Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 31 de octubre de 2011

Unidos en defensa de la vida

Ante el avance en la Argentina de las “doctrinas eliminacionistas
y el debate sobre el aborto provocado que comienza mañana 1ro de noviembre a las 15.30 en la Comisión de Legislación Penal de la H. Cámara de Diputados de la Nación, actividad anunciada en la agenda como interrupción voluntaria del embarazo - Proyectos de ley por los cuales se modifica el Código Penal en lo referente a la temática de despenalización del aborto decía, con su acostumbrada claridad y franqueza, el padre Ricardo Mazza en su homilía del domingo pasado

“Todos ustedes saben que se ha dejado para los primeros días de noviembre –después de las elecciones - , con el objetivo de no “empañar” su éxito- el tratamiento en el congreso de la posibilidad o no del crimen del aborto, discutir si es lícito matar o no a un nasciturus. Esta mentalidad asesina del no nacido se fue instrumentando desde hace ya un tiempo a través incluso de los medios para que sea algo común y no tan discutido en el pensamiento del pueblo argentino. Se pretende dejar bajo el poder caprichoso del Estado o de las voluntades particulares la existencia o no de un argentino, intentando vulnerar el primer derecho humano que es el de la vida. …Mientras lloramos y nos quejamos por las víctimas diarias de la inseguridad guardamos silencio ante los que pretenden erradicar la vida desde sus orígenes. ¡Cuánta hipocresía y liviandad en nuestra sociedad!” Nosotros mismos seremos víctimas de la frivolidad y liviandad que reina en la sociedad argentina, ya que al permitir el posible desprecio por el primer derecho humano, nos sometemos mansamente al olvido de cualquiera de los otros derechos que brotan del de la vida. El amor al Dios verdadero queda así pisoteado ya que vamos en camino de rendir culto al dios dinero –porque el aborto es un gran negocio-, sirviendo a los ídolos –cual nuevos becerros de oro-, que personifican los grandes intereses económicos, políticos y sociales de nuestro tiempo.”

La Defensoría de la Vida Humana presentó un informe interdisciplinario, preparado desde la perspectiva del niño o niña por nacer, como aporte para el debate de los proyectos para legalizar el aborto, presentando a su vez un informe con las nuevas tecnologías que aporta la ciencia para defender la vida.


La Red Federal de Familias hace tiempo que está trabajando en todo el país en defensa de la familia y del no nacido. Lamentablemente a veces el acceso a su página se hace difícil y es casi imposible bajar imágenes para promocionar la vida.

Este martes 1ro de noviembre a partir de las 14.00 se invita al Congreso a defender el derecho a la vida! Para decirle a nuestros diputados que sin derecho a vivir no hay derechos!

domingo, 30 de octubre de 2011

II Congreso Internacional por la verdad y la vida

Entre el 3 y el 6 de noviembre próximo se realizará en San Pablo, Brasil, el II Congreso Internacional por la verdad y la vida.


Tal como indica el nombre, el Congreso no solo se refiere a la protección de la vida, sino también a la promoción de la verdad, primordialmente a las enseñanzas sobre la dignidad humana y el Evangelio de la vida.




En el encuentro, que se realizará en el Monasterio Benedictino de San Benito, San Pablo, Brasil, participarán líderes pro-vida de Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador y Estados Unidos. Se compartirán experiencias sobre la defensa de la vida en Brasil y el mundo, profundizaran aspectos referidos a la defensa de la vida humana y de la familia y analizarán las presiones existentes en cuanto la defensa de la dignidad de la persona humana se refiere, invitándose a la reflexión y al dialogo entre las diversas entidades que trabajan en pro de la familia.


El Director de Coordinación de Vida Humana Internacional (VHI) para América Latina, Mario Rojas, expresa que al promocionar este evento pro vida, recordamos las enseñanzas del Beato Juan Pablo II en Evangelium Vitae y cita de la Encíclica


“Este horizonte de luces y sombras debe hacernos a todos plenamente conscientes de que estamos ante un enorme y dramático choque entre el bien y el mal, la muerte y la vida, la « cultura de la muerte » y la « cultura de la vida ». Estamos no sólo « ante », sino necesariamente « en medio » de este conflicto: todos nos vemos implicados y obligados a participar, con la responsabilidad ineludible de elegir incondicionalmente en favor de la vida”



Vida Humana Internacional, presente en 105 países, fue fundada en 1981 por el Rev. Paul Marx, O.S.B. a quien el Beato Juan Pablo II llamó Apóstol de la Vida.






sábado, 29 de octubre de 2011

Reliquia del Beato Juan Pablo II en la Argentina



La parroquia de “Ntra. Sra. de la Asunción” , con una comunidad parroquial también denominada “Santuario de la Divina Misericordida”, de los Misioneros Redentoristas de Resistencia, Chaco, ha sido la primer Iglesia argentina - la privilegiada - en obtener la reliquia de primer grado del Beato Juan Pablo II.

La reliquia consistente en “una gota de sangre”, atesorada en un precioso relicario, ha sido entronizada el miércoles 26 de octubre pasado con la celebración de la Eucaristía celebrada por el Arzobispo de Resistencia Fabriciano Sigampa, acompañado por el padre Adalberto Flizikowski - misionero redentorista, párroco de “Ntra. Sra. de la Asunción” .
La reliquia fue entregada personalmente por el cardenal Stanislaw Dziwisz al padre Enrique Kaczocha – Viceprovincial de la Vice-provincia de Resistencia, durante su reciente viaje a Polonia, y quedará entronizada en la parroquia.

Mons. Fabriciano Sigampa, Arzobispo de la Arquidiócesis de Resistencia explicaba en la homilía el texto del profeta Isaias ( Is. 52, 7-10 ) que “ nos marca y señala con profundidad al mensajero de la paz: es a Cristo. Y en él, a este Papa, a quien consideramos “el mensajero de la paz” que recorrió el mundo llevando precisamente la paz que nos trajo el Señor, ” y recalcaba su intervención por la paz en la Argentina.
“Hoy, tenemos aquí entre nosotros – agregaba - parte de su sangre en este relicario, esta sangre que ha sido redimida por Cristo en la Cruz, por el Señor de la Divina Misericordia en ese Misterio Pascual, al que siempre recurrimos y vivimos. Es la sangre del Papa, que lo llevó a recorrer el mundo como mensajero de la paz. Esta sangre que iba con él es la vida de él en el mundo, para anunciar al mundo que necesita vivir en paz con Dios y con el prójimo”

Terminada la celebración de la Misa, los fieles pudieron acercarse para besar la reliquia que quedará expuesta en el templo. En la página oficial de los Misioneros Redentoristas del Chaco podemos leer palabras del padre Enrique Kaczocha quien emocionado cuenta como logro acceder a tan preciada reliquia, reconociendo que “no sabía cómo debía proceder ni a quién dirigir mi pedido”, pedido que fue canalizado por intermedio de la Provincia de su Congregación en Cracovia.


viernes, 28 de octubre de 2011

El Sínodo de Cracovia (3) Juan Pablo II explica motivo y desarrollo



“ Se realiza hoy un ardiente deseo de mi corazón” eran las primeras palabras del Papa Juan Pablo II en su homilía de la Santa Misa de clausura del Sínodo Arquidiocesano de Cracovia, celebrada en la Catedral de Cracovia sobre la histórica colina del Wawel, el 8 de junio de 1979, con ocasión de su primer visita apostólica a su patria, visita cargada de emoción y de recuerdos. En esta homilía reitera su compromiso personal con el Concilio Vaticano II y su firme objetivo como pastor de Cracovia (hasta antes de octubre de 1978) de adoptar el mismo “aggiornamento” a su querida Iglesia de Krakow en un trabajo que resultara profundo, fecundo y ejemplar.

“El Señor Jesús, que me llamó estando yo en esta sede de San Estanislao, en vísperas de su IX centenario – explicaba en su homilía - , me permite participar en la clausura del Sínodo de la archidiócesis de Kraków, Sínodo que siempre estuvo ligado, en mi mente, a este gran jubileo de nuestra Iglesia…. El Sínodo había sido unido, por mí y por todos vosotros, a la conmemoración del IX centenario del ministerio de San Estanislao, que durante siete años fue obispo de Kraków. El programa de trabajo preveía así un período que iba desde el 8 de mayo de 1972 al 8 de mayo de 1979. Hemos deseado honrar, durante todo este tiempo, al obispo y pastor (de hace ahora nueve siglos) de la Iglesia de Kraków, tratando de expresar —de acuerdo con nuestro tiempo y sus necesidades— nuestra solicitud por la obra salvadora de Cristo en las almas de los contemporáneos. Como San Estanislao de Sczcepanów lo hacía hace nueve siglos, así también lo hemos querido hacer nosotros nueve siglos después. Estoy convencido de que este modo de honrar la memoria del gran Patrono de Polonia es el más adecuado. Corresponde tanto a la misión histórica de San Estanislao, cuanto a las grandes obligaciones ante las cuales se encuentran hoy la Iglesia y el cristianismo contemporáneo después del Concilio Vaticano II. El iniciador del Concilio, el Siervo de Dios Juan XXIII, especificó esa tarea con la palabra aggiornamento (puesta al día). La finalidad del trabajo de siete años del Sínodo de Kraków —en respuesta a los esenciales intentos del Vaticano II— debía ser el "aggiornamento" de la Iglesia de Kraków, la renovación de la conciencia de su misión salvadora, como también el programa preciso para su realización.


“ El camino que ha conducido a esta meta había sido trazado por la tradición de los Sínodos particulares de la Iglesia; - seguía explicando Juan Pablo II - baste recordar los dos Sínodos precedentes en tiempos del ministerio del cardenal Adam Stefan Sapieha. Las normas para llevar a cabo los trabajos sinodales estaban trazadas por el código de derecho canónico. Sin embargo, hemos considerado que la doctrina del Concilio Vaticano II abre en este campo nuevas perspectivas y crea, me atrevería a decir, nuevas obligaciones. Si el Sínodo debía servir para la realización de la doctrina del Vaticano II, debía hacerlo ante todo con la misma concepción y el mismo sistema de trabajo. Esto explica todo el proyecto del Sínodo pastoral y su consiguiente actuación. Puede decirse que, para la elaboración de las resoluciones y documentos, hemos recorrido un camino más largo, pero también más completo. Ese camino pasaba a través de la actividad de centenares de grupos de estudio sinodales, en los que pudo intervenir un amplio número de fieles de la Iglesia de Kraków. Estos grupos, como se sabe, estaban formados en su mayor parte por católicos laicos, los cuales encontraron así, por una parte, la posibilidad de penetrar en la doctrina del Concilio y, por otra, de expresar, a tal respecto, sus propias experiencias y propuestas, que manifestaban su amor hacia la Iglesia, su sentido de responsabilidad por el conjunto de la vida en la archidiócesis de Kraków.

Durante la etapa de preparación de los documentos finales del Sínodo, los grupos de estudio llegaron a ser centro de amplias consultas; a ellos en efecto se dirigía la comisión general, que coordinaba la actividad de todas las comisiones de expertos que habían sido convocadas desde el comienzo. De ese modo, maduraba el contenido que el Sínodo, enlazando con la doctrina del Concilio, quería trasladar a la vida de la Iglesia en Kraków. Deseaba formar, conforme a tal contenido, el futuro de su Iglesia.


Finalmente el Santo Padre concluía agradeciendo:
3. Hoy, todo este trabajo, este recorrido de siete años, queda ya atrás. Jamás habría yo pensado que iba a participar, como huésped venido de Roma, a la clausura de las tareas del Sínodo de Kraków. Pero si ha sido ésa la voluntad de Cristo, permítaseme, en este momento, asumir una vez más el papel de aquel metropolitano de Kraków que, a través del Sínodo, había deseado cumplir la gran deuda contraída con el Concilio, con la Iglesia universal, con el Espíritu Santo. Permítaseme también en esta función —como he dicho— dar las gracias a todos cuantos han construido este Sínodo, año tras año, mes tras mes, con su trabajo, con su consejo, con su creativa aportación, con su celo. Mi agradecimiento se dirige, en cierto modo, a toda la comunidad del Pueblo de Dios de la archidiócesis de Kraków, a los eclesiásticos y a los laicos: a los sacerdotes, a los religiosos y a las religiosas. Especialmente a todos los presentes: a los obispos, con mi venerado sucesor el metropolitano de Kraków, a la cabeza; en modo especial, al obispo Stanislaw Smolenski, que ha dirigido, como presidente de la comisión general, los trabajos del Sínodo. A todos los miembros de esta comisión y una vez más a la comisión preparatoria que, bajo la dirección del profesor mons. E. Florkowski, preparó, en 1971 y 1972, el estatuto. reglamento y programa del Sínodo. A las comisiones de trabajo, a las comisiones de expertos, al incansable secretario, a los grupos de redacción y, en fin, a todos los grupos de estudio.”

jueves, 27 de octubre de 2011

"Peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz" a 25 años de la Jornada de Asís





Previos preparativos y jornada de oración en preparación para el encuentro, y cumpliendo lo anunciado en el primer Ángelus de este año, el Santo Padre Benedicto XVI partió esta mañana desde la Estación Vaticana, junto a la comitiva papal, como “peregrino a la ciudad de san Francisco”, Asis.

En tan solo 1,45 hs llegaban al «oasis» del espíritu para conmemorar y reafirmar el “espíritu de Asís” “inaugurado” aquella Jornada histórica del 27 de octubre de 1986 por el Beato Juan Pablo II, no obstante algunos temores de entonces que “todas las religiones se volvieran iguales, una especie de melting pot espiritual. Pero no era así, no era así en absoluto. El Santo Padre lo explicó repetidas veces, antes y después: estábamos allí juntos para rezar, pero no para rezar juntos. Juan Pablo II supo ver proféticamente el futuro. Y nosotros, hablo de la Iglesia en general, no siempre hemos sido capaces de seguirle. Por esto debemos estarle agradecidos a Benedicto XVI que, en cambio, sì lo entendió, estuvo siempre a su lado.”(Stanislaw Dziwisz: Una Vida con Karol)


La Jornada de Asis fue uno de los momentos más creativos del ir “mar adentro” de Juan Pablo II decía Luigi Accattoli en su libro, Jornada que se llevó a cabo en tres momentos principales: la bienvenida con el discurso del papa, las asambleas por separado de los doce grupos religiosos mundiales y la asamblea común en la plaza de la basílica inferior de San Francisco.
De similar manera transcurre la Jornada de hoy, compuesta por tres momentos principales: la recepción de la mañana con intervenciones de representantes de las diversas religiones y también una representante por los no creyentes, seguido de un encuentro en el convento de la Porciúncula. Por la tarde un tiempo de silencio, reflexión y oración personal para cada uno de los participantes y a continuación los actos culturales en la Basílica de Santa María de los Ángeles. Finalmente el acto conclusivo con la renovación solemne del compromiso por la paz por parte de las religiones representadas en el encuentro, palabras del Santo Padre Benedicto XVI, el gesto simbólico del encendido de las lámparas y el intercambio de la paz entre los participantes, finalizando con el “Cántico de las Creaturas” ofrecido por el Coro de la Diócesis de Asís.


La ausencia de Dios lleva al decaimiento del hombre y del humanismo. Pero, ¿dónde está Dios? ¿Lo conocemos y lo podemos mostrar de nuevo a la humanidad para fundar una verdadera paz?

planteaba el Santo Padre Benedicto XVI en su intervención en la Basílica de Santa María de los Ángeles, llamando al diálogo y a la purificación, siempre necesaria, de la religión vivida invitando también a aquellas personas a las que no les ha sido dado el don de poder creer y que, sin embargo, buscan la verdad, están en la búsqueda de Dios. Personas como éstas no afirman simplemente: «No existe ningún Dios». Sufren a causa de su ausencia y, buscando lo auténtico y lo bueno, están interiormente en camino hacia Él. Son «peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz»… en este “estar juntos en camino hacia la verdad, del compromiso decidido por la dignidad del hombre y de hacerse cargo en común de la causa de la paz, contra toda especie de violencia destructora del derecho.


También aquí en la Argentina se realizaran actos recordatorios de la Jornada de Asís en Buenos Aires, Santa Fe, Rio Cuarto y Corrientes.


Invito ver el video del encuentro en la Porciúncula

lunes, 24 de octubre de 2011

22 de octubre 2011 – Un Papa entre nosotros – un Beato entre nosotros




Cuando Roma, pero también algunas diócesis de Italia y del mundo se aprestaban a festejar la memoria litúrgica de Juan Pablo II mediante conferencias, exposición de reliquias y celebraciones eucarísticas – como algunas de las iniciativas promovidas a fin de brindar la oportunidad de recordar, en agradecimiento orante, el gran don del Papa “venido de lejos” como lo recuerda Mons. Alberto Maria Careggio, Obispo de Ventimiglia-Sanremo, mi amiga italiana la prof. Carmela Randone anotaba estas reflexiones:

“Juan Pablo II no ha sido solamente un gran Papa, un fino intelectual, un poeta y filosofo de una profundidad infrecuente. En Juan Pablo II el hombre contemporáneo, a menudo extraviado y frágil, veía un padre, un amigo, un hermano siempre dispuesto a donarse en nombre del Amor que rodeaba toda su existencia, cada instante, cada gesto, cada palabra. Para Juan Pablo II Dios no era objeto de estudio, de análisis exegético o teológico, sino una experiencia viva, real, que abarcaba todo su ser, su vida de hombre, sacerdote, obispo, pontífice. Lo recuerdan a menudo cuantos han estado cerca de él: Juan Pablo II no desviaba jamás su mirada de aquel Misterio en el cual estaba enteramente inmerso, en una identificación común a los místicos, místicos santos. Vivía en la dimensión del Misterio, “respiraba” el Misterio.
Todo su ser enteramente en Dios no lo distraía, no lo abstraía de lo humano de donde extraía la grandeza y la belleza que proceden del hombre en su condición de imagen de Dios Creador, del Dios Amor.
En cierto sentido, cuando en 1962 le decía a los jóvenes universitarios de Cracovia que «Cristo no nos aleja de nosotros mismos. Cristo no anula a ninguno de nosotros. No nos menosprecia»! no proponía la tesis conclusiva de estudios teológico – académicos o de análisis eclesiológico, que fueran a formar parte de ensayos exitosos. No, aquella frase contenía en si algo mucho más profundo y verdadero. El había sufrido la pérdida de sus seres más queridos (en su ordenación no habían estado presentes ni sus padres ni su hermano, muerto años antes); debió afrontar el drama de la ocupación alemana y la tragedia de la guerra solo; sus amigos más queridos fueron apresados y torturados. Y precisamente por todo ello, ya entonces era testimonio fiel, maestro fidedigno, como lo sería hasta el final.
El, con su vida, mas allá de sus discursos y escritos, ha hecho visible la verdad de cuanto proclamaba a los jóvenes amigos universitarios.
No ha tenido miedo de “vivir plenamente”, de ser hombre entre los hombres, consciente que la encarnación es el centro, el fulcro de nuestra fe. No ha tenido miedo de encontrarse con el hombre, el hombre real, que “vive, goza, llora y sufre”, y ello en todas las latitudes, en toda circunstancia, en toda condición.

Alguien hace mucho tiempo se inclinaba sobre mi/...encerrado en este abrazo – el rostro acariciado – viene luego el asombro y el silencio, el silencio sin palabras / que nada entiende, que nada juzga / y en este silencio siento la inclinación de Dios.
Así escribía Karol Wojtla

Vigoroso y débil, fuerte y tembloroso, con su voz potente o con un soplo de voz, toda su existencia transcurrió como respuesta a una llamada del Amor, respuesta a “aquel inclinarse de Dios” de su vivencia diaria.
Al hombre, a la humanidad extraviada e inquieta del Siglo XX e inicios del XXI, el Beato Juan Pablo II no le ha propuesto grandes discursos, ni ofrecido exegesis o lecciones magistrales de alto vuelo...sencillamente se ha ofrecido el mismo, su existencia, su persona, su amor. El, como a menudo se dice de él, ha enseñado a vivir, a gozar de las pequeñas cosas: ha enseñado a contemplar la naturaleza, a gozar de la vida, a amar la vida, a respetarla siempre incondicionalmente; pero ante todo ha enseñado que significa donarse por entero hasta la anulación de si mismo, anulación posible solo para aquel que esta “todo en Dios”, como el maravillosa y estupendamente testimoniara. Su humanidad, su fragilidad, su debilidad, hasta la “deformación” del cuerpo rigido debido a la enfermedad, vividos en Cristo y por Cristo, se convirtieron en signo visible de lo Invisible, un signo tan potente que su mensaje lograba “hablarle” también a los corazones de los hombres que viven en el “desierto” de un mundo cada vez mas secularizado y “hostil a Dios”.
La beatificación de Juan Pablo II constituye un don especial de la Iglesia, que el 1 de mayo de 2011, ha querido presentar un ejemplo de santidad encarnada en un hombre, un padre que para muchos seguía cercano y presente.
Sus “hijos” festejan hoy pidiendo a Dios, por intercesión de Juan Pablo II, la fuerza y la audacia de poder testimoniar la belleza de ser cristianos y el gozo de un “fiat” que ilumina, irradia y da sentido a nuestro vivir, gozar, amar, sufrir y morir.”
Prof. Carmela Randone


sábado, 22 de octubre de 2011

Beato Juan Pablo II - un 22 de octubre particular

“¡Pedro vino a Roma! ¿Qué fue lo que le guió y condujo a esta Urbe, corazón del Imperio Romano, sino la obediencia a la inspiración recibida del Señor? Es posible que este pescador de Galilea no hubiera querido venir hasta aquí; que hubiera preferido quedarse allá, a orillas del Lago de Genesaret, con su barca, con sus redes. Pero guiado por el Señor, obediente a su inspiración, llegó hasta aquí.”
(22 de octubre 1978)



Al igual que Pedro, el primero de los Papas, Juan Pablo II sucesor, se sentía llamado, misteriosamente llamado por el Señor, consciente del requerimiento de su servicio a la Iglesia. También el – como Pedro – seguramente hubiese querido permanecer en su tierra, entre su gente, en aquellos años tan difíciles de la historia de Polonia. Y sin embargo no desoyó la voz del Señor – como hubiese podido?

Este primer papa eslavo, mensajero de la Divina Misericordia, que nos acompañaría a inaugurar el tercer milenio, que revolucionaría la burocracia de su propio entorno, cambiaria hábitos arraigadas pero – a su modo de ver - innecesarios, e ignoraría protocolos; que nos invitaría abierta y reiteradamente a abrir las puertas a Cristo, a no tener miedo, a sentirnos más hermanos, a promover y luchar por la dignidad y la vida, - de toda vida humana desde su concepción hasta su muerte natural - que llamaría a las puertas y corazones de las sociedades e instituciones más poderosas e influyentes a trabajar por la paz, por la unidad, a combatir la pobreza y a compartir con los que menos tienen; este Papa eslavo que no dudó en elevar el tono de su voz en defensa de la verdad, la justicia y la caridad y que llamó a la santidad a todos los estratos sociales, sin distinción de razas o edades, invitándonos a orar y a trabajar por la unión de los cristianos, se presento ante nosotros el 22 de octubre de 1978 conquistándonos con la humildad de sus palabras y la fuerza de su espíritu.

“El nuevo Sucesor de Pedro en la Sede de Roma eleva hoy una oración fervorosa, humilde y confiada: ¡Oh Cristo! ¡Haz que yo me convierta en servidor, y lo sea, de tu única potestad! ¡Servidor de tu dulce potestad! ¡Servidor de tu potestad que no conoce ocaso! ¡Haz que yo sea un siervo! Más aún, siervo de tus siervos.
¡Hermanos y hermanas! ¡No tengáis miedo de acoger a Cristo y de aceptar su potestad!
¡Ayudad al Papa y a todos los que quieren servir a Cristo y, con la potestad de Cristo, servir al hombre y a la humanidad entera!
¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo! Abrid a su potestad salvadora los confines de los Estados, los sistemas económicos y los políticos, los extensos campos de la cultura. de la civilización y del desarrollo. ¡No tengáis miedo! Cristo conoce «lo que hay dentro del hombre». ¡Sólo El lo conoce!”



Hoy en esta fecha tan particular lo recordamos por primera vez inscripto en el calendario litúrgico de la Iglesia como beato Juan Pablo II
y celebramos, en todo el mundo con inmenso gozo, su memoria:


“Oh Dios, rico en misericordia,que has querido que el beato Juan Pablo II, papa,guiara toda tu Iglesia,te pedimos que, instruidos por sus enseñanzas,nos concedas abrir confiadamente nuestros corazonesa la gracia salvadora de Cristo, único redentor del hombre. Él, que vive y reina.”
Oración colecta

viernes, 7 de octubre de 2011

Segundo Congreso de la Divina Misericordia 2011, Cracovia (4)

El lunes 3 de octubre despues del programa matinal y almuerzo partimos en tren (dos grupos) y parte en omnibus hacia ese lugar tan especial, el "Golgota" del mundo contemporaneo como lo llamo Juan Pablo II, que es Auschwitz-Birkenau. A partir de la estacion una interminable fila de peregrinos participantes del Congreso nos dirigimos en silencio y oracion hacia ese lugar donde "a nadie le es lícito pasar de largo". Yo ya conocia Birkenau/Auschwitz, aquel lugar donde debemos volver, no para recordar "heridas dolorosas, ni para suscitar sentimientos de odio y deseos de venganza, sino para rendir homenaje a aquellas personas, para mostrar la verdad histórica y, sobre todo, para que todos se den cuenta de que aquellos hechos tenebrosos deben ser para los hombres de hoy una llamada a la responsabilidad en la construcción de nuestra historia" y para "¡Que jamás se repita, en ningún rincón de la tierra....". Alli guardamos silencio y oramos por la paz y la misericordia para el mundo y escuchamos atentamente las melodias solemnes de Grieg, Bach, Mendelssohn y Mozart.

Al dia siguiente despues del programa usual de la maniana hicimos otra infaltable visita en un marco de peregrinacion, esta vez al lugar natal de Karol Wojtyla : Wadowice, donde frente a la Iglesia parroquial nos reunimos en oracion ecumenica por la intercesion del Beato Juan Pablo II para rogar por misericordia para nuestro mundo. Participaron el Cardenal Angelo Comastri, el Arz. Ortodoxo de Lodz y Poznan (Polonia) y Tadeusz Szurman,obispo de la Iglesia Evangelica de Augsburgo (Katowice, Polonia) y acompanio la Schola Cantorum Misericordis Christi de jovenes realzando el encuentro, en otro dia brillante de sol.
En ese entorno frente a la Iglesia parroquial y a la casa de Karol Wojtyla, no pude dejar de recordar la emocion de mi primer visita aquellos dias de abril de 2005, despues de la partida de Juan Pablo II solo unas semanas antes.
Senti pena por aquellos que venian por primera vez y no tuvieron oportunidad de "saborear" la atmosfera de la pequenia ciudad; casi sin tiempo siquiera para entrar en la Iglesia, aunque algunos admitieron luego que se "escaparon" del grupo y luego apuraron el paso de regreso hacia la estacion.
Personalmente no me preocupe pues volveria en cuanto terminaba el Congreso.

Segundo Congreso Mundial de la Divina Misericordia 2011 (3)

Las actividades de la maniana se realizaban en la Basilica de la Divina Misericordia, comenzando con las oraciones de la maniana (Laudes), preparacion de la liturgia y Eucaristia, luego conferencias y testimonios.

El segundo dia (domingo) la TV polaca conectaba con Roma para el Angelus con el Santo Padre Benedicto XVI quien dirigio un saludo particular a los participantes y organizadores del II Congreso Internacional de la Divina Misericordia y nos invito a fortalecer nuestra confianza en el Senior mediante reflexiones y oraciones en comunidad, para llevar al mundo el mensaje de la Misericordia que es fuente de esperanza"

La Oracion a la Hora de la Misericordia se llevo a cabo en diferentes iglesias de Cracovia por grupos linguisticos. A los de habla hispana nos toco una queridisima y preciosa iglesia: la colegiata de Santa Ana, la "casa" de Jan Pietraszko y Jerzy Ciesielski. La iglesia llena con participacin activa de todos. Ademas tuvimos el honor de escuchar al Dr. Bogdan Piotrowski con un tema literario-espiritual minucioso y detallado (para leer varias veces;) sobre Juan Pablo II y la Divina Misericordia ( La concepcion personalista de la Misericordia en Juan Pablo II) y a la Hermana Gaudia Skass de la Congregacion de las Hermanas de Nuestra Seniora de la Divina Misericordia (Polonia) con un precioso testimonio de Santa Faustina: Ser misericordioso en un mundo sin misericordia, convincente y realista como introducir la misericordia en nuestra vida diaria, como enaltecer y donar los pequenios momentos de lo cotidiano.

Al terminar partimos en peregrinacion callejera hacia la Basilica de Nuestra Seniora en la Plaza Mayor donde la Comunidad del Cenacolo, con la presencia de Sor Elvira, - quien tiene algunos problemas para caminar pero su rostro no ha perdido un apice de su radiante sonrisa - nos ofrecio "Credo". Impresionante tanto el testimonio del Arz. tadeusz Kondrusiewicz, con una fuerza increible en sus palabras, como el del introductor de la obra: un vivo testimonio de su vida en la comunidad, que ha salvado ya a tantos jovenes de la calle, la droga, la dependencia con amor y oracion.

Una verdadera "evangelizacion callejera" como queria el Cardenal Dziwisz pues de la gran cantidad de gente que se acerco no he visto que nadie se moviera de su lugar hasta el final, y la mayoria debio permanecer de pie pues el espacio con asientos estaba reservado a los participantes!

PD A mi regreso ire publicando trozos selectos de todas las conferencias. Seguramente tambien estaran disponibles en el sitio oficial, pues todo el material nos fue entregado ya impreso. Tambien publicare las fotografias.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Segundo Congreso de la Divina Misericordia 2011 - Cracovia (2)

Pretender comentar lo vivido en este 2do Congreso Mundial de la Misericordia se me hace dificil. Como expresar en palabras tantas vivencias : convivir por momentos con todas las culturas, entre participantes de 69 paises.....compartir la fuerza de vida de los africanos, la serenidad de algunos asiaticos y la alegria de otros, sonreir al barullo de los italianos, admirar la impecable vestimenta de las koreanas engalanadas para su presentacion (sin una sola arruga en sus trajes!), abrirnos el corazon entre los latinoamericanos, reirnos junto a los polacos al querer pronunciar su lengua y pasar buenos momentos en los viajes con quien tuvieramos a nuestro lado, son solo pequenisimos toques de unas Jornadas especiales.

Pero lo mas maravilloso de todo es que nuestra presencia aqui en Cracovia se debe al mismo llamado, atraidos por la misma fuerza : La Divina Misericordia, Santa Faustina y Juan Pablo II.
Fueron dias plenos - tambien extenuantes - pero maravillosos. Dudo que en esta epoca recuerden en Polonia un clima tan espectacular, verano al mediodia, soleado, despejado, manianas frescas, lo cual indudablemente le dio un marco, una predisposicion particular a la Fiesta.

Cada dia del Congreso, inaugurado el sabado 1/10 en el Santuario de la Divina Misericordia de Lagiewniki, tuvo su lema:
Domingo 2/10 Mensaje de la Divina Misericordia para el mundo
Lunes 3/10 Santa Faustina como Apostol de la Divina Misericordia
Martes 4/10 Beato Juan Pablo II, Apostol de la Divina Misericordia
Miercoles 5/10 (clausura) Vayan por todo el mundo, anuncien la Misericordia!

La organizacion fue casi impecable (algunos hubiesen querido ver mas de Auschwitz y de Wadowice....pero en algun momento el cardenal Dziwisz mismo dio a entender que estas visitas no eran de paseo... y el programa lo especificaba (habra que volver ;)
Al registrarnos se nos entrego un maletin con todo el material: el Libro del Congreso que contiene todas las conferencias en los diferentes idiomas del Congreso: polaco, ingles, aleman, frances, italiano y espaniol; un libro de actividades (programa), un Libro de Oraciones y un anexo a los discursos, ademas de tickets para 5 almuerzos, y 4 packs de cena. Y en el pago de la inscripcion (100 EUR) estaban ademas incluidos los viajes a Auschwitz y Wadowice (dudo que hayan cubierto los gastos!) Realmente la organizacion fue admirable, excelente la comida y la buena disposicion de jovens y el resto del "staff" - pomoc). Ademas se respiraba un ambiente relajado: a los organizadores se los veia felices.

Fue verdaderamente solemne la inauguracion con la entrada de los jovenes portando las banderas de todos los paises participantes. Uno a uno, mientras se anunciaba su respectivo pais, se iban colocando delante del altar, con los cuadros de Juan Pablo II y Santa Faustina a ambos costados. Quienes llegamos con tiempo ademas pudimos presenciar la colocacion de las reliquias, debajo de los cuadros, del Beato Juan Pablo II y de Santa Faustina.
La palabras de bienvenida, naturalmente a cargo del cardenal Stanislaw Dziwisz, Metropolita de Cracovia y la Oracion a la Hora de la Misericordia por el Rector del Santuario de la Divina Misericordia Obispo Jan Zajac.

Fue impresionante el testimonio del Cardenal Joseph Zen Ze-kuin de Hong Kong, donde el regimen comunista de China, extendiendo sus tacticas a Hong Kong, quiere quitarle a la Iglesia catolica las casi 300 escuelas, unos seis hospitales, 13 clinicas, 39 centros familiares, 18 albergues, 13 hogares para ancianos, 20 centros de rehabilitacion, etc.).
Ya el primer dia me impacto el testimonio de una espaniola: "me pregunto que estoy haciendo aqui, no lo puedo creer!" y otro, tambien espaniol: "yo encontre mi camino hace tres anios en Medjugorje!"
El primer dia terminaba con cena, un concierto con Cristo de F. Liszt en la Basilica y encuentros de oracion en parroquias de Cracovia. Pero como todo se atraso debi volver a Cracovia y ademas realmente estaba exhausta. Y creo que fuimos unos cuantas.l.....

sábado, 1 de octubre de 2011