Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

domingo, 12 de febrero de 2012

“¡Levántate, vete; tu fe te ha salvado!” (Lc 17,19)


Con ocasión de la Jornada Mundial del Enfermo, que se celebrabamos ayer 11 de febrero de 2012, memoria de la Bienaventurada Virgen de Lourdes, el Santo Padre Benedicto XVI hizo llegar el tradicional mensaje como “cercanía espiritual a todos los enfermos que están hospitalizados o son atendidos por las familias” expresando “a cada uno la solicitud y el afecto de toda la Iglesia.” “En la acogida generosa y afectuosa de cada vida humana, sobre todo la débil y enferma, el cristiano expresa un aspecto importante de su testimonio evangélico siguiendo el ejemplo de Cristo, que se ha inclinado ante los sufrimientos materiales y espirituales del hombre para curarlos,” decía el santo Padre al comienzo de su Mensaje y recordaba los preparativos para la  “solemne Jornada Mundial del Enfermo, que se celebrará en Alemania el 11 de febrero de 2013, y que se centrará en la emblemática figura evangélica del samaritano” (cf. Lc 10,29-37). Agregaba el Santo Padre que “quisiera poner el acento en los «sacramentos de curación», es decir, en el sacramento de la penitencia y de la reconciliación, y en el de la unción de los enfermos, que culminan de manera natural en la comunión eucarística.”
[….]
“El tema de este Mensaje para la XX Jornada Mundial del Enfermo  «¡Levántate, vete; tu fe te ha salvado!»” resaltaba Benedicto XVI, “se refiere también al próximo «Año de la fe», que comenzará el 11 de octubre de 2012, ocasión propicia y preciosa para redescubrir la fuerza y la belleza de la fe, para profundizar sus contenidos y para testimoniarla en la vida de cada día (cf. Carta ap. Porta fidei, 11 de octubre de 2011). Deseo animar a los enfermos y a los que sufren a encontrar siempre en la fe un ancla segura, alimentada por la escucha de la palabra de Dios, la oración personal y los sacramentos, a la vez que invito a los pastores a facilitar a los enfermos su celebración. Que los sacerdotes, siguiendo el ejemplo del Buen Pastor y como guías de la grey que les ha sido confiada, se muestren llenos de alegría, atentos con los más débiles, los sencillos, los pecadores, manifestando la infinita misericordia de Dios con las confortadoras palabras de la esperanza (cf. S. Agustín, Carta 95, 1: PL 33, 351-352).

Invito ver este corto tierno video de la visita del Santo Padre Benedicto XVI al Hospital Gemelli el año pasado)

sábado, 11 de febrero de 2012

La Fundación para el Sahel : intuición del Beato Karol Wojtyla



 “A mediodía, el Santo Padre ha recibido en audiencia a los miembros de la Fundación Juan Pablo II para el Sahel, nacida hace casi treinta años, por deseo del Beato Pontífice Karol Wojtyla y cuyo objetivo continúa siendo -ha señalado Benedicto XVI-: “un signo de la caridad cristiana, que se encarna y se convierte en testimonio de Cristo”. La Fundación ha realizado a lo largo de estos años innumerables proyectos para los hermanos africanos que viven en el Sahel. “¡Es éste el espíritu de la institución! -ha dicho el Papa. La existencia de la Fundación demuestra la humanidad de mi Predecesor, que tuvo la intuición”. Sin embargo, esta obra no será plenamente eficaz si no viene irrigada por la oración. Porque solo Dios es fuente y fuerza de vida. Él es el creador de las aguas (cf. Gn 1, 6-9).

 Por desgracia, el Sahel se ha visto seriamente amenazado de nuevo en los últimos meses por una disminución significativa de los recursos alimentarios y por la hambruna debido a la falta de lluvia y al constante avance del desierto, como consecuencia de ello. Insto a la comunidad internacional para que aborde seriamente la extrema pobreza de estas personas cuyas condiciones de vida se están deteriorando.   (continuar leyendo  + audio en el sitio de News.Va)



Invito visitar mis posts etiquetados El Sahel 

El Mensaje de Lourdes



“Se llama "Mensaje de Lourdes" a los gestos y palabras que intercambiaron la Virgen y Bernardita, en la Gruta de Massabielle, durante las 18 Apariciones, del 11 de febrero al 16 de julio de 1858. Para captar y comprender el "Mensaje de Lourdes", conviene conocer el contexto de las Apariciones.” leemos en el sitio oficial del Santuario de Lourdes:
“El hecho de que María se apareciera en una gruta sucia y obscura, en un cubil de cerdos, en ese lugar llamado Massabielle, la peña vieja, es para decirnos que Dios viene a encontrarse con nosotros allí donde estamos, en medio de nuestras miserias, de nuestras causas perdidas. 

La Gruta no es solamente el lugar geográfico de los acontecimientos; es también un lugar donde Dios hace signos para manifestarnos su amor. Es un lugar donde Dios quiere transmitirnos un mensaje, que no es otro que el del Evangelio. El centro del Mensaje de Lourdes es que Dios viene para decirnos que nos ama. Dios nos ama tal como somos, con nuestros éxitos y también con nuestras debilidades, nuestras heridas y nuestros fracasos.”

En la tercera Aparición, el 18 de febrero, la Virgen habla por primera vez. A Bernardita que le tiende una hoja de papel y un lápiz para que escriba su nombre, la "Señora" replica: "lo que tengo que decirle, no es necesario escribirlo". Es una frase extraordinaria. Significa que Maria quiere entablar con Bernardita una relación del orden del amor, que se sitúa en el corazón. El corazón, en la Biblia, significa el centro de la personalidad, de lo que hay de más profundo en la persona. Bernardita abre su corazón a este mensaje de amor.
La segunda frase de la Virgen fue: ¿"Quiere usted hacerme el favor de venir aquí durante quince días?" Bernardita queda desconcertada Fue la primera vez que alguien me trató de usted, dirá luego. Y explicará esta expresión añadiendo: "Me miraba como una persona mira a otra persona". El hombre, creado a la imagen y a la semejanza de Dios, es una persona. Bernardita, sintiéndose así respetada y amada, experimenta el hecho de ser ella misma una persona. Todos somos dignos a los ojos de Dios; porque Dios ama a cada uno”
(texto del sitio oficial del Santuario de Lourdes)


Mensaje sencillo, lleno de amor que nos invita a ser conscientes que Dios nos ama, comprender el amor de Maria, a confiarles nuestras alegrías y tristezas, logros y fracasos, abrir nuestro corazón a los demás, anunciar sin cansancio el Evangelio….


Invito visitar posts etiquetados Lourdes: 

viernes, 10 de febrero de 2012

El cardenal Stanislaw Dziwisz visita las comunidades del sur de Florida


Accediendo a una invitación del arzobispo Thomas Wenski,   Metropolitano de Miami,  el cardenal Dziwisz visito Miami y mantuvo encuentros especiales con las comunidades  polaca y cubana.  Se estima que en Estados Unidos hay entre   6 y 10 millones de polacos ydescendientes de polacos, y algo más de un millón de cubanos (nacidos en Cuba)  en el estado de Florida. 


Se trata de una visita que se hace en un momento particular.  Además de la expectativa entre la comunidad cubana de la próxima visita del SantoPadre Benedicto XVI a Cuba a fines de marzo,  el cardenal Dziwisz recordaba que se estaban cumpliendo 25 años del segundo viaje misionero del Beato Juan Pablo II a losEstados Unidos (El primero  había sido en 1979). 
El cardenal Dziwisz  llegó a Miami el 2 de febrero  para una visita de una semana.   El corazón del programa preparado por la Arquidiócesis de Miami eran las celebraciones de la santa Misa en  la Iglesia de San Patricio el Sábado 4 de febrero, con la  comunidad polaca de la Misión de Nuestra Señora de Czestochowa el dia siguiente 

y la celebración en la Ermitade Nuestra Señora de la Caridad.  para la comunidad cubana.  El cardenal Dziwisz distribuyo estampas con la reliquia del Beato Juan Pablo II y a las iglesias visitadas les regalo un cuadro de Juan Pablo II.    En la ermita de Nuestra Señora de la Caridad 

el cardenal Dziwisz recordaba la visita de Juan Pablo II a Cuba y su reclamo por la  libertad religiosa para su gente, “una libertad que no es un privilegio que concede el gobierno, sino un derecho natural para toda persona”   Ese fue su mensaje clave porque él había sufrido esa falta de libertad en su nativa Polonia bajo el domino comunista.
Ante la expectativa del viaje apostólico del Santo Padre Benedicto XVI a Cuba, viaje que coincide con el 400 aniversario del hallazgo de Nuestra Señora de la Caridad en la bahía de Nipe el cardenal Dziwisz recordaba aspectos de la visita del Beato Juan Pablo II movida por su amor a todos los cubanos, tratando al mismo tiempo de apoyar a la Iglesia de Cuba y a su difícil misión. "Sólo Dios sabe todos los frutos de esta visita" expreso el cardenal Dziwisz.
El cardenal mantuvo también encuentros con la prensa y las diferentes comunidades.  Ante la pregunta cuándo tendrá lugar la canonización del Beato Juan Pablo II respondió que seguramente pronto… hay muchas “señales del cielo” pues  llegan noticias de milagros de todas partes. El cardenal Dziwisz también  hablo del Centro Juan Pablo II "Notengáis miedo!" que se está construyendo en Cracovia y  agradeció la ayuda recibida.



Ha muerto Józef Mucha


Ha muerto Jòzef Mucha,  chofer de Karol Wojtyla durante 14 años (también lo había sido del cardenal Sapieha, del Arzobispo Baziak y del cardenal Macharski).  Su entierro tendrá lugar el próximo domingo 12 de febrero con Misa de cuerpo presente en la parroquia de Nuestra Señora en Wierzchosławice  (diócesis de Tarnów) 

Fue Mucha quien llevo al cardenal Wojtyla la noticia de la muerte del Papa Juan Pablo I cuando el cardenal Wojtyla estaba sentado a la mesa almorzando. “Escuché un fuerte ruido. Al recibir la noticia algo se le cayó de las manos al Cardenal. Después lo acompañé al aeropuerto…Buen viaje Eminencia, y hasta pronto, le dije. El Cardenal, después de un profundo y triste suspiro me respondió “Nunca se sabe” (Zapotoczny). 

 Y a la despedida todos quedaron desconcertados ente las palabras de su secretario Stanislaw Dziwisz: “Recen por el cardenal Wojtyla, recen para que regrese a Cracovia”… regresaría sí pero no tan pronto… sino recién durante su primer viaje apostólico a su patria en junio de 1979, vestido de blanco….como primer Papa eslavo, un polaco. 

jueves, 9 de febrero de 2012

Prorrogado el concurso para elegir la letra del himno oficial de la Jornada Mundial de la Juventud Río 2013



Quien más se anima?
“Fue prorrogado en un mes el concurso para elegir la letra del himno oficial de la Jornada Mundial de la Juventud Río2013. Los trabajos podrán ser enviados hasta el día 3 de marzo.
La finalización del concurso estaba prevista para el día 31 de enero. En la página web oficial de la JMJ (www.rio2013.com) se encontrará disponible el aviso rectificado. No pierdas esta oportunidad de todavía participar y, quien sabe, ser el autor del himno que será cantado por jóvenes de todo el mundo en el encuentro con el Papa Benedicto XVI entre los días 23 y 28 de julio de 2013.
"La letra del Himno de la Jornada Mundial de la Juventud Río 2013 reflejará el rostro de la juventud de Brasil y el mundo. Jóvenes animados que tienen el sentido de su existencia en Jesucristo, que descubren en este amor lo que los hace sentirse plenamente realizados y felices. Esta relación de amistad e intimidad con el Señor nos invita a un auténtico testimonio de fe, con coraje y creatividad. Por eso, participar del concurso que elegirá la letra del Himno Oficial de la Jornada Mundial de la Juventud, es dejar que este amor se convierta en algo concreto y que sea capaz de contagiar a todos quienes lo escuchen", destaca el texto del aviso del Concurso.
El juicio será entre los días 3 y 31 de marzo. Serán seleccionadas las 5 (cinco ) letras finalistas. La divulgación del resultado está prevista para el día 1º de abril, Domingo de Ramos. 
Los interesados deben enviar la letra para el Sector de Preparación Pastoral de la JMJ Río2013, que está localizado en el 7º Piso del Edificio João Paulo II (Rua Benjamin Constant, 23 - Bairro da Glória - RJ). Mas detalles sobre cómo participar pueden ser vistos en el aviso del Concurso en la página oficial de la JMJ Río2013 (www.rio2013.com) o a través del correo electrónico: pastoral@rio2013.com

miércoles, 8 de febrero de 2012

Logotipo oficial JMJ Rio2013: “um coração que bate por você”



Acaba de ser publicado el logotipo oficial de la JMJ 2013, el “corazón del discípulo”  con los colores de la bandera de Brasil, el Cristo Redentor  como figura central; "cargando" sobre su hombro la cruz peregrina en tierra brasileña,  simbólicamente representada por el Pan de Azúcar. El autor del logo - segun radio Vaticana - es el joven brasileño Gustavo Huguenin. 

Santa Josefina Bakhita, apóstol con el ejemplo y la palabra



«Era el ángel de los pequeños sacrificios» decían las hermanas, «ayudaba a todas. Tenía una caridad exquisita para con todas, trataba de contentar a todas aun a costa de grandes sacrificios»

A las personas que venían a agradecerle una gracia recibida merced a su oración:
«Yo? Yo no he hecho nada! Que puedo hacer yo? Lo ha hecho todo El, el Señor!

En cualquier contrariedad, con su habitual sonrisa, se decía a sí misma en baja voz: 
«Paciencia, paciencia. Todo por amor a Dios…yo no soy capaz de nada. El Señor me ayudará.»


Santa Giuseppina Bakhita: IL DIARIO,  San Paolo,  Milano, 2010


lunes, 6 de febrero de 2012

Obispo Vaclav Maly “No puedo ser indiferente” Introducción y 1 de 4


El diario católico esloveno “Druzina” (Familia)  publicó en su edición nr 3 de este año 2012 trozos de las dos entrevistas que el sacerdote Peter Rozic  le hiciera al obispo auxiliar de Praga Vaclav Maly .    La publicación es titulada «Seria mentiroso, si callase» que yo me he permitido cambiar por “No puedo ser indiferente”   palabras expresadas por el Obispo Maly en esta entrevista,   sincera y esclarecedora,  de la postrimería del régimen comunista en la Republica Checa.   He traducido la entrevista al español, con permiso del Diario Druzina, y como es algo extensa será publicada en cuatro posts.


Maly es un obispo popular y apreciado en Chequia (la republica Checa) y por el mundo. Los checos lo consideran pilar moral de la sociedad y héroe de la revolución de terciopelo.  En círculos internacionales y políticos se lo conoce como un valiente luchador por los derechos humanos, la libertad y democracia.  En la Iglesia checa el Obispo Maly preside la Comisión «Justicia y Paz». Cultivó  una larga amistad con el recientemente fallecido disidente y ex presidente Vaclav Havel, hasta sus últimos días.  Firmantes ambos de Carta 77,   los unían fuertes lazos en su lucha contra un sistema mentiroso y la persecución constante por parte de las autoridades comunistas.  La policía secreta y el sistema de seguridad interrogaron a Maly mas de 300 veces y las amenazas eran constantes. Hacia fines de los años ´80 del siglo pasado Maly participo en la organización de las protestas multitudinarias, que llevaron al colapso del sistema comunista. En 1989 se lo vio en el histórico balcón con vistas a la plaza Venceslav de Praga, donde Havel ante una multitud de más de 100.000 personas que apoyaban la revolución de terciopelo hizo un llamado a la democratización y a la libertad. 
En septiembre de 2011 Rozic entrevistó al  Obispo Maly en dos oportunidades  para investigar la inconclusa «lustracija» (depuración) en países ex comunistas.  En 1991 la republica checa fue la primera que reglamentó la «lustracija» ,   evitando  que antiguos espías, delatores y secretarios del Partido participasen en la administración pública u ocupasen puestos políticos clave.   
En su introducción el entrevistador agrega que con motivo de la muerte de Vaclav Havel,  amigo de Maly,  le parece oportuno hacer conocer a la opinión pública eslovena parte de aquellas entrevistas.

Entrevista – 1ra parte

Señor Obispo,  durante el comunismo usted fue en tierra checoeslovaca uno de los defensores más visibles por los derechos humanos, por la libertad religiosa y política y la dignidad humana básica.   Además usted como sacerdote hasta fue signatario del notable manifiesto  «Carta 77» 

Si, esa era mi posición. «No puedo ser indiferente. Soy un ciudadano responsable.» Nos gobernaba un régimen brutal. Me pareció necesario que expresara mi disconformidad.  El Evangelio nos habla de libertad y libertades. Por consiguiente debía elevar mi voz. Entonces era vicario en Pilsen. No podía quedarme callado. Mi responsabilidad era expresarme. Para la Iglesia seria mentiroso, si callase. No perseguía fines políticos. No luchaba por el poder, ni lo ambicionaba. Solo quería decir la verdad.

Su reflexión acerca de la verdad me recuerda las palabras de Vaclav Havel, uno de los signatarios más relevantes del manifiesto «Carta 77». Havel en su libro «La fuerza de los débiles» habla de una sociedad que compele a los ciudadanos a «vivir en la mentira».

La verdad es condición indispensable para la vida. Havel lo expreso bien. La verdad era un gran desafío moral para el régimen anterior.

Sin embargo hubo muchos que se unieron a la iniciativa civil, que nació amparada por la carta 77, por razones políticas.

Bajo el sistema que nos dominaba entonces toda acción tenia consecuencias políticas.  Esto es especialmente aplicable a los sistemas que se amparan en la mentira.  Y yo  quería interrumpir el círculo de la mentira.  Actuar de esta manera es absolutamente inaceptable para un sacerdote.
No tenía,  sin embargo,  interés en un puesto político.  En política no se trata solo de un espacio común sino también de la ejecución de funciones.  Yo, sin embargo, firmé la carta y  me uní a la iniciativa como ciudadano.


domingo, 5 de febrero de 2012

Recordando al Cardenal Pironio


Hoy 5 de febrero se cumplen 14 años del fallecimiento del cardenal Eduardo Francisco Pironio, “una de las personalidades eclesiásticas más destacadas de los últimos tiempos tanto en la Argentina, como en Latinoamérica y en la Iglesia universal, cuya causa de beatificación se halla abierta en Roma, donde falleció el 5 de febrero de 1998.  

Ayer por América TV en el programa Claves paraun Mundo Mejorque dirige el periodista Tito Garabal, se emitió un programa especial en homenaje al cardenal Pironio, programa que se repetirá hoy domingo a las 21 por Canal Santa María (cable).


     AICA recuerda que durante las emisiones del programa Claves para un Mundo Mejor,  “comenzadas hace más de 22 años, se entrevistó muchas veces al cardenal Pironio y en la emisión de este fin de semana se recuerdan algunos de esos momentos con palabras del purpurado argentino, que fue directo colaborador del papa Juan Pablo II, fiel devoto de la Virgen de Luján, y el animador de las primeras multitudinarias Jornadas Mundiales de la Juventud.


  “En el ocaso de su vida – decía el Papa Juan Pablo II en su homilía con ocasión del funeral en Roma  -  supo encontrar en la fe el optimismo y la esperanza que caracterizaron toda su existencia.”

Invito visitar posts etiquetados Pironio 

Karol Wojtyla nos revela al “apóstol” Jan Tyranowski (1 de 4)


Se trata del segundo ensayo de Karol Wojtyla y fue  publicado en TygodnikPowsechny  en marzo de 1949. Era un artículo sobre Jan Tyranowski titulado “El apóstol” y contiene datos autobiográficos.   
Traduzco los trozos de ese texto, que fueron publicados  en The Making of the Pope of the Millenium – Kalendarium of the Life of Karol Wojtyla,  de Adam Boniecki, MIC (Marian Press, 2000). El original en polaco fue publicado en 1983;  la traducción al  inglés -  ampliada y revisada -   en el 2000,  fue dedicada al Papa Juan Pablo II al cumplir 80 años.    

“Creemos que es necesario recordar a Jan por diversas razones. Ante todo para refrescar la memoria de aquellos que lo conocieron;  por otra parte para fomentar aplicaciones creativas en la metodología apostólica católica. Porque en aquel grupo particular,  que por una variedad de razones debió dispersarse muy pronto, Jan jugaba un papel preponderante:  fue un apóstol en todo el sentido de la palabra.  Cuando el hablo por primera vez y aun la segunda en reuniones del grupo de aprendizaje religioso, todas los jóvenes presentes lo tomaron con gran reserva.  Esto en parte se debía a la obvia diferencia de edad (Jan estaba encaneciendo pese a sus apenas 40 años) pero mucho más por su manera de presentar los temas, una forma que parecía demasiado piadosa, de catecismo, nada original.  De manera que las primeras reuniones con Jan  crearon cierta distancia entre el y nosotros, actitud que parecía potenciada justamente por aquellos que luego más se acercarían a él. Pero no debiera sorprender que nuestra primera reunión resultase, aparentemente, tan desfavorable.   Entablábamos un acercamiento entre nosotros desde polos muy diferentes, no sabiendo nada el uno del otro. Además,  como jóvenes,  sin idea alguna que en la esfera de la religión, que todos profesábamos activamente, pudiesen existir las posibilidades que Jan nos revelaba.
En este punto nuestros recuerdos necesitan un comentario acerca de la metodología misma en presentar  estas memorias sobre él,  pues no es fácil recordar a este hombre, quien no puede ser comprendido bajo la luz de una mera recopilación de  acontecimientos de su vida. Para nosotros los acontecimientos no lo definían.  Los actos externos nunca podrían abarcar todo acerca de él.   Si todo contacto con una persona nos deja una impresión general, también nuestras impresiones y juicios sobre Jan fueron formados en base a nuestro contacto con él a lo largo de varios años.  
Nuestras impresiones de Jan partían de considerar a este hombre como un caballero mayor piadoso y de una convicción personal que estábamos frente a alguien que indudablemente era santo. De tal manera nuestra experiencia interna de Jan  cubrió toda nuestras resistencia y reservas, y su personalidad quedo grabada indeleblemente en nosotros.  Es esta la personalidad que es objeto de estos recuerdos, al igual que su humanidad transfigurada de tal manera que sus palabras y hechos eran tan solo un magro reflejo de ésta, porque sus palabras y hechos debían parecer muy comunes a cualquiera que no fuese transportado a la órbita de la vida interior de Jan.  No, Jan no podría ser conocido desde afuera, el debía ser captado y vivido desde adentro.
Nuestro camino en conocer a Jan fue tanto más difícil porque el nos traía un concepto de vida totalmente desconocido para nosotros. El quería acercar a quienes lo escuchaban a esta nueva vida. El fue el apóstol y el maestro de este concepto nuevo.   Y ésta es la esencia: el fue un apóstol.  Su presencia misma, testimoniaba la verdad que proclamaba.”
  

sábado, 4 de febrero de 2012

Benedicto XVI “traer a esta «tierra» un poco del «cielo» de Dios”


“Cada día en la oración del Padrenuestro pedimos al Señor: «hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo» (Mt 6, 10). Es decir, reconocemos que existe una voluntad de Dios con respecto a nosotros y para nosotros, una voluntad de Dios para nuestra vida, que se ha de convertir cada día más en la referencia de nuestro querer y de nuestro ser; reconocemos, además, que es en el «cielo» donde se hace la voluntad de Dios y que la «tierra» solamente se convierte en «cielo», lugar de la presencia del amor, de la bondad, de la verdad, de la belleza divina, si en ella se cumple la voluntad de Dios. En la oración de Jesús al Padre, en aquella noche terrible y estupenda de Getsemaní, la «tierra» se convirtió en «cielo»; la «tierra» de su voluntad humana, sacudida por el miedo y la angustia, fue asumida por su voluntad divina, de forma que la voluntad de Dios se cumplió en la tierra. Esto es importante también en nuestra oración: debemos aprender a abandonarnos más a la Providencia divina, pedir a Dios la fuerza de salir de nosotros mismos para renovarle nuestro «sí», para repetirle que «se haga tu voluntad», para conformar nuestra voluntad a la suya. Es una oración que debemos hacer cada día, porque no siempre es fácil abandonarse a la voluntad de Dios, repetir el «sí» de Jesús, el «sí» de María. Los relatos evangélicos de Getsemaní muestran dolorosamente que los tres discípulos, elegidos por Jesús para que estuvieran cerca de él, no fueron capaces de velar con él, de compartir su oración, su adhesión al Padre, y fueron vencidos por el sueño. Queridos amigos, pidamos al Señor que seamos capaces de velar con él en la oración, de seguir la voluntad de Dios cada día incluso cuando habla de cruz, de vivir una intimidad cada vez mayor con el Señor, para traer a esta «tierra» un poco del «cielo» de Dios.

viernes, 3 de febrero de 2012

Jerzy Popieluszko Misas por la patria – recuerdos de Jean Offredo (4 de 4)


El capellán de Solidaridad

Jerzy Popieluszko ha muerto. Acababa de cumplir 37 años. Había nacido el 23 de septiembre de 1947 en la región de Bialystok, noroeste del país, en el caserío de Okapy, dependiente de la aldea de Suchowola.  Áspera comarca es el Este de Polonia, muy cerca de la frontera con la Unión Soviética.    Región de bosques donde la vida no siempre se presenta color de rosa, porque el suelo no es rico y sus habitantes necesitan coraje para extraerle su sustento. A veces, por fortuna, primos distantes envían desde los Estado s Unidos algunos bienvenidos dólares.  Maria y Wladyslaw, los viejos padres de Jerzy viven aún en la granja Nro 17 de Okapy, dolorosamente acongojados por la muerte de su hijo. Ese hijo que tanto amaban, que siempre había sido el primero de la clase y que un buen dia, no bien concluido el bachillerato y cumplidos los 18 años, les anunció su deseo de entrar en el seminario de Varsovia. Declaración que no los sorprendió en modo alguno y recibieron simplemente, a la manera polaca, como una señal de Dios.

Jerzy Popieluszko fue ordenado sacerdote por el cardenal Wyszinski el 27 de mayo de 1972. El primado no tardaría en manifestar su gran confianza en ese joven sacerdote cuya inteligencia y espiritualidad asombraban a quienes lo conocían, a los que sabía reconfortar e infundir entusiasmo.

Durante ocho años ejerce su ministerio en distintas parroquias de los alrededores de Varsovia, en Zabki, en Anin, después en la capital misma, en contacto con las parroquias del Niño Jesús, de Santa Ana, parroquia del mundo estudiantil y universitario. También se ocupa en las obras de caridad de los hospitales de Varsovia; será el jefe del servicio médico durante los viajes de Juan Pablo II en 1979 y 1983, así como durante los funerales del cardenal Wyszinski.

Pero  ya en junio de 1980 se opra en su vida un giro decisivo, cuando el cardenal Wyszynski lo designa vicario de San Estanislao Kostka, en el barrio de Zoliborz. Todavía lo veo en el momento en que, después de almorzar juntos en Santa Ana, me da sus noticias, coordinándolas: “Será un trabajo distinto”. Sí, distinto, porque dos meses después….

Cuando estalla el verano polaco, con su cortejo de huelgas en Gdansk, Sczezin, Silesia, Varsovia, toda la iglesia se moviliza. En todas partes, los huelguistas piden que a las fábricas ocupadas acudan sacerdotes par oficiar misas.

En Varsovia, durante la última semana de agosto, los obreros de Huta Warszawa, gran platna siderúrgica, envían a una delegación ante el cardenal Wyszinski. Este designa capellán de esos trabajadores al padre Popieluszko.

Escuchémoslo narrar a una revista católica polaca, en mayo de 1983, esa asombrosa experiencia, su primera misa en medio de los metalúrgicos:
«Jamás olvidaré ese día, ni la misa que dije. Tenía un miedo tremendo; nunca me había visto en semejante situación. ¿Qué ambiente iba a encontrar? ¿Cómo me recibirían? ¿Dónde celebrar la misa?       Quien leería los textos, quién cantaría? Esas preguntas, que me parecen hoy ingenuas, me atormentaron en camino a la fábrica. En las puertas de la acería experimenté mi primera conmoción fuerte. Una densa multitud me esperaba, sonriente y a la vez llorando. Me aplaudieron y, por un instante, creí que atrás de mi venía alguna celebridad. Pero no, esos aplausos eran sólo para mí primer sacerdote que hubiera franqueado alguna vez el portal de la acería. Entonces me dije que ovacionaban así a la Iglesia, que desde hacía 30 años llamaba a las puertas de las fábricas.»

« Todas mis dudas anteriores resultaron carecer de fundamento: en medio del sitio estaba preparado el altar, así como una cruz que después fue plantada a la entrada, y tras sobrevivir a los días más negros, se encuentra siempre allí, rodeada de flores. Incluso habían construido un confesionario improvisado. También estaban allí los lectores. Lo que fue escuchar esas voces roncas, habituadas al reniego, leer con solemnidad los textos sagrados….Después, de millares de bocas, surgió como un trueno el grito: ´´Alabado sea Dios´´. También comprobé que sabían cantar, y mejor que en las iglesias. Antes de empezar, se confesaron. Yo estaba sentado en una silla, apoyada la espalda contra un montón de chatarra, y esos hombres duros, en overoles de trabajo azules, manchados de grasa, se arrodillaron en el suelo sucio e impregnado de herrumbre.»

Fue el comienzo de  un compromiso cotidiano, sin interrupciones, al servicio de los obreros polacos, al servicio de Solidaridad, ese sindicato que habían creado, libremente, para sí mismos.
¿Elección política? ¿Combate ideológico? Cuando se le formulaba la pregunta, Popieluszko sonreía, así seguro de jugarle una buena pasada a su interlocutor al contestarle: «“No simplemente vivir el Evangelio y ser testigo de Jesucristo. Testigo de la verdad, la justicia, la libertad.». Durante los 500 dias de Solidaridad, del 14 de agosto de 1980 al 13 de diciembre de 1981, la actitud de Jerzry Popieluszko es la de una presencia activa junto a los siderúrgicos de Huta Warsawa. Los ayuda como puede, los apoya, los alienta, pero con espíritu de servicio y devoción por Polonia, sin odio  ni acrimonia algunos.  Para èl, como para millones de polacos, la firma de los históricos acuerdos de Gdansk y el nacimiento de Solidaridad, el diálogo que, como quiera que sea, parece instaurarse entre el poder y el nuevo sindicato, el entusiasmo que se manifiesta en la juventud – Polonia es uno de los países de mayor proporción de jóvenes -, constituyen signos de que quizás el país esté a punto de modificar su fisonomía. Hay altibajos, pero se avanza, prudentemente. El romanticismo polaco debe pactar con la situación geopolítica….

Sin embargo, pronto es necesario desistir. El otoño de 1981 es una temporada  no poco tensa en Polonia. En el seno de Solidaridad, las pasiones se exacerban como consecuencia de la negativa de las autoridades a cumplir lo pactado en Gdansk, a pesar de los desesperados llamamientos que lanza Lech Walesa a favor del diálogo.

El 4 de noviembre de 1981, se cree posible llegar a un acuerdo “entre polaos”. Ese dìa se sientan en torno de una mesa el general Jaruzelski, el cardenal Glemp y Lech Walesa, es decir, el pdoer, la Iglesia y Solidaridad.   Se trata de un momento histórico, ¡ay!, de corta duración. El “entendimiento nacional” no se consuma: el Kremlin ha resuelto algo distinto. Y sobrevienen la demencial noche de diciembre, la noche del 12 al 13, y el estado de emergencia, “estado de guerra”, lo llamarán pronto, simplemente, los polacos, en particular los jóvenes.
Confinamientos, arrestos, militarización de la vida pública: el general Jaruzelski implanta en Polonia una férrea vigilancia. En la caza de militantes descuellan los Zomos, unidades antimotines de las fuerzas de seguridad, Estado de guerra que dura largo tiempo. “Suspendido” el 1 de enero de 1983, cuando en realidad la legislación de excepción aplicada antes, al tornarse corriente, prolonga ese estado de guerra….¡pacíficamente!

Es necesario esperar hasta el 22 de julio de 1984, conmemoración del 40º aniverasrio de la instauración de un gobierno comunista en Polonia, para que se proclame una amnistía amplia.

Coherente en todo con su solidaridad con los obreros de Varsovia, Jerzy Popieluszko reacciona vivamente al proclamarse el estado de guerra. “Salvaguardar la propia dignidad”, dice, “significa vivir de acuerdo con la propia conciencia”. Y lo prueba con sus célebres “misas por la Patria”.

miércoles, 1 de febrero de 2012