jesús que está con nosotros para que podamos estar con el.
Si, trabajamos con otros
Si, aprendemos de otros.
Pero es en Jesús que encontramos suprema identidad y propósito. El es el Alfa y el Omega para cada uno de nosotros y para todos los seres humanos.
Aloysius Cardinal Ambrozic

Santa Mónica, santa esposa y madre




La Iglesia venera hoy a Santa Mónica, esposa y viuda. Mónica significa: "dedicada a la oración y a la vida espiritual".


Patrona de las mujeres casadas y modelo de las madres cristianas.
Su hijo San Agustín es doctor de la Iglesia. Su ejemplo y oraciones por su hijo fueron decisivas. El mismo San Agustín escribe en sus Confesiones: "Ella me engendró sea con su carne para que viniera a la luz del tiempo, sea con su corazón, para que naciera a la luz de la eternidad"


Por su parte, San Agustín es la principal fuente sobre la vida de Santa Mónica, en especial sus Confesiones, lib. IX. donde habla de la vida de su santa madre y su muerte acaecida en el puerto de Ostia. Finalmente cuenta piadosa y elegantemente su sentimiento y llanto, como amante y buen hijo de tal madre.” (Corazones org.)




“mujer de un solo varón – dice San Agustín en sus Confesiones – había cumplido todas las obligaciones que tenía para con sus padres: había gobernado su familia y casa con mucha piedad: y las buenas obras que había hecho daban testimonio de la virtuosa conducta que había tenido. Ella por si misma había criado a sus hijos sintiendo después por ellos los dolores de parto tantas veces, cuantas los veía apartarse de vuestros mandamientos”.
Antes de su muerte Santa Mónica – según las Confesiones – decía a su hijo «Hijo por lo que a mi toca, ya ninguna cosa me deleita en estas vida. Yo no sé que he de hacer de aquí en adelante en este mundo, ni para que he de vivir aquí, no teniendo cosa alguna que espere en este siglo. Una sola cosa había por la cual deseaba detenerme algún poco de tiempo en estas vida, que era por verte católico cristiano antes que muriese. Esto me lo ha concedido mi Dios más cumplidamente de lo que yo deseaba…..pues ¿Qué hago yo en este mundo?»
No me acuerdo que respondí a esa pregunta – dice San Agustín – pero de allí a cinco días o muy poco mas, cayó enferma… «enterrad este cuerpo dondequiera – le decía al morir – y no tengáis más cuidado de el, lo que únicamente pido y os encomiendo es que os acordéis de mi en el altar del Señor, dondequiera que os halléis.» “No dio entender de ninguna manera, que tuviese deseo de morir en su patria” dice San Agustín, en cambio expreso: «Nada hay lejos para Dios; ni hay que temer que se le olvide o no sepa el lugar donde esta mi cuerpo, para resucitarme en el fin del mundo».

viernes, 26 de agosto de 2011

Jasna Gora el santuario de una nación

Hoy en Polonia se celebra la solemnidad de Nuestra Señora de Jasna Gora, Madre y Reina de Polonia.


En estas pocas líneas de su homilía en el Santuario de Jasna Gora durante el primer viaje apostólico a su patria, a la que llegaba “como hijo de esta tierra, de esta nación, y al mismo tiempo —por inescrutables designios de la Providencia— como Sucesor de San Pedro en la Sede de Roma” el Beato Juan Pablo II nos revela el profundo e inefable amor y la intima unión de Polonia y su pueblo con María y su Santuario.


“Jasna Góra es no sólo meta de peregrinación para los polacos de la madre patria y de todo el mundo, sino también el santuario de la nación. Es necesario prestar atención a este lugar santo para sentir cómo late el corazón de la nación en el corazón de la Madre. Este corazón, en efecto, late, como sabemos, con todas las citas de la historia, con todas las vicisitudes de la vida nacional: en efecto, ¡cuántas veces ha vibrado con los gemidos de los sufrimientos históricos de Polonia, pero también con los gritos de alegría y de victoria! La historia de Polonia se puede escribir de diversos modos; especialmente la de los últimos siglos se puede interpretar en clave diversa. Sin embargo, si queremos saber cómo interpreta esta historia el corazón de los polacos, es necesario venir aquí, es necesario sintonizar con este santuario, es necesario percibir el eco de la vida de toda la nación en el corazón de su Madre y Reina. Y si este corazón late con tono de inquietud, si resuenan en él los afanes y el grito por la conversión y el reforzamiento de las conciencias. es necesario acoger esta invitación. Nace del amor materno, que a su modo forma los procesos históricos en la tierra polaca.”
“Los polacos se han acostumbrado a vincular a este lugar y a este santuario las numerosas vicisitudes de su vida: los diversos momentos alegres o tristes, especialmente los momentos solemnes, decisivos, los momentos de responsabilidad, como la elección de la propia dirección de la vida, la elección de la vocación, el nacimiento de los propios hijos, los exámenes de madurez... y tantos otros momentos. Se han acostumbrado a venir con sus problemas a Jasna Góra, para hablar de ellos a la Madre celeste, la que tiene aquí no sólo su imagen, su efigie —una de las más conocidas y veneradas en el mundo—, sino que está aquí particularmente presente.” (Beato Juan Pablo II en la Santa Misa y acto de Consagración a la Virgen)


A las solemnes celebraciones litúrgicas, oraciones y conferencias los padres paulinos, custodios del Santuario presentan hoy, festividad de Nuestra Señora, una obra en tres tomos titulada "Madre de Dios de Jasna Gora en las declaraciones del Beato Papa Juan Pablo II", en señal de acción de gracias de todo el pueblo por la beatificación del Papa polaco. Los libros contienen una colección de homilías, discursos, oraciones y reflexiones y las declaraciones que fueron registradas por escrito, del Santo Padre sobre María de Czestochowa. Los textos están ordenados temáticamente. El primer volumen contiene los discursos de todos las peregrinaciones a Polonia y las palabras de Juan Pablo II a los participantes de la Jornada Mundial de la Juventud en 1991. En el segundo volumen se recogen mensajes internacionales, conferencias, discursos preparados para aniversarios, celebraciones y fiestas marianas y el tercer volumen incluye los discursos del Papa a los diferentes grupos de peregrinos de Jasna Gora y otras declaraciones.



Invito visitar los posts etiquetados Jasna Gora

Reliquias del Beato Juan Pablo II en Mexico (2) Oracion por Mexico







25 de agosto de 2011
Bienaventurado Juan Pablo II, padre, maestro y amigo de los fieles cristianos que te fueron confiados, escucha nuestras plegarias. Te fuiste llamado por el Padre para ser rostro de su Hijo Jesucristo en el umbral del nuevo milenio, con tus palabras cargadas de firme esperanza, nos animaste a ir mar adentro, con la certeza de que Jesús nos acompaña en el camino de la fe.






Tú mismo experimentaste el misterio del hombre, porque fuiste hombre entre los hombres, con los niños te hiciste niño, con los jóvenes te hiciste joven, con hombres y mujeres de toda edad, raza y lengua compartiste la alegría de vivir y la firme esperanza en la transformación del mundo y de la historia en Cristo.
Contemplaste con toda claridad que el misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo Encarnado (...)






Desde Cristo, padre santo, todo adquiere su vigor, de ahí tu preocupación por la dignidad humana y la defensa de la vida, por los derechos de tantos miles de hombres y mujeres marginados por los prejuicios y víctimas de modelos políticos y económicos ajenos al Evangelio.






Mira nuestro México, la providencia te permitió visitarnos en cinco ocasiones, sabes bien lo que ahora duele a los que habitamos en estas tierras. Así como en el pasado resonó tu palabra con vigor en nuestros pueblos y ciudades, haz que tu valiosa intercesión nos alcance la serenidad y la paz, la reconciliación y el amor, la valentía y el vigor para comprometernos con nuestra patria en la transformación de nuestra sociedad en una familia cada vez más justa y fraterna. Que como tú, seamos más de Santa María de Guadalupe, que bajo su sombra y su resguardo cada mexicano diga: “Totus tuus”, “Todo tuyo” y bajo su patrocinio crezcamos en el amor de Dios y en el de nuestros hermanos.
Dichoso tú, amado Papa Juan Pablo II, porque has creído, te rogamos que continúes sosteniendo la fe del pueblo de Dios, desde esta Basílica nos has bendecido muchas veces, hoy te rogamos, padre santo, bendícenos de nuevo, bendícenos siempre.
Amén.

jueves, 25 de agosto de 2011

Reliquias del Beato Juan Pablo II en Mexico (1)







Hoy han sido recibidas oficialmente las reliquias del beato Juan Pablo II en la Basílica de Guadalupe, con una Misa capitular solemne presidida por el Cardenal Norberto Rivera Carrera . Las reliquias permanecerán en la Basílica durante tres días, y luego serán trasladadas a la Catedral de la Diócesis de Toluca.
En la página oficial de la Basílica de Guadalupe encontramos el programa completo de la permanencia de las reliquias allí.


Y en la página México siempre fiel el itinerario completo de su peregrinación por México, para regresar al Distrito Federal el 15 de diciembre.

JMJ 2011 una “cascada de luz” que España no podrá olvidar




Casi dos millones de jóvenes dicen algunos, otros algo más de un millón…. Digamos millón y medio si no fueron más … entre ellos 400.000 venidos de otros países. Pues bien un millón y medio de jóvenes convocados con un lema claro y directo “Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe” (cf. Col 2, 7), venidos de todos los continentes a nadie pueden dejar indiferentes… y España no podrá olvidarlo, es mas supongo que habrá por allí más de un sorprendido pues la cifra supero las expectativas más optimistas!!! Cuatro Vientos se hizo pequeño …. “No se recuerda que se haya producido nunca una concentración católica más multitudinaria en la historia de España” , una JMJ “única e irrepetible, que marcará un antes y un después en España y en el mundo”, un encuentro que seguirá dando que hablar y rendirá sus frutos, sin dudas.

Y, sin embargo, comentaba Diego Contreras “todavía hay medios serios que lo único que han ofrecido de la JMJ ha sido la polémica sobre los gastos y la protesta sofista de una minoría militante (decepcionante, hasta ahora, el New York Times: aquí y aquí). No digo que no haya que escribir de eso, pero hay que hacerlo en el contexto de un millón y medios de jóvenes que vienen a Madrid de los cuatro rincones del mundo con la esperanza de construir un mundo mejor. En los tiempos que corren, eso es una noticia de primera página y hace falta ser muy ciego para no verla. Y lo están viendo miles de personas gracias a nuevas fuentes y posibilidades del mundo on line.”

Son numerosísimos los comentarios que encontramos. El padre Fabián en su blog nos regala los videos de todos los momentos de las JMJ Madrid. Un enlace valiosísimo! “vivimos un momento histórico” decía el Director de Info Católica.

Son interesantes los datos que publica la Universidad de Navarra en un artículo titulado Impacto de la JMJ en Madrid. Avance.



Al margen de muchísima prensa de todos los tonos y colores, hubo quienes sin coincidir “Se puede no estar de acuerdo, se puede discrepar, pero nunca perder el respeto, ni la tolerancia” supo guardar el debido respeto.


Tampoco han sido tan negativas para el bolsillo español como temian algunos Hay que leer Los 18 pecados de los peregrinos JMJ... y el gran pecado de los españoles y no hay que perderse el blog “catarquico” y espontaneo del padre Jorge.


Los medios argentinos no fueron generosos con la información, diría que en algunos momentos casi ignoraron la trascendencia del encuentro en Madrid. Hemos leído, no obstante, un testimonio vivo de Inés San Martin, voluntaria argentina.



Vivencias únicas y un compromiso en puerta: “ Ahora vais a regresar a vuestros lugares de residencia habitual” les decía el Santo Padre en el Ángelus “Vuestros amigos querrán saber qué es lo que ha cambiado en vosotros… ¿Qué vais a decirles? Os invito a que deis un audaz testimonio de vida cristiana ante los demás. Así seréis fermento de nuevos cristianos y haréis que la Iglesia despunte con pujanza en el corazón de muchos” decía el Santo Padre Benedicto XVI en el Angelus ante de la partida “impresionado por el número tan significativo de Obispos y sacerdotes presentes en esta Jornada” y anunciaba oficialmente el lugar de las próximas Jornadas en el 2013. Antes de despedirse y cuando los jóvenes de España entregaban la cruz de las Jornadas a los jóvenes brasileños el santo padre les confío el cometido “ Llevad el conocimiento y el amor de Cristo por todo el mundo. Él quiere que seáis sus apóstoles en el siglo veintiuno y los mensajeros de su alegría. ¡No lo defraudéis!”


En un entrañable encuentro con los voluntarios el Santo Padre les llamaba a una reflexión profunda para sus vidas planteándose la pregunta “¿Qué quiere Dios de mí? ¿Cuál es su designio sobre mi vida? ¿Me llama Cristo a seguirlo más de cerca? ¿No podría yo gastar mi vida entera en la misión de anunciar al mundo la grandeza de su amor a través del sacerdocio, la vida consagrada o el matrimonio? Si ha surgido esa inquietud, dejaos llevar por el Señor y ofreceos como voluntarios al servicio de Aquel que «no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos» (Mc 10,45). Vuestra vida alcanzará una plenitud insospechada. Quizás alguno esté pensando: el Papa ha venido a darnos las gracias y se va pidiendo. Sí, así es. Ésta es la misión del Papa, Sucesor de Pedro. Y no olvidéis que Pedro, en su primera carta, recuerda a los cristianos el precio con que han sido rescatados: el de la sangre de Cristo (cf. 1P 1, 18-19). Quien valora su vida desde esta perspectiva sabe que al amor de Cristo solo se puede responder con amor, y eso es lo que os pide el Papa en esta despedida: que respondáis con amor a quien por amor se ha entregado por vosotros. Gracias de nuevo y que Dios vaya siempre con vosotros.”


Y en la despedida invitaba a todos a “difundir por todos los rincones del mundo la gozosa y profunda experiencia de fe vivida en este noble País. Transmitid vuestra alegría especialmente a los que hubieran querido venir y no han podido hacerlo por las más diversas circunstancias, a tantos como han rezado por vosotros y a quienes la celebración misma de la Jornada les ha tocado el corazón. Con vuestra cercanía y testimonio, ayudad a vuestros amigos y compañeros a descubrir que amar a Cristo es vivir en plenitud.”

En la primer audiencia General después de su regreso el Santo Padre quiso recordar brevemente con el pensamiento y el corazón los extraordinarios días vividos para la XXVI Jornada Mundial de la Juventud. Ha sido, lo sabéis, un evento eclesial emocionante: cerca de dos millones de jóvenes de todos los continentes han vivido, con gozo, una experiencia formidable de fratrnidad, de encuentro con el Señor, de participación y crecimiento en lafe : una verdadera cascada de luz. Agradezco al Señor por este don precioso, que nos llena de esperanza para el futuro de la Iglesia”
(aun no está el texto en español en la página de la Santa Sede, pero no dudo que pronto lo tendremos)

En la página de la Conferencia Episcopal Española pueden leerse todos los discursos de las Jornadas



y en la página de la Santa Sede naturalmente todas las intervenciones del Santo Padre Benedicto XVI.

martes, 23 de agosto de 2011

JMJ 2011 Madrid La Misa del Envío.

El Santo Padre Benedicto XVI comenzó su homilía con un entrañable comentario de padre:
“He pensado mucho en vosotros en estas horas que no nos hemos visto. Espero que hayáis podido dormir un poco, a pesar de las inclemencias del tiempo. Seguro que en esta madrugada habréis levantado los ojos al cielo más de una vez, y no sólo los ojos, también el corazón, y esto os habrá permitido rezar. Dios saca bienes de todo. Con esta confianza, y sabiendo que el Señor nunca nos abandona, comenzamos nuestra celebración eucarística llenos de entusiasmo y firmes en la fe.”


Verdaderamente merece la pena leer la homilía entera, esta invitación del Papa a los jóvenes a fortalecer la fe, a testimoniar y a misionar en comunión con la Iglesia.

“Queridos jóvenes, permitidme que, como Sucesor de Pedro, os invite a fortalecer esta fe que se nos ha transmitido desde los Apóstoles, a poner a Cristo, el Hijo de Dios, en el centro de vuestra vida.”


“Pero permitidme también que os recuerde que seguir a Jesús en la fe es caminar con Él en la comunión de la Iglesia. No se puede seguir a Jesús en solitario. Quien cede a la tentación de ir «por su cuenta» o de vivir la fe según la mentalidad individualista, que predomina en la sociedad, corre el riesgo de no encontrar nunca a Jesucristo, o de acabar siguiendo una imagen falsa de Él.”


“No se puede encontrar a Cristo y no darlo a conocer a los demás”

“El mundo necesita el testimonio de vuestra fe”

“a vosotros os incumbe la extraordinaria tarea de ser discípulos y misioneros de Cristo en otras tierras y países donde hay multitud de jóvenes que aspiran a cosas más grandes y, vislumbrando en sus corazones la posibilidad de valores más auténticos, no se dejan seducir por las falsas promesas de un estilo de vida sin Dios.”

Invito leer en el Sitio de la Santa Sede la homilía completa.

JMJ Madrid 2011 Noche de Vigilia en Cuatro Vientos (2) Adoración Eucarística




Adoramos a Jesucristo, adoramos a Nuestro Señor realmente presente en la Eucaristía

Una de las 17 carpas habilitadas para rezar (foto de JMJ noche de adoracion)


Adoración Eucarística
Un video que invito ver





“En esta vigilia de oración, os invito a pedir a Dios que os ayude a descubrir vuestra vocación en la sociedad y en la Iglesia y a perseverar en ella con alegría y fidelidad. Vale la pena acoger en nuestro interior la llamada de Cristo y seguir con valentía y generosidad el camino que él nos proponga.
Queridos jóvenes, para descubrir y seguir fielmente la forma de vida a la que el Señor os llame a cada uno, es indispensable permanecer en su amor como amigos. Y, ¿cómo se mantiene la amistad si no es con el trato frecuente, la conversación, el estar juntos y el compartir ilusiones o pesares? Santa Teresa de Jesús decía que la oración es «tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama» (cf. Libro de la vida, 8).
Os invito, pues, a permanecer ahora en la adoración a Cristo, realmente presente en la Eucaristía. A dialogar con Él, a poner ante Él vuestras preguntas y a escucharlo. Queridos amigos, yo rezo por vosotros con toda el alma. Os suplico que recéis también por mí. Pidámosle al Señor en esta noche que, atraídos por la belleza de su amor, vivamos siempre fielmente como discípulos suyos. Amén.” (de la Homilia del Santo Padre Benedicto XVI)


Aciprensa recogio algunos testimonios

lunes, 22 de agosto de 2011

JMJ Madrid 2011 Noche de Vigilia en Cuatro Vientos (1)





Muy temprano comenzaron a congregarse los casi dos millones de jóvenes / algunos dicen algo más de un millón…. Otros millón y medio…. Pues bien un millón y medio de jóvenes venidos de todos los continentes convocados con el lema “Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe” (cf. Col 2, 7) definitivamente no pueden dejar indiferentes… es mas supongo que habrá por allí más de un sorprendido pues la cifra supero las expectativas más optimistas!!! Cuatro Vientos demasiado “pequeño” debió “extenderse” a espacios aledaños…. “



Preguntaba el arzobispo castrense Juan del Rio, entre otros
-¿Qué hace un anciano como Ratzinger en un sitio como este?
-La juventud no sólo la marca el calendario, también la apertura de mente.
-¿Es la JMJ la verdadera alianza de civilizaciones?
-Es la expresión de la civilización del amor de la que habla Wojtyla.
-Cuatro Vientos, ¿flor de un día?
-Manifestación de la Iglesia joven.



Una Iglesia joven que desafió la tormenta desatada durante la lectura del Evangelio. Después de haber sido obligado a interrumpir la homilía por el fuerte viento, el Papa no parecía preocuparse y exclamo sonriente «El Señor con la lluvia nos manda bendiciones» ….mientras a su alrededor se producían movimientos inquietos y se leian rostros preocupados, y los parasoles se transformaban en paraguas agitándose a merced del fuerte viento amparados por la cascada "premonitoria".



Antes de retirarse el Papa, haciéndose cómplice de los jóvenes exclamaba: «Hemos vivido una aventura juntos».



En el discurso que Benedicto XVI no pudo terminar, pero que se encuentra en el Sitio de la Santa Sede, junto al resto del programa el Papa se dirige a los jóvenes con la pregunta “ ¿cómo puede un joven ser fiel a la fe cristiana y seguir aspirando a grandes ideales en la sociedad actual?” y responde “En el evangelio que hemos escuchado, Jesús nos da una respuesta a esta importante cuestión: «Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor» (Jn 15, 9).
Sí, queridos amigos, Dios nos ama. Ésta es la gran verdad de nuestra vida y que da sentido a todo lo demás. No somos fruto de la casualidad o la irracionalidad, sino que en el origen de nuestra existencia hay un proyecto de amor de Dios. Permanecer en su amor significa entonces vivir arraigados en la fe, porque la fe no es la simple aceptación de unas verdades abstractas, sino una relación íntima con Cristo que nos lleva a abrir nuestro corazón a este misterio de amor y a vivir como personas que se saben amadas por Dios.
Si permanecéis en el amor de Cristo, arraigados en la fe, encontraréis, aun en medio de contrariedades y sufrimientos, la raíz del gozo y la alegría. La fe no se opone a vuestros ideales más altos, al contrario, los exalta y perfecciona. Queridos jóvenes, no os conforméis con menos que la Verdad y el Amor, no os conforméis con menos que Cristo.”

JMJ Madrid 2011 el Papa visita el Instituto San José - el amor ante el sufrimiento

Foto de Europa Press



Seguir al Santo Padre en su visita al Instituto San José para su encuentro con los enfermos y “con los protagonistas de la civilización del amor”, ha sido una experiencia tremendamente emocionante, una de las imágenes más fuertes de las Jornadas.



En un acto con la presencia de pocos y sin embargo “quizá, el más entrañable del Papa Benedicto XVI” el Santo Padre en sus palabras acerca de la juventud se planteaba la pregunta “¿Puede seguir siendo grande la vida cuando irrumpe en ella el sufrimiento? Y respondía citando su encíclica Spe Salvi “La grandeza de la humanidad está determinada esencialmente por su relación con el sufrimiento y con el que sufre (…).Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado también interiormente, es una sociedad cruel e inhumana” (Spe salvi, 38) y recalcó la “dignidad de la vida humana creada a imagen de Dios.” Y las palabras evangélicas : “Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis” (Mt 25, 40).


Muy emotivas las palabras del joven que nació sordo y al borde de la muerte, que se presentó diciendo : «Tengo 20 años, estudio Arquitectura, nací sordo y al borde de la muerte. Gracias a mi familia, al amor que sintieron por mí, aun sabiendo que podía ser un obstáculo para sus vidas, siguieron adelante. Esto nos ha ayudado a superarnos, a no rendirnos nunca», señaló Antonio Villuendas mientras el público trataba de contener las lágrimas.”, lágrimas que tampoco pudimos contener quienes veíamos la escena a través de las pantallas en nuestras casas, escena que verse parcialmente en Rome Reports.


Antes que el Papa partiera hacia Cuatro Vientos donde lo esperaba la multitud de jóvenes con banderas de 140 países, el Coro de la JMJ ofreció el Magnificat de Bach.

sábado, 20 de agosto de 2011

No se pierdan la Vigilia de oración con el Santo Padre


No se pierdan la Vigilia de oracion con el Santo Padre Benedicto XVI, en vivo, hoy en Cuatro Vientos, en 13TV






El Papa llegará al aeródromo de Cuatro Vientos, y comenzará la adoración eucarística. Está previsto un discurso del Santo Padre.


viernes, 19 de agosto de 2011

«Cristo me amó y se entregó por mí» ¿Qué haremos nosotros por él?

«Cristo me amó y se entregó por mí» (Gál 2,20). Ante un amor tan desinteresado, llenos de estupor y gratitud, nos preguntamos ahora: ¿Qué haremos nosotros por él? ¿Qué respuesta le daremos? San Juan lo dice claramente: «En esto hemos conocido el amor: en que él dio su vida por nosotros. También nosotros debemos dar nuestra vida por los hermanos» (1 Jn 3,16). La pasión de Cristo nos impulsa a cargar sobre nuestros hombros el sufrimiento del mundo, con la certeza de que Dios no es alguien distante o lejano del hombre y sus vicisitudes. Al contrario, se hizo uno de nosotros «para poder compadecer Él mismo con el hombre, de modo muy real, en carne y sangre… Por eso, en cada pena humana ha entrado alguien que comparte el sufrir y padecer; de ahí se difunde en cada sufrimiento la con-solatio, el consuelo del amor participado de Dios y así aparece la estrella de la esperanza» (Spe salvi, 39).
“Vosotros, que sois muy sensibles a la idea de compartir la vida con los demás, no paséis de largo ante el sufrimiento humano,(*) donde Dios os espera para que entreguéis lo mejor de vosotros mismos: vuestra capacidad de amar y de compadecer.”
VIAJE APOSTÓLICO A MADRID CON OCASIÓN DE LA XXVI JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD18-21 DE AGOSTO DE 2011
(Santo Padre Benedicto XVI en el Vía Crucis con los jóvenes, Plaza de Cibeles, Madrid - Viernes 19 de agosto de 2011)


(*) sufrimiento que en las estaciones del Via Crucis estaba representado por los jovenes que llevaron la Cruz



Invito visitar blog Al Calvario

Os confío la Cruz de Cristo!

fotografia de Wikipedia




En lo que sería su último mensaje para las JMJ que se celebrarian en Colonia (las primeras del Santo Padre Benedicto XVI) el Beato Juan Pablo II decía a sus queridos jóvenes:

“No os sorprendáis después si en vuestro camino encontráis la cruz. ¿Acaso Jesús no les ha dicho a sus discípulos que el grano de trigo tiene que caer en tierra y morir para dar mucho fruto? (cfr. Jn 12,23-26)? De esta forma indicaba que su vida entregada hasta la muerte sería fecunda. Lo sabéis: después de la resurrección de Cristo, la muerte no tendrá más la última palabra. El amor es más fuerte que la muerte. Si Jesús ha aceptado la muerte en cruz, haciendo de ella el manantial de la vida y el signo del amor, no es ni por debilidad ni por gusto al sufrimiento. Es para obtenernos la salvación y hacernos partícipes de su vida divina.”
y les recordaba que al terminar el Año Santo de la Redención, en 1984 ls había entregado una gran cruz de madera….

Teníamos el texto de las palabras del Beato Juan Pablo II de entonces
Queridísimos jóvenes,
al clausurar el Año Santo
os confío el signo de este Año Jubilar:
¡la Cruz de Cristo!
Llevadla por el mundo como signo
del amor del Señor Jesús a la humanidad
y anunciad a todos
que sólo en Cristo muerto y resucitado
hay salvación y redención.


pero nos faltaba su voz...


Con ocasión de estas JMJ 2011 Madrid, Rome Reports nos ofrece un corto video de aquellas palabras tal como fueron dichas en italiano, con comentario en español.


Invito visitar posts



y

¡el Papa nos miró!


Otro blog de las Jornadas




“A esas horas el calor era asfixiante, pero por suerte entre baile y baile los bomberos nos refrescaban a mangerazo limpio. Sobre las 19:30h, entre aplausos, gritos y aclamaciones, el Papa llegó a la Cibeles. Y gracias al liderazgo de Víctor y la experiencia de Santi, conseguimos llegar a la preciada barandilla (comiéndonos por el camino a varias personas, seamos sinceros) para saludar lo más cerca posible a nuestra Santidad. Y no, no tenemos remordimiento alguno, ¡el Papa nos miró!”




(me hicieron sonreir y recordar a mi tia, la monjita, buena como el pan, generosa como pocos, correcta a mas no poder, seria y jocosa a la vez, una santa en la tierra, y no obstante una vez me dijo "hay momentos en los cuales hay abrirse paso y empujar si hace falta, no queda otra ;)

jueves, 18 de agosto de 2011

JMJ 2011 Madrid, capital de los jóvenes

fotografias de Libertad Digital


Fue emocionante cuando a las doce en punto de la mañana pedimos silencio y comenzaron a sonar las campanas. El obispo les dijo: ¡el papa está en Madrid! El aplauso resonó en el templo con la fuerza de más de dos mil manos jóvenes expresando su entusiasmo. Y el grito acompasado de palmas llenas de ritmo: Benedetto, Benedetto… Qué movida. Ya habían estado haciendo la ola en el templo y en el coro al inicio de la catequesis animados por la sonrisa de monseñor.” (del blog del padre Jorge)




La bienvenida al Papa comenzó con un acto “simbólico” de entrada en la ciudad en el que cincuenta jóvenes, el cardenal de Madrid, Antonio Mª Rouco y el Papa atraviesan la puerta de Alcalá dónde les espera el alcalde de Madrid. Finalizada la entrada por la puerta de Alcalá, el Papa se traslada a Cibeles donde tiene lugar un acto de celebración de la Palabra. Allí es recibido por los cantos de la Orquesta y Coro de la Jornada Mundial de la Juventud compuesta por 250 músicos voluntarios. Saluda luego el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco y cinco jóvenes procedentes de los cinco continentes que saludan al Papa en nombre de todos los asistentes a la JMJ, le entregan obsequios típicos de sus paises . Muy emotivo el primer saludo de la muchacha polaca.



Todo fue una fiesta de cariño, de alegría. No podía ser de otra manera con 900 conventos rezando para que todo salga bien…para que “los centinelas del mañana” de Juan Pablo II sean los verdaderos cristianos y apóstoles de hoy.


Que emoción ver en directo el primer acto del Papa con los jóvenes en Madrid. Se me saltaron unas cuantas lagrimas..... Al Papa se lo veía feliz, sereno…cuantas banderas de todos colores, muchas argentinas! Impresionante la explosión de alegría de miles de jóvenes recibiendo a este Papa que viene a una “tierra abierta de corazón y noble de sentimientos”, para estar entre “el nuevo pueblo de Dios que no conoce fronteras”, entre la Iglesia joven, disfrutando como un joven más de la alegría cristiana, saludando a todos los allí congregados: jóvenes de Oceanía, África, América, Asia y Europa; y también "a los que no pudieron venir."



Refiriéndose a la lectura del Evangelio de San Mateo el Papa recordaba que “en la lectura que se ha proclamado hemos oído un pasaje del Evangelio en que se habla de acoger las palabras de Jesús y de ponerlas en práctica. Hay palabras que solamente sirven para entretener, y pasan como el viento; otras instruyen la mente en algunos aspectos; las de Jesús, en cambio, han de llegar al corazón, arraigar en él y fraguar toda la vida. Sin esto, se quedan vacías y se vuelven efímeras. No nos acercan a Él. Y, de este modo, Cristo sigue siendo lejano, como una voz entre otras muchas que nos rodean y a las que estamos tan acostumbrados. El Maestro que habla, además, no enseña lo que ha aprendido de otros, sino lo que Él mismo es, el único que conoce de verdad el camino del hombre hacia Dios, porque es Él quien lo ha abierto para nosotros, lo ha creado para que podamos alcanzar la vida auténtica, la que siempre vale la pena vivir en toda circunstancia y que ni siquiera la muerte puede destruir.”



En su discurso el Santo Padre invitaba a los jóvenes a escuchar “de verdad las palabras del Señor para que sean en vosotros «espíritu y vida» (Jn 6,63), raíces que alimentan vuestro ser, pautas de conducta que nos asemejen a la persona de Cristo, siendo pobres de espíritu, hambrientos de justicia, misericordiosos, limpios de corazón, amantes de la paz.”
Invitaba a aprovechar “estos días para conocer mejor a Cristo” a “edificar sobre roca firme”, a no sucumbir a las diferentes tentaciones que conducen a algo tan evanescente como una existencia sin horizontes, una libertad sin Dios”, a “ser prudentes y sabios”.

Escuchar a los jóvenes desde la JMJ 2011 emociona



Invito escuchar los videos de Con el Papa :


“ver caminar por la calle tantos jóvenes llenos de emoción, de ilusión, de alegría”


“aquí estamos nosotros como embajadores de amor…”


“vengo a hacer un poco de vida espiritual…”


“lo que nos caracteriza es la alianza de amor con la Virgen Maria”


soy de Togo, venimos de Africa, somos de Argentina, soy de Canada, de Singapur, de México…


“vale la pena dar la vida por Cristo…”


“esta es mi primera jmj”


“hace un año que soy católico”


“vengo a compartir mi fe católica con cristianos de todo el mundo”


“estoy recien bautizada, espero tener una experiencia muy grande”

Vivi la JMJ con Radio Maria





“Sí, España esta inundada de colores, colores de 139 países de los cinco continentes….

En una misma esquina encontramos a los latinos. Nos reconocemos desde lejos. La alegría nos diferencia. Remeras de todos los colores, gorros de distintas formas y por supuesto miles de banderas flamean en cada esquina. En una plaza los italianos con sus remeras azules y vinchas verdes,blancas y rojas hablan de fútbol con Alemanes y sus pulcras y radiantes vestimentas. Más adelante en una pequeña calle, mexicanos con sus grandes y típicos sombreros de Mariachis cantan junto a Slovakos el Ave María mientras se abrazan en un símbolo de fraternidad. Y la fiesta continua. Sobre un moderno puente algunos coreanos tratan de copiar los extraordinarios movimientos de danza que traen los chicos de la isla francesa de Guadalupe. Pero es imposible.

Y donde hay festejos siempre hay Argentinos. Y no somos pocos. La celeste y blanca enarbola el alma de casi siete mil de peregrinos que viven nuestro federalismo a tan larga distancia.”

Todos quisiéramos ver a Jesús

Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe”(cf. Col 2, 7)



“También nosotros quisiéramos poder ver a Jesús, poder hablar con Él, sentir más intensamente aún su presencia. A muchos se les hace hoy difícil el acceso a Jesús. Muchas de las imágenes que circulan de Jesús, y que se hacen pasar por científicas, le quitan su grandeza y la singularidad de su persona.
Por ello, a lo largo de mis años de estudio y meditación, fui madurando la idea de transmitir en un libro algo de mi encuentro personal con Jesús, para ayudar de alguna forma a ver, escuchar y tocar al Señor, en quien Dios nos ha salido al encuentro para darse a conocer. De hecho, Jesús mismo, apareciéndose nuevamente a los discípulos después de ocho días, dice a Tomás: «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo, sino creyente» (Jn 20, 27).
También para nosotros es posible tener un contacto sensible con Jesús, meter, por así decir, la mano en las señales de su Pasión, las señales de su amor. En los Sacramentos, Él se nos acerca en modo particular, se nos entrega.
Queridos jóvenes, aprended a “ver”, a “encontrar” a Jesús en la Eucaristía, donde está presente y cercano hasta entregarse como alimento para nuestro camino; en el Sacramento de la Penitencia, donde el Señor manifiesta su misericordia ofreciéndonos siempre su perdón. Reconoced y servid a Jesús también en los pobres y enfermos, en los hermanos que están en dificultad y necesitan ayuda.”


miércoles, 17 de agosto de 2011

JMJ 2011 Madrid alegría contagiosa

“Primero se fue llenando el templo, sin apreturas. Luego ya más estrechos. La capilla de día. El coro. Pasillos, presbiterio. Hall de entrada. Y seguían viniendo. Con sus banderas y estandartes, sus signos, su alegría contagiosa. Jamás habíamos visto la iglesia así. Ni siquiera el día de la dedicación del templo. Se fueron acomodando en el exterior, alrededor del templo. Algunos incluso en la calle. Ofrecimos la parroquia para unos quinientos. Hemos pasado de los mil doscientos.

Vibrante el coro animando a la gente antes de comenzar. Cantos, palmas, movimiento, gozo. Gente en los bancos, en el suelo, apenas ha quedado sitio libre en el presbiterio. Monseñor Gousti, feliz, sabiendo contactar…..


Los jóvenes han rezado, han cantado, han sabido guardar silencio para rezar desde lo más hondo. Monseñor les pedía que aprendieran a orar: a leer la escritura, a meditar qué les dice de forma personal, a no tener miedo a cambiar la vida según el Señor les pide. Y los jóvenes han escuchado con atención.

Por donde vayas por Madrid todo es alegría y ganas de convivir y vivir en Cristo y para Cristo… Rezad para que esta explosión de vida sea vida evangélica que transforme vidas para siempre y sean totalmente de Cristo en el sacerdocio, la vida consagrada, la familia cristiana.”


del blog del padre Jorge (Parroquia Beata María Ana Mogas, en el barrio de Tres Olivos, de Madrid)

Madrid JMJ 2011 un agosto diferente…

Leer el diario de las JMJ Madrid del blog del padre Jorge emociona, nos acerca, nos hace partícipe de los diferentes momentos y experiencias, de las emociones, del entusiasmo… no se lo pierdan!


“Agosto en Madrid. Las vacaciones de otros años, en la tranquilidad de la playa o la montaña, se han cambiado por el saco, la mochila, el calor. Pero el gozo se nota. Acabé la misa con un ¡Feliz JMJ! Podéis ir en paz. Y la iglesia entera estalló en un aplauso impresionante.
Al acabar la misa comenzamos a distribuir a los peregrinos. Cada familia iba llevando para casa a sus chavales. Manolo… tus cuatro niñas. Pedro, llevas a los seis chavales…? Pilar, tú dos, verdad? Gente no apuntada como familias de acogida bajaron a los salones: No me apunté, pero tengo sitio en casa…
Los chicos disfrutan. Ayer ya por Madrid. Hoy es impresionante. En parroquias del centro se están celebrando misas cada hora y en diferentes idiomas. Todo Madrid es una explosión de juventud y vida.”

JMJ 2011 Madrid Programa del viaje apostólico del Santo Padre Benedicto XVI

En el sitio de la Santa Sede puede consultarse el programa completo del Viaje apostólico del santo Padre Benedicto XVI a Madrid con motivo de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud (18-21 de agosto de 2011).

martes, 16 de agosto de 2011

“Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe”(cf. Col 2, 7) el Santo Padre Benedicto XVI explica el lema de las JMJ 2011





Al explicar el significado del lema de las presentes Jornadas el Santo Padre Benedicto XVI se detiene en los “términos que san Pablo utiliza en: «Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe» (cf. Col 2, 7). En esos términos de San Pablo “podemos distinguir tres imágenes: “ dice el Santo Padre Benedicto XVI: “arraigado” evoca el árbol y las raíces que lo alimentan; “edificado” se refiere a la construcción; “firme” alude al crecimiento de la fuerza física o moral.
Y aclara que “en el texto original las tres expresiones, desde el punto de vista gramatical, están en pasivo: quiere decir, que es Cristo mismo quien toma la iniciativa de arraigar, edificar y hacer firmes a los creyentes.”

Arraigados
La primera imagen es la del árbol, firmemente plantado en el suelo por medio de las raíces, que le dan estabilidad y alimento. Sin las raíces, sería llevado por el viento, y moriría. ¿Cuáles son nuestras raíces? Naturalmente, los padres, la familia y la cultura de nuestro país son un componente muy importante de nuestra identidad. La Biblia nos muestra otra más. El profeta Jeremías escribe: «Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza: será un árbol plantado junto al agua, que junto a la corriente echa raíces; cuando llegue el estío no lo sentirá, su hoja estará verde; en año de sequía no se inquieta, no deja de dar fruto» (Jer 17, 7-8). Echar raíces, para el profeta, significa volver a poner su confianza en Dios. De Él viene nuestra vida; sin Él no podríamos vivir de verdad. «Dios nos ha dado vida eterna y esta vida está en su Hijo» (1 Jn 5,11). Jesús mismo se presenta como nuestra vida (cf. Jn 14, 6). Por ello, la fe cristiana no es sólo creer en la verdad, sino sobre todo una relación personal con Jesucristo. El encuentro con el Hijo de Dios proporciona un dinamismo nuevo a toda la existencia. Cuando comenzamos a tener una relación personal con Él, Cristo nos revela nuestra identidad y, con su amistad, la vida crece y se realiza en plenitud. Existe un momento en la juventud en que cada uno se pregunta: ¿qué sentido tiene mi vida, qué finalidad, qué rumbo debo darle? Es una fase fundamental que puede turbar el ánimo, a veces durante mucho tiempo. Se piensa cuál será nuestro trabajo, las relaciones sociales que hay que establecer, qué afectos hay que desarrollar… En este contexto, vuelvo a pensar en mi juventud. En cierto modo, muy pronto tomé conciencia de que el Señor me quería sacerdote. Pero más adelante, después de la guerra, cuando en el seminario y en la universidad me dirigía hacia esa meta, tuve que reconquistar esa certeza. Tuve que preguntarme: ¿es éste de verdad mi camino? ¿Es de verdad la voluntad del Señor para mí? ¿Seré capaz de permanecerle fiel y estar totalmente a disposición de Él, a su servicio? Una decisión así también causa sufrimiento. No puede ser de otro modo. Pero después tuve la certeza: ¡así está bien! Sí, el Señor me quiere, por ello me dará también la fuerza. Escuchándole, estando con Él, llego a ser yo mismo. No cuenta la realización de mis propios deseos, sino su voluntad. Así, la vida se vuelve auténtica.
Como las raíces del árbol lo mantienen plantado firmemente en la tierra, así los cimientos dan a la casa una estabilidad perdurable. Mediante la fe, estamos arraigados en Cristo (cf. Col 2, 7), así como una casa está construida sobre los cimientos. En la historia sagrada tenemos numerosos ejemplos de santos que han edificado su vida sobre la Palabra de Dios. El primero Abrahán. Nuestro padre en la fe obedeció a Dios, que le pedía dejar la casa paterna para encaminarse a un país desconocido. «Abrahán creyó a Dios y se le contó en su haber. Y en otro pasaje se le llama “amigo de Dios”» (St 2, 23). Estar arraigados en Cristo significa responder concretamente a la llamada de Dios, fiándose de Él y poniendo en práctica su Palabra. Jesús mismo reprende a sus discípulos: «¿Por qué me llamáis: “¡Señor, Señor!”, y no hacéis lo que digo?» (Lc 6, 46).

Edificados
Y recurriendo a la imagen de la construcción de la casa, añade: «El que se acerca a mí, escucha mis palabras y las pone por obra… se parece a uno que edificaba una casa: cavó, ahondó y puso los cimientos sobre roca; vino una crecida, arremetió el río contra aquella casa, y no pudo tambalearla, porque estaba sólidamente construida» (Lc 6, 47-48)…. construid vuestra casa sobre roca, como el hombre que “cavó y ahondó”. Intentad también vosotros acoger cada día la Palabra de Cristo. Escuchadle como al verdadero Amigo con quien compartir el camino de vuestra vida. Con Él a vuestro lado seréis capaces de afrontar con valentía y esperanza las dificultades, los problemas, también las desilusiones y los fracasos. Continuamente se os presentarán propuestas más fáciles, pero vosotros mismos os daréis cuenta de que se revelan como engañosas, no dan serenidad ni alegría. Sólo la Palabra de Dios nos muestra la auténtica senda, sólo la fe que nos ha sido transmitida es la luz que ilumina el camino. Acoged con gratitud este don espiritual que habéis recibido de vuestras familias y esforzaos por responder con responsabilidad a la llamada de Dios, convirtiéndoos en adultos en la fe. No creáis a los que os digan que no necesitáis a los demás para construir vuestra vida. Apoyaos, en cambio, en la fe de vuestros seres queridos, en la fe de la Iglesia, y agradeced al Señor el haberla recibido y haberla hecho vuestra.

Firmes en la fe
Estad «arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe» (cf. Col 2, 7). La carta de la cual está tomada esta invitación, fue escrita por san Pablo para responder a una necesidad concreta de los cristianos de la ciudad de Colosas. Aquella comunidad, de hecho, estaba amenazada por la influencia de ciertas tendencias culturales de la época, que apartaban a los fieles del Evangelio. Nuestro contexto cultural, queridos jóvenes, tiene numerosas analogías con el de los colosenses de entonces. En efecto, hay una fuerte corriente de pensamiento laicista que quiere apartar a Dios de la vida de las personas y la sociedad, planteando e intentando crear un “paraíso” sin Él. Pero la experiencia enseña que el mundo sin Dios se convierte en un “infierno”, donde prevalece el egoísmo, las divisiones en las familias, el odio entre las personas y los pueblos, la falta de amor, alegría y esperanza. En cambio, cuando las personas y los pueblos acogen la presencia de Dios, le adoran en verdad y escuchan su voz, se construye concretamente la civilización del amor, donde cada uno es respetado en su dignidad y crece la comunión, con los frutos que esto conlleva. Hay cristianos que se dejan seducir por el modo de pensar laicista, o son atraídos por corrientes religiosas que les alejan de la fe en Jesucristo. Otros, sin dejarse seducir por ellas, sencillamente han dejado que se enfriara su fe, con las inevitables consecuencias negativas en el plano moral.
El apóstol Pablo recuerda a los hermanos, contagiados por las ideas contrarias al Evangelio, el poder de Cristo muerto y resucitado. Este misterio es el fundamento de nuestra vida, el centro de la fe cristiana. Todas las filosofías que lo ignoran, considerándolo “necedad” (1 Co 1, 23), muestran sus límites ante las grandes preguntas presentes en el corazón del hombre. Por ello, también yo, como Sucesor del apóstol Pedro, deseo confirmaros en la fe (cf. Lc 22, 32). Creemos firmemente que Jesucristo se entregó en la Cruz para ofrecernos su amor; en su pasión, soportó nuestros sufrimientos, cargó con nuestros pecados, nos consiguió el perdón y nos reconcilió con Dios Padre, abriéndonos el camino de la vida eterna. De este modo, hemos sido liberados de lo que más atenaza nuestra vida: la esclavitud del pecado, y podemos amar a todos, incluso a los enemigos, y compartir este amor con los hermanos más pobres y en dificultad.”




lunes, 15 de agosto de 2011

La Asunción el "coronamiento" de toda la vida de María



“Verdaderamente, resultaría difícil encontrar un momento en que María hubiera podido pronunciar con mayor arrebato las palabras pronunciadas una vez después de la Anunciación, cuando, hecha Madre virginal del Hijo de Dios, visitó la casa de Zacarías para atender a Isabel:

"Mi alma engrandece al Señor... / porque ha hecho en mí maravillas el Poderoso, / cuyo nombre es santo" (Lc 46, 49).


Si estas palabras tuvieron su motivo, pleno y superabundante, sobre la boca de María cuando Ella, Inmaculada, se convirtió en Madre del Verbo Eterno, hoy alcanzan la cumbre definitiva. María que, gracias a su fe (realzada por Isabel) entró en aquel momento, todavía bajo el velo del misterio, en el tabernáculo de la Santísima Trinidad, hoy entra en la Morada eterna, en plena intimidad con el Padre, con el Hijo y con el Espíritu Santo, en la visión beatífica, "cara a cara". Y esa visión, como inagotable fuente del amor perfecto, colma todo su ser con la plenitud de la gloria y de la felicidad. Así, pues, la Asunción es, al mismo tiempo, el "coronamiento" de toda la vida de María, de su vocación única, entre todos los miembros de la humanidad, para ser la Madre de Dios. Es el "coronamiento" de la fe que Ella, "llena de gracia", demostró durante la Anunciación y que Isabel, su pariente, subrayó y exaltó durante la Visitación.
[….]
"Assumpta est María in caelum, gaudent Angelí! Et gaudet Ecclesia!"


Para nosotros la solemnidad de hoy es como una continuación de la Pascua; de la Resurrección y de la Ascensión del Señor. Y es, al mismo tiempo, el signo y la fuente de la esperanza de la vida eterna y de la futura resurrección. Acerca de ese signo leemos en el Apocalipsis de San Juan:
"Y fue vista en el cielo una señal grande: una mujer envuelta en el sol, y la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas" (Ap 12. 1).
Y aunque nuestra vida sobre la tierra se desarrolle, constantemente, en la tensión de esa lucha entre el Dragón y la Mujer, de que habla el mismo libro de la Santa Escritura; aunque estemos diariamente sometidos a la lucha entre el bien y el mal, en la que el hombre participa desde el pecado original —es decir, desde el día en que comió "del árbol del conocimiento del bien y del mal", como leemos en el libro del Génesis (2, 17; 3, 12)—; aunque esa lucha adquiera a veces formas peligrosas y espantosas, sin embargo, ese signo de la esperanza permanece y se renueva constantemente en la fe de la Iglesia.

Y la festividad de hoy nos permite mirar ese signo, el gran signo de la economía divina de la salvación, confiadamente y con alegría mucho mayor.


Nos permite esperar ese signo de victoria, de no sucumbir, en definitiva, al mal y al pecado, en espera del día en que todo será cumplido por Aquel que trajo la victoria sobre la muerte: el Hijo de María. Entonces El "entregará a Dios Padre el Reino, cuando haya destruido todo principado, toda potestad y todo poder" (1 Cor 15, 24) y pondrá todos los enemigos bajo sus pies y aniquilará, como último enemigo, a la muerte (cf. 1 Cor 15, 25).”
(Beato Juan Pablo II – Homilia en la Solemnidd de la Asunciòn - Parroquia de Castelgandolfo, Viernes 15 de agosto de 1980)

domingo, 14 de agosto de 2011

Santuario Beato Juan Pablo II, Cracovia




Poco a poco fue tomando forma el proyecto del Centro Juan Pablo II ¡No tengáis miedo ! en Cracovia-Lagiewniki, formalmente inaugurado el 2 de abril de 2006 con el objetivo de perpetuar la memoria viva de la persona y los logros del primer Papa eslavo e “irradiar su mente, su sabiduría y su santidad a Polonia y al mundo” (Dziwisz).


El Centro está ubicado en un lugar particularmente ligado al Papa Juan Pablo II: en el predio de la antigua fabrica Solvay donde el joven Karol Wojtyla trabajó como obrero durante la ocupación nazi de su patria.


El 11 de junio 2011 se llevaba a cabo una de las etapas culminantes de este proyecto: la solemne consagración del Santuario del Beato Juan Pablo II - la “casa” de Juan Pablo II - oficiada por el metropolitano de Cracovia el Cardenal Stanislaw Dziwisz, lo que dio inicio al culto público del nuevo beato en Polonia.
Después de una solemne procesión fueron entronizadas las reliquias del Beato Juan Pablo II, y consagrado el Santuario, ubicado dentro del complejo del Centro - muy cerca del Santuario de la Divina Misericordia, casi puede decirse que todo es un gran centro de adoración, oración y evangelización


La ceremonia conto con la presencia de personalidades religiosas y civiles, entre ellos el Nuncio Apostólico Mons. Celestino Migliore, el metropolitano de Varsovia, monseñor Kazimierz Nycz, el cardenal Franciszek Macharski, autoridades locales y gran cantidad de jóvenes, miembros de movimientos, asociaciones y organizaciones.


Además del relicario con las gotas de sangre (reliquia de primer grado) en una urna de cristal colocada en el altar, se veneran allí el baston pastoral (báculo), una mitra y una casulla, que usó el Santo Padre (reliquias de segundo grado).


En el piso de mármol pueden verse los escudos del Papa Juan Pablo II, del Papa Benedicto XVI y del Cardenal Stanislaw Dziwisz, y en las paredes cuadros que muestran a Juan Pablo II en visitas a santuarios marianos del mundo.


Los peregrinos que acuden al Santuario pueden obtener la indulgencia plenaria el dia 22 de octubre y una vez al año durante la peregrinación a este lugar sagrado, de acuerdo con los requisitos establecidos por la Iglesia en las condiciones habituales (confesión sacramental, Santo adopción Comunión, la exclusión de todo apego al pecado, y una oración por las intenciones del Santo Padre).
En una pequeña capilla lateral diseñada según el modelo de la cripta de San Leonardo en la Catedral de Wawel,
donde el joven sacerdote Karol Wojtyla celebrara su primera Misa, puede venerarse el relicario en forma de Evangelio abierto con las hojas en señal de movimiento, colocado sobre la placa de mármol de la tumba original de la cripta de la Basilica San Pedro.


El Santuario esta ubicado en: ul. J. Marcika 3, 30-443 Cracovia. Para quien llega desde el Santuario de la Divina Misericordia el acceso es por Z. Herbert de Kurdwanów y st. J. Marcika de "Zakopianka".


En este enlace puede visitarse la galería de fotografías del Santuario y de la consagración.

jueves, 11 de agosto de 2011

Dejarse «llenar» por el silencio y la belleza de la Creación


En preciosas palabras y en pleno periodo de vacaciones en el hemisferio norte, en la Audiencia General de esta semana - en vísperas de la memoria de Santa Clara de Asis que celebramos hoy - el Santo Padre Benedicto XVI ha querido recalcar el valor del silencio y los «oasis» del espíritu, señalando San Damián como uno de aquellos lugares donde “Dios habla a la humanidad”.

Personalmente estuve solo una vez en Asís, lugar tan preciado, pero esa visita me ha quedado grabada profundamente. Recuerdo que ya “abajo” en el valle antes de subir a Asis, en la Basilica de Santa Maria de los Angeles vivimos momentos especiales en la Porciuncula. Luego llegar hasta Asis fue abrirnos como a un sueño. En un dia verdaderamente excepcional, el sol parecía brillar más, todo estaba en flor. Fue como adentrarnos en la maravillosa película “Hermano sol, Hermana Luna”. Realmente bello. Pero lo que más me llamo la atención fue un joven franciscano, sencillo con una sonrisa a flor de labio, atento a las visitas, dispuesto a responder preguntas, como suspendido en el aire, un pequeño San Francisco….. caminando de aquí para allá por el patio de San Damian donde está el pozo milagroso…..

Queridos hermanos y hermanas: decía el santo Padre en la Audiencia desde Castelgandolfo:
“En cada época, hombres y mujeres que consagraron su vida a Dios en la oración —como los monjes y las monjas— establecieron sus comunidades en lugares particularmente bellos, en el campo, sobre las colinas, en los valles de las montañas, a la orilla de lagos o del mar, o incluso en pequeñas islas. Estos lugares unen dos elementos muy importantes para la vida contemplativa: la belleza de la creación, que remite a la belleza del Creador, y el silencio, garantizado por la lejanía respecto a las ciudades y a las grandes vías de comunicación. El silencio es la condición ambiental que mejor favorece el recogimiento, la escucha de Dios y la meditación. Ya el hecho mismo de gustar el silencio, de dejarse, por decirlo así, «llenar» por el silencio, nos predispone a la oración. El gran profeta Elías, sobre el monte Horeb —es decir, el Sinaí— presencia un huracán, luego un terremoto, y, por último, relámpagos de fuego, pero no reconoce en ellos la voz de Dios; la reconoce, en cambio, en una brisa suave (cf. 1 R 19, 11-13). Dios habla en el silencio, pero es necesario saberlo escuchar. Por ello los monasterios son oasis en los que Dios habla a la humanidad; y en ellos se encuentra el claustro, lugar simbólico, porque es un espacio cerrado, pero abierto hacia el cielo.
Mañana, queridos amigos, haremos memoria de santa Clara de Asís. Por ello me complace recordar uno de estos «oasis» del espíritu apreciado de manera especial por la familia franciscana y por todos los cristianos: el pequeño convento de San Damián, situado un poco más abajo de la ciudad de Asís, en medio de los olivos que descienden hacia Santa María de los Ángeles. Junto a esta pequeña iglesia, que san Francisco restauró después de su conversión, Clara y las primeras compañeras establecieron su comunidad, viviendo de la oración y de pequeños trabajos. Se llamaban las «Hermanas pobres», y su «forma de vida» era la misma que llevaban los Frailes Menores: «Observar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo» (Regla de santa Clara, I, 2), conservando la unión de la caridad recíproca (cf. ib., X, 7) y observando en particular la pobreza y la humildad vivida por Jesús y por su santísima Madre (cf. ib., XII, 13).
El silencio y la belleza del lugar en el que vive la comunidad monástica —belleza sencilla y austera— constituyen como un reflejo de la armonía espiritual que la comunidad misma intenta realizar. El mundo está lleno de estos oasis del espíritu, algunos muy antiguos, sobre todo en Europa, otros recientes, otros restaurados por nuevas comunidades. Mirando las cosas desde una perspectiva espiritual, estos lugares del espíritu son la estructura fundamental del mundo. Y no es casualidad que muchas personas, especialmente en los períodos de descanso, visiten estos lugares y se detengan en ellos durante algunos días: también el alma, gracias a Dios, tiene sus exigencias.
Recordemos, por tanto, a santa Clara. Pero recordemos también a otras figuras de santos que nos hablan de la importancia de dirigir la mirada a las «cosas del cielo», como santa Edith Stein, Teresa Benedicta de la Cruz, carmelita, copatrona de Europa, que celebramos ayer. Y hoy, 10 de agosto, no podemos olvidar a san Lorenzo, diácono y mártir, con un augurio especial a los romanos, que desde siempre lo veneran como uno de sus patronos. Por último, dirijamos nuestra mirada a la Virgen María, para que nos enseñe a amar el silencio y la oración.

11 de agosto de 2011
(fuente Osservatore Romano)


miércoles, 10 de agosto de 2011

Juan Pablo II en la Argentina 1987 (16b) con la comunidad ucraniana (Los ucranios en la Argentina)


Los primeros ucranios llegaron a la Argentina hacia el año 1880, pero fue en 1897 cuando llegó el primer grupo numeroso e importante a Buenos Aires que luego se trasladó a Misiones. La mayoría de ellos provenía de Galitzia (Ucrania Occidental) y se establecieron en diversos lugares del territorio argentino.


Entre 1924 y 1945, a causa de la persecución comunista en Ucrania, emigraron a la Argentina numerosos grupos para radicarse definitivamente en las provincias de Mendoza, Chaco, Formosa, Corrientes, Córdoba, Santa Fe, Río Negro y Buenos Aires, y también en la Capital Federal. Actualmente la comunidad ucrania (sumando los descendientes) llega a 200.000 personas, de las cuales unos 120.000 son católicos. El resto se confiesan ortodoxos o evangélicos bautistas.


Los grupos más numerosos de ucranios se establecieron en la localidad de Apóstoles, provincia de Misiones, a la que con el tiempo consideraron su segunda patria. Su profunda fe religiosa exigía la presencia de su clero para recibir los sacramentos y participar de las celebraciones litúrgicas. A pesar de insistentes pedidos a los obispos eparcas ucranios católicos de Lviv, de Stanislaviv y otros, no lograron contar con sacerdotes propios. Llegaron algunos del clero latino, pero ellos los pedían de su rito para asistir a la Misa celebrada en rito bizantino y en su idioma.


En 1908 llegaron los primeros sacerdotes de rito bizantino: eran religiosos de la Orden de San Basilio Magno. Desde entonces y hasta 1936 entre los religiosos basilianos y los sacerdotes del clero secular, fueron sucediéndose en la atención espiritual de los fieles ucranios, aunque en forma no muy organizada ni sostenida, mientras continuaban llegando más ucranios de la madre patria. Preocupada la Santa Sede por la suerte espiritual de los fieles orientales ucranios del Brasil y de la Argentina, en 1936 Pío XI nombra Visitador Apostólico al obispo-eparca de Filadelfia (EE.UU.), monseñor Constantino Bohachevskyj, quien eleva un informe completo de la urgencia pastoral en la región. En estos años comienza a crecer la presencia de sacerdotes basilianos y en 1939 llegan las primeras religiosas basilianas. Lentamente se van creando nuevas parroquias en Posadas, Oberá, Alem, Berisso, etc.


En 1961 el Santo Padre Juan XXIII designó Visitador Apostólico al sacerdote salesiano Andrés Sapelak, quien luego de ser consagrado obispo en Roma, llegó a la Argentina donde comenzó a organizar la actividad pastoral con la creación de nuevas parroquias para una mejor asistencia espiritual a los fieles diseminados a lo largo del país. En 1968 Pablo VI nombra al mismo monseñor Andrés Sapelak Exarca Apostólico para todo el territorio de la República Argentina.


Ante el florecimiento de la comunidad ucrania y con el apoyo de la Conferencia Episcopal Argentina, el mismo Pontífice eleva el Exarcado a la categoría de Eparquía y nombra eparca a monseñor Sapelak. En octubre de 1990 Juan Pablo II designa obispo auxiliar de la Eparquía al sacerdote de la Congregación de Don Orione, Miguel Mykycej, quien el 25 de julio de 1999, tras la renuncia por edad de monseñor Sapelak, asume como nuevo Eparca.

(fuente : AICA)





En la actualidad la Eparquía “Santa María del Patrocinio tiene aproximadamente 150 mil fieles, de los cuales el mayor número se encuentra radicados en la Capital Federal y Gran Buenos Aires, Misiones, Chaco, Formosa, Mendoza. Actualmente, la Eparquia cuenta con 7 parroquias y 37 capillas, 18 Monasterios, 7 Colegios, 12 sacerdotes y 2 diáconos y alrededor de 70 religiosas entre ellas: Hermanas Basilianas, Siervas de María Inmaculada, catequistas del Sagrado Corazón de Jesús. En las parroquias existen a grupos de niños, jóvenes y adultos convocados en actividades pastorales y de catequesis.


Invito leer la muy interesante entrevista a S.E Monseñor Sviatoslav Shevchuk, Obispo-Auxiliar de la Eparquía Santa María del Patrocinio para los ucranianos derito Bizantino en Argentina (Hna Mónica Jaciuk, OSBM


y


Colectividad ucrania de Misiones (Argentina)