Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (San Juan Pablo II).

martes, 23 de julio de 2024

Historia del Santuario y del Centro San Juan Pablo II, Cracovia, Polonia (3 de 7) – Cimientos del legado

 

El comienzo de la gran obra que surgió en Białe Morza  (el Santuario y todo el complejo del Centro JPII) quizás debiéramos fijarlo a partir de aquel lejano dia cuando Jòzef Mucha,  chofer de Karol Wojtyla durante 14 años,  le llevo al cardenal Wojtyla la noticia de la muerte del Papa Juan Pablo I y después comento: “el cardenal Wojtyla estaba sentado a la mesa almorzando. Escuché un fuerte ruido. Al recibir la noticia algo se le cayó de las manos al Cardenal. Después lo acompañé al aeropuerto…Buen viaje Eminencia, y hasta pronto, le dije. El Cardenal, después de un profundo y triste suspiro me respondió “Nunca se sabe” .  El Cardenal intuía que no regresaría?  El desconcierto fue mayor cuando su secretario Stanislaw Dziwisz dijo al partir “Recen por el cardenal Wojtyla, recen para que regrese a Cracovia”.  



Y fue así que a partir del 16 de octubre de 1978 los entrañables lugares de niñez y adolescencia en su natal Wadowice y su inolvidable Cracovia se  transformaron en cimientos incipientes de un legado universal.  Su enfermedad y su muerte el 2 de abril de 2005 sellaron definitivamente ese legado que comenzó en Wadowice en aquella “casa familiar que comprendía 200 mt2  y estaba compuesta por tres habitaciones en el primer piso del edificio que se transformo en el corazón del ahora Casa-Museocuyo exterior ha recuperado el aspecto de los años 20 del siglo pasado, pero por dentro está dotado de  tecnología moderna.  


 Y el “antiguo”  Museo Arquidiocesano de Cracovia - Kanonicza 19-21, cuyo origen data de 1906,  que pasadas varias etapas,  fue  creado “oficialmente” como Museo Arquidiocesano en 1993 por decreto del cardenal Franciszek Macharski,  y que a partir de 2005, por orden del entonces Arzobispo Stanislaw Dziwisz (ahora emérito) lleva el nombre de Karol Wojtyla, quien vivió allí primero como sacerdote (desde 1951) y luego como cardenal (1958-1967).





El primer viaje a su querida patria como Sumo Pontífice marco un antes y un después  en Polonia -



 entonces gobernada por el comunismo - y  su fallecimiento en 2005 y el “santo súbito”,  expresado abiertamente en sus funerales,  marcaron un hito en la historia de la Iglesia polaca y universal.   El cardenal Franciszek Macharski, su sucesor,   amigo y compañero de seminario, nombrado Arzobispo de Cracovia el 30 de diciembre de 1978 estableció 37 parroquias entre 1981 y 2002 y gestiono durante los primeros 14 años después de la “transformación” (caído el régimen comunista)  la construcción de 12 nuevas iglesias en Cracovia. Durante su mandato también fue colocada la piedra angular para el Santuario de la Divina Misericordia en Lagiewniki,  consagrada por el Papa Juan Pablo II el 17 deagosto de 2002. con la presencia del cardenal Macharski.

La gran obra del Santuario y Centro Juan Pablo II comenzaría casi sigilosamente, con la  orden Nro 1604/2005 (base en el art. 30-2-1 de la Ley del 8 de marzo de 1990 sobre autogobierno municipal (Gaceta Ofical de 2001, Nro 142, art 1591, mediante la cual se ordenaba la creación de la Fundación “Białe Morza (Mares Blancos) para la revitalización y desarrollo de zonas postindustriales de las antiguas plantas de soda de Cracovia.  Firmaban la carta de intención el el alcalde de Cracovia, Jacek Majchrowski,  Marzena Piszczek, presidenta de la Agencia de Desarrollo Regional de Małopolska  y el cardenal Franciszek Macharski, sucesor de Karol Wojtyla.    

La intención era construir un Complejo que incluiría un parque de meditación, áreas de recreación, deportes y servicios, así como instalaciones culturales y artísticas,  y se concedía el consentimiento para la libre  transferencia de bienes inmuebles propiedad del Ayuntamiento de Cracovia, consistentes en terrenos no urbanizables ubicados en Podgórze.   El proyecto,  amparado por la resolución que establece las Condiciones de Desarrollo No. AU-2/7331/329/2005 emitida el 31 de enero de 2005 suponía la contribución del Ayuntamiento de Cracovia  y de la agencia para el Desarrollo regional de Malopolska.  El resto de los recursos financieros procedían de fondos europeos. La carta de intención también indica que el 23 de mayo de 2005 la Asamblea de la Voivodato de Małopolska, que fue un poco mas alla al adoptar la resolución No. XXXIII/417/05 sobre cambios en el presupuesto de la Voivodato de Małopolska para el año 2005, en la que decidió asignar un monto a la fundación a fin de incluir la conmemoración de la persona y obra del Santo Padre Juan Pablo II, en particular mediante la construcción de instalaciones culturales y artísticas y la creación del Centro de Documentación del Pontificado de Juan Pablo II. Los contratistas para las instalaciones individuales se seleccionarían mediante licitaciones. 

El 25 de junio de 2005 estaba decidido que en los  locales de la antigua fábrica de soda Solvay se crearía el Centro de Documentación del Pontificado de Juan Pablo II.  


Todas las primeras tratativas fueron acompañadas por el cardinal Franciszek Macharski, quien después de haber participado en el conclave de 2005 cuando fue elegido Benedicto XVI,  presento su renuncia y le sucedió quien había sido secretario privado de Juan Pablo II, el Cardenal Stanislaw Dziwisz quien se puso la ciclópea tarea al hombro de inmediato.

 

martes, 16 de julio de 2024

Breve historia de Karol Wojtyla/Juan Pablo II y la orden carmelitana

 


Con ocasión de la canonización de Juan Pablo II en el 2014, el carmelita Emanuele Boaga describió brevemente la relación de Karol Wojtyla/Juan Pablo II con el Carmelo desde su natal Wadowice: (cito aquí solo una parte del escrito).

"Otro factor más profundo e íntimo alimentó los lazos de Wojtyla con el Carmelo desde que era niño: la tierna devoción a María, Madre y Decoro del Carmelo, cuya protección y beneficios recibidos ha subrayado sobre todo a lo largo de su pontificado. El veía la expresión de esta protección en el escapulario, que había recibido siendo niño en el convento de los carmelitas descalzos de Wadowice.  Muchas veces se ha referido a esto, y también han sido frecuentes sus referencias a una intensa piedad mariana, reflejada -desde que ascendió al solio pontificio el 16 de octubre de 1978- en cada encuentro con los Carmelitas de ambas ramas de la Orden. Puede decirse que en su largo pontificado no ha desaprovechado ninguna ocasión, sobre todo en la fiesta anual de la Virgen del Carmen, para dirigir a la familia carmelitana y a todos los devotos del Carmen un pensamiento recordando la protección y los beneficios inherentes al oficio de la Virgen Madre dentro del misterio de Cristo y de la Iglesia, estimulando así una actitud de agradecimiento filial como expresión de familiaridad hacia ella y de conformidad con la voluntad divina. En unas setenta veces, con ocasión del rezo dominical del Ángelus, de encuentros con diversos grupos durante sus viajes apostólicos y en las audiencias de los miércoles, quiso el Papa subrayar uno u otro aspecto de la devoción carmelitana a la Virgen y conducir a sus queridos hijos hacia la oración suplicante y  hacia la imitación de sus virtudes. 

Pero la enseñanza más profunda que Juan Pablo II ha ofrecido a todos los Carmelitas se encuentra sobre todo en la carta apostólica ElAcontecimiento Providencial, enviada el 25 de marzo de 2001 con ocasión del Año Mariano Carmelitano. De hecho, su contenido va más allá de la circunstancia que la motivó, pasando a ser una reflexión sobre las grandes líneas de la espiritualidad mariana que el Carmelo vive y ha de cultivar.

El Papa Juan Pablo II también ha beatificado y canonizado a  numerosas figuras de Carmelitas eminentes por su santidad.... Más amplio resulta el número de beatificaciones y canonizaciones de Carmelitas descalzos.... .

En este contexto se sitúan algunas cartas apostólicas escritas por el papa Juan Pablo II con motivo de aniversarios y de celebraciones específicas. Otras referencias a estas figuras eminentes del Carmelo las hizo Juan Pablo II durante audiencias y encuentros.

Debemos recordar aún, como llamada a vivir los ideales y la vida del Carmelo, las palabras dirigidas por Juan Pablo II a los capítulos generales de las dos ramas de la Orden. Los Carmelitas han celebrado bajo su pontificado cuatro capítulos generales (1983, 1989, 1995, 2001). En los tres primeros se obtuvo el don de una audiencia especial; al último envió el Papa una carta. También los Carmelitas descalzos celebraron cuatro capítulos generales en el pontificado de Juan Pablo II (1985, 1991, 1997, 2003). A cada uno de ellos dirigió puntualmente su palabra paterna y su bendición. Tuvo igualmente palabras de estímulo paterno para las religiosas participantes en los capítulos generales de las diversas congregaciones carmelitanas, recibiéndolas en audiencia especial.

Además de las celebraciones de los capítulos generales, que marcan el desarrollo de la vida, Juan Pablo II también se hizo presente con motivo de otras fiestas de la familia carmelitana. El 7 de octubre de 2002 dirigía una carta a los superiores generales de las dos ramas de la Orden con motivo del 550 aniversario de la bula Cum nulla, en la que resalta los abundantes frutos proporcionados al Carmelo y a la Iglesia por las monjas carmelitas con su “testimonio luminoso de mujeres ejemplares”, invitando también a los laicos de la familia del Carmelo a seguir el camino de la santidad a ejemplo de Elías y de María.

En su acción pastoral en la diócesis de Roma es conocida la solicitud del Papa por las parroquias y las comunidades religiosas. Las visitas realizadas a las de los carmelitas se caracterizaban por un clima de gran simplicidad y familiaridad, abandonando muchas veces los discursos oficiales, y dando muestras de interés y de sincero afecto.

 Juan Pablo II nombró nueve obispos entre los Carmelitas de la Antigua Observancia mientras dos obispos carmelitas creados por Pablo VI pasaron a otras sedes. Sin embargo, los Carmelitas descalzos nombrados obispos por Juan Pablo II fueron catorce, mientras cinco creados por Pablo VI pasaron a otras sedes. El 22 de mayo de 1991 Juan Pablo II elevó a la dignidad cardenalicia a un Carmelita descalzo, Mons. Anastasio Ballestrero, arzobispo de Bari y luego de Torino.

Entre las gracias y concesiones a fin de propagar la devoción a la Madre y Decoro del Carmelo se ha de recordar la elevación al rango de basílica menor de algunos santuarios e iglesias en las que la Virgen del Carmen es la titular, así como la coronación de algunas imágenes muy veneradas. Recordemos de manera particular la audiencia del 12 de septiembre de 2001 en la plaza de San Pedro, que se desarrolló sin las habituales muestras festivas al estar marcada por el dolor y el estupor de la catástrofe del día anterior en Nueva York con el atentado terrorista de las “torres gemelas”. En aquella ocasión el pontífice puso una nueva corona sobre la cabeza de la imagen de la Virgen del Carmen, llevada a tal propósito desde la iglesia vecina de Santa María in Traspontina como peregrinación que concluía el Año Mariano Carmelitano del 750 aniversario del escapulario.

Estos gestos del crecimiento de la devoción mariana evocan una vez más el lazo profundo y tierno que unió el corazón de Juan Pablo II a la Madre de Dios y de los hombres, y -como si fuera su herencia- son una especie de invitación continua, como él repetía frecuentemente, “a dirigirle una humilde oración para que ella, con su intercesión, alcance para cada uno poder seguir seguro por el camino de la vida y llegar felizmente a la santa montaña, Jesucristo, nuestro Señor” (Ángelus, 21 de julio de 1988).

16 de julio Fiesta de la VIrgen del Carmen

 


“Que la bienaventurada Virgen del Monte Carmelo, a quien hoy invocamos con particular devoción, nos ayude a subir sin cansarnos hacia la cima del monte de la santidad; y nos ayude a amar por encima de todo a Cristo, que revela al mundo el misterio del amor divino y la verdadera dignidad del hombre”. (Angelus Juan Pablo II 16 07 2000).

Conocemos el amor de Juan Pablo II a la Virgen Maria y también su particular devoción a la Virgen del Carmen y al escapulario, que le fue impuesto en su pueblo natal de Wadowice a los 10 años, allí “sobre la colina” como le gustaba decir, del monasterio carmelita (que ahora atesora su escapulario entregado después de su muerte), cuya fundación se remontaba a los tiempos de San Rafael Kalinowski. Una devoción fortalecida con sus oraciones diarias en familia, aquel seminario doméstico de la calle Koscielna (su hogar) en Wadowice y sus peregrinaciones a los santuarios marianos de Jasna Gora y Kalwaria Zebrzydowska.

Un largo camino mariano hasta la elección del lema espiscopal y después papal “Totus Tuus” .

En “Don y Misterio” nos cuenta de su vida en la parroquia salesiana de Debniki, sobre su guia y mentor el sastre Tyranowski, acrecentando en el su interés por la espiritualidad carmelitana que continuaría en Cracovia en el monasterio de los Padres Carmelitas Descalzos en la calle Rakowicka. Hasta llegó a considerar entrar en el Carmelo “dudas resueltas por el Arzobispo Cardenal Sapieha, quien -con el estilo que lo caracterizaba- dijo escuetamente: "Es preciso acabar antes lo que se ha comenzado''.

En su  Mensaje a la Orden del Carmelo Juan Pablo II decía con respecto al escapulario: “El escapulario es esencialmente un "hábito". Quien lo recibe se une o se asocia, en un grado más o menos íntimo, a la Orden del Carmen, dedicada al servicio de la Virgen para el bien de toda la Iglesia (cf. Fórmula de la imposición del escapulario, en el "Rito de la bendición e imposición del escapulario", aprobado por la Congregación para el culto divino y la disciplina de los sacramentos, 5 de enero de 1996). Por tanto, quien se reviste del escapulario se introduce en la tierra del Carmelo, para "comer sus frutos y sus productos" (cf. Jr 2, 7), y experimenta la presencia dulce y materna de María en su compromiso diario de revestirse interiormente de Jesucristo y de manifestarlo vivo en sí para el bien de la Iglesia y de toda la humanidad (cf. Fórmula de la imposición del escapulario)”

 

 

martes, 9 de julio de 2024

Historia del Santuario y del Centro San Juan Pablo II, Cracovia, Polonia (2 de 7) – ubicación, antecedentes y características del predio

 (He vuelto - sin internet durante dos semanas!)

Según resolución nº XCIX/1503/14 del 12 de marzo de 2014 en la actualidad Łagiewniki-Borek Fałęcki se identifica organizativamente como Distrito IX del ayuntamiento de Cracovia.  Siguen siendo, sin embargo,  dos lugares unidos tanto geográficamente (uno al lado del otro) como religiosamente; del lado de Lagiewniki se encuentran el Convento de la Congregación de las Hermanas de La Divina Misericordia junto al Santuario original que atesora las reliquias de Santa Sor Faustina Kowalska,  y el nuevo Santuario de la Divina Misericordia consagrado por el Papa Juan Pablo II el 17 de agosto 2002, en el último viaje su patria;   y del otro lado (Borek Falecki),   entre dos colinas ahora parquizadas, el Santuario San Juan Pablo II y el Centro Juan Pablo II. https://janpawel2.pl/  (y mas allá la actual urbanización y el centro comercial.)

En cuanto a sus orígenes Łagiewniki fue un antiguo pueblo situado en la margen derecha del río Vístula (Wisła) , inscripto  a partir de 1373 como Lage(w)nik o Lagyewnyky (1424) que proviene de la palabra "łagiewnik", que significa tonelero, fabricante de malta, cervecero o fabricante de hidromiel.  Y Borek Fałęcki, a su vez del lado derecho del Vístula,  parte sur de la actual ciudad de Cracovia,  que hasta 1990 dependía administrativamente del distrito Podgórze (en algún momento llamada Ciudad libre real (1784-1915).   Una primera mención del lugar se remonta al año 1382 y se refiere al bosque de coníferas en la zona (Borek), también Borkow (1408) y Borek Falecki la primera mitad del siglo XIX) y probablemente a la persona del primer propietario del pueblo (Fałęcki -  un tal Fałek (Chwałek).

 


En Borek Falecki encontramos esa denominación tal vez extraña de “Białe Morza” (Mares blancos)  que identificaba - y sigue identificando - ese lugar, sin mares cercanos,  hasta parecía mal traducido ,  y que fue sede de la antigua  Krakowskie Zakłady Sodowe "Solvay, donde trabajó Karol Wojtyla durante 4 años (entre la cantera y fabrica).  Los "Mares" implican el hecho de que a mediados del siglo XX ya se habían acumulado unos 5 millones de lodos residuales  y  "Białe"  al color blanco de la sustancia que,  almacenada allí durante tantos años,  levantaba y desparramaba polvo blanco por todo el entorno.

Yendo a los comienzos mismos recordamos que Bernard Liban, visionario e inventor, cuando ya se había convertido en un industrial de renombre,  en 1873 eligio Borek Falecki para abrir una nueva planta situada en la cantera a los pies de la colina de Cracovia. El 16 de abril de 1901 el Ayuntamiento de Podgórze dio su consentimiento a los empresarios de Podgórze Bernard y Władysław Liban, propietarios de una fábrica de productos químicos, para iniciar la construcción de una planta en Borek Fałęcki a producir carbonato de sodio y soda cáustica. La inauguración data de 1906, planta que   en 1909 fue adquirida por la compañía Solvay.  Cuando se inauguro la fábrica de soda en Borek Fałęcki se producía carbonato de sodio (Na2CO3, materia prima) y soda cáustica (NaOH), en pequeñas cantidades. Hasta entonces se había estado utilizando el método Honigmann, que muy pronto (después de que la empresa Solvay comprara y ampliara la fábrica) fue sustituido por el método Solvay (1910), considerado más eficaz. Ya antes que Solvay comprara la planta se había comenzado a construir una urbanización para la fuerza laboral,  beneficios que luego Solvay fue ampliando a instituciones educativas y de deportes.

Ernest Gaston Joseph Solvay (RebecqBélgica, 16 de abril de 1838-Ixelles, 26 de mayo de 1922) ​ fue un químico industrialfilántropo y político belga que desarrolló y patentó un nuevo procedimiento para la fabricación de carbonato de sodio al tratar con dióxido de carbono y amoníaco una solución saturada de sal común. El grupo Solvay sigue activo en la actualidad  (presente en 41 paises – en Polonia en Varsovia y en Wloclawek) dedicado a esta misma industria después de haber “reinventado” el proceso original..

 

Las materias primas básicas para la producción procedían en parte de las minas de sal de Wieliczka  (en 1978 declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco,   a sólo 10 km del centro de Cracovia y actualmente dedicada enteramente al turismo)   de la Mina de Bochnia,  también declarada Patrimonio de la Humanidad (a 30 km de Wieliczka, y a 40 de Cracovia)  y de la cantera "Zakrzówek" (ahora enorme parque recreativo). En el pico de producción, se transportaban hasta 6.000 m3 de lodo al día a través de tuberías hasta los estanques de relaves. 

 

En los años 1918-1939 se produjo una rápida expansión de la planta y un aumento de la producción. La dirección de la empresa "Solvay" compró terrenos adyacentes a la fábrica y los destinó a la construcción de inversiones cuyo principal objetivo era independizar la planta del suministro externo de materias primas básicas: sal y piedra caliza. El aumento de la producción tuvo como consecuencia la necesidad de encontrar un lugar para almacenar los residuos post-soda. Se seleccionaron las zonas situadas en el río Wilga, en las inmediaciones de la fábrica y en 1930 se inició la construcción de tanques de sedimentación a tal fin.  Inicialmente se utilizó como lugar para la sedimentación de desechos. Después de que las partículas sólidas cayeran al fondo, el depósito se drenaba mediante un sistema de tuberías. Después de que los sedimentos se secaran, se agregaba otra capa de terraplén y el proceso se repetía en la segunda mitad. En los años 1970 se construyeron 15 tanques de sedimentación, incluidos 6 de dos niveles.

Cuando en septiembre de 1939 Alemania invadió Polonia  la producción fue suspendida.  Pocos días más tarde, ya ocupada Cracovia,   las plantas de Solvay  reanudaron sus operaciones bajo la nueva denominación de Ostdeutsche Chemische Werke GmbH. 

En su página web del grupo Solvay leemos que Solvay fue blanco de regímenes comunistas en dos oportunidades:  primero en 1917 cuando los bolcheviques confiscaron sus plantas y minas en Rusia. Y en las postrimerías de la II Guerra mundial cuando les fueron nacionalizadas 15 plantas industriales no solo en Polonia sino también en Rumania, Hungria, Alemania del Este, Yugoslavia y Checoslovaquia, sin obtener reparaciones,  en la mayoría de los casos.

Después de la Segunda Guerra Mundial, (entre 1950 y 1960) cuando la empresa fue nacionalizada por la ocupación comunista, se amplió su producción. (incluyendo cloruro de amonio (NH4Cl), dióxido de carbono alimentario (CO2) y otros, descuidándose por completo las condiciones de seguridad ambiental 

El fin de la II Guerra Mundial significo grandes cambios políticos para Polonia en pérdidas y ganancias de territorio, bienes y propiedades.   La transformación política iniciada en 1989  y la Constitución de 1997  se dio inicio a una reprivatización, sin una ley especifica y con enormes desafíos.  En un informe exhaustivo y extenso la WJRO  habla sobre el reclamo de propiedades de judios (en Europa)  pero incluye y habla también de las demás Iglesias.  El caso de Polonia es complejo por su doble invasión, primero por Alemania y después por el Soviet. Propiedades que fueron confiscadas por los ocupantes nazis y luego conservadas o vendidas por los gobernantes comunistas de la postguerra. A partir de 1989 con la caída del comunismo en  Polonia  se entra en una nueva era y el gobierno organiza una serie de comisiones gubernamentales  (en las diferentes regiones) para manejar la devolución de propiedades pertenecientes a privados y asociaciones religiosas. En reglas generales las devoluciones/restituciones se fueron cumpliendo en  devolución del bien nacionalizado, compensación o cambio por otro bien de similar valor.  No todo fue solucionado y  al igual que otros países que habían estado bajo la órbita comunista se fijó  una fecha límite para presentar solicitudes y realizar reclamos, fecha ya caducada y que sigue siendo motivo de grandes debates. 

En  1989 (liberada Polonia del comunismo) el nuevo gobierno decide cesar la producción y  liquidar KZS,  debido al excesivo impacto ambiental y contaminación de las napas de agua en todo el entorno.  Este proceso,  que incluyo nuevas reglamentaciones y recultivos -  una vez llevado a cabo la liquidación de la  infraestructura industrial -  duró hasta  1996. 


Referencias:

Gruposolvay

Solvay: 120 años de historia (1ra parte) 

Solvay: 120 años de historia (2da parte) 

A modern town – From theevents of the Royal Free Town of Podgorze 1784-

Krakowskie„Biale Morza” – wybrane problemy zagospodarowania i rewitalizacji

Geochemical State of WilgaRiver Environment in Kraków (Poland)—Historical Aspects and Existing Issues

Instituto de Diálogo Intercultural Juan Pablo IIen Cracovia

 Plantas de Łagiewniki, Borek Fałęcki y Solvay     

Overview of immovable property restitution/compensation regime-Poland (as of 13 December 2016) 

El estallido de la segunda Guerra Mundial y conquista de Polonia – influencia en la población judia 

Joanna Jaroszyk1 Nationalisation and Reprivatisationof Forests in Poland after World War II 

From Red to green in Poland – Daniel H. Cole  

VideoLagiewniki, Borek Falecki y Solvay

 y aquí muchas fotografías 

Borek Falecki  

Historia Distrito IX Cracovia Lagiewniki-Borek Falecki 

Franciszkanska3  

Adam Boniecki: The making of the Pope – Kalendarium of the Life of Karol Wojtyla, Marian Press, Stockbridge, Massachusetts, USA, 2000

 

 

 

 

 

 

 

 


jueves, 13 de junio de 2024

Historia del Santuario y del Centro San Juan Pablo II, Cracovia, Polonia (1 de 7) Introducción

  

No estaría encarando la historia completa de ese espacio sagrado que es el Santuario San Juan Pablo II en Cracovia – planeado, creado y construido para perpetuar la memoria del santo polaco más conocido en todo el mundo -  si no le prestara atención al  fuerte simbolismo y la conexión histórica del predio seleccionado y obtenido (junto a todo  el complejo del  Centro Juan Pablo II lindante, del cual el Santuario forma parte), y que además se encuentra cercano - como formando parte de un pequeño y privilegiado mundo religioso para todos -,  patriótico además para el pueblo polaco,   al Convento de la Congregación de las Hermanas de La Divina Misericordia Lagiewniki que en 1968 cumplieron su centenario; 



al pequeño Santuario original donde se encuentran las reliquias de Santa Sor Faustina Kowalska 



y al nuevo Santuario de la Divina Misericordia consagrado por el Papa Juan Pablo II el 17 de agosto 2002, en el último viaje su patria  


(Y desde aquí agradezco al Profesor Esteban Fernandez-Cobian, Universidade da Coruña, por haberme planteado el desafío de escribir esta historia, que reconozco me la debía y también la debía a los lectores de este blog - muchas gracias Profesor!)

En la segunda mitad de 1939  Karol Wojtyla, que entonces tenia 19 años,  debió interrumpir su 2do año  de filología en la Universidad Jaguelonica cuando el 6 de noviembre las fuerzas de ocupación alemanas nazis arrestaron  a todos los  profesores y procedieron al cierre de la universidad. A partir de marzo de 1940 Karol trabajo como auxiliar en la firma de J. Kuczmierczyk, dueños de un restaurant,  y después,  tal como el mismo comenta en Don y Misterio,   “para evitar la deportación a trabajos forzados en Alemania; en el otoño de 1940 empecé a trabajar como obrero en una cantera de piedra vinculada a la fábrica química Solvay. 



Estaba situada en Borek Fałęcki, a casi media hora de mi casa de Debniki, e iba andando hasta allí cada día. Los responsables de la cantera, que eran polacos, trataban de evitarnos a los estudiantes los trabajos más pesados. A mí, por ejemplo, me asignaron el encargo de ayudante del llamado barrenero, de nombre Franciszek Labus. Lo recuerdo porque, algunas veces, se dirigía a mí con palabras de este tipo: "Karol, tu deberías ser sacerdote. Cantarás bien, porque tienes una voz bonita y estarás bien..." Lo decía con toda sencillez, expresando de ese modo un convencimiento muy difundido en la sociedad sobre la condición del sacerdote. Las palabras del viejo obrero se me han quedado grabadas en la memoria…. En el otoño de 1942 tomé la decisión definitiva de entrar en el seminario de Cracovia, que funcionaba clandestinamente. Me recibió el Rector, P. Jan Piwowarczyk. El hecho debía quedar en la más absoluta reserva, incluso para las personas más allegadas. Comencé los estudios en la Facultad teológica de la Universidad Jaguellonica, también clandestina, mientras continuaba trabajando como obrero en la Solvay…. pasados los años de la primera juventud, la cantera de piedra y el depurador del agua en la fábrica de bicarbonato en Borek Falecki se convirtieron para mí en seminario. No se trataba ya únicamente del pre-seminario, como en Wadowice. La fábrica fue para mí, en aquella etapa de mi vida, un verdadero seminario, aunque clandestino. Había comenzado a trabajar en la cantera en septiembre de 1940; un año después pasé al depurador de agua en la fábrica. Fue en aquellos años cuando maduró mi decisión definitiva. En otoño de 1942 comencé los estudios en el seminario clandestino como ex alumno de filología polaca, siendo obrero en la Solvay.  No me daba cuenta de la importancia que todo ello tendría para mí..  Me hice amigo de muchos trabajadores. A menudo me invitaban a sus casas. Como sacerdote y obispo, bauticé a sus hijos y nietos, bendije matrimonios y dirigí funerales para muchos de ellos.  Cambien tuve la oportunidad de ver cuantos intereses religiosos tenían, la sabiduria de la vida. Estos contactos  duraron mucho después del final de la ocupación, de hecho hasta mi elección como Obispo de Roma, y algunos continúan hasta el día de hoy en forma de correspondencia".  

 “Por ahora soy operario en una cantera, pero no rompo rocas . Hago trabajo físico relacionado con los rieles del ferrocarril que comunica la cantera (Zakrkowek) - bastante cerca de mi casa -  hasta la planta de Solvay en Borek Falecki.” le decia en una carta a su amigo Kotlarczyk el 7 de octubre de 1940.  

De su época de trabajo en la cantera Karol Wojtyla escribió En memoria de un compañero de trabajo (IV parte del poema La Cantera)  

Según  testimonios de sus compañeros sabían que estudiaba y le dejaban tiempo para leer y también para rezar, muy ensimismado en sus pensamientos pero siempre  pronto y dispuesto a ayudar. Se ayudaban entre todos en un trabajo que no era fácil  y además tedioso. Todos sabían que era muy pobre y que comía poco…a veces en la cocina le daban doble ración de pan.  (Boniecki)

“El caminaba – muy pensativo - con su cabeza gacha llevando los baldes de cal. No lo considerábamos un obrero común.. lo llamábamos el muchacho piadoso.. sabíamos que escribía poesía y que estaba escribiendo sobre Santa Teresa” (Stefania Koscielniak)

“Yo trabajaba como ingeniero asistente. Karol  trabajo con los rieles durante unos 5/6  meses….una vez lo encontré en la planta. Eran las 12 del mediodía. Sonaba el Ángelus. En cuanto escucho la campana, bajo los baldes, se persigno y rezo y después siguió su camino. No se avergonzaba de su proceder frente a los demás. (Jozef Pachacz)

“Se contrataron varios estudiantes para trabajar en la planta. El Sr. Wojciechowski (un ingeniero) y Krauze los pusieron a trabajar en los rieles. Cuando fueron puestos bajo mi control Krauze me dijo que podrían ser útiles que no les sobrecargara con trabajos pesados. Entonces los puse a trabajar con los rieles. Karol cumplía bien sus obligaciones  y lo hacía con gusto; en cuanto encontraba tiempo libre leia libros y hablábamos sobre la guerra, que todos queríamos que terminara, que queríamos sobrevivir y como querían aplastarnos.  Trabajo con nosotros durante  unos seis meses, después fue a la cantera.  (Jan Zyla)

“Yo trabaje con Karol en la cantera de Zakrzowek. Karol trabajo con nosotros en 1940. Las condiciones de trabajo eran duras. El era tranquilo, calmo, trabajador, y amigable; con gusto ayudaba a todos.” (Klemen Witkowski)

El 29 de febrero de 1944, volvia caminando de su trabajo de doble turno y se lo llevo por delante un camión alemán, cerca de la ruta del tranvía 3 entre Borek Falecki y Mateczny. Fue testigo la señora Jozefa Florek. Lo vio inconsciente, pensó que se había caído del camión y se habría muerto; le alcanzaron agua y lo llevaron al Hospital sobre la calle Kopernikova. Alli fue registrado como “Wojtyla Karol nacido en 1920, residente de Cracovia (calle Tyniecka) Vulnersa lacer capitais  Commotio cerebri”. Salio del hospital el dia 12 de marzo de 1944 y paso su convalecencia en casa de sus amigos los Szkockis. Jozefa Florek guardo las cartas que le dirigiera diciéndole que ella salvo su vida.

El 6 de mayo de 1968 en una visita a la Iglesia de la Visitación de la Virgen Maria en Borek Falecki decia en su homilia: Aquí enBorek Falecki he aprendido a ser devoto de Maria

Y el 26 de ocubre de 1975 Karol Wojtyla ya cardenal con motivo del 50 aniversario de la parroquia Nuestra Señora de las Victorias  en Borek Falecki y la consagración de la Iglesia,  el Cardenal Wojtyla volvía a recordar con palabras firmes y fuertes aquellos años de trabajo allí:

“Yo considero esta historia como parte de la mía propia. Aunque no fui lo que se considera un verdadero parroquiano de aquí, estuve en contacto con Borek Falecki, con esta gran fuente de trabajo y con esta parroquia durante el peor periodo de la ocupación alemana. Y soy muy consciente cuanto le debo a esta “barraca” que fue el templo del Pueblo de Dios de vuestra comunidad.  Fue aquí donde nos encontrábamos durante la ocupación para que después pudiéramos mirarnos a los ojos con la conciencia tranquila cuando nos encontrábamos en nuestro trabajo, en los pasillos de la fábrica, en  los hornos, en la cantera, y alrededor de la maquinaria que producía soda castica y otros productos de Solvay.  Estas son muestras memorias comunes…y es por ello que hoy realizo esta visita con profunda emoción para consagrar este altar y esta iglesia. ..Después de todo la iglesia también es una fuente de trabajo, una fuente donde nos moldeamos. Y no hay duda alguna que ello también favorece y enriquece a nuestras fuentes industriales de trabajo. Guiado por esta toma de conciencia en el periodo entre guerras,  coincidiendo con el periodo de crecimiento aquí, se extremó el esfuerzo  en formar aquí una parroquia y construir una iglesia.   Lo que observamos aquí, lo que vivenciamos aquí y lo que logramos juntos fue la expresión de una justicia social fundamental. Se creó fuentes de trabajo, un complejo de viviendas y simultáneamente una parroquia y una iglesia.  Porque el pueblo de fe, los ciudadanos, los trabajadores asi lo pedían. Y no encontraron obstáculo alguno…. Lamentablemente, lo que podemos decir acerca de Borek Falecki durante los años de la preguerra, no podemos decirlo de muchos otros distritos… de la Cracovia contemporánea y la realidad de hoy.  Es esto que les recuerdo en mi comunicado, leído en todas las iglesias de Cracovia y en toda la diócesis hoy…. Es por ello que hablo aquí a quienes son agentes de justicia social; en nombre de la justicia social, en nombre de esa justicia ejemplificada en Borek Falecki apelo a aquellos que están y quieren ser agentes de justicia social para que aquellos que permanecieron durante años a cielo abierto logren conseguir  permiso por al menos una barraca, para tener un techo sobre sus cabezas. Si fue posible darles a esta gente en aquellos tiempos, que a menudo son criticados como injustos, porque no pueden recibir lo mismo hoy cuando se pregona la justicia social… Yo trabaje físicamente en este lugar y se muy bien cuanto valor posee el trabajo y  cuan necesario es. En nombre del duro trabajo  de los católicos, ciudadanos de la ciudad de Cracovia y de la arquidiócesis, clamo a quienes dirigen este trabajo, a quienes administran este trabajo, quienes construyen nuestra sociedad contemporánea en base a este trabajo, que  - tal como lo fueron en el pasado - sean consideradas y honradas las necesidades de la sociedad católica y  la necesidad de una iglesia.  (Boniecki)  

El 8 de junio de 1979 durante su primera peregrinación a Polonia como Sumo Pontifice, en aquella preciosa y emocionante homilíaen el Santuario de la Santa Cruz de Mogila,   volcaba toda su nostalgia por su querida patria mencionando también sus recuerdos de trabajador, tan cerca de allí;   

“El cristianismo y la Iglesia no tienen miedo del mundo del trabajo. No tienen miedo del sistema basado sobre el trabajo. El Papa no tiene miedo a los hombres del trabajo. Los ha sentido siempre muy cerca de él. Ha salido de su ambiente. Ha salido de las canteras de piedra de Zakrowek, de las calderas de Solvay en Borek Falecki, después de Nowa Huta. A través de todos estos ambientes, a través de las experiencias personales de trabajo —me permito decir—, el Papa ha aprendido nuevamente el Evangelio. Se ha dado cuenta y se ha convencido de cuán profundamente está grabada en el Evangelio la problemática contemporánea del trabajo humano. De cómo sea imposible resolverla a fondo sin el Evangelio.”

Excepto lo marcado la fuente es : Adam Boniecki, MIC: The makingof the Pope of the Millenium - Kalendarium of the Life of Karol Wojtyla, Marian Press, Marians of the Immaculate Conception and Associaton of Marian Helpers, Stockbhridge, Massachusetts, 2000

 

 

viernes, 7 de junio de 2024

"Gaude Mater Polonia. 45 años del primer viaje de Juan Pablo II a su tierra natal del 2 al 10 de junio de 1979

 

Polonia católica celebra el  45 aniversario del primer viaje-peregrinación  de  Juan Pablo II a su Polonia natal. Ayer se inauguró bajo la Ventana Papal en Franciszkańska 3 en Cracovia la exposición "Gaude Mater Polonia. Juan Pablo II en su tierra natal. 2-10 de junio de 1979"  preparada por la Oficina Nacional de Educación del Instituto de la Memoria Nacional.  En Polonia vuelven a palpitar aquellos días de1979  que abrieron paso a una nueva época:  ya a partir de allí nunca más seria lo mismo. “Volviendo a su patria, Juan Pablo moviliza multitudes que ya no podrán silenciarse.” Decia Luigi Accatoli.  

(foto de Wyborcza.pl - hay mas fotografias)

(ver esa fotografia en plena epoca comunista estremece!)

Si bien Polonia despertaba y con ese despertar comenzaba a cambiar el rostro de Europa del Este, aun vendrían días muy difíciles y oscuros: la ley marcial de Jaruzelski en 1981, el 2do viaje del Papa y su exigencia e incertidumbre de un encuentro con Lech Walesa en plena época de Solidarnosc,  aquellos increíbles días de 1983, y en 1984 el feroz asesinato del padre Jerzy Popieluszko.  

La exposición presenta su  peregrinación, eventos relacionados con el, el contexto histórico y las posteriores consecuencias e impacto en los cambios sociopolíticos.

Durante la inauguración de la exposición en la Ventana Papal de Cracovia, el arzobispo Marek Jędraszewski recordó que cuando Juan Pablo II llegó por primera vez a su patria en 1979, Polonia todavía estaba esclavizada, pero bajo la influencia de esta peregrinación "comenzó a tomar vuelo estallando, por así decirlo." desde dentro del sistema comunista y recordó que las autoridades comunistas hicieron todo lo posible para impedir la visita papal, o al menos retrasarla el máximo posible.  Algunos dirigentes del PZPR eran conscientes del enorme potencial de la presencia del Papa polaco y, sobre todo, del potencial de su mensaje sobre Cristo, que es la clave para comprender a la humanidad y que lleva toda la verdad sobre el hombre y, los llamados a la libertad. Recordó también el famoso discurso del Papa en la Plaza de la Victoria de Varsovia  que terminaba con esa invocación especial “Ygrito yo, hijo de tierra polaca, y al mismo tiempo yo:Juan Pablo II Papa, grito desde lo más profundo de este milenio, grito en la vigilia de Pentecóstes: ¡Descienda tu Espíritu! ¡Descienda tu Espíritu! ¡Y renueve la faz de la tierra! ¡De esta tierra!


Señalo el Metropolitano que “esta homilía sigue siendo considerada crucial y la más importante, pero también destacó la importancia de lo que el Santo Padre dijo al día siguienteen Gniezno, cuando se dirigió a otros países eslavos que, aunque se encontraban en una situación difícil en términos de libertad religiosa habían preservado la fe. Recordó también que la visita no fue transmitida por la televisión estatal y las transmisiones radiales fueron interrumpidas cuando la multitud aplaudió y respondió con entusiasmo a las palabras del Papa.


En sus palabras el Dr. Karol Nawrocki, presidente del Instituto de la Memoria Nacional,  expreso:

“¡Cuán poderoso debe haber sido el hombre contra quien, en junio de 1979, el aparato del Estado comunista totalitario envió inteligencia militar, contrainteligencia militar y servicios de seguridad civil! Qué poderoso debió ser un hombre contra el cual sólo en la Archidiócesis de Cracovia fueron enviados 1.037 agentes del Servicio de Seguridad, 67.000 milicianos y cientos de agentes”

El director de la Oficina de Educación Nacional del Instituto de la Memoria Nacional, Dr. Adam Pleskaczyński, señaló que en 1979  se movilizaron 10 millones de polacos en algún momento de la ruta de la peregrinación papal, a pesar de que las autoridades comunistas intentaron disuadir a sus compatriotas de hacerlo con amenazas y chantajes. – Fue un momento de mucha alegría.. Fue un momento en el que los jóvenes pudieron salir a la calle y mostrar su lealtad a la Iglesia católica. Fueron tiempos hermosos, fantásticos y maravillosos, en los que finalmente surgió una República libre de Polonia .

La exposición presenta toda la ruta de peregriancion dle Santo Padre desde Varasovia  través de Gniezno, Częstochowa, Cracovia, Kalwaria Zebrzydowska, Wadowice, Oświęcim, a Nowy Targ.

 

En Cracovia, la exposición podrá verse hasta mañana  7 de junio de 2024 por la tarde, luego se  expondrá el sábado en la plaza del mercado de Nowy Targ.


(Fuente: EKAI)