Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 31 de julio de 2012

Cátedra Juan Pablo II UCA actividades 2do semestre 2012



Debo admitir que hace tiempo no visitaba la página de la Cátedra Juan Pablo II de la UCA (Pontificia Universidad Católica Argentina) y me he encontrado con la grata sorpresa de encontrarla remozada, renovada,  y además con nuevas actividades para el 2do semestre de este año:

El próximo 28 de agosto (de 9 a 13.00 en el Auditorio Mons. Derisi)
Seminario “La información religiosa durante el Pontificado de Juan Pablo II”  (verprograma) 


Y  en el mes de octubre (días 15 y 16)  Coloquio de Estudios De la Dictadura a la Democracia – “La Iglesia Católica en América Latina durante el Pontificado de Juan Pablo II ( 1978 – 2000). Mediaciones y Transiciones pacificas”  (ver programa). 

domingo, 29 de julio de 2012

Cardenal Stanislaw Nagy: “Nunca he visto a nadie celebrar la misa así”


Entrevista realizada por Wlodzimierz Redzioch al Cardenal Stanislaw Nagy publicada por Osservatore Romano el 1 de mayo de 2011, con motivo de la beatificación de Juan Pablo II
.

El 28 de septiembre de 2003 Juan Pablo II anuncio el noveno consistorio de su pontificado, para elevar a la dignidad cardenalicia a treinta eclesiásticos. Entre los nuevos purpurados muchos eran personalidades de la Curia y arzobispos residenciales ya conocidos por el gran publico. Pero en la lista había tan bien tres nombres casi desconocidos para la mayoría: el belga Gustaaf Joos, el checo Tomaš Špidlik y el polaco Stanislaw Nagy.  El Papa Wojtyla continuaba asì la tradición de conceder el cardenalato insignes teólogos en señal de reconocimiento por sus méritos en el campo de los estudios y de la investigación.
Entre los nuevos cardenales, Nagy era la persona que el Papa conocía mejor. Lo unían a él vínculos de una larga amistad. Sacerdote del Sagrado Corazón de Jesus, nacido en Silesia, Nagy había estudiado en la Universidad Jaguellonica de Cracovia y sucesivamente en la Universidad católica de Lublin, a la cual quedaría unido para toda la vida como profesor de teología fundamental y teología del ecumenismo. Precisamente allí, conoció a Karol Wojtyla, también el docente en el ateneo: conocimiento que con el paso de los años se fue transformando en una verdadera amistad, basada en la estima reciproca, como lo cuenta el mismo cardenal Nagy en esta entrevista a nuestro diario:



Se dice que usted  y Wojtyla se hicieron amigos durante los viajes ralizados juntos de noche de Cracovia a Lublin….
Ya nos habíamos conocido antes, pero es verdad que durante mucho tiempo viajamos juntos de Cracovia a Lublin. Tomábamos el tren de noche para estar en Lublin ya de mañana, estos viajes fueron indudablemente una buena ocasión para carlar y conocernos mejor.

¿En cuáles campos trabajo junto al cardenal Wojtyla?
Colaboramos en varias ocasiones. Ante todo durante los dos sínodos de la Iglesia de Cracovia: yo era responsable de la sección teológica; por lo tanto debía estar en continuo contacto con él. Pero ya antes nos habíamos encontrado durante los trabajos del concilio Vaticano II, en el cual el entonces obispo Wojtyla participo desde el inicio. Yo enseñaba en la cátedra de teología fundamental: por eso conocía mejor las problemáticas eclesiológicas que Wojtyla – cuya formación era esencialmente filosófica – debía afrontar durante el Concilio.  Por ello intercambiábamos ideas con frecuencia y yo aprovechaba la ocasión para tener noticias sobre el desarrollo del Concilio.

Qué papel tuvo el arzobispo de Cracovia durante el período del régimen comunista?
El régimen tenia la intención de crear divisiones dentro de la Iglesia polaca, sobre todo a través del intento de enfrentar al cardenal primado Wyszynski y al cardenal de Cracovia Wojtyla.  Al inicio las autoridades comunistas consideraban al arzobispo de Cracovia como  un pastor dinámico pero poco interesado en la política, juzgándolo así menos peligroso para ellos. Fue un error garrafal, además, de este modo el régimen terminó por crear dos puntos de referencia de la oposición anticomunista. Wojtyla estaba completamente dedicado a la causa de la patria y de la Iglesia polaca. Y cuando, en la segunda mitad de los años sesenta, el anciano primado era menos activo, el arzobispo de Cracovia se convirtió para los comunistas en el enemigo número uno. Por ello el régimen sufrió un verdadero shock con la elección al pontificado de Wojtyla.

¿Mantuvo los contactos con su viejo amigo también después de 1978?
No oculto que su elección a la cátedra pontificia fue para mi una grande y agradable sorpresa. Pensaba que desde entonces nuestras relaciones ya no serian como antes. Pero me equivocaba. Lo entendía enseguida: después de la solemne misa de inicio del pontificado – a la cual no pude asistir junto a los demás sacerdotes de Cracovia -, el Papa me envió una carta personal en la que me daba a entender que quería encontrarse conmigo lo antes posible. Por lo tanto, nuestros contactos no se han interrumpido nunca. Además, otra ocasión de colaboración fue cuando fui nombrado por él miembro de la Comisión teológica internacional. El Papa estaba vivamente interesado en los trabajos de la Comisión y hablábamos frecuentemente de los temas tratados. Luego, en los últimos años del pontificado, Wojtyla me invitó a menudo a Castelgandolfo.

En sus conversaciones emergían también posiciones divergentes sobre algunos temas?
Digamos que podía suceder que el teólogo de Lublin y el Romano Pontifice tuvieran alguna vez opiniones diversas. Me limito a recordar una pequeña ocasión de divergencia acerca del proyecto del nuevo Catecismo de la Iglesia católica: yo lo consideraba difícilmente realizable; él, en cambio, estaba entusiasmado con el proyecto. Pero al final él tuvo razón.

Todos aquellos que tuvieron ocasión de participar en la misa celebrada por Juan Pablo II en su capilla privada quedaron impresionados. ¿ Cuál fue su experiencia?
Cada vez que estaba en Roma concelebraba la misa con el Papa. Para él la Eucaristía era un gran misterio vivido de modo muy intensísimo en cada momento. Quedé impresionado cuando, celebrando la misa en el período de su enfermedad, lo veía arrodillarse siempre, aunque le costaba un gran esfuerzo: con este gesto se comprende el valor que daba a la Eucaristía. Debo reconocer que nunca he visto a nadie celebrar la misa así.

De qué modo la experiencia del sufrimiento marcó el pontificado del Papa?
La síntesis del pensamiento de Juan Pablo II sobre el sufrimiento se encuentra en la carta apostólica Salvifici doloris. El propio Papa reaccionaba a su decadencia física con gran heroísmo y con espíritu de total aceptación de la voluntad de Dios.  Nunca lo vi ponerse nervioso o quejarse por su sufrimiento.  Más aùn, sus problemas de salud no limitaban su dedicación total a la misión petrina.

¿Cómo acogió la decisión de Wojtyla de elevarlo al cardenalato?
Para mí se trató de una verdadera sorpresa. Supe de mi nombramiento a las 7 de la mañana del mismo día del anuncio oficial. Al no ser obispo ni tener grandes méritos pastorales, creo que el Papa de este modo quería rendir homenaje a mi actividad de teólogo. La noticia en cierta forma me desconcertó. Entonces acudí a la capilla: era el mejor lugar para reflexionar sobre ello rezando.

¿Qué cosa ha significado para la Iglesia polaca el pontificado de Juan Pablo II?

Karol Wojtyla tenía un gran amor por su patria. Nunca ocultó sus raíces polacas, desde el famoso discurso de inicio del pontificado, cuando dijo que el nuevo Papa venia «de un país lejano». Como Pontífice se sentía responsable también de la Iglesia de la cual había sido obispo. Obviamente sus sentimientos hacia Polonia no limitaban su amor por toda la Iglesia y, particularmente, por los pobres del mundo. Estos sentimientos nacían de su modo de concebir la misión petrina: ser servidor de la Iglesia y de toda la humanidad.

sábado, 28 de julio de 2012

Juan Pablo II a los “centinelas del mañana” en la Vigilia de Tor Vergata JMJ 2000



Invito ver el video del Papa Juan Pablo II con los jóvenes en la vigilia de oración en Tor Vergata (19 de agosto). Ver el video es volver a vivir aquella inolvidable velada.

En su discurso el Papa decía:
“Cristo dijo a Tomás: “Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído” (Jn 20,29). Todo ser humano tiene en su interior algo del Apóstol Tomás. Es tentado por la incredulidad y se plantea las preguntas fundamentales: ¿Es verdad que Dios existe? ¿Es verdad que el mundo ha sido creado por Él? ¿Es verdad que el Hijo de Dios se ha hecho hombre, ha muerto y ha resucitado? La respuesta surge junto con la experiencia que la persona hace de su divina presencia. Es necesario abrir los ojos y el corazón a la luz del Espíritu Santo. Entonces a cada uno le hablarán las heridas abiertas de Cristo resucitado: “Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído”. “
“En el año 2000, ¿es difícil creer? Sí, es difícil. No hay que ocultarlo. Es difícil, pero con la ayuda de la gracia es posible, como Jesús dijo a Pedro: “No te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos” (Mt 16,17).”

“Esta tarde os entregaré el Evangelio. Es el regalo que el Papa os deja en esta vigilia inolvidable. La palabra que contiene es la palabra de Jesús. Si la escucháis en silencio, en oración, dejándoos ayudar por el sabio consejo de vuestros sacerdotes y educadores con el fin de comprenderla para vuestra vida, entonces encontraréis a Cristo y lo seguiréis, entregando día a día la vida por Él.

En realidad, es a Jesús a quien buscáis cuando soñáis la felicidad; es Él quien os espera cuando no os satisface nada de lo que encontráis; es Él la belleza que tanto os atrae; es Él quien os provoca con esa sed de radicalidad que no os permite dejaros llevar del conformismo; es Él quien os empuja a dejar las máscaras que falsean la vida; es Él quien os lee en el corazón las decisiones más auténticas que otros querrían sofocar. Es Jesús el que suscita en vosotros el deseo de hacer de vuestra vida algo grande, la voluntad de seguir un ideal, el rechazo a dejaros atrapar por la mediocridad, la valentía de comprometeros con humildad y perseverancia para mejoraros a vosotros mismos y a la sociedad, haciéndola más humana y fraterna.

Queridos jóvenes del siglo que comienza, diciendo “sí” a Cristo decís “sí” a todos vuestros ideales más nobles. Le pido que reine en vuestros corazones y en la humanidad del nuevo siglo y milenio. No tengáis miedo de entregaros a Él. Él os guiará, os dará la fuerza para seguirlo todos los días y en cada situación.
Que María Santísima, la Virgen que dijo “sí” a Dios durante toda su vida, que los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y todos los Santos y Santas que han marcado el camino de la Iglesia a través de los siglos, os conserven siempre en este santo propósito. “

Y los jóvenes recibían la luz de Cristo y la bendición del Papa.
Hay un proverbio polaco,  terminaba el Papa,  «Si vives con los jóvenes, también tú deberás ser joven» Así, regreso rejuvenecido! Y emocionado y entusiasmado agradecía el diálogo…..



Invito visitar misposts JMJ 2000 

viernes, 27 de julio de 2012

Karol Wojtyla nos revela al “apóstol” Jan Tyranowski (4 de 4)




 “El fue un apóstol de la grandeza de Dios, de la belleza de Dios y de la trascendencia de Dios y lo habia aprendido de su guía espiritual San Juan de la Cruz. Dios existe dentro de nosotros no para que lo sofoquemos en los limites de nuestro espíritu humano;  Dios está dentro nuestro para apartarnos de nosotros hacia Su trascendencia sobrenatural. Ese además era el objetivo primordial del empeño de Jan.  En esto él era el más fuerte, el más claro, el más convincente, el más apostólico. Dios está dentro nuestro.  Jan lo sabía.  Con frecuencia podía encontrarse a Jan a orillas del Wisla, o en su propia casa, hablándoles a los jóvenes acerca de la esencia de las virtudes de Dios, los métodos de meditación o los misterios de los dones del Espíritu Santo. Estas charlas estaban lejos de ser perfectas, pero como ya hemos mencionado antes era en estas meditaciones donde se descubría la fuente de su fortaleza.  Si tuviésemos que  resumir el estilo apostólico de Jan, deberíamos decir que él no buscaba educarnos para ser meramente buenos,  no era moralista ni psicólogo.  El era un verdadero educador y teólogo. El era consciente de los dones depositados por la Gracia Divina en la profundidad del alma humana y quería hacer emerger esta gracia en el hombre. El quería descubrirla y ponerla en evidencia en cada uno de sus jóvenes discípulos. El quería ayudar a desarrollar este recurso en el hombre, un recurso que debemos seguir descubriendo…
La postrera experiencia de Jan para  nosotros fue su enfermedad y muerte. Pero agrego algunos datos más sobre su persona:
Este hombre no fue una ficción o un símbolo, sino un ser viviente real. Su nombre era Tyranowski. Jan Tyranowski. Vivio en Krakow, en Debniki, en la calle Rozana 15. Nació en 1900 y murió en marzo de 1947…Su familia era de típica clase media suburbana. Su padre y su hermano Eduardo murieron antes que él y su madre  cuando el yacía en su propio lecho de muerte. Es de notar que sus actitudes, por ejemplo la manera de usar su reloj, sus expresiones, todos los detalles que son el reflejo de un entorno social, eran totalmente acordes a ese ambiente.  La diferencia real y total estaba oculta en su interior, y era desde adentro que todas sus costumbres habituales cobraban un carácter particular.  Jan seguía su vida según el libro Mistyka del padre Semenenko. Más tarde San Juan de la Cruz y Santa Teresa del Niño Jesús llegaron a ser sus maestros por excelencia. No solamente sus maestros sino que lo llevaron a descubrirse a sí mismo, explicaron y justificaron toda su vida.
La muerte de Jan fue sin dudas una forma de sacrificio.  Jan enfrento la muerte concientemente, la deseaba y oraba por ella….(Karol Wojtyla, “El apóstol”, TP, 5/1949)  

(traducido de The Making of the Pope of the Millenium – Kalendarium of the Life of Karol Wojtyla,  de Adam Boniecki, MIC (Marian Press, 2000). El original en polaco fue publicado en 1983;  la traducción al  inglés -  ampliada y revisada -   en el 2000,  fue dedicada al Papa Juan Pablo  II al cumplir 80 años. ( “El apóstol”, un articulo sobre Jan Tyranowski,  segundo ensayo de  Karol Wojtyla(, contiene datos autobiográficos y  fue  publicado en Tygodnik Powsechny  en marzo de 1949)

miércoles, 25 de julio de 2012

Juan Pablo II Ceremonia de beatificación - Videos TV2000 en You Tube




A continuación todos los enlaces a los videos de TV2000 en You Tube que comprenden la ceremonia completa – en italiano;)  (incluidos testimonios, entrevistas y comentarios) de la beatificación del Papa Juan Pablo II. Van detallados todos los enlaces;   quien quiera verlo completo y ordenadamente comenzando por la 1ra parte (al igual que en el resto de los enlaces) al pie del video está el enlace al  video siguiente.


martes, 24 de julio de 2012

Juan Pablo II Oración por los jóvenes - 10 años de la última JMJ de Juan Pablo II (2)


(la fotografía es de Catholic Register)

Señor Jesucristo
conserva a estos jóvenes en tu amor.


Haz que oigan tu voz 
y crean en lo que dices, 
porque sólo tú tienes 
palabras de vida eterna.


Enséñales cómo profesar su fe, 
cómo dar su amor, 
cómo comunicar su esperanza 
a los demás.


Hazlos testigos convincentes 
de tu Evangelio, 
en un mundo que tanto necesita 
de tu gracia que salva.


Haz de ellos el nuevo pueblo 
de las Bienaventuranzas, 
para que sean la sal de la tierra 
y la luz del mundo 
al inicio del tercer milenio cristiano.


María, Madre de la Iglesia, 
protege y guía 
a estos muchachos y muchachas 
del siglo XXI.


Abrázalos a todos 
en tu corazón materno.

Amén.

10 años de la última JMJ de Juan Pablo II (1)


(las fotografías son de Catholic Register)


Se cumplen 10 años de la última JMJ de JuanPablo II,  una JMJ (23-28 de julio 2002)  por cierto muy especial, única aquella que “a orillas del lago de Ontario parecía revivir la experiencia de la gente de Galilea en las márgenes del lago de Tiberíades, cuando Jesús entregó a las multitudes reunidas en torno a sí la espléndida y comprometedora "proclama" de las Bienaventuranzas. Los jóvenes congregados en Toronto se dieron cuenta de que en las palabras de Jesús se hallaba la respuesta a las expectativas de alegría y esperanza que alberga su corazón. Una respuesta que convence, entre otras razones, porque Jesús no se limitó a enunciar las Bienaventuranzas, sino que también las vivió hasta la entrega suprema.”  (Juan Pablo II a su regreso enel Ángelus del 4 de agosto 2002) 


A su vez una Jornada tan única como lo son todas,  solo que esta fue una suerte de despedida que muchos presintieron como tal y que Juan Pablo II mismo hizo entrever en sus palabras. De alguna manera se despedía de sus Jornadas pero dejaba su mensaje fuerte, vigoroso…. imborrable la impronta de su legado. Un hombre santo, anciano, que contagiaba vida, una vida que los jóvenes supieron interpretar desde los primeros momentos de su llegada a Toronto.  Fueron momentos históricos escriben en la novena preparada en Canadá para la beatificación, que comenzaron con un pequeño gesto. Atentos a las dificultades del Papa se le había preparado un elevador para que no tuviera que bajar por la escalerilla del avión, sin embargo él desafiando el momento  fue al encuentro de los jóvenes escalón tras escalón porque entre los jóvenes él se sentía joven!  


La JMJ 2002 fue una JMJ que en cierta manera se presentaba difícil. El mismo cardenal Ambrozic decía de los preparativos:  “Cuando en Denver en 1993 tuvimos nuestro primer encuentro para las Jornadas Mundiales de la Juventud que se realizarían en Toronto, asistí a esa reunión algo escéptico. Dudoso si se quiere. Pero allí descubrí un nuevo mundo”…. un mundo que ya había olvidado. Los jóvenes me sorprendieron.”

Y el Papa Juan Pablo II en el Ángelus en la Plaza San Pedro previo a su partida expresaba: 
“Los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre del año pasado y del conflicto en Tierra Santa han proyectado sobre el mundo una sombra oscura. Pero Jesús exhorta a sus discípulos a no tener miedo, y les repite: "Vosotros sois la sal de la tierra... Vosotros sois la luz del mundo" (Mt 5, 13-14). Los jóvenes cristianos, que se encontrarán en Toronto, se hallan dispuestos a responder a Cristo: ¡Aquí estamos! En tu palabra, y sin miedo, echaremos las redes del Evangelio (cf. Lc 5, 5).”

Y precisamente de eso se trata : echar las redes…..aunque a veces pareciera que pasadas las Jornadas se atenúa el entusiasmo, se acallan las voces. Y sin embargo ese fuego interno, esa chispa encendida entre oraciones, adoración y momentos vividos en comunidad se atesoran en lo hondo del corazón. .No siempre saltan a la vista cambios radicales, inmediatos,  pero como decía el padre Rosica, Director Nacional de la JMJ (WYD) 2002 en Toronto “se trata de sembrar. No es unahistoria de éxito de un concierto de rock, sino que estamos hablando desembrar….”

Lo confirma el asistente del padre Rosica Pedro Guevara Mann quien reconoce que su vocación es fruto de la JMJ y que no ocurrió de repente. Son pequeños cambios que van mostrándote que significa ser discípulo, que significa ser apóstol, que significa servir, que significa trabajar para la Iglesia”.

Invito visitor posts etiquetados JMJ 2002 

sábado, 21 de julio de 2012

Juan Pablo II : El reto de la Nueva Evangelización (2 de 2) «La Iglesia es por naturaleza misionera»




En el capitulo 18 de Cruzando el Umbral de la Esperanza, bajo el titulo "El reto de la nueva evangelización", Vittorio Messori le pide a Juan Pablo II que explique dos términos que aparecen con frecuencia en sus enseñanzas: “evangelización” y “nueva evangelización”.

El Papa responde extensamente explicando los términos y habla de la historia de la evangelización, las diferentes misiones y la vitalidad de la Iglesia, hasta llegar a la actualidad. 




Es sintomático que la Redemptoris missio hable de una nueva primavera de la evangelización, y es aún más significativo el hecho de que esta Encíclica haya sido acogida con gran satisfacción, incluso con entusiasmo, en tantos ambientes. Después de la Evangelii nuntiandi, se propone como una nueva síntesis de la enseñanza sobre la evangelización del mundo contemporáneo.

La Encíclica precisa cuáles son los principales problemas; llama por su nombre a los obstáculos que se acumulan en el camino de la evangelización; aclara algunos conceptos, de los que a veces se abusa, especialmente en el lenguaje eriodístico; finalmente señala las partes del mundo, por ejemplo los países poscomunistas, en las que la verdad del Evangelio es esperada de una manera especial. Para éstos, que son países de largo pasado cristiano, se impone una especie de «re-evangelización».

La nueva evangelización no tiene nada que ver con lo que diversas publicaciones han insinuado, hablando de restauración, o lanzando la palabra proselitismo en tono de acusación, o echando mano de conceptos como pluralismo y tolerancia, entendidos unilateral y tendenciosamente.  Una profunda lectura de la Declaraciónconciliar Dignitatis humanae sobre la libertad religiosa ayudaría a esclarecer tales problemas, y también a disipar los temores que se intenta despertar, quizá con el fin de arrancar a la Iglesia el coraje y el empuje para acometer su misión evangelizadora. Y esa misión pertenece a la esencia de la Iglesia. El Concilio Vaticano II hizo una declaración de principios afirmando que «la Iglesia [...] es por naturaleza misionera» (Ad Gentes, 2).
[…]

Hoy se da, pues, la clara necesidad de una nueva evangelización. Existe la necesidad de un anuncio evangélico que se haga peregrino junto al hombre, que se ponga en camino con la joven generación. ¿Tal necesidad no es ya en sí misma un slntoma del ano 2000, que se está acercando? Cada vez más a menudo los peregrinos miran hacia Tierra Santa, hacia Nazaret, Belén y Jerusalén. El pueblo de Dios de la Antigua y de la Nueva Alianza vive en las nuevas generaciones y, al finalizar este siglo xx, tiene la misma conciencia de Abraham, el cual siguió la voz de Dios que lo llamaba a emprender la peregrinación de la fe. ¿Qué palabra oímos con más frecuencia en el Evangelio sino ésta?: «Sígueme» (Mateo 8,22). Esa palabra llama a los hombres de hoy, especialmente a los jóvenes, a ponerse en camino por las rutas del Evangelio en dirección a un mundo mejor.”

viernes, 20 de julio de 2012

Un nuevo sol – Himno II JMJ Buenos Aires 1987 Juan Pablo II en la Argentina (27)



UN NUEVO SOL – 



El día del amigo se celebra en casi todas las Américas en diferentes fechas. En la Argentina lo festejamos hoy.  En Europa es menos común, pero no importa este post va dedicado a todos los amigos del blog de cualquier parte del mundo!

Feliz día del amigo! 
y un pedido especial de oración por las victimas (y sus familias) de la violencia en el Teatro Aurora de Denver, USA




Lo sabemos: el camino es el amor 


Una tierra que no tiene fronteras
sino manos que juntas formarán
una cadena más fuerte
que la guerra y que la muerte.


Lo sabemos: el camino es el amor


Una patria más justa y más fraterna
donde todos construyamos la unidad
donde nadie es desplazado,
porque todos son llamados.

Lo sabemos...


Un nuevo sol se levanta
sobre la nueva civilización
que nace hoy.
Una cadena más fuerte
que el odio y que la muerte
lo sabemos: el camino es el amor.



La justicia es la fuerza de la paz
el amor, quien hace perdonar.
La verdad, la fuerza que nos da liberación.

Lo sabemos...


El que tiene comparte su riqueza
y el que sabe no impone su verdad.
El que manda entiende
que el poder es un servicio.

Lo sabemos...


El que cree contagia con su vida
y el dolor se cubre con amor
porque el hombre se siente solidario
solidario con el mundo.

Lo sabemos... 

jueves, 19 de julio de 2012

Los niños desnutridos de El Sahel


Hoy leo en Zenit:
Un millón de niños desnutridos Alarma por el agravamiento de la crisis en el Sahel
GINEBRA, jueves 19 julio 2012 (ZENIT.org).- En el Sahel hay un millón de niños gravemente desnutridos en espera de recibir las ayudas indispensables para su supervivencia. El dato, que amenaza con agravarse por la crisis del norte de Malí, es confirmado por los más recientes informes internacionales y fue recordado este martes en un comunicado de Médicos sin Fronteras. Es el número más alto nunca registrado en la historia y la respuesta a tal situación no puede ser sólo de emergencia sino que exige soluciones a largo plazo. Este año, todos los países del Sahel más golpeados por la desnutrición han desarrollado un ambicioso plan preventivo de respuesta a la emergencia, pero según muchos observadores esta no podrá ser la única opción en marcha, y hay que considerar la lucha a la desnutrición como un problema de salud pública y una prioridad política y social.

Invito visitar mis posts etiquetados El Sahel.  En uno de ellos Ricardo comentaba: 
“Y pensar que a veces parecería que nos mal acostumbramos a la obscenidad de la miseria... Y no sólo en el África, sino también por estos pagos. Juan Pablo II seguramente andará abogando por los pobres y por nosotros para que abramos los ojos Un gran abrazo. Paz y Bien. Ricardo”

Y  yo le respondia: 
"Gracias Ricardo. Parecería que el problema del Africa y el nuestro son tan distintos ....y sin embargo en el fondo creo que son tan similares. Si desapareciese la corrupción y se abrieran al menos un poco más los corazones cuanta menos pobreza habría."

La situación no ha cambiado…. ni aquí ni en Africa!  Al contrario, todo indica que ha aumentado en ambos lados….   Que hacemos para concientizar  a nuestros niños que hay otros niños que no tienen nada para comer mientras ellos rechazan y fruncen ceños cuando alguna comida no les gusta?   Y nosotros mismos cuantas veces tiramos, desechamos alimentos que otros se arrastrarían para poder alcanzar? 

Quizás no podamos hacer mucho ni aquí ni alla para paliar esta hambruna, pero lo que si podemos y debemos hacer es despertar conciencias!

miércoles, 18 de julio de 2012

Plegaria de Juan Pablo II por la Nueva Evangelización de América Latina - Evangelización, nueva evangelización y colegialidad a partir del Concilio Vaticano II Juan Pablo II (6)


(Zurbarán : Inmaculada Concepción)



María Santísima, Madre de nuestra América, 
por la predicación del Evangelio
nuestros pueblos conocen que son hermanos
y que Tú eres la Inmaculada y llena de gracia.

Con certeza filial sabemos
que en tu oído está el anuncio del ángel,
en tus labios, el cántico de alabanza,
en tus brazos, Dios hecho Niño,
en tu corazón, la cruz del Gólgota,
en tu frente, la luz y fuego del Espíritu Santo,
y bajo tus pies, la serpiente derrotada.

Madre nuestra Santísima,
en esta hora de Nueva Evangelización,
ruega por nosotros al Redentor del hombre;
que Él nos rescate del pecado
y de cuanto nos esclaviza;
que nos una con el vínculo de la fidelidad
a la Iglesia y a los Pastores que la guían.

Muestra tu amor de Madre a los pobres,
a los que sufren y a cuantos buscan el reino de tu Hijo.
Alienta nuestros esfuerzos por construir
el continente de la esperanza solidaria,
en la verdad, la justicia y el amor.

Agradecemos profundamente el don de la fe
y glorificamos contigo al Padre de las misericordias,
por tu Hijo Jesús, en el Espíritu Santo.
Amén.
(Beato Juan Pablo II en el Estadio de Santo Domingo 12 de octubre de 1984)

martes, 17 de julio de 2012

El escándalo de la pedofilia en el mundo y en la Iglesia (inspirado en un post del Prof. Juan Jose Garcia Noblejas)



Sobre el abuso de menores (pedofilia) es casi imposible encontrar un adjetivo que se adecúe a esta increíble bajeza del ser humano que se da en todos los rincones del mundo.  También la Iglesia ha estado involucrada e invito leer la dolorosa carta pastoral del Santo Padre Benedicto XVI a los católicosde Irlanda.     Y no es casualidad que en el Vía Crucisde 2005, el entonces cardenal Joseph Ratzinger no usara medias palabras cuando revelaba con disgusto: «!Cuánta suciedad hay en la Iglesia! Incluso entre quienes, en el sacerdocio, deberían pertenecer completamente a Jesús. ¡Cuánta soberbia! ¡Cuánta autosuficiencia!».” (cita del post del Prof. Noblejas) 

No puedo dejar de  mencionar, por otra parte, que en esta parte del mundo la prensa se regodea con cualquier “escándalo” dentro de la Iglesia católica. Y sin embargo cuando,  hechas las averiguaciones del caso,  resultan ser falsas son escasas las lineas que se dedican a la inocencia del acusado o a la falsedad de descréditos y acusaciones. Damos como ejemplo el caso del padre Julio Cesar Grassi,  quien después de 8 años de falsedades publicadas a los cuatro vientos y luchas judiciales en lo que Hugo Portal llamo “aberración jurídica” ha sido finalmente absuelto de toda culpa, pero  solo “condicionalmente”, supongo que  para evitar que se desacredite  a aquellos profesionales  que estuvieron involucrados en su juicio  que merecerían, sin lugar a dudas,  ser investigados y castigados no solo por la injusticia de la investigación sino en gran medida por el daño causado a los niños de la Fundación Felices los Niños.  Aclaro que  poco y nada podrá encontrarse en los medios acerca de esta  absolución, solo fue prensa durante las acusaciones. Espero que pronto salga a la venta un libro que según Portal está en preparación sobre el caso. En este video puede verse al padre Grassi para tener una somera idea del caso.  

En este blog nunca he mencionado el tema de la pedofilia ni dentro ni fuera de la Iglesia. Me sentí inspirada a hacerlo al leer el muy interesante post (del año 2010 pero no ha perdido vigencia) del  Prof. Juan JoseGarcia Noblejas titulado  JoaquínNavarro-Valls: "El Papa y el escándalo de la pedofilia” con buenos enlaces para mas información.     Comenta allí el Prof. Noblejas “personalmente me ha parecido un texto de primera categoría, que sitúa el penoso fenómeno en un contexto real, más amplio que la interesada acusación a la Iglesia.”   
Me parecieron muy interesantes además las palabras conclusivas del Dr. Joaquin Navarro-Valls  “Si deseamos combatir los delitos sexuales sobre los menores, al menos en nuestras sociedades democráticas, entonces debemos evitar ensuciarnos la conciencia, mirando exclusivamente hacia donde el fenómeno se produce con gravedad moral quizá incluso mayor, pero en medida ciertamente menor. Antes de poder juzgar a quien hace algo, se debería tener los redaños y la honestidad de reconocer que no se está haciendo lo suficiente. Y procurar hacer algo semejante a lo que está haciendo el Papa. Si no es así, sería mejor dejar de hablar de pedofilia y comenzar a discutir acerca de la fobia furibunda desencadenada contra la Iglesia católica. Esta última acción, en efecto, parece hecha con gran habilidad y con escrúpulo meticuloso en la investigación, y –sin embargo- con evidente mala fe.”




lunes, 16 de julio de 2012

Juan Pablo II Consagración de Chile a la Virgen del Carmen 1987





En su tercera jornada de visita a Chile en el año 1987, Juan Pablo II visito el Templo Votivo de Maipú, donde se reunió con religiosas y miembros de institutos seculares. Ante la presencia de decenas de miles de fieles, coronando la imagen de la Virgen María, bajo la advocación de la Virgen del Carmen, como patrona de Chile y sus Fuerzas Armadas. (Santuario Nacional de Maipú) 




1. Te bendecimos, ¡oh Dios nuestro!, Padre, Hijo y Espíritu
Santo, porque elegiste a María, desde antes de la creación del
mundo, para ser santa e inmaculada ante Ti por el amor.
En previsión de los méritos de Cristo,
la redimiste y constituiste Madre del mismo Redentor.
Por virtud del Espíritu Santo hiciste de Ella para siempre
templo de tu gloria, una nueva criatura,
primicia de la nueva humanidad.
¡Bendito seas por siempre, Señor!

2. ¡Bendita Tú entre las mujeres, Virgen María,
y bendito el fruto de tu seno, Jesús!
En Ti, la llena de gracia, se refleja la bondad de Dios
y el destino de la criatura humana,
para alabanza de la gloria de su gracia
con la que nos enriqueció en su Hijo muy amado,
que es nuestro Hermano e Hijo tuyo, Jesucristo.
Tú, la humilde sierva del Señor,
eres el modelo de los discípulos de Cristo
que consagran su vida a realizar la voluntad del Padre
para la venida de su reino.

3. ¡Santa María, Madre de Cristo,
Madre de Dios y Madre nuestra!
Bajo tu amparo nos acogemos,
a tu intercesión maternal nos confiamos.
Como Tú te consagraste totalmente a Dios,
nosotros, siguiendo tu ejemplo
y en comunión contigo,
nos consagramos a Cristo el Señor;
nos consagramos también a Ti, nuestro modelo,
porque queremos hacer en todo la voluntad del Padre,
y ser como Tú fieles a las inspiraciones del Espíritu.

4. ¡Virgen del Carmen de Maipú,
Reina y Patrona del pueblo chileno!

A tu corazón de Madre encomiendo la Iglesia
y todos los habitantes de Chile:
los Pastores y los fieles,
todos los hijos de esta nación.
Que bajo tu protección maternal,
Chile sea una familia unida en el hogar común,
una patria reconciliada en el perdón
y en el olvido de las injurias,
en la paz y en el amor de Cristo.
Tú que eres la Madre de la Vida verdadera,
enséñanos a ser testigos del Dios vivo,
del amor que es más fuerte que la muerte,
del perdón que disculpa las ofensas,
de la esperanza que mira hacia el futuro
para construir, con la fuerza del Evangelio,
la civilización del amor en una patria reconciliada y en paz.

5. ¡Santa María de la Esperanza,
Virgen del Carmen y Madre de Chile!

Extiende tu escapulario, como manto de protección,
sobre las ciudades y los pueblos, sobre la cordillera y el mar,
sobre hombres y mujeres, jóvenes y niños,
ancianos y enfermos, huérfanos y afligidos,
sobre los hijos fieles y sobre las ovejas descarriadas.
Tú, que en cada hogar chileno tienes un altar familiar,
que en cada corazón chileno tienes un altar vivo,
acoge la plegaria de tu pueblo, que ahora, con el Papa, de nuevo se consagra a Ti.
Estrella de los mares y Faro de luz,
consuelo seguro para el pueblo peregrino,
guía los pasos de Chile en su peregrinar terreno,
para que recorra siempre senderos de paz y de concordia,
caminos de Evangelio, de progreso, de justicia y libertad.
Reconcilia a los hermanos en un abrazo fraterno;
que desaparezcan los odios y los rencores,
que se superen las divisiones y las barreras,
que se unan las rupturas y sanen las heridas.
Haz que Cristo sea nuestra Paz,
que su perdón renueve los corazones,
que su Palabra sea esperanza y fermento en la sociedad.

6. ¡Madre de la Iglesia y de todos los hombres!
Inspira y conserva la fidelidad a Cristo
en la nación chilena y en el continente latinoamericano.
Mantén viva la unidad de la Iglesia bajo la cruz de tu Hijo.
Haz que los hombres de todos los pueblos,
reconozcan su mismo origen y su idéntico destino,
se respeten y amen como hijos del mismo Padre,
en Cristo Jesús, nuestro único Salvador,
en el Espíritu Santo que renueva la faz de la tierra,
para gloria y alabanza de la Santísima Trinidad.
Amén.

(Invito visitar posts etiquetados Carmelo)

domingo, 15 de julio de 2012

Chile celebra a su Patrona Nuestra Señora del Carmen




Santuario Nacional de Maipú

Invito visitar posts etiquetados Carmelo

Evangelización, nueva evangelización y colegialidad a partir del Concilio Vaticano II Juan Pablo II (5) Una nueva evangelización con la fuerza de la cruz


(las dos fotografías pertenecen a Martin Hudacek, joven escultor eslovaco)


En la Vigilia de la JMJ 1987 en Buenos Aires  presidia el encuentro la gran cruz que había encabezado todas las ceremonias del Año Santo de la redención y que el Domingo de Resurrección el Papa entregara a los jóvenes, diciéndoles: “Queridísimos jóvenes, al final del Año Santo os confío el signo mismo de este Año Jubilar. ¡La cruz de Cristo! Llevadla por el mundo como señal del amor de nuestro Señor Jesucristo a la humanidad, y anunciad a todos que sólo en Cristo muerto y resucitado está la salvación y la redención”.
En esa misma Vigilia el Papa respondía a los jóvenes:   “Me habéis preguntado cuál es el problema de la humanidad que más me preocupa. Precisamente éste: pensar en los hombres que aún no conocen a Cristo, que no han descubierto la gran verdad del amor de Dios. Ver una humanidad que se aleja del Señor, que quiere crecer al margen de Dios o incluso negando su existencia. Una humanidad sin Padre, y por consiguiente, sin amor, huérfana y desorientada, capaz de seguir matando a los hombres que ya no considera como hermanos, y así preparar su propia autodestrucción y aniquilamiento. Por eso, mis queridos jóvenes  quiero de nuevo comprometeros hoy a ser apóstoles de una nueva evangelización para construir la civilización del amor”.
Juan Pablo II recordaba a los jóvenes que el  12 de octubre de 1984 en la Celebración de la Palabra en Santo Domingo  había entregado a los Presidentes de las Conferencias Episcopales de este continente sendas reproducciones de aquella primera cruz, clavada en tierra americana.  Quería, con ese gesto, despertar una nueva evangelización, que demuestre la fuerza de la cruz en la renovación de todo hombre y de todas las realidades que forman parte de su existencia.


“Con la fuerza de la cruz que hoy es entregada a los obispos de cada nación; con la antorcha de Cristo en tus manos llenas de amor al hombre, parte, Iglesia de la nueva evangelización. Así podrás crear una nueva alborada eclesial. Y todos glorificaremos al Señor de la Verdad con la plegaria que recitaban al alba los navegantes de Colón:

“Bendita sea la luz 

y la Santa Veracruz 
y el Señor de la Verdad 
y la Santa Trinidad.

Bendita sea el alba 

y el Señor que nos la manda. 
Bendito sea el día 
y el Señor que nos lo envía”. Amén.”


Con motivo del V centenario del comienzo de la Evangelización en América se llevo a cabo en el Vaticano un Simposio acerca de la historia de la Evangelización del Nuevo Mundo. En su discurso ante este Simposio decía el papa Juan Pablo II: 

"Este Simposio tiene lugar antes de la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano que, durante el próximo mes de octubre, tratará en Santo Domingo sobre una nueva estrategia evangelizadora para el futuro. La citada Conferencia tendrá como tema «Nueva Evangelización, Promoción humana, Cultura cristiana», poniendo al Redentor del hombre y Señor de la historia en el centro de su programa evangelizador: «Jesucristo ayer, hoy y siempre» (Cf. Heb 13, 8)…..El Simposio está encuadrado en el marco sugestivo de este venturoso año 1992, en el que se cumple el V Centenario del comienzo de la Evangelización de América.”

El 12 de octubre de 1992 el Papa Juan Pablo II en su viaje apostólico a Santo Domingo (9 al 15 de octubre) inauguraba aquella IVConferencia General del Episcopado Latinoamericano que se reunía  “para perfilar las líneas maestras de una acción evangelizadora que ponga a Cristo en el corazón y en los labios de todos los latinoamericanos”,   “para celebrar a Jesucristo, para dar gracias a Dios por su presencia en estas tierras de América, donde hace ahora 500 a os comenzó a difundirse el mensaje de la salvación”. Aclaraba, sin embargo el Papa que “La evangelización propiamente dicha, sin embargo, comenzó con el segundo viaje de los descubridores, a quienes acompañaban los primeros misioneros.”  Agregaba tan bien elementos para las Conferencia: “En sus deliberaciones y conclusiones, esta Conferencia ha de saber conjugar los tres elementos doctrinales y pastorales, que constituyen como las tres coordenadas de la nueva evangelización: Cristología, Eclesiología y Antropología.”  El capitulo II de su discurso habla expresamente de la Nueva evangelización  

En el punto 10. Decía: “La novedad de la acción evangelizadora a que hemos convocado afecta a la actitud, al estilo, al esfuerzo y a la programación o, como propuse en Haití, al ardor, a los métodos y a la expresión.[30] Una evangelización nueva en su ardor supone una fe sólida, una caridad pastoral intensa y una recia fidelidad que, bajo la acción del Espíritu, generen una mística, un incontenible entusiasmo en la tarea de anunciar el Evangelio. En lenguaje neotestamentario es la «parresía» que inflama el corazón del apóstol.[31] Esta «parresía» ha de ser también el sello de vuestro apostolado en América. Nada puede haceros callar, pues sois heraldos de la verdad. La verdad de Cristo ha de iluminar las mentes y los corazones con la activa, incansable y pública proclamación de los valores cristianos.
  
Quien desee leer algo más sobre la historia del CELAM recomiendo leer estas dos conferencias del 17 de mayo del año 2005 en Lima:
Perspectiva teológica en las Conferencias Generales del Episcopado Latinoamericano en el marco de los 50 años del CELAM, una conferencia de S.E. Estanislao Esteban Karlic 17 de mayo de 2005. 
Recapitulando los 50 años del CELAM en el camino hacia la V Conferencia del Dr. GuzmánCarriquiry L

sábado, 14 de julio de 2012

Juan Pablo II encontrar durante las vacaciones el significado de la vida




La cita para la plegaria del “Ángelus” del Papa Juan Pablo II el 16 dejulio de 1989  – época de vacaciones en el hemisferio norte – era el Santuario mariano deOropa, “un lugar querido a la piedad no sólo de Piamonte sino también de las regiones cercanas del Valle de Aosta y de Suiza. Cruzando las montañas, los peregrinos han venido aquí durante siglos a venerar a la Virgen y a buscar en este santuario un lugar de paz y de meditación; más aún, siempre han considerado este lugar como la casa de la Virgen, dado que ha surgido precisamente como iglesia y morada de María: "ecclesia et domus Sanctae Mariae".”

Y continuaba Juan Pablo II en sus palabras “A sus devotos, y sobre todo a los jóvenes ―como Pier Giorgio Frassati, que solía venir aquí arriba para recogerse en oración― la Virgen se propone como asilo y refugio, como Madre celeste que abre su casa para permitir que cada uno viva la experiencia tonificante de un encuentro más profundo con Dios.
Muy queridos jóvenes que me escucháis: Descubrid también vosotros, como Pier Giorgio, el sendero del santuario, para emprender el camino espiritual que, bajo la guía de María, os lleve cada vez más cerca de Cristo. De esa forma podréis convertiros en sus testigos con la convicción y la incisividad que caracterizaron la acción apostólica de Pier Giorgio. Daréis testimonio de Cristo, como él, especialmente en el mundo universitario, en el que hay chicos y chicas que tal vez no han resuelto aún el problema del significado de su vida. Podréis, con vuestra palabra y con vuestro ejemplo, señalar en Cristo a Aquel que posee la solución verdaderamente satisfactoria de los interrogantes decisivos de la existencia.
No dudéis, queridos jóvenes, en venir aquí arriba a buscar luz y fuerza para vuestro camino de fe, a buscar una esperanza más firme para un compromiso cristiano valiente y coherente en el mundo contemporáneo. Pier Giorgio Frassati se ofrece a vosotros como figura eminente de laico de la Acción Católica perfectamente consciente del compromiso bautismal de contribuir, en plena sintonía con los Pastores de la Iglesia, a la animación cristiana del ambiente social.”

“Es cierto – decía Juan Pablo II en su homilía  con ocasión de labeatificación de Pier Giorgio Frassati que, para una mirada superficial, el estilo de Pier Giorgio Frassati, un joven moderno lleno de vida, no presenta gran cosa de extraordinario. Pero, precisamente esto constituye la originalidad de su virtud que invita a reflexionar y lleva a imitar.
En él la fe y los sucesos cotidianos se funden armónicamente hasta el punto que la adhesión al Evangelio se traduce en atención amorosa a los pobres y a los necesitados, creciendo continuamente hasta los últimos días de la enfermedad que lo llevará a la muerte. El gusto por la belleza y el arte, la pasión por el deporte y por la montaña, la atención a los problemas de la sociedad no le impiden la relación constante con el Absoluto.
¡Totalmente inmerso en el misterio de Dios y totalmente dedicado al constante servicio al prójimo: así podemos resumir su vida terrena!"


El Santuario de Oropa se encuentra en un lugar privilegiado a 1200 mts de altura a solo 20 minutos del centro de Biella y está  rodeado de una reserva natural  que invita a la reflexión y al descanso.  Según la tradición el santuario data del siglo IV y se debe a la iniciativa de San Eusebio, primer obispo de Vercelli.   Los primeros documentos escritos que hablan de Oropa, son de inicios del siglo XIII y allí se habla de la existencia de las primitivas iglesias de Santa Maria y de San Bartolomé, de carácter eremítico, que constituían un punto de referencia fundamental para los viajeros que desde el este se dirigían al Valle de Aosta.   
El Santuario está  situado en el Sagrado Monte de Oropa con sus 12 capillas,  construidas entre 1620 y 1720, cuando ya existía el antiguo Santuario,  que guardan estatuas de terracota policromada de Maria, y fue  declarado patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco.




Aunque Juan Pablo II no lo mencionaba en el Ángelus seguramente habrá relacionado su visita al Santuario de Oropa a su querido Santuario de Kalwaria Zebrzydowska  
-  un lugar santo para los polacos -   ubicado – al igual que este -  sobre un monte, si bien no tan alto, pero  de similares características en medio de la naturaleza y rodeado de capillas y senderos.  Y al hablar de Pier Giorgio Frassatti habrá recordado su época de juventud y peregrinaciones al querido Santuario, tan cercano a su natal Wadowice.  Si bien Kalwaria, tal como el mismo lo expresara en varias oportunidades,  fue para él un refugio de oración, un encuentro con su Madre en todo momento de su vida desde pequeño a su época de juventud y más tarde como seminarista, sacerdote y obispo.

FELICES VACACIONES Y BUEN DESCANSO A MIS AMIGOS DEL HEMISFERIO NORTE !
(Y también a los del sur, pues aquí entramos en  periodo de vacaciones (escolar;) de invierno !