Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 28 de mayo de 2013

Diario romano 2006 ultimos dos dias en Roma

El mismo día del cumpleaños del Papa Juan Pablo II 18 de mayo fuimos con una amiga romana a la Libreria Internazionale Giovanni Paolo II. Compramos algunos libros…me hubiera comprado mas, muchos mas….además deseaba vivir un poco más cerca para venir más a menudo al menos a hojear algunos….

Despues de otra pizza nos sentamos en los escalones de la imponente columnata de Bernini y charlamos, tomamos fotografias, grabamos nuestros recuerdos para un programa en Jasna Gora y simplemente disfrutamos del atardecer de aquel dia inolvidable. Cuando se va escondiendo el sol y anochece los recuerdos se pintan de nostalgia. Despues de todo era una noche particular 18 de mayo una mezcla de tristeza y oración pero también de agradecimiento y júbilo por haberlo tenido a Juan Pablo II entre nosotros. Alli donde esta la laja marcando el triste intento de asesinato cantamos, cada una en su lengua, una de sus canciones preferidas “Barka” (Pescador de hombres) Emocionante…. Sentíamos que nos acompañaba….



Algo que inesperadamente marcó profundamente mi viaje fue nuestra visita a la Iglesia Carmelita de Santa Maria del Carmelo in Traspontina, alli sobre Via Conciliazione, a unos pasos de la Plaza San Pedro. Yo quería presentarles a mis amigas el precioso altar de la Virgen del Carmen y el poster del joven Karol Wojtyla luciendo su escapulario como trabajador.


Lo que planeaba ser una simple invitación para ellas resulto ser un verdadero schock para mi! El poster del joven Karol Wojtyla que antes estaba pegado sobre la puerta de entrada ahora estaba colocado sobre un atril allí cerca de la Virgen, y ¡oh sorpresa! En ese momento se me escapó del fondo del alma la expresión “Oh my God” (entre nosotras hablábamos en ingles) el mail que yo había enviado el año anterior estaba allí pegado al lado de la fotografía, y había sido traducido al italiano. Se pueden imaginar? Yo sentía que me explotaba el corazón. Explico brevemente: Yo había estado allí el año anterior (2005) y había entrado a la iglesia “invitada” por ese poster que estaba pegado sobre la puerta de entrada. Fue una fotografía que me impresionó profundamente: un hombre joven, buen mozo (Karol Wojtyla) operario, luciendo alrededor de su cuello el escapulario de la Virgen. Algo increíble. Cuando regresé a casa sentí la necesidad de comunicar mis sentimientos y escribí un mail a la parroquia diciéndoles que entre todo lo que había visto una de las cosas que más me había imactado durante mi viaje era justamente esa fotografía. Y ese hubiese sido el final de la historia de no haber tenido el privilegio de volver a entrar en esa Iglesia un año después. Nunca había recibido acuse de recibo del mail, no sabía si había sido recibido. Asi que cuando lo vi allí me dirigí a la sacristía, charlé brevementre con el fraile que me había atendido y le comenté mi anécdota. Otra sorpresa: había sido justamente el quien había recibido el mensaje, lo había traducido al italiano y colocado allí. Sentía unas tremendas ganas de abrazarlo, pero no lo hice;)



Una de las visitas más queridas también fue la que hicimos a Santa Maria del Popolo, ubicada del lado norte de la gran Piazza del Popolo, frente a las Iglesias gemelas de Santa Maria dei Miracoli y Santa Maria in Montesanto. Santa Maria del Popolo es una iglesia que esconde historia por todos los rincones, engalanada con obras de los maestros Rafael, Caravaggio y Bernini. Habia sido primero una pequeña capilla, convertida en iglesia pequeña más tarde hasta que en 1472-77 se construyo una nueva iglesia. Una iglesia relativamente pequeña llena de preciados tesoros y además la iglesia encomendada a nuestro querido amigo el cardinal Stanislaw Dziwisz. Tuvo suerte al habérsele asignado una iglesia tan cerquita de San Pedro, asi en sus breves Viajes al Vaticano puede hacerle varias visitas y hasta disfrutar una caminata a orillas del enigmático Tevere.

Llegaba el dia que debía decir adiós a Roma, el dia siguiente 19 de mayo terminaba mi deliciosa “aventura” en Roma y aunque partia hacia mi querida Polonia dejaba alli una parte de mi crazon. Mi querida Roma! Fuimos con Jola a darle un último adiós a Juan Pablo II y rezamos allí.


(entonces la tumba aun estaba en la cripta)

Desayunamos y después mis colegas de viaje me acompañaron hasta la parada del autobús. Pero pasaba algo ….no había buses ni de un lado ni de otro y los que pasaban llevaban el cartel “deposito” que ocurría? Nos enteramos cuando una amable romana se bajo de su moto y nos dijo que había paro de transportes…. Y ahora? Volvimos al hotel, nos prometieron un taxi, pero tampoco había taxis disponibles….así quela única solución era correr hacia la estación de tren arrastrando la valija…. Éramos cuatro las que corríamos, bajábamos y subíamos escalones…..y hasta esperaron que llegase el tren. Finalmente ubicada me sentí algo mas aliviada, temerosa igual si perdía el vuelo. Aunque Fiumicino era un caos llegue a tiempo, pero a último momento. Era la última valija que recibían para ese vuelo. Adiós Roma, adiós, hasta pronto! Cuando? Debo desde aquí gritarles nuevamente (me escuchan?) GRACIAS Karolina, Petra, Jola.

No se si se habían dado cuenta de lo agradecida que estaba, lo miserable y nerviosa que me sentía, pero nunca me voy a a olvidar del espíritu de camaradería que vivimos aquellos dias. Jola, Karolina, Petra otra vez gracias, thank you, dziękujemy'! danke!

No hay comentarios: