Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

domingo, 29 de abril de 2012

Juan Pablo II y la Argentina 1987 (26) testimonios



Como último capítulo de los viajesdel Beato Juan Pablo II a la Argentina (1982 y 1987)    y creo que oportuno pues se acerca el primer aniversario de su beatificación,   incluyo algunos testimonios que en su momento fueron publicados en el diario La Nación. Todos los autores me concedieron su permiso para volver a publicarlos en este blog. Muchas gracias nuevamente a todos ellos.

Pbro. Hernán Quijano Guesalaga
"Permítanme compartir esta fotografía que tuve oportunidad de tomar muy cerca del Papa Juan Pablo II cuando visitó la ciudad de Paraná en abril de 1987. Como sacerdote me tocó ayudar en la preparación del encuentro del Santo Padre con una multitud de alrededor de 100.000 personas en el aeropuerto de Paraná. Aficionado a la fotografía, cuando subí a la terraza del edificio del aeropuerto, desde donde él nos dirigiría su palabra, llevé mi cámara sin saber de antemano si iba a tener oportunidad de hacer alguna toma que valiera la pena. Como homenaje a quienes vivimos ese encuentro con emoción y fe en Paraná, va este retrato de Juan Pablo junto a la imagen de la Virgen del Rosario, nuestra Patrona. La alegría de este rostro que nos miraba con gozo de padre nos evocó entonces al gozo con que el Padre Dios siempre mira a sus hijos, a los que cuida."  (me falta la fotografía)
 (el padre Quijano Guesalaga amablemente me envió un agregado de sus recuerdos, pero los “gremlins”  me jugaron una mala pasada y no está por ningún lado….
Marcelo Acrogliano
"En aquella noche de junio, como tantos, pasamos la noche en el Monumento a los Españoles, esperando la Misa del sábado por la mañana."
"Durante la vigilia, además de mucha oración, los clásicos apretujes por tanta gente. Allí conocí a quien hoy es mi esposa y madre de nuestros cuatro hijos."
"Amor, que nació bendecido por Juan Pablo, y que años después, en la 9 de Julio, bendecía nuestro primer embarazo."
"Su presencia, cambió nuestras vidas. Embarga la emoción del recuerdo; su mirada llena de Paz, desde el Papa Móvil, cuando fuimos a verlo pasar por Leandro Alem."
"El TOTUS TUUS, que por aquellos años para mí eran sólo palabras, y que luego de más de 25 años, enseñaron un estilo de vida."
Rafael Pineda, Rosario
"En varias oportunidades he tenido la gracia especial de estar cerca de Su Santidad: en sus dos viajes a la Argentina y en varias oportunidades en Roma, en mayo de 1992 y más recientemente en junio de 2003. También estuvimos celebrando su cumpleaños el 18 de mayo de 1992."
"De todas estas oportunidades tengo grabado en mi corazón y en mi mente el encuentro de la mañana del 22 de mayo de 1992. Era jueves, Roma se despedía de la mayoría de los fieles que habíamos asistido a la Beatificación del que hoy es San Josemaría Escriva y junto a Susana, mi esposa, teníamos una invitación para asistir a la misa privada de las 7 de la mañana en su Capilla personal. Es de imaginar la ansiedad que se había apoderado de nosotros tras conseguir el tan deseado encuentro con el Papa. Seríamos unos 20 asistentes, entre españoles, franceses, americanos y africanos. Al entrar, vimos al Papa orando en su reclinatorio con una concentración propia de lo que es, el "Dulce Cristo en la Tierra". Pocos minutos antes de las 7, Don Estanislao, su secretario, lo tocó y fue como si el Papa volviera a la tierra desde su Cielo. Se revistió y celebró la misa junto a varios sacerdotes y al Arzobispo de Filadelfia. Comulgamos personalmente de sus manos y, terminada la celebración, volvió a su reclinatorio para la acción de gracias después de la misa. Todos se retiraron - tal vez nosotros también debimos haberlo hecho -pero nos quedamos allí, solos junto a él en una acción de gracias irrepetible. Cuantos minutos pasaron, no podría asegurarlo; la emoción, indescriptible."
"Sentí que me tocaban el hombro; Don Estanislao me decía "deben acompañarme", y lo seguimos hasta la Biblioteca; ese lugar inmensamente grande pero también, inmensamente simple, donde el Papa recibe al más alto de los dignatarios o al mas simple de los fieles. Allí se había gestado el "cambio político" del mundo. Una nueva emoción, que no se puede describir con palabras."
"Nos ordenaron por idiomas para facilitar la comunicación con Su Santidad. Los primeros eramos los que hablabamos español. Una señora con su madre anciana y su pequeña hija y luego nosotros. Se abrió la puerta y entró Juan Pablo II y al ver a la anciana tomó su cara entre sus manos, le besó la frente y le dijo "la nonna !!!"... Luego se acercó a nosotros "¿De dónde son?" Santidad, de Rosario, Argentina, "Ah, Rosario, Mons. López, el Monumento a la Bandera" (donde había celebrado misa años antes). Nos bendijo, nos acarició en la cara a los dos; por un instante lo tomé de la mano para prolongar el encuentro. Nos dió un rosario a cada uno y un libro y siguió su camino para repetir su bendición y su cariño con todos."
"Terminada la audiencia saludó de lejos a todos y cuando pasó al lado nuestro, con la mano en alto nos dijo chau."
Marcela Hereñú de Monateri
"Desde enero de 2001 a febrero de 2003 viví junto a mi familia en la ciudad de Roma debido a un traslado laboral de mi esposo. En la Cuaresma del 2002 me invitaron en la Iglesia Argentina a participar de una nueva experiencia: la 1era Misión Evangelizadora de misioneros latinamericanos para latinoamericanos residentes en Roma. Así me convertí por esos días en misionera."
"Al terminar la Misión hubo una Audiencia Papal en el Aula Paulo IV para todos los que habíamos participado de ella. El día anterior el Padre Alberto Tartabini, quien era en ese momento el Vice rector del Colegio Sacerdotal Argentino, me telefoneó para informarme que habían decidido que era yo quien en nombre de la Argentina iba a saludar a Su Santidad en la Audiencia."
"Esa fue la noche más larga de mi vida."
"La Audiencia fue preciosa y atípica ya que cada país había llevado de regalo a Juan Pablo II lo mejor de sus danzas y costumbres. Hasta que llegó el momento maravilloso en que los "bacia mani" ("besa manos" así se denominan a las personas que en cada Audiencia pasan a besar la mano del Papa) pasáramos ordenadamente a saludar."
"Nunca olvidaré la mirada del Papa, la dulzura de sus ojos, en la que ví el reflejo de los míos, que lo miraban extasiada. Recordé en ese momento que él -muy sabiamente- cuando inició su Papado dijo que no quería más las reverencias y las demostraciones protocolares que se acostumbraban, si no solamente un apretón de manos y una mirada a los ojos, porque en éstos está el mensaje que se quiera transmitir, más allá de la lengua."
"Y sí, sentí todo un mensaje de amor, de paz, de alegría y también pude decirle lo maravilloso que era estar ahí, que lo amaba y que necesitábamos de él. Sé que alrededor había mucha gente, que fue solo unos minutos, o tal vez segundos; pero para mí, no había ni tiempo ni espacio. Sólo recuerdo que unos ojos me miraban y me dijeron las palabras más maravillosas que jamás había escuchado antes."
"Una mirada especial, porque en ella se puede ver la mirada de Dios, sin dudas."
(al preguntarle a Marcela si podía publicar su carta me respondió:
“ Por supuesto puede publicar mi carta a Crónica de Lectores de La Nación  y la foto. Si escribiera un nuevo testimonio sobre aquel hermoso momento, le aseguro que volvería a escribir lo mismo, solo podría cambiarle el final, diciendo que “he tenido el honor inmerecido de ver mi mirada reflejada  en los ojos a un santo y espero, algún día, volver a verlo en el Cielo”
Paz y Bien

viernes, 27 de abril de 2012

Humilde homenaje al Dr. Amadeo Barousse





El pasado domingo 15 de abril, Domingo de la Divina Misericordia,  finalmente se tomó un descanso, el descanso eterno,  el Dr. Amadeo Barousse, un médico entregado a la medicina con cuerpo y alma.  No considero necesario describir su honrosa y prestigiosa trayectoria de vida plena;    hay suficiente material en la web.
Barousse ya está ocupando su “butaca” en el cielo,  de la que hablaba en la entrega de la Carta deHermandad del Hospital San Juan de Dios a él y al Dr Hugo Patarca.   Barousse agradecía terminando con estas palabras:  “ Y ahora le pregunto a Patarca ¿Cómo sigue el juego? … yo me atrevo a proponerle a Patarca una cosa, ya que desde hoy tenemos esta Carta de Hermandad que tanto nos prestigia, por qué no intentamos -intentamos digo- sacar butacas juntos en el cielo.”  


Durante un tiempo   - en aquellos años que mantenía su consultorio en una de aquella serie de preciosas casas estilo ingles sobre la Av. de Mayo de Ramos Mejia, que luego - lamentablemente - fueron desapareciendo, atendió a toda mi familia. Creo que no hay familia eslovena que viva en el Oeste del Gran Buenos Aires,  que en algún momento al menos alguno de sus miembros no haya pasado por su consultorio.

Hace años que no lo visitaba, y ansiaba volver a ver aquel “cuadro” que siempre tuvo en su consultorio: una página de los Evangelios enmarcada, semi quemada (de aquel dia de la quema de iglesias en Buenos Aires) con una nota al pie  El pueblo tiene mala memoria”.   Hubo muchas versiones, pero coincidentes en un punto:  Cito aquí el informe de  Aciprensa y el de LaNacion.    No lo olvidemos. Ante todo :  lucidez, respeto, paz y concordia  en estos tiempos  desorientados y un horizonte plagado de amenazantes nubarrones.

Finalmente,  hace tan solo dos meses estuve en su consultorio y  ante mi pregunta “ y como está usted doctor?” me contó todo.   Hasta llego a preguntarme cuanto tiempo había vivido mi mama después del problema que tuvo y le respondí 5 años. “Ah, yo no voy a vivir tanto tiempo, pero no importa seguiré trabajando el doble” me respondió.   Para una segunda consulta -y que valga la personalización de su vocación hasta el final -  una anécdota: el personalmente estuvo llamándome toda una semana (cuando no estaba en casa) y cuando finalmente me encontró me dijo Hribar donde has estado? Te he buscado toda la semana.”

En su entregada actividad de médico se había buscado tiempo para practicar deporte y el mismo  observó “nunca un sombrero, nada para protegerme”   (quizás no corresponda mencionarlo aquí, pero  valga la observación para quienes no se protegen del sol)

Y para quien quiera comprender su entrega, sus sueños, su espíritu invito leer completo el discurso en el acto de egreso de los residentes en 1989, que terminaba con palabras del monje benedictino Mamerto Menapace :  “No tenemos en nuestras manos la solución de los problemas del mundo, pero para los problemas del mundo contamos con nuestras manos. Cuando el Señor de la historia venga nos mirará las manos”

Barousse se las llevo trabajadas pero limpias, infatigables, abiertas, sinceras.

Que tiene que ver este post con este blog? Mucho porque al ocupar su “butaca” en el Cielo al Dr. Barousse le esperaba otra distinción: la del  "Buen Samaritano" del que habla el Cap VII punto 28 de la Encíclica de Juan Pablo II Salvifici Doloris.

El Dr Barousse fue un maestro de médicos,  ha formado escuela, y aunque son otros los tiempos que corren espero que muchos sigan su ejemplo y que Dios les conceda fortaleza y sabiduría suficiente para no claudicar aún en los momentos más difíciles. 
Acompañemos a la familia con nuestras oraciones.

Curso gratuito (on-line) Basílicas y capillas papales



Catholic net ofrece on-line el curso gratuito : "Basílicas y Capillas papales"
 con un “objetivo religioso, pero también turístico para hacer conocer todos los atractivos socioculturales que Roma ofrece al turista/visitante/pregrino. 

Considero que es una excelente oportunidad, que no hay que desaprovechar.  EL curso, que comenzara el 7 de mayo y se extenderá hasta el 7 de julio 2012,  está dirigido “a todas las personas que tengan interés en profundizar en la historia, el arte, las devociones, sus funciones y misión de los distintos templos de la fe que visitaremos.” Leemos en la página de Catholic net.

El programa es el siguiente: (10 sesiones – una por semana)
1. Introducción: ¿Qué tiene Roma para el turista? 

2. Basílica de San Pedro 

3. Basílica de San Juan de Letrán 
4. Basílica de San Pablo Extramuros
5. Basílica de Santa María la Mayor 
6. Capilla Redemptoris Mater 
7. Necrópolis Vaticana 
8. Capilla Sixtina 
9. Capilla Paulina 
10. Valoración final y entrega de diplomas 
(a quien desee obtener un certificado impreso de haber realizado el Curso se le pedirá un donativo de $15 USD)



Hay que completar y enviar un formulario que se ofrece allí mismo en la pagina web.

jueves, 26 de abril de 2012

Karol Wojtyla nos revela al “apóstol” Jan Tyranowski (2 de 4)



“Pero era realmente necesario aceptar a Jan antes de aceptar lo que nos estaba transmitiendo? Jan sencillamente proclamaba la verdad acerca de la totalidad de la vida sobrenatural del hombre, que no es otra cosa que el cumplimiento de las riquezas de nuestra Fe.  Estas verdades  eran bien conocidas del catecismo, de libros, de sermones.  Es que Jan realmente  proclamaba algo nuevo?  Es justamente esto lo que Jan no hacía, no enseñaba, oficialmente.  Jan sencillamente cosechaba almas en el verdadero sentido de la palabra.   El quería que estas almas aceptaran las verdades de la religión de una manera fresca, nueva, no como prohibiciones o limitaciones.  El quería extraer de las bondades sobrenaturales que el sabia albergaban todas las almas, la forma real de la vida sobrenatural del hombre; una vida que por medio de la gracia de Dios, se hace participe en la vida de Dios.

Esa era la dificultad de su particular intento.  Imaginen,  en la medida de lo posible,  a estos jóvenes que juzgaban a Jan con escepticismo,   poseedores de un sentimiento superlativo de su autosuficiencia y arrogancia típica de su edad.  Y cada uno de ellos preguntaba: que quiere este hombre de mi?  Qué es lo que cree que me falta a mi?  Porque habían captado rápidamente que Jan exigía algo de ellos, de sus vidas, de sus convicciones, sus emociones, sus actitudes.  En primera instancia no era fácil determinar qué era lo que en realidad exigía. La verdad de una vida nueva, más plena, una verdad que Jan ya poseía y que les era totalmente desconocida.      No era cuestión de discursos o conferencias, de aprender algo nuevo, sino de reformar su vida y sus actitudes – una vida, que hasta entonces, les parecía bastante buena, virtualmente perfecta, inviolable, impermeable a influencias externas, especialmente ante  intento de la influencia de un hombre exageradamente piadoso y anciano. Cada uno de nosotros desafiábamos tenazmente la verdad de las palabras de Jan y nos resistíamos ante sus observaciones apuntaran a donde apuntasen ya fuera a la razón, emociones o otras fuentes.  Fue un duro y largo esfuerzo ,  durante el cual los procesos de la Gracia se activaron en estas almas jóvenes y  se fueron  complementando a través del contacto con la vida interior de este hombre bueno y sencillo. Su vida interior era como un ancla mas allá de sus palabras;  explicaba sus acciones, nos atraía a él a pesar de nuestras reservas y resistencia. Sus palabras a menudo nos ofendían, no porque fuesen inapropiadas, sino porque eran tan poco originales, porque nuestra auto estima se sentía lastimada por la magnitud del  abismo que separaba su vida interior de la  nuestra. El nos mostro a Dios mucho mas directamente que cualquier sermón o libros; el nos demostró que Dios no solamente podía ser estudiado, sino vivido. Pero ante todo, nos sorprendía con hechos. Indudablemente existe una gran diferencia entre lo que es proclamado por un apóstol y lo que es proclamado por cualquier otra persona. Ante todo hay una diferencia en la actitud y la receptividad del que escucha.  El apóstol debe  estar – y está preocupado por al menos un incipiente cambio en el que escucha.  Y este cambio no es consecuencia de  argumentos razonados, sino  el resultado de la Gracia que trasciende meras  palabras.  Y cuanto más difícil es convencer cuando el resultado deseado no es solamente la aceptación de la verdad, sino también el cambio del propio ego, que trasciende el yo.

Eso era lo que había de especial en Jan;  te hacía sentir que este hombre trascendía los procesos de gracia.    Reitero: nos sorprendía con el hecho consumado.  No obstante toda la resistencia, reservas o prejuicios ante sus palabras, la forma en que se expresaba,  los pensamientos que escribía sobre la vida interior (que en realidad consistían en copiar pasajes de libros sobre espiritualidad)  despertaba cierta necesidad de ceder a su verdad interior e imitar la vida que el mismo vivía y de la cual era apóstol.  Un teólogo podría objetar que tales conclusiones no son apropiadas  en cuanto que una influencia apostólica puede surtirse de carismas, de gracia gratuitamente otorgada por Dios, que en sí mismas aun no nos dicen nada acerca de la santidad de una persona en particular.   Pero el apostolado de Jan no estaba destinado a las masas.  Jan hacia su labor ante todo por medio de conversaciones individuales  y consultas, cuando no brindaba charlas, cuando no enseñaba, sino que todo lo alcanzó por medio de la gravedad que poseía su vida interior.”


(traducido de The Making of the Pope of the Millenium – Kalendarium of the Life of Karol Wojtyla,  de Adam Boniecki, MIC (Marian Press, 2000). El original en polaco fue publicado en 1983;  la traducción al  inglés -  ampliada y revisada -   en el 2000,  fue dedicada al Papa Juan Pablo  II al cumplir 80 años.  “El apóstol”, un articulo sobre Jan Tyranowski,  segundo ensayo de  Karol Wojtyla, contiene datos autobiográficos y  fue  publicado en Tygodnik Powsechny  en marzo de 1949.) 

martes, 24 de abril de 2012

George Weigel en Buenos Aires




Entre el 30 de abril y el 7 de  mayo tendremos en Buenos Aires al escritor George Weigel, autor de una de las primeras biografías completas del Papa Juan Pablo II, TESTIGO DE ESPERANZA,  traducidas al español (complementado con el recientemente publicado El Final y El Principio. Weigel visitará Buenos Aires, en el marco de las celebraciones por el 50 aniversario de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomas de Aquino (FASTA)donde se desarrollará un curso para alumnos y ex alumnos.

Además de este seminario el miércoles 2 de mayo a las 19.00 George Weigel dictara una conferencia para laicos y autoridades eclesiales “La Iglesia Católica en el siglo XXI: Una Iglesia de misión" en la Conferencia Episcopal Argentina CEA) . La participación de esta conferencia es con invitación. Para más  información dirigirse a secretariageneral@fasta.org.ar   

El jueves 3 de mayo a las 19 horas el escritor brindará una conferencia titulada “Vida heroica: El desafío de Juan Pablo II a los jóvenes”,  abierta al público, y en especial a los jóvenes,  en la UCA- Edificio Santa Maria de los Bs. As. – Auditorio San Agustín, Av. Alicia Moreau de Justo 1300, Ciudad de Buenos Aires.  Invita el Departamento de Laicos de la CEA (Deplai) .

George Weigel con su libro TESTIGO DE ESPERANZA fue mi escritor-ídolo en mis primeros pasos comenzando a seguir a Juan Pablo II, aunque antes había leído el libro de Tad Szulc, que apareció en mi casa, como por “casualidad”!  Muy a grandes rasgos considero el de Szulc mas “político” y el de Weigel mas eclesial y espiritual, pero ambos me entusiasmaron en su momento. 
Después naturalmente siguieron muchos otros:  las conversaciones con  André Frossard “No temáis”, los libros de Juan Pablo II mismo y sus recuerdos: “Don y Misterio” , ¡Levantaos! ¡Vamos!,  “Ante el umbral de la esperanza”  (con Messori) y “Memoria e identidad – reflexiones personales”. Su testamento , las poesías, Tríptico Romano,   sus escritos anteriores firmados como Karol Wojtyla. Y las biografías de muchos conocedores y amigos: en primer lugar uno que acabo de recibir (en ingles – desconozco si fue traducido al español) The Making of the Pope of the Millennium – Kalendarium of the Life of Karol Wojtyla de Adam Boniecki. Imperdible!  Que sigue paso a paso la vida de Karol Wojtyla hasta su elección al pontificado.
Una vida con Karol de su secretario Stanislaw Dziwisz,  Porque es santo de Slawomir Oder,  A paso de hombre de Navarro Valls, el libro de una persona muy querida Graciela Palau y los libros de Rocco Buttiglione, Angelo Scola, Luigi Accattoli, A. Bujak y M. Malinski, Aldo Maria Valli, Domenico del Rio…..y seguro que me olvido de muchos otros escritos como los publicados por Ediciones Palabra. Estos son los que tengo más a mano en mi  biblioteca, además de sus valiosísimos sermones de pre pontificado.


Breve reseña de FASTA: tomada de su página web:
Fasta nació el 7 de octubre de 1962, día de la festividad de la Virgen del Rosario, en la ciudad de Leones, Argentina, por iniciativa del padre Aníbal Ernesto Fosbery OP, como una institución juvenil dominicana en respuesta a la exhortación del Concilio Vaticano II a promover la participación de los fieles laicos en la vida y misión de la Iglesia y con el objetivo de hacer penetrar los valores cristianos en la sociedad.
En 1971 es reconocida por el Maestro General de la Orden como Fraternidad Laical de la Orden Dominicana.
En 1990 se aprueba a la Fraternidad Apostólica Sacerdotal Tomás de Aquino (Fasta Sacerdotal) y se autoriza la ordenación de sacerdotes incardinados a la Arquidiócesis de Buenos Aires para el servicio apostólico de la fraternidad laical.
En 1993 obtuvo el primer reconocimiento diocesano por el Arzobispo de Buenos Aires como asociación privada de fieles.
El 29 de mayo de 1997, la Santa Sede, por medio del Consejo Pontificio para los Laicos, que presidía SER Cardenal Pironio, decretó el reconocimiento de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino como asociación internacional de fieles de derecho pontificio.

domingo, 22 de abril de 2012

El último adiós de Juan Pablo II al Primado de Polonia Cardenal Wyszynski


He leído este trozo del  Regina Caeli del 31de  mayo de 1981 del Beato Juan Pablo II con verdadera emoción.  Su forma de expresarse revela el genuino amor a su patria y el sufrimiento de aquellos momentos que le imposibilitaban estar allí junto al pueblo polaco despidiéndose de su amado Primado, “Pastor bueno y celoso”.   Es más,  la alocución misma del Papa Juan Pablo II había sido grabada aquella mañana en su habitación de enfermo en el Policlínico Gemelli (después del atentado) y transmitida por Radio Vaticana al mediodía.

“Os exhorto de modo especial a uniros en espíritu al emocionante homenaje de oraciones de sufragio que Polonia está tributando a su querido primado, cardenal Stefan Wyszynski, tan apreciado y amado por todos.
El Señor lo ha llamado a Sí el jueves pasado, solemnidad de la Ascensión. Sus restos mortales serán sepultados hoy, último día del mes de mayo, dedicado particularmente a María, a la que el cardenal Wyszynski veneraba tanto bajo el título de Reina de Polonia y también de Madre de la Iglesia.
La muerte de aquel que, durante más de 30 años, ha sido la piedra clave de la unidad de la Iglesia en Polonia ha vuelto a despertar en mi espíritu -como podéis comprender bien- una oleada de recuerdos y de sentimientos, que me hacen estar íntimamente cercano a cuantos en la tarde de hoy le rendirán el devoto y último homenaje en la plaza de la Victoria de Varsovia y lo acompañarán a la sepultura, en la catedral de San Juan.
No podré participar con mi presencia física, pero estaré allí del modo que me es permitido en estos momentos: con la oración y, además, con un mensaje que he dirigido a los hermanos y hermanas de Polonia, y mediante una Delegación.
A él, Pastor bueno y celoso; a él, defensor de los derechos del hombre y de la Iglesia, protagonista de tantas páginas de historia de su patria y patria mía; a él que ha amado tanto a la Iglesia y a Polonia con entrega incomparable y con valentía intrépida, sacadas de una fe indómita y de un amor ardiente a Cristo y a María, conceda el Señor el premio reservado a sus fieles servidores.”


 Invito leer los posts etiquetados Wyszynski 

sábado, 21 de abril de 2012

Benedicto XVI: Sólo la fe me da la certeza: «Es bueno que yo exista»



En su discurso a la Curia Romana con motivo de las felicitaciones de Navidad en diciembre de 2011  el Santo Padre Benedicto XVI hizo un breve resumen de su actividad apostólica durante el año 2011. En su discurso le dedicó una buena parte  a la “magnífica experiencia de la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid que ha sido también una medicina contra el cansancio de creer. Ha sido una nueva evangelización vivida. Cada vez con más claridad se perfila en las Jornadas Mundiales de la Juventud un modo nuevo, rejuvenecido, de ser cristiano, que quisiera intentar caracterizar en cinco puntos”   

En el primer punto habla de “una nueva experiencia de la catolicidad, la universalidad de la Iglesia. (texto completo)  
En el segundo de la gran experiencia del encuentro con los voluntarios (texto completo)

En el tercero de la espiritualidad de las Jornadas, de la adoración (textocompleto)

En el cuarto de la presencia del sacramento de la Penitencia (texto completo)

Y en el último  (que transcribo textualmente) el Santo Padre resalta “como última característica que no hay que descuidar en la espiritualidad de las Jornadas Mundiales de la Juventud, quisiera mencionar la alegría. ¿De dónde viene? ¿Cómo se explica? Seguramente hay muchos factores que intervienen a la vez. Pero, según mi parecer, lo decisivo es la certeza que proviene de la fe: yo soy amado. Tengo un cometido en la historia. Soy aceptado, soy querido. Josef Pieper, en su libro sobre el amor, ha mostrado que el hombre puede aceptarse a sí mismo sólo si es aceptado por algún otro. Tiene necesidad de que haya otro que le diga, y no sólo de palabra: «Es bueno que tú existas». Sólo a partir de un «tú», el «yo» puede encontrarse a sí mismo. Sólo si es aceptado, el «yo» puede aceptarse a sí mismo. Quien no es amado ni siquiera puede amarse a sí mismo. Este ser acogido proviene sobre todo de otra persona. Pero toda acogida humana es frágil. A fin de cuentas, tenemos necesidad de una acogida incondicionada. Sólo si Dios me acoge, y estoy seguro de ello, sabré definitivamente: «Es bueno que yo exista». Es bueno ser una persona humana. Allí donde falta la percepción del hombre de ser acogido por parte de Dios, de ser amado por él, la pregunta sobre si es verdaderamente bueno existir como persona humana, ya no encuentra respuesta alguna. La duda acerca de la existencia humana se hace cada vez más insuperable. Cuando llega a ser dominante la duda sobre Dios, surge inevitablemente la duda sobre el mismo ser hombres. Hoy vemos cómo esta duda se difunde. Lo vemos en la falta de alegría, en la tristeza interior que se puede leer en tantos rostros humanos. Sólo la fe me da la certeza: «Es bueno que yo exista». Es bueno existir como persona humana, incluso en tiempos difíciles. La fe alegra desde dentro. Ésta es una de las experiencias maravillosas de las Jornadas Mundiales de la Juventud.

Huelva en España, privilegiada con una reliquia de Juan Pablo II


La parroquia de San Juan del Puerto, Huelva, ha sido privilegiada con una reliquia  muy especial del Beato Juan Pablo II en una fecha particular: en la Vigilia del Domingo de la Divina Misericordia.  Acompaño el comentariodel ayuntamiento de San Juan del Puerto:


“El pasado sábado, la iglesia parroquial de San Juan Bautista recibió una reliquia perteneciente al Papa Juan Pablo II que ya porta la Patrona del municipio, la Virgen del Carmen.
La reliquia del santo escapulario fue usada por el Beato Juan Pablo como signo de su consagración a la Virgen María. Ahora ha sido donada por el Cardenal Arzobispo de Cracovia, Monseñor Stanislaw Dziwisz, antiguo secretario del Papa Juan Pablo II, a requerimientos del Cura Párroco de San Juan del Puerto, D. Victoriano Solís, que la pidió en su día para la imagen de Nuestra Señora del Carmen.
Esta “joya” tan significativa ha sido introducida en un relicario-escapulario de plata, cerrado y lacrado por el Obispo de Huelva, Mons. José Vilaplana Blasco, y realizado por Florián Porras, de Córdoba, siguiendo el modelo de un antiguo escudo carmelitano de la Parroquia.

La reliquia ha sido portada desde Polonia por el Cura Párroco de Palos de la Frontera, D. Wieslaw-Marek Susz, que fue quien hizo la entrega de la misma en la solemne celebración de la Sabatina mensual en honor a la Patrona el pasado 14 de abril. Con la reliquia ha llegado también el documento de autenticidad, así como una carta del Cardenal Dziwisz para el Párroco.”  (Ayuntamientode San Juan del Puerto)





Invito visitar:


Comentario en Revista Ecclesia

jueves, 19 de abril de 2012

Los abriles del Santo Padre Benedicto XVI




Joseph Aloisius Ratzinger nació el 16 de abril de 1927, un Sábado Santo, en Marktl am Inn, diócesis de Passau, Alemania, en una familia modesta, y fue bautizado ese mismo día a la vigilia de la Pascua. 

El pasado lunes 16 de abril el Papa Ratzinger cumplia 85 años, pero  como - según su secretario - no es amigo de grandes celebraciones,   fue un lunes como cualquier otro, un día de trabajo. Sin embargo el Papa no pudo “escapar” a  la “ nutrida delegación que llegó desde su Baviera natal, dirigida por el presidente del Land alemán, Horts Seehofer, y por su sucesor como obispo de Múnich, el cardenal Reinhard Marx.”   Seguramente la habrá disfrutado, tanto como disfrutaba Juan Pablo II las visitas de sus compatriotas polacos.

  Un 19 de abril  ( 2005)  tres días después del  78° cumpleaños del entonces Cardenal Joseph Ratzinger, los cardenales reunidos en cónclave en la Capilla Sixtina eligieron al hasta entonces prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe,   cabeza de la Iglesia católica quien eligió el nombre de Benedicto.    Habían elegido a un teólogo, profundo pensador, y a su vez a un hombre  “ amable y sereno, capaz de crear amistad y cordialidad, incluso durante encuentros de trabajo, nunca «rutinarios ni rígidos, sino envueltos en un clima de fraternidad y también de fantasía»…. alejado de clamores y de reflectores mediáticos"  dice de él el cardenal Tarcisio Bertone – según  Osservatore Romano en «Il Messaggero».  

El 20 de abril de 2005,  día siguiente de su elección,  en su primer Mensaje al final de la concelebración eucarística con los cardenales electores en la Capilla Sixtina   decía el Santo Padre Benedicto XVI:
 “Contra todas mis previsiones, la divina Providencia, a través del voto de los venerados padres cardenales, me ha llamado a suceder a este gran Papa (refiriéndose a Juan Pablo II)   y se disponía   “a iniciar este ministerio peculiar, el ministerio "petrino" al servicio de la Iglesia universal, abandonándome humildemente en las manos de la Providencia de Dios. Ante todo, renuevo a Cristo mi adhesión total y confiada:  "In Te, Domine, speravi; non confundar in aeternum!"”

EL domingo 24 de abril del 2005 Benedicto XVI, Obispo de Roma,  iniciaba  oficialmente su ministerio petrino, inolvidable vivencia que me fue dado el don de poder presenciar personalmente. Entonces escribí mis primeras impresiones de  un viaje absolutamente inolvidable en una pagina web que sigue estando allí gracias a oocities, que invito visitar.  (está un poco desarreglada porque no tengo acceso) 
 Entre otros decía en mi comentario:
Durante su homilía  el Santo Padre Benedicto XVI en su mix de sencillo y profundo fue muy aplaudido, sobre todo cuando se dirigió a los jóvenes, a distintas etapas de evangelización, al demostrar su profundo cariño, admiración y respeto por JP II ("la Iglesia está viva y es joven" refiriéndose a los días de la enfermedad de JP II y los funerales). Pero también cuando habló de la misión del pastor y de los signos: el palio y el anillo del pescador identificándose con los apóstoles. Me gustaron en especial algunas expresiones y citas: la de los "desiertos exteriores e interiores". "Los desiertos exteriores se multiplican en el mundo, porque se han extendido los desiertos interiores" "Los hombres vivimos alienados, en las aguas saladas del sufrimiento y de la muerte: en un mar de oscuridad, sin luz. La red del Evangelio nos rescata de las aguas.... y nos lleva al resplandor de la luz de Dios". Y "Tengo, además otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo Pastor" (Jn 10,16) "Y aunque eran tantos, la red no se rompió" (Jn 21,11). agregando "Señor......"no permitas que se rompa tu red y ayúdanos a ser servidores de la unidad" . La riqueza de su "no programa" de gobierno "no hacer mi voluntad, no seguir mis propias ideas, sino ponerme, junto con toda la Iglesia, a la escucha de la palabra y de la voluntad del Señor y dejarme conducir por él, de tal modo que sea él mismo quien conduzca a la Iglesia en esta hora de nuestra historia". Su saludo final fue obviamente dirigido a los jóvenes recordando palabras muy queridas "No tengáis miedo de Cristo, El no quita nada, y lo da todo..... Si, abrid, abrid de par en par las puertas a Cristo, y encontraréis la verdadera vida. Amén" 

lunes, 16 de abril de 2012

Mokrzycki : El miedo de Cuba de cambiar el régimen



"La audiencia con Fidel Castro fue una de las primeras Audiencias que el Arzobispo Mokrzycki pudo vivir de cerca, en su calidad de segundo secretario de Juan Pablo II. El recuerda bien los comentarios que circulaban: que el Papa no debería estrecharle la mano a Castro…. Pero el Papa no solamente lo hizo sino que  dos meses más tarde fue a Cuba. El tenía razón y el mundo estaba equivocado.  Después de la Misa en la Plaza de la Revolución en La Habana, no se produjo una revolución en Cuba, pero la Navidad volvió a ser fiesta oficial y se permitieron las publicaciones religiosas.  Además Castro libero a 180 presos políticos. Mucho no cambió, pero algo sin embargo fue diferente…. Una especie de distención…..  En los cubanos volvió a instalarse una cierta esperanza. El Santo Padre impregnó sus corazones de valentía, les trajo alivio, sintieron su solidaridad.

Es verdad que al Santo Padre se mostró impresionado por el dictador cubano después de la audiencia?
Casi podríamos decir que sí, pero  fue en un contexto muy específico, por supuesto. Fidel Castro se había preparado muy bien para el encuentro con el Santo Padre. Había leído muchas de sus obras, también algunos poemas. Estaba familiarizado con las encíclicas; las había estudiado cuidadosamente.   El Santo Padre se mostro sorprendido, casi podríamos decir que le pareció admirable ese gesto.    Lo mismo ocurrió durante la visita apostólica. Castro sorprendió a todos por su conocimiento de la obra de Juan Pablo II. Era algo difícil de comprender.

Era difícil de creer que el Papa creyese que después de una reunión, después de una peregrinación, algo cambiaria en un hombre como Castro….
Que algo quedase en el….creo que algo quedo. El Santo Padre también lo pensó así porque Fidel Castro permitió que la Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida se estableciera en Cuba.  La Hermana Tekla, Superiora general de la orden, se encontró con el varias veces.  Las hermanas se instalaron allí y siguen en Cuba Las relaciones diplomáticas continúan bien. No hace mucho que el Secretario el Estado mismo, el Cardenal Tarsicio Bertone, realizo una visita durante la cual descubrió,  en Santa Clara,  el primer monumento en honor a Juan Pablo II en Cuba.

Como podemos interpretar esto?
Que sin dudas hubo un cambio y algo quedo en Fidel Castro después de ese encuentro. A decir verdad supongo que quedó  mucho.  Permanece, sin embargo,  latente el miedo de poder controlarlo todo. Y es ese miedo que sigue sosteniendo al régimen en el poder.  

(del libro “He liked Tuesdays best”, (los martes eran sus favoritos)  – entrevista de Brygida Grysiak con el Arzobispo Mieczyslaw Mokrzycki

domingo, 15 de abril de 2012

Domingo de la Divina Misericordia “Sed testigos de la Misericordia”


Oh inconcebible e insondable misericordia de Dios, ¿quién te puede adorar y exaltar de modo digno? Oh sumo atributo de Dios omnipotente, tú eres la dulce esperanza de los pecadores" (Diario, 951, ed. it. 2001, p. 341).

“Repito hoy estas sencillas y sinceras palabras de santa Faustina, para adorar juntamente con ella y con todos vosotros el misterio inconcebible e insondable de la misericordia de Dios, decía el Beato Juan Pablo II al comenzar su homilía en elSantuario de la Divina Misericordia en Cracovia con ocasión de la Consagración del Santuario, y agregaba “como ella, queremos profesar que, fuera de la misericordia de Dios, no existe otra fuente de esperanza para el hombre. Deseamos repetir con fe:  Jesús, confío en ti.

"Hoy pudimos vivirlo un poco más de cerca en nuestra parroquia de Maria Auxiliadora en Ramos Mejía, (Buenos Aires) con motivo de la “solemne entronización del cuadro de Jesús Misericordioso” en un altar lateral de la parroquia. La Fiesta de la Misericordia comenzó con la Coronilla cantada (muy bien entonada por el coro de jóvenes). 


A continuación Mons. Raúl Cuevas celebro la Santa Misa. 


Entre lectura y lectura una agradable y emocionante sorpresa: una religiosa polaca (una de las cuatro presentes de la comunidad polaca Martin Coronado) 


canto el salmo en polaco. Una manera de hacer volar el pensamiento y el corazón por unos minutos al Santuario de Lagiewniki. En su homilía Mons. Cuevas  ofreció una breve reseña de Santa Faustina, su vocación, su humildad, su misión,  el deseo de Juan Pablo II de difundir sus mensajes y la devoción a la Divina Misericordia.  A continuación tuvo lugar la  “entronización”: el cuadro fue desvelado y bendecido.   





Me hubiese gustado que la ceremonia fuese un poco más solemne….pensando en tantos momentos vividos en Roma y en Lagiewniki, pero es un buen comienzo, mejor dicho un gran comienzo, que lo tengamos a Jesús Misericordioso presente en nuestro templo, para que se conozca y se difunda  la Misericordia Divina, para que también desde aquí, nuestro pequeño espacio en el mundo, se extienda esa “chispa” de la que hablaba el gran Apóstol de la Misericordia el beato Juan Pablo II en el acto de Consagración del Santuario de Lagiewniki. “Que este mensaje se difunda desde este lugar a toda nuestra amada patria y al mundo. Ojalá se cumpla la firme promesa del Señor Jesús:  de aquí debe salir "la chispa que preparará al mundo para su última venida" (cf. Diario, 1732, ed. it., p. 568). Es preciso encender esta chispa de la gracia de Dios. Es preciso transmitir al mundo este fuego de la misericordia. En la misericordia de Dios el mundo encontrará la paz, y el hombre, la felicidad. Os encomiendo esta tarea a vosotros, amadísimos hermanos y hermanas, a la Iglesia que está en Cracovia y en Polonia, y a todos los devotos de la Misericordia divina que vengan de Polonia y del mundo entero. ¡Sed testigos de la misericordia!”

Invito visitar:
Mis posts etiquetados DivinaMisericordia; en especial la verdaderamente imperdible homilía de Don Bart “La Divina Misericordia es la llave que abre todas las puertas”.   en la Vigilia del Domingo de la Divina Misericordia (30 de abril 2011) y de la Ceremonia de beatificación del Siervo de Dios Juan Pablo II. Don Bart es rector de la Iglesia del Espiritu Santo en Sassia, Roma y Director del Centro de Espiritualidad de la Divina Misericordia en Roma. 

sábado, 14 de abril de 2012

Maria, Madre de la Misericordia – Vigilia del Domingo de la Misericordia



 “María es la que de manera singular y excepcional ha experimentado —como nadie— la misericordia y, también de manera excepcional, ha hecho posible con el sacrificio de su corazón la propia participación en la revelación de la misericordia divina. Tal sacrificio está estrechamente vinculado con la cruz de su Hijo, a cuyos pies ella se encontraría en el Calvario. Este sacrificio suyo es una participación singular en la revelación de la misericordia, es decir, en la absoluta fidelidad de Dios al propio amor, a la alianza querida por El desde la eternidad y concluida en el tiempo con el hombre, con el pueblo, con la humanidad; es la participación en la revelación definitivamente cumplida a través de la cruz.  Nadie ha experimentado, como la Madre del Crucificado el misterio de la cruz, el pasmoso encuentro de la trascendente justicia divina con el amor: el « beso » dado por la misericordia a la justicia.104 Nadie como ella, María, ha acogido de corazón ese misterio: aquella dimensión verdaderamente divina de la redención, llevada a efecto en el Calvario mediante la muerte de su Hijo, junto con el sacrificio de su corazón de madre, junto con su « fiat » definitivo.

María pues es la que conoce más a fondo el misterio de la misericordia divina. Sabe su precio y sabe cuán alto es. En este sentido la llamamos también Madre de la misericordia: Virgen de la misericordia o Madre de la divina misericordia; en cada uno de estos títulos se encierra un profundo significado teológico, porque expresan la preparación particular de su alma, de toda su personalidad, sabiendo ver primeramente a través de los complicados acontecimientos de Israel, y de todo hombre y de la humanidad entera después, aquella misericordia de la que « por todas la generaciones » 105 nos hacemos partícipes según el eterno designio de la Santísima Trinidad.”


 y mi post

Juan Pablo II en la Argentina - Consagración de Argentina a la Virgen de Luján (Argentina 25)



1.¡Dios te salve, María, llena de gracia, 
Madre del Redentor!

Ante tu imagen de la Pura y Limpia Concepción, 
Virgen de Luján, Patrona de Argentina,
 
me postro en este día aquí, en Buenos Aires,
 
con todos los hijos de esta patria querida,
 
cuyas miradas y cuyos corazones convergen hacia Ti;
 
con todos los jóvenes de Latinoamérica
 
que agradecen tus desvelos maternales,
 
prodigados sin cesar en la evangelización del continente
 
en su pasado, presente y futuro;
 
con todos los jóvenes del mundo,
 
congregados espiritualmente aquí,
 
por un compromiso de fe y de amor;
 
para ser testigos de Cristo tu Hijo
 
en el tercer milenio de la historia cristiana,
 
iluminados por tu ejemplo, joven Virgen de Nazaret,
 
que abriste las puertas de la historia al Redentor del hombre,
 
con tu fe en la Palabra, con tu cooperación maternal.

2. ¡Dichosa tú porque has creído!
En el día del triunfo de Jesús, 
que hace su entrada en Jerusalén manso y humilde,
 
aclamado como Rey por los sencillos,
 
te aclamamos también a Ti,
 
que sobresales entre los humildes y pobres del Señor;
 
son éstos los que confían contigo en sus promesas,
 
y esperan de E1 la salvación.
 
Te invocamos como Virgen fiel y Madre amorosa,
 
Virgen del Calvario y de la Pascua,
 
modelo de la fe y de la caridad de la Iglesia,
 
unida siempre, como Tú,
 
en la cruz y en la gloria, a su Señor.

3. ¡Madre de Cristo y Madre de la Iglesia!
Te acogemos en nuestro corazón, 
como herencia preciosa que Jesús nos confió desde la cruz.
 
Y en cuanto discípulos de tu Hijo,
 
nos confiamos sin reservas a tu solicitud
 
porque eres la Madre del Redentor y Madre de los redimidos.
Te encomiendo y te consagro, Virgen de Luján, 
la patria argentina, pacificada y reconciliada,
 
las esperanzas y anhelos de este pueblo,
 
la Iglesia con sus Pastores y sus fieles,
 
las familias para que crezcan en santidad,
los jóvenes para que encuentren la plenitud de su vocación,
 
humana y cristiana,
 
en una sociedad que cultive sin desfallecimiento
los valores del espíritu.
 
Te encomiendo a todos los que sufren,
 
a los pobres, a los enfermos, a los marginados;
 
a los que la violencia separó para siempre de nuestra compañía,
 
pero permanecen presentes ante el Señor de la historia
 
y son hijos tuyos, Virgen de Luján, Madre de la Vida.
 
Haz que Argentina entera sea fiel al Evangelio,
 
y abra de par en par su corazón
 
a Cristo, el Redentor del hombre,
 
la Esperanza de la humanidad.

4. ¡Dios te salve, Virgen de la Esperanza!
Te encomiendo a todos los jóvenes del mundo, 
esperanza de la Iglesia y de sus Pastores;
 
evangelizadores del tercer milenio,
 
testigos de la fe y del amor de Cristo
 
en nuestra sociedad y entre la juventud.
 
Haz que, con la ayuda de la gracia,
 
sean capaces de responder, como Tú,
 
a las promesas de Cristo,
 
con una entrega generosa y una colaboración fiel.
 
Haz que, como Tú, sepan interpretar los anhelos de la humanidad;
 
para que sean presencia saladora en nuestro mundo
 
Aquel que, por tu amor de Madre, es para siempre
 
el Emmanuel, el Dios con nosotros,
 
y por la victoria de su cruz y de su resurrección
 
está ya para siempre con nosotros,
 
hasta el final de los tiempos.
 
Amén.