Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 31 de mayo de 2014

Dos santos con el mismo “lema”: Totus Tuus (2 de 2) Ser más sabios que Salomón


Para ser, pues –en cierta forma-, más sabios que Salomón, coloquemos en manos de María cuanto poseemos y el mismo tesoro de los tesoros que es Jesucristo, a fin de que Ella nos lo conserve. Somos vasos demasiado frágiles; no pongamos en ellos tan precioso tesoro ni este celestial maná. Muchos enemigos nos rodean y son demasiado astutos y experimentados; no confiemos en nuestra prudencia ni en nuestra fuerza. La dolorosa experiencia que tenemos ya de nuestra inconstancia y natural ligereza nos obligan a desconfiar de nuestra prudencia y fervor.

María es prudente; pongámoslo todo en sus manos. Ella sabrá disponer de nosotros y de cuanto nos pertenece para mayor gloria de Dios.
María es caritativa; nos ama como a hijos y servidores suyos. Ofrezcámosle todo. No perderemos nada, ya que todo lo hará redundar en provecho nuestro.
María es generosa; devuelve más de lo que se le confía. Démosle cuanto poseemos sin reserva alguna y recibiremos el ciento por uno: por cien huevos, un buey, según reza el refrán.
María es poderosa; nadie puede arrebatarle lo que se le ha confiado en depósito. Pongámonos en sus manos, que Ella nos defenderá y nos hará triunfar sobre nuestros enemigos.
María es fiel; no deja perder ni extraviar lo que se le confía. Es la Virgen fiel por excelencia a Dios y a los hombres. Conservó cuanto Dios le había confiado, sin perder ni una partícula, y sigue conservando con particular esmero a quienes se colocan bajo su protección y cuidado.
Confiémoslo, pues, todo a su fidelidad. Agarrémonos a Ella como a una columna que nadie puede derribar, como a un áncora que nadie puede arrancar o, mejor, como a la montaña de Sión, a la que nadie puede conmover (Ver Sal 125(124),1; 46(45),6). Por muy ciegos, débiles e inconstantes que seamos por naturaleza y por muy numerosos y malignos que sean nuestros enemigos, jamás seremos engañados, ni nos extraviaremos, ni tendremos la desdicha de perder la gracia de Dios y el infinito tesoro de la Sabiduría eterna.”

(San Luis Maria Grignion de Monfort - del texto de "El Amor de la Sabiduría" Eterna, capítulo 17)

Dos santos con el mismo "lema": Totus Tuus (1 de 2)


(El Papa Juan Pablo II en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, México, 1999) 


El pasado 28 de mayo la Iglesia celebró la memoria litúrgica de  San Luis María Grignion de Montfort,  el santo inspirador del  lema de San Juan Pablo II

Totus Tuus

Transcribo aqui una parte del texto de Don y Misterio, libro autobiográfico del Papa Juan Pablo II, donde se refiere a su re-descubrimiento de la Madre de Dios cuando ya vivía en Cracovia.


“Cuando me encontraba en Cracovia, en el barrio Debniki, entré en el grupo del "Rosario vivo'', en la parroquia salesiana. Allí se veneraba de modo especial a María Auxiliadora. En Debniki, en el período en el que iba tomando fuerza mi vocación sacerdotal, gracias también al mencionado influjo de Jan Tyranowski, mi manera de entender el culto a la Madre de Dios experimentó un cierto cambio. Estaba ya convencido de que Maria nos lleva a Cristo, pero en aquel período empecé a entender que también Cristo nos lleva a su Madre. Hubo un momento en el cual me cuestioné de alguna manera mi culto a María, considerando que éste, si se hace excesivo, acaba por comprometer la supremacía del culto debido a Cristo. Me ayudó entonces el libro de San Luis María Grignion de Montfort titulado "Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen''. En él encontré la respuesta a mis dudas. Efectivamente, María nos acerca a Cristo, con tal de que se viva su misterio en Cristo. El tratado de San Luis María Grignion de Montfort puede cansar un poco por su estilo un tanto enfático y barroco, pero la esencia de las verdades teológicas que contiene es incontestable. El autor es un teólogo notable. Su pensamiento mariológico está basado en el Misterio trinitario y en la verdad de la Encarnación del Verbo de Dios.

Comprendí entonces por qué la Iglesia reza el Ángelus tres veces al día. Entendí lo cruciales que son las palabras de esta oración: "El Ángel del Señor anunció a María. Y Ella concibió por obra del Espíritu Santo... He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según tu palabra... Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros..." ¡Son palabras verdaderamente decisivas! Expresan el núcleo central del acontecimiento más grande que ha tenido lugar en la historia de la humanidad. Esto explica el origen del Totus Tuus. La expresión deriva de San Luis María Grignion de Montfort. Es la abreviatura de la forma más completa de la consagración a la Madre de Dios, que dice: Totus tuus ego sum et omnia mea Tua sunt. Accipio Te in mea omnia. Praebe mihi cor Tuum, Maria.


De ese modo, gracias a San Luis, empecé a descubrir todas las riquezas de la devoción mariana, desde una perspectiva en cierto sentido nueva. Por ejemplo, cuando era niño escuchaba "Las Horas de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María'', cantadas en la iglesia parroquial, pero sólo después me di cuenta de la riqueza teológica y bíblica que contenían. Lo mismo sucedió con los cantos populares, por ejemplo con los cantos navideños polacos y las Lamentaciones sobre la Pasión de Jesucristo en Cuaresma, entre las cuales ocupa un lugar especial el diálogo del alma con la Madre Dolorosa.” 

viernes, 30 de mayo de 2014

Gian Franco Svidercoschi: Juan Pablo II, un papa diferente (2 de 2)



“Pero sobre todo era un Papa diferente por cómo conservó su propia humanidad hasta el fondo. Tenía una necesidad espontánea, instintiva, de contacto con los demás. Mostraba una gran naturalidad al sintonizar con quien lo escuchaba, pero también con quien le hablaba, sin que nunca afectara su papel, su autoridad; como ocurría en las comidas o en las cenas, pues a su mesa siempre había personas (colaboradores, amigos, ilustres intelectuales) que le informaban sobre los problemas del trabajo, o discutían con él sobre cómo iban las cosas en el mundo. Y también la idea de los viajes nació de esta necesidad de relaciones humanas más directas, más inmediatas. «A los fieles – decía – no podemos esperarlos en la plaza de  San Pedro, al contrario, hay que ir donde están ellos».

A menudo hablaba de forma espontánea, improvisando incluso en idiomas que apenas sabía. Comenzó a usar el «yo» en lugar del plural mayestático, no sólo en los discursos, sino incluso en los documentos oficiales. Escribió «cartas» - como hace un padre con sus propios hijos – a los niños y a los jóvenes, y también a las mujeres, a los enfermos, a los artistas, a las familias, y otra más, muy personal y reveladora de  los sentimientos que experimentaba al acercarse a los ochenta años de edad, la escribió a sus «coetáneos», como los llamó. «Siendo también yo anciano, he sentido el deseo de ponerme en diálogo con vosotros…». No se le ocultaba el hecho de que había entrado en la etapa de la fragilidad, de las limitaciones debidas a la edad: pero decía, «conservo el gusto por la vida.».

Quizás también por eso, por el deseo de acercar a la gente, se encontraba más a gusto «jugando» fuera de casa, fuera del Vaticano, lo cual era ya un primer signo del cambio que pedía el Concilio: la Iglesia salía de los «recintos sagrados» para retomar el diálogo  con el mundo contemporáneo. Pero además aquí estaba la voluntad del nuevo Papa de, por un lado, hacer más personal la misión universal del jefe de la Iglesia, haciéndola de este modo más comprensible, y por otro, la voluntad de ir al encuentro de los hombres, de los hombres concretos, allí donde ellos viven, trabajan, combaten sus batallas cotidianas.

Fue, en fin, el artífice – aunque no siempre fue comprendido y no siempre fue secundado – de una profunda revolución espiritual; una revolución espiritual que nunca fue desconcertante, llevada delante de forma gradual, pero que logró igualmente dar un nuevo rostro a la Iglesia y a una nueva credibilidad al catolicismo, acompañando al hombre moderno en el camino hacia una nueva búsqueda de sentido, de significado de su propia existencia, y volver así a experimentar la nostalgia de un Dios quizás lejano, quizás incluso obligado a callar en el fondo de su propia conciencia, pero nunca completamente olvidado.”


Gian Franco Svidercoschi: Un Papa que no muere – la herencia de Juan Pablo II, Ediciones San Pablo 2011)

jueves, 29 de mayo de 2014

Papa Francisco “Adán, ¿dónde estás?”

Precioso texto del Papa Francisco que nos recuerda aquellas memorables palabras de San Juan Pablo II en Auschwitz (Oświęcim) – Birkenau (Brzezinka) durante su primer visita a Polonia en 1979  en la Misa en el Campo de Concentración y del Papa Benedicto XVI en el 2006. 
Palabras diferentes,  inolvidables todas!



(24-26 DE MAYO DE 2014)

Visita al Memoria de Yad Vashem, Jerusalén, 26 de mayo de 2014




“Adán, ¿dónde estás?” (cf. Gn 3,9).
¿Dónde estás, hombre? ¿Dónde te has metido?
En este lugar, memorial de la Shoah, resuena esta pregunta de Dios: “Adán, ¿dónde estás?”.
Esta pregunta contiene todo el dolor del Padre que ha perdido a su hijo.
El Padre conocía el riesgo de la libertad; sabía que el hijo podría perderse… pero quizás ni siquiera el Padre podía imaginar una caída como ésta, un abismo tan grande.
Ese grito: “¿Dónde estás?”, aquí, ante la tragedia inconmensurable del Holocausto, resuena como una voz que se pierde en un abismo sin fondo…
Hombre, ¿quién eres? Ya no te reconozco.
¿Quién eres, hombre? ¿En qué te has convertido?
¿Cómo has sido capaz de este horror?
¿Qué te ha hecho caer tan bajo?
No ha sido el polvo de la tierra, del que estás hecho. El polvo de la tierra es bueno, obra de mis manos.
No ha sido el aliento de vida que soplé en tu nariz. Ese soplo viene de mí; es muy bueno (cf. Gn 2,7).
No, este abismo no puede ser sólo obra tuya, de tus manos, de tu corazón… ¿Quién te ha corrompido? ¿Quién te ha desfigurado?
¿Quién te ha contagiado la presunción de apropiarte del bien y del mal?
¿Quién te ha convencido de que eres dios? No sólo has torturado y asesinado a tus hermanos, sino que te los has ofrecido en sacrificio a ti mismo, porque te has erigido en dios?
Hoy volvemos a escuchar aquí la voz de Dios: “Adán, ¿dónde estás?”.
De la tierra se levanta un tímido gemido: Ten piedad de nosotros, Señor.
A ti, Señor Dios nuestro, la justicia; nosotros llevamos la deshonra en el rostro, la vergüenza (cf. Ba 1,15).
Se nos ha venido encima un mal como jamás sucedió bajo el cielo (cf. Ba 2,2). Señor, escucha nuestra oración, escucha nuestra súplica, sálvanos por tu misericordia. Sálvanos de esta monstruosidad.
Señor omnipotente, un alma afligida clama a ti. Escucha, Señor, ten piedad.
Hemos pecado contra ti. Tú reinas por siempre (cf. Ba 3,1-2).
Acuérdate de nosotros en tu misericordia. Danos la gracia de avergonzarnos de lo que, como hombres, hemos sido capaces de hacer, de avergonzarnos de esta máxima idolatría, de haber despreciado y destruido nuestra carne, esa carne que tú modelaste del barro, que tú vivificaste con tu aliento de vida.
¡Nunca más, Señor, nunca más!
“Adán, ¿dónde estás?”. Aquí estoy, Señor, con la vergüenza de lo que el hombre, creado a tu imagen y semejanza, ha sido capaz de hacer.
Acuérdate de nosotros en tu misericordia.” 

miércoles, 28 de mayo de 2014

Pontifico Santuario Maria SS.ma "ad Rupes"


En el marco del Año Mariano 1987-1988 el domingo 1ro de mayo de 1988 el Papa Juan Pablo II anunciaba que por la tarde visitaría el Pontificio Santuario de Maria Santísima “ad Rupes” (en las rocas),  “para honrar junto con toda la diócesis de Civita Castellana a su patrona celeste, cuya imagen desde hace más de un año y medio está peregrinando por todas las parroquias con el fin de invitar a los fieles a adorar a su Hijo Jesús, único Señor, que ofrece al hombre el verdadero sentido de la vida.”


En el mismo Regina Caeli Juan Pablo II resumía brevemente la historia de este Santuario que se encuentra en la provincia de Viterbo, diócesis de Civita Castellana, a sólo 40 kms de Roma, sobre el Valle Suppentonia, en el centro de un altiplano entre Nepi y Civita Castellana.  El papa invitaba a todos unirse en “oración a la Virgen de las Rocas con las palabras del himno que se eleva a Ella en aquel santuario:

"¡Míranos con rostro benigno y escucha el suspiro de los corazones!" ¡Bendice nuestras familias, socórrenos en los grandes peligros! ¡Ayúdanos a recorrer contigo el camino de la plena fidelidad a Jesús y a la Iglesia! ¡Y guíanos a la victoria sobre el mal, para triunfar contigo y con Jesús!”

 “La historia de este Santuario – explicaba entre otros Juan Pablo II - se remonta al siglo V. Efectivamente, en las grutas excavadas en las rocas del Valle Suppentonia vivieron primero numerosos anacoretas, a los cuales sucedieron después los monjes benedictinos. Estos hombres, para corroborar su fe y su piedad, visitaban frecuentemente una gruta, en la cual habia una imagen de la Virgen. Entre estas santas personas podemos recordar a los abades Anastasio y Nonnoso. Otros santos, en los siglos siguientes, se acercaron allí en peregrinación afrontando a veces largos y fatigosos viajes. Los más conocidos entre ellos son San Benito José Labre, San Leonardo de Puerto Mauricio, San Odón, abad de Cluny, y San Pablo de la Cruz. Estos ejemplos nos hacen comprender bien cómo los santuarios marianos son lugares hacia los que el hombre se siente atraído, porque allí experimenta una particular presencia de Dios y puede reforzar los propósitos de vivir a fondo la vida cristiana.
Tras un período de abandono, el santuario de María Santísima "ad Rupes" recobró nuevo esplendor gracias a la obra del humilde eremita fray Giuseppe Andrea Rodio, que lo embelleció, y excavó en la roca una escalera de 144 peldaños, para facilitar el acceso de los fieles deseosos de permanecer en oración ante la dulcísima imagen de la Virgen. La pintura, que quizá retoma un fresco precedente impreso sobre las paredes tobosas, representa a la Virgen con las manos unidas y la vista hacia abajo mirando al Niño dormido en sus rodillas, lo contempla, rezando por todos los que imploran su intercesión.El santuario de la Virgen de las Rocas, gracias a la presencia, en el pasado, de los padres franciscanos, y hoy de los religiosos de San Miguel Arcángel, vive una nueva etapa como centro de plegaria y espiritualidad para todos los que buscan a Dios en el silencio y en la penitencia tratando, mediante la Santa Virgen de escucharlo y encontrarlo en lo profundo del corazón, para obtener nuevas energías en el cumplimiento de sus deberes.”

Llegado por la tarde del 1ro de mayo de 1988 Juan Pablo II rezó ante la imagen en el Santuario y luego le habló a la población. Al finalizar sus palabras se dirigió a Nuestra Señora “ad Rupes” con una plegaria. 

Este mes de mayo ha sido rico en acontecimientos en el Santuario comenzando con un evento cultural con ocasión de la conmemoración de la visita al Santuario del Papa Juan Pablo II el 1ro de mayo y –entre otros -  una Vigilia de Oración el 13 de mayo, peregrinaciones diocesanas



 y una Misa de acción de gracias por la canonización de dos Papas santos Juan Pablo II y Juan XXIII. 



 El nro noviembre-diciembre 2013 de la revista que publica el Santuario contiene numerosas fotografías de la visita del papa Juan Pablo II y citas de sus textos para el calendario 2014.

La página oficial del Santuario nos brinda detalles adicionales y fechas : El culto a Nuestra Señora comenzó en 520 cuando los monjes benedictinos llegaron al lugar, quienes permanecieron hasta 1258. Después de siglos de abandono el Santuario recobró vida  alrededor de 1777, con  la llegada de Fray Giuseppe Andrea Rodio (1745-1819). En 1892 el Santuario fue confiado a los Hermanos Menores de la Provincia de la Santa Cruz de Sassonia. En 1912 todo el complejo paso a manos de la Santa Sede y el Santuario fue elevado al título de Pontificio. En enero de 1982  la Orden de los franciscanos fue reemplazada por una nueva comunidad religiosa, actuales Custodios del Santuario: La Congregación de San Miguel Arcángel, fundada por el Beato Bronislao Markiewiz (1842-1912) .  A la gruta de Nuestra Señora puede accederse por dos caminos. El primero es la escalera de Fra Rodio y el otro es la Via Panoramica llamada Camino San Juan Pablo II. Según estudios realizados el cuadro actual realizado en tela se supone ha reemplazado a un fresco que adornaba la pared de la Gruta que con el tiempo se fue deteriorando por la humedad.  En la iconografía mariana Nuestra Señora “de la roca” representa una rara imagen en la cual la Virgen adora al niño dormido sobre sus rodillas.  La devoción y el culto a Nuestra Señora “ad Rupes” Patrona de la diócesis de Civita Castellana – ha sido fortalecida con la solemne coronación de la Sagrada imagen el 17 de mayo de 1896. La imagen ha visitado todas las parroquias de la Diócesis en dos oportunidades: en 1949 y en 1986-1988. El papa Juan Pablo II rezo ante la imagen el 1ro de mayo de 1988 y a partir del 16 de octubre de 2011 en la Gruta de Nuestra Señora se venera una reliquia de San Juan Pablo II. 

martes, 27 de mayo de 2014

El Papa Francisco en Tierra Santa - el triple abrazo y las bases


Son varias las fotografías de este triple abrazo de tres argentinos en Tierra Santa. En esta se ve la emoción del rabino Abraham Skorka, el rostro del musulmán Omar Abboud algo mas oculto. Es el “abrazo de las tres religiones”, algo que los tres habían soñado hace tiempo, sin imaginarse siquiera que lo harían allí frente al Muro de los Lamentos con Jorge Bergoglio como Papa Francisco.   Aquel abrazo fue acompañado en Buenos Aires por un acto interreligioso que compartieron ayer lunes 26 de mayo el cardenal Mario Aurelio Poli, el rabino Daniel Goldman y el sheij Adelnaby El-Hefnaui,  simbólicamente en la Plaza Estado del Vaticano. 

El Papa ha invitado al dialogo en Roma, si bien probablemente aún estamos lejos de lo que Pablo “profetizaba” hace 2000 años en la Carta alos Gálatas  “Por lo tanto, ya no hay judío ni pagano, esclavo ni hombre libre, varón ni mujer, porque todos ustedes no son más que uno en Cristo Jesús… Y si ustedes pertenecen a Cristo, entonces son descendientes de Abraham, herederos en virtud de la promesa.”
Los gestos, las actitudes, las palabras del Papa Francisco tienen una base antigua y sólida que fue construyendo en sus intensos y sinceros diálogos como Arzobispo de Buenos Aires con sus amigos Skorka y Abboud. Esta visita apostólica, esta peregrinación a los Santos Lugares son un paso más, enormemente significativo e importante, pero un paso más, ahora como Sumo Pontífice,  entre los ya dados…..Un paso más en el largo camino que la Iglesia ha venido marcando hace ya decenas de años…..desde el Concilio Vaticano II o quizás aún más allá, desde Pio XII.   Sin dudas como me comentaba el rabino Skorka en la entrevista que tuve el privilegio de hacerle en el vuelo a Roma  la declaración del Concilio Vaticano II Nostra Aetate sobre las relaciones de la Iglesia con las religiones no cristianas ha abierto las puertas. Una declaración donde el entonces Papa Pablo VI,  sucesor del Papa Juan XXIII, aquel Papa valiente que convocó el Concilio, firmaba ya en 1965.

Anterior a Nostra Aetate es el Decreto Unitatis Redintegratio sobre el Ecumenismo 
que en el Proemio indica claramente que “ Promover la restauración de la unidad entre todos los cristianos es uno de los fines principales que se ha propuesto el Sacrosanto Concilio Vaticano II, puesto que única es la Iglesia fundada por Cristo Señor, aun cuando son muchas las comuniones cristianas que se presentan a los hombres como la herencia de Jesucristo; todos se confiesan discípulos del Señor, pero sienten de modo distinto y siguen caminos diferentes, como si Cristo mismo estuviera dividido. División que abiertamente repugna a la voluntad de Cristo y es piedra de escándalo para el mundo y obstáculo para la causa de la difusión del Evangelio por todo el mundo.”

Posteriores a Nostra Aetate son las Constitucioines Pastorales Gaudium et Spes afirmando que “el Concilio Vaticano II, tras haber profundizado en el misterio de la Iglesia, se dirige ahora no sólo a los hijos de la Iglesia católica y a cuantos invocan a Cristo, sino a todos los hombres, con el deseo de anunciar a todos cómo entiende la presencia y la acción de la Iglesia en el mundo actual”
  y  
LumenGentium, que finaliza solicitando “súplicas apremiantes a la Madre de Dios y Madre de los hombres para que ella, que ayudó con sus oraciones a la Iglesia naciente, también ahora, ensalzada en el cielo por encima de todos los ángeles y bienaventurados, interceda en la comunión de todos los santos ante su Hijo hasta que todas las familias de los pueblos, tanto los que se honran con el título de cristianos como los que todavía desconocen a su Salvador, lleguen a reunirse felizmente, en paz y concordia, en un solo Pueblo de Dios, para gloria de la Santísima e indivisible Trinidad.”

Naturalmente no podemos olvidar la amplia labor realizada por los antecesores del Papa Francisco el ahora San Juan Pablo II (ver este blog)  y el Papa emérito Benedicto XVI.

Quisiera también mencionar a alguien quizás algo olvidado:  el padre Ismael Quiles, jesuita como el Papa Francisco, un sacerdote con una larguísima trayectoria de apertura hacia las religiones orientales en tiempos en que veíamos a los demás como “los otros”. Para un breve bosquejo recomiendo leer la entrevista Todo lo que el padre Isamel Quiles construyó  

Oremos (no nos olvidemos del Recen por mi) entonces para que el Papa Francisco logre la paz para los pueblos en discordia, y el Espíritu Santo le conceda la fortaleza para seguir guiando a la Iglesia hacia el loable fin que nos lleve a la unión entre hermanos. 

Invito leer:
Incansable buscador de paz – Alicia Barrios  
Amigos del alma – Alicia Barrios

Más sobre el viaje del Papa Francisco a Tierra Santa en mi blog Francisco, nuestro Papa

domingo, 25 de mayo de 2014

Peregrinación a los Santos Lugares (2 de 2) Poema de Karol Wojtyla

Acompañando la peregrinación del Papa Francisco a Tierra Santa (ver posts en mi otro blog publico en dos posts  una parte del poema de Karol Wojtyla Peregrinación a los Santos lugares


UN ARBOL – 2da parte

Entre todos los lugares del encuentro,
este es el lugar definitivo y único.
El mundo nunca podrá apartarse de él.
Es el lugar de la confirmación del mundo.
No puede el hombre florecer únicamente en las
     ciudades,
donde las casas hace tiempo que se hicieron
más altas que las copias de los árboles.
La gente sin hogar vuelve
a poblar esta Tierra, gracias a la Cruz.

No queda rastro de El.
Ni siquiera se ve la roca donde levantaron la cruz.
Cerca del lugar donde todas las cosas nacieron al último
     sentido.
Han levantado casas provisionales. Arquitectura
accidental y al tiempo significativa.
Todo lo que es parte y aspecto se aclara en la totalidad.
Este es el lugar de la totalidad, la morada d todos los
     encuentros
y de todos los hombres. Fuera de este sitio
Son hombres sin hogar.

El hombre brota, crece, florece en las ciudades:
Las ciudades le expulsan, y un día
Se queda sin hogar y busca
Cobijo donde sea, acomodo
En una arquitectura accidental e improvisada.
Una nueva ciudad accidentalmente surge, pero
aún así en el fondo oscuro
algún sentido nuevo se encuentra, como agua
de un manantial que aflora.
La Cruz se ha convertido para nosotros en el pozo de
     Jacob.


Karol Wojtyla: Poemas, Librería de Autores Cristianos, Madrid 1993

sábado, 24 de mayo de 2014

200 aniversario de Marija Pomagaj en Brezje, Eslovenia



Marija Pomagaj es la Maria Auxiliadora de los eslovenos,  patrona de Eslovenia.
Hoy en su Santuario de Brezje se celebró solemnemente el 200º aniversario de la milagrosa imagen,  con un denso programa comenzado a la 1.00 am (grupos de oración),  luego a las 5.00 el rezo del Santo rosario y una primer Misa a las 6.00. A las 9,45 tuvo lugar el tradicional repique de campanas de esos que hacen vibrar tierra y corazones  (una de las costumbres que mi madre tanto añoraba en la Argentina)  para anunciar el solemne traslado de la imagen al altar montado frente a la Basílica para la celebración central de la Santa Misa a las 10.00

Los eslovenos en la Argentina lo celebraremos mañana,  conmemorando también el 40 aniversario de la consagración de la Capilla de Marija Pomagaj en el Centro Esloveno de Buenos Aires.

 Con ocasión de esta solemnidad quería rendirle homenaje a Marija Pomagaj de aquella modesta capilla del campo de refugiados en Spittal, Austria,  que en la foto se ve preciosa para los medios disponibles entonces, solemnemente adornada seguramente para alguna celebración. 




Eran las postrimerías de la II Guerra Mundial y Spittal uno de los tantos campos de refugiados por donde pasaron cientos y cientos de eslovenos que habían huido de su patria amenazados algunos, otros por temor…algunos porque se iban los otros….vecinos o familiares.  En Spittal el campo estaba bien organizado, con su propia escuela elemental y secundaria, sus oficinas, su imprenta, sus autoridades…montado todo con ayuda económica de variadas procedencias.

Pero la milagrosa imagen de Marija Pomagaj en la renovada capilla era el corazón del campo. Acompañaba a los refugiados en su Calvario y sufría con sus hijos que lo habían perdido todo: patria,   seres queridos, familiares, vecinos y amigos y todos sus bienes. Tantos ruegos escuchó la Madre amorosa que derramó bondades por doquier  respondiendo generosamente a  la inmensa y profunda necesidad de amor y de consuelo, volcando gracias en devolución por tantos ruegos y oraciones recibidas. Imagen milagrosa si lo era…cuantos testimonios habrá escuchado,  testigo mudo pero bondadoso en respuestas presurosas a tantas penas y sufrimientos. Jóvenes madres con niños pequeños que nada sabían de sus esposos, hombres que habían huido confiando reencontrarse con sus familias, jóvenes novios separados que jamás volverían a verse, tantas vidas truncadas que acudían a Maria, su Auxiliadora.

Tiempos de temores y pesares, de luchas entre hermanos, de odios y enfrentamientos heredados en una patria que aun  no ha sabido perdonar y pedir perdón, que parcializa la historia y prefiere ignorar parte de ella añorando tiempos que llevaron al desencuentro y a la lucha fratricida. 

Marija Pomagaj,  Madre nuestra ayer, hoy y por siempre, en tu ilustre aniversario, tu dia glorioso, ilumina a tu pueblo, suplica a tu Hijo que lo fortalezca en su fe y le conceda el don del reencuentro. 
Y Tu Maria cubre a todos con tu Santo Manto protector.

viernes, 23 de mayo de 2014

Peregrinación a los Santos Lugares (1 de 2) Poema de Karol Wojtyla


(Sólo quedan 8 olivos milenarios custodiados por los franciscanos con esmero a los que tienen que injertar para  que no mueran. Esa savia  nueva somos nosotros."Formamos parte  del Cuerpo de Cristo." (foto de Recogiendo piedras – Peregrinaciòn a Tierra Santa) 


Acompañando la peregrinación del Papa Francisco a Tierra Santa (ver posts en mi otro blog publico en dos posts  una parte del poema de Karol Wojtyla Peregrinación a los Santos lugares

4. UN ARBOL

Vino a estos lugares Abraham en su viaje.
Abraham, el hombre del gran encuentro (tres viditet unum adoravit).
Su encuentro interior abrióse a estos lugares,
toda la tierra entera se hizo Tierra,
es decir morada. Abraham, padre, en cuya estirpe
ha de surgir el nuevo Adán.

A estos lugares hay que venir a través del desierto.
Abraham buscaba pasto y en el desierto
de su propio yo vio tan sólo un árbol
(tres vidit et unum adoravit), y hacia Él dirigió
   sus pasos.
¡Árbol frondoso!
¡Qué alcance su sombra a todos los hombres,
animales y plantas!
Todo el pueblo
debe seguir los pasos de Abraham.

Hoy los aviones - «Arabic airlines»(*) cubren
el recorrido en dos horas. ¿Hemos evitado el esfuerzo
de caminar lejos y lejos de la tierra pobre,
de la tierra baldía? Pasaremos lejos
el monte Sinaí, pero ellos
tuvieron el valor de ir derechos
al encuentro del monte.

¡Tierra, tierra, responde a la sabiduría eterna!
El lugar del encuentro debe dejar de ser desierto
y convertirse en oasis. El hombre ha de florecer
al sentir tu llegada.
¡Ven y trae contigo primavera para el hombre!

¿Se te puede cambiar, acaso,
por las ciudades que florecieron en el pasado
y las que en el futuro van a florecer? ¿Podemos
cambiar por lugares floridos el monte pelado
donde se hincó la cruz?
El pueblo caminaba hacia este lugar a través del
     Desierto…


(*)nótese que el poema fue escrito en 1965
Karol Wojtyla: Poesías, Biblioteca de Autores Cristianos, 1993)

Invito leer mis posts etiquetados Poesias
y Recogiendo piedras - Peregrinación a Tierra Santa - preciosa guia para quien planee viajar o simplemente saber más de estas tierras privilegiadas)

jueves, 22 de mayo de 2014

M. Estanislao E. Karlic: La presencia del mal en el Mundo y en la Argentina: Perspectiva teológica


“El misterio de iniquidad es tan profundo que solamente al final de la historia se nos revelará plenamente. Cuando llegue la plenitud de la vida, cuando llegue la plenitud de los dones de Dios, que es Dios mismo en la inmediatez de la visión, sólo entonces se comprenderá el abismo de maldad que fue el rechazo del amor primero y gratuito de Dios misericordioso y fiel. Sólo entonces se conocerá definitivamente el abismo de maldad que separa el amor de Dios y el odio de la creatura. Hasta entonces, en los siglos de nuestro tiempo, el mal que seguirá operante deberá ser combatido en el claroscuro de la fe, de la que cada uno debe vivir personalmente, en la distancia del hombre peregrino, fiel a los reclamos de su conciencia. Los cristianos nos decimos que el mal es enfrentado con la certeza del triunfo sólo si se camina sinceramente en la luz de la conciencia auténtica, en la fortaleza de la humildad esperanzada y en la donación de sí en el servicio del amor fraterno, o en términos explícitamente cristianos, sólo si se camina en la fe, la esperanza y la caridad.
Esta actitud es coherente con la espiritualidad del martirio, en que la muerte se descubre como paso triunfal a la vida eterna. Lo que triunfa es el amor desconcertante de quien confía absolutamente en la bondad de Dios, y sabe que ese amor total y definitivo es capaz de vencer el odio y la muerte y capaz de llevar al hombre a la vida que no pasa, a la comunión con Dios vivo.

Pasó el nazismo, pasó el fascismo, pasó el esplendor del marxismo, sabemos que han de pasar el suficiente y pragmático olvido de Dios, la muerte del hombre, el ocaso de la razón, el fin de la verdad, y tantos otros males. No pasó ni pasará la justicia y el amor de los justos que permanecen para siempre. El que amó, triunfó para siempre. La última palabra de la historia será la gloria del amor y de la paz de Dios, así como la primera fue el amor gratuito de la creación. Mientras tanto, en el correr del tiempo, tiene la palabra el hombre con su sabiduría y su libertad, capaz de bien, aunque amenazado por el mal.

Para explicar la permanencia del bien y del mal en la historia, Juan Pablo nos dice en el libro que acabamos de citar: “Cómo nazca y se desarrolle el mal en el terreno del bien, es un misterio. También es una incógnita esa parte de bien que el mal no ha conseguido destruir y que se difunde a pesar del mal, creciendo incluso en el mismo suelo. Surge de inmediato la parábola evangélica del trigo y la cizaña. Cuando los siervos preguntan al dueño: ¿Quieres que vayamos a arrancarla?, él contesta de manera muy significativa: “No, que podríais arrancar también el trigo. Dejadlos crecer juntos hasta la siega”

El rabino Abraham Skorka sobre el viaje del Papa Francisco a Tierra Santa



-Usted dice que el Papa quiere dejar una huella en su visita. ¿Cómo la imagina?
-Será un indeleble mensaje de paz, un grito profundo.

-El viaje empezó a organizarse antes de que Israel y Palestina rompieran las negociaciones, ¿eso complicó las gestiones?
-No sé cuánto, pero es evidente que ahora pasa a ser absolutamente más relevante su presencia aquí.

-¿Cree que puede ayudar a reabrir el proceso de paz?
-Lo que aspiro como amigo de él es que pueda aportar un condimento para cambiar un poco la situación. Que cuando se sienten de nuevo a negociar alguien recuerde lo que dijo el papa Francisco. Él entiende que judíos, musulmanes y cristianos debemos caminar juntos para cambiar la realidad de este mundo.

-¿Qué diferencias ve entre ésta y las anteriores visitas papales?
-Bueno, la visita más impresionante fue la de Juan Pablo II, porque fue el papa que determinó el establecimiento de las relaciones con Israel. La visita de Benedicto fue buena, con las relaciones más asentadas. Lo que veo ahora es que hay una expectativa enorme y un detalle esencial: antes se hablaba mucho del pasado a la hora de tratar las relaciones judeo-cristianas; con él se hablará del futuro.

-¿Qué siente usted que lo haya elegido para venir con él?
-Tengo ansiedad de que todo le salga bien. Quiera Dios que así sea, que tenga buen impacto. Porque en Brasil era fácil: jugaba de local y jugaba bien. Acá es muy difícil..

lunes, 19 de mayo de 2014

Primera “peregrinación de fe” de Juan Pablo II


(este es el primer post que re-publico de mi blog Beato Juan Pablo II,  ahora interrumpido. Lo haré con todos los posts alli publicados como “Recordatorio y agradecimiento por sus viajes apostólicos a países de habla hispana”. Una vez completado (son 178 posts), cancelaré el otro blog)

25 de enero de 1979. Era su primera “peregrinación de fe” El Papa iba “a postrarse ante la imagen prodigiosa de la Virgen de Guadalupe de México, a invocar su ayuda maternal y su protección sobre el propio ministerio pontificio; a repetirle con fuerza acrecida por las nuevas e inmensas obligaciones: «¡Soy todo tuyo!»; y a poner en sus manos el futuro ce la evangelización en América Latina.”
Venía a “algunas zonas del Nuevo Mundo como mensajero del Evangelio ante millones de hermanos y hermanas que creen en Cristo; quiere conocerlos, abrazarlos, decir a todos —niños, jóvenes, hombres, mujeres, obreros, campesinos, profesionales— que Dios los ama, que la Iglesia los ama, que el Papa los ama; y también para recibir de ellos el estímulo y el ejemplo de su bondad, de su fe. Por lo tanto, el Papa sigue en espíritu las huellas de misioneros, sacerdotes y de todos los que, desde el descubrimiento del Nuevo Mundo, han difundido con sacrificio, abnegación y generosidad, en aquellas inmensas tierras, el mensaje de Jesús predicando amor y paz entre los hombres.”
Venia también “para participar, con sus hermanos obispos, en la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, que se celebrará en Puebla”, reunión en la cual se tratarían “problemas importantes referentes a la acción pastoral del Pueblo de Dios, acción que debe tener presentes, a la luz del Concilio Vaticano II, las complejas situaciones socio-políticas locales para penetrarlas del fecundo fermento del anuncio evangélico.” Iría a Puebla “para ayudar y «confirmar» (cf. Lc 22, 32) a sus hermanos obispos.”



viernes, 16 de mayo de 2014

Casa natal y Museo Juan Pablo II en Wadowice


Todo debía estar listo antes de la canonización, de manera que se aceleraron los trabajos de restauración y construcción que duraron unos cuatro años. En un principio se esperaba terminarían recién en 2015.  Así el 9 de abril pasado (unas semanas antes de la  canonización) fue reabierta en Wadowice  la casa de la familia Wojtyla donde Karol vivió sus primeros 18 años hasta que se mudara con su padre a Cracovia.



Recuerdo aquellos días de 2005  cuando por primera vez entré con profunda emoción a esta casa en la calle Koscielna y besé el primer escalón. Preciosos momentos, en cierta manera siento una extraña nostalgia pues con todas las refacciones aquella atmósfera que se respiraba (o que  yo creía respirar) y vivenciaba en el antiguo hogar parece haber perdido algo de esa intimidad…..debe ser diferente…refacciones, nuevas tecnologías…necesidad de más espacio… habitaciones que ahora son parte del “Museo” si bien dicen que se ha respetado el diseño original

Sentimentaloide? Quizás…pero sinceros mis sentimientos y ni siquiera pretendo “apoderarme” de mis emociones sino compartirlas, darlas a conocer…porque son parte integrante de la admiración, del respeto, de nuestro deber en propagar las maravillas de la vida de este gran hombre, gran sacerdote y gran guía, las enseñanzas captadas, asimiladas solo en parte….en realidad debo admitir con total humildad que aún sigo tambaleando por este camino que hace años transito,  buscando acercarme a este  santo que transpuso fronteras entrando en los corazones de los lugareños más recónditos de nuestra tierra, en aquellos que a menudo ni nos atrevemos a pensar como es su forma de vida, sus sufrimientos, sus humillaciones, sus necesidades, sus carencias…..y que nunca evitó encontrarse con grandes y poderosos y ejercer allí su influencia.



Wadowice siempre será su cuna, Cracovia su vida (aunque llamó a Roma su ciudad), Polonia su amadísima patria y la solemnidad de la canonización del primer Papa polaco exigía no sólo más espacio sino la disponibilidad de todos los medios que permitieran conocer mejor vida y magisterio de este Papa que llamó a abrir las puertas a Cristo,  que logró “resquebrajar” el Muro, que se mantuvo joven junto a los jóvenes,  pero no se canso de advertir que no bastaba con derribar muros, que había que derribar egoísmos, individualismos y materialismos y que todos estábamos llamados a la santidad, a una santidad cotidiana, ordinaria, de todos los días.   

La diócesis de Cracovia ha puesto todo su empeño y sus esfuerzos para que estas tareas coincidieran con el solemne momento de la canonización - porque nadie dudaba que el día llegaría pronto a partir de aquel “Santo súbito” durante los funerales y cuyos ecos siguen resonando en nuestros oídos aún ahora - adaptando lugares,  cumpliendo paso a paso las diferentes fases de un proyecto  monumental.  



Ahora la casa (refaccionada y reacondicionada) y el nuevo museo,  que se ve magnífico en las fotografías (habrá que ir a verlo;),  son parte integrante de todo un complejo llamado Casa natal y Museo de Juan PabloII  La entrada es por la Plaza Juan Pablo II  calle de por medio con la Basílica de laSantísima Virgen Maria,  la antigua parroquia de Karol,   para concluir con la visita a la casa propiamente dicha la otra punta sobre la calle Koscielna.  

Con motivo de la canonización a los objetos que ya se exhibían en la casa (luego en el Museo temporario) se ha agregado un objeto precioso y simbólico: un rosario que le había regalado el Papa Juan XXIII a Karol Wojtyla.  

Este espacio tan singular cuenta con una réplica exacta de la puerta santa de la Basílica de San Pedro y paredes que exhiben textos de sus encíclicas.  



El museo guarda objetos personales variados de su vida en Wadowice, curiosidades tales como zapatillas, medias, anteojos….también fotografías familiares y el reclinatorio donde rezaba de niño y adolescente.  La muestra contiene también un testimonio terrible:   la pistola Browning HP8mm que empuñó Mehmet Ali Agca cuando quiso acabar con la vida del Papa el 13 de mayo de 1981. 

La inauguración que conto con la presencia de las más altas autoridades de Polonia (Primer Ministro y el Presidente con su esposa), fue precedida por la Santa Misa celebrada en la parroquia y más tarde se ofreció un concierto/oratorio compuesto por 11 piezas musicales basadas en el testamento de Juan Pablo II “Los he buscado” con música de Bartosz Tomaszek y letra de Michal Zablocki, ofrecido en la Plaza mayor de Wadowice.  Durante la representación se leyeron fragmentos del testamento.



El Museo (casa natal y Museo) de Wadowice puede visitarse previa reserva y está abierto entre 9.00 y 19.00 horas (última entrada 17.40) todos los días menos el ultimo martes de cada mes.  (ver másdetalles en la página oficial)   La entrada (gratuita los días martes) requiere reserva con anticipación, pues las visitas son grupales.

La responsabilidad del cuidado y mantenimiento de este Museo y la casa natal  la comparten la Arquidiocesis de Cracovia, el Ministerio de Cultura de Polonia,  el gobierno local de la región de Malopolska y la Municipalidad de Wadowice. Las autoridades del museo,  una institución cultural que continúa las actividades del museo que fuera fundado en 1984 por la Arquidiócesis de Cracovia y cuyo Director es el ex secretario del cardenal Dziwisz: el Rev. Dariusz Ras, declaran que “el objetivo del museo es la conmemoración, preservación y promoción del patrimonio y de los mensajes de Juan Pablo II, así como nuevas iniciativas culturales y sociales de inspiración universal.”   Una tarea, si se quiere, monumental, ciclópea y ejemplar,  que va más allá de los preciosos objetos que se exhiben en la casa y el Museo, si bien estamos ante la presencia de muchas reliquias de segundo grado, objetos que usara o utilizara en su vida Karol Wojtyla/Juan Pablo II.

No es éste el único lugar en la región de Malopolska de Polonia que aspira a tan gigantesca tarea,  pues a todo esto y quizás mucho más  se ha propuesto el Centro Juan Pablo II en Lagiewniki-Cracovia,  complejo dentro del cual se encuentra el Santuario Juan Pablo II,  con preciosos trabajos del Centro Aletti de Roma bajo la dirección del sacerdote jesuita Marko Ivan Rupnik. 



El Centro Juan Pablo II es el complejo más grande edificado en honor al Papa Juan Pablo II en el mundo y la obra más importante realizada en Polonia los últimos años. Como bien se ha expresado el cardenal Stanislaw Dziwisz, “El Centro no es un monumento, sino un lugar de encuentro con la persona misma de Juan Pablo II”.  Este centro está ubicado muy cerca del Santuario de la Divina Misericordia (puede decirse que en el mismo predio). Un parque arbolado, que puede ser tanto un lugar de paseo como preciosa ocasión de meditación,   une ambos Santuarios.  


Invito visitar posts etiquetados Wadowice 
y Centro Juan Pablo II