Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 16 de enero de 2016

Las tres encíclicas sociales de Juan Pablo II (3 de 3)



“En Centesimusannus Juan Pablo II no sólo avanza en su reflexión y plantea preguntas concretas sobre cómo vivir y trabajar en el escenario del mercado libre y de la economía capitalista cada vez mas predominante, sino también en cuanto al estado de peligro relacionado con el modelo económico y el sistema político que hoy tiende a consolidarse. Para el Santo Padre el modelo de capitalismo presente en los países desarrollados no es el resultado final de la idea de una economía óptima que debe ser aceptada sin reservas y sin correcciones. Las objeciones del Papa en su crítica miran sea el sistema de la economía libre sea a algunos conceptos éticos, particularmente a la libertad del hombre, hoy tan comprometida, que se encuentra a la base del capitalismo (ver Cent. Annus, n 13)

La respuesta y la perspectiva profética de un sistema económico-social no pueden – opina el Papa – fundamentarse en un deseo hedonístico de satisfacer cada necesidad y cada sensación a experimentar, sino en una auténtica fuente de facultades cognitivas del hombre, en su capacidad de organización solidaria, en su capacidad de intuir y satisfacer al otro. El sistema político salvaje y la ineficiencia del modelo económico son de hecho sólo una causa secundaria de decadencia y negación, pues la riqueza primaria del hombre es el hombre mismo (ver Cent. annus, n. 54) La causa principal reside en el hecho que ha sido debilitada la dignidad propia del ser humano, privándolo de aquello que es su derecho inalienable: el derecho de libertad fundamentado en el imperativo de la verdad y el amor
.
El cristiano que trabaja en el mundo moderno puede y debe, sin embargo, inspirarse en el Evangelio de Cristo y en su gracia consolidadora. Las encíclicas de Juan Pablo II son prueba elocuente  de que la palabra de Dios mantiene su fuerza y eficiencia no solamente para cada individuo sino también en la ética comunitaria y social. Juan Pablo II estimula de modo creativo a construir una sociedad que se inspire en conceptos de justicia y solidaridad.”

Miroslaw Mroz “La doctrina social a favor de la dignidad del hombre” publicado en Totus TuusNr. 2, Mar/abr 2009


No hay comentarios: