Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (San Juan Pablo II).

sábado, 3 de noviembre de 2018

Redemptoris Mater: con Maria en la peregrinación de la fe



“La encíclica Redemptoris Mater de Juan Pablo II, publicada el 25 de marzo de 1984, solemnidad de la Anunciación del Señor, es un texto que está profundamente enraizado en la realidad de la preparación de la Iglesia al año 2000,Jubileo bimelenario del nacimiento de Jesus.

El Papa decidió proclamar el año 1987-1988 año de Maria para resaltara asi el papel de Maria en el misterio de la Encarnación y para, junto a Ella, exponer la verdad sobre Jesucristo y la Iglesia (RM 3), aria, en efecto, precede al nacimiento de Jesucristo en la historia de la  humanidad, y siendo Madre del Redentor, se convierte en el fundamento de fe de la Iglesia peregrina a lo largo de los siglos.

Juan Pablo II, revelando a Maria en el misterio de Cristo, encuentra el modo para poder profundizar en le conocimiento del misterio de la Iglesia. Maria, en cuanto Madre de Cristo, está unida, en efecto de  modo particular a la Iglesia. El hijo de Dios «por obra del Espíritu Santo nace de la Virgen Maria»; la Iglesia, sin embargo – según la enseñanza de las Cartas paulinas -, es constituida como su cuerpo: la realidad de la Encarnación encuentra así su prolongación en el misterio de la Iglesia.

No sorprende pues el hecho que el Papa contemple la realidad de la encarnación y se refiera a Maria, Madre de la Palabra Encarnada, sino también al misterio de la Iglesia, que se explica en la fe de Maria (RM, 5) Este “doble vinculo” que une la Madre de Dios a Cristo y a la Iglesia adquiere un significado histórico y teológico. «No se trata aquí solo de la historia de la Virgen Maria, de su personal camino de fe y de la “parte mejor” que ella tiene en el misterio de la salvación, sino además de la historia de todo el Pueblo de Dios, de todos los que toman parte en la misma peregrinación de la fe»  (RM,5)

Las palabras a las que se refiere Juan Pablo II en su encíclica están tomadas de la Constitución dogmatica del Concilio Vaticano II sobre la Iglesia, según las cuales la Iglesia sigue las huellas de Maria: Ella «avanzaba en peregrinación de la fe manteniendo fielmente su unión con el Hijo» (LG,58)”

(del texto Redemptoris Mater: con Maria en la peregrinación de la fe” de Miroslaw Mróz, publicado en Totus Tuus Nr. 5 Oct7Nov 2010

No hay comentarios: