Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

viernes, 31 de julio de 2015

DIOS Y EL HOMBRE EN LA POESIA DE KAROL WOJTYLA – Jan Machniak (2)


(guía del contenido completo en Prólogo)


Capitulo I, Introducciòn
La poesía de Karol Wojtyla, joven estudiante de  la escuela secundaria de Wadowice, y más tarde estudiante de literatura polaca en la Universidad Jaguelónica de Cracovia, seminarista en el Seminario Mayor, sacerdote, obispo y Papa Juan Pablo II – continúa despertando gran interés.
Los poemas son indudablemente una clave importante para conocer mejor la espiritualidad interior de San Juan Pablo II, su maduración espiritual y su relación personal hacia Dios. Nos revelan su visión del mundo, su forma de entender los valores, sus relaciones interpersonales y su actitud para consigo mismo.
La poesía acompaña la maduración espiritual de Karol Wojtyla desde sus primeros años de la escuela secundaria,  cuando el joven Karol cobra conciencia de su propia identidad espiritual, a lo largo de los tormentosos años de la guerra y la ocupación alemana, los tiempos difíciles del comunismo socialista, hasta el momento que acepta la responsabilidad de guiar la barca de Pedro – la Iglesia universal en Roma. El comienzo de su viaje espiritual debería buscarse en el periodo cuando Karol Wojtla frecuentaba la escuela secundaria de su ciudad natal Wadowice,  particularmente en los escritos donde vemos reveladas sus primeras fascinaciones ideológicas y sus intentos en definirse y determinar su propio lugar en el mundo. Los comienzos no solo fueron muy importantes para el joven poeta sino que continuaron atrapando su interés durante toda su vida.
En la presente publicación, nos basamos en el volumen Karol Wojtla – Jan Paweł II, Poezje, dramaty szkice. 'Tryptyk Rzymski'  (Karol Wojtyla – Juan Pablo II “Poemas, obras y ensayos” “El Tríptico romano” que comprende la colección más completa de poemas, obras y ensayos creados durante el periodo de 60 años y que habían aparecido antes.  Los primeros escritos datan de los años 1938-1939 el último Tríptico romano – fue escrito durante el año 2002. La mayoría de los escritos citados fueron publicados antes, en fragmentos o de otra manera o en su totalidad en periódico católico "Głos Karmelu", "Tygodnik Powszechny" o "Znak";  dados a conocer en su mayoría bajo los seudónimos  Andrzej Jawień, A. J., or Stanisław Andrzej Gruda.

En la sección titulada Poezje /Poems/   encontramos textos literarios a los cuales el autor se refiere por el nombre de salmos, sonetos o poemas. Entre los poemas debe mencionarse Renesansowy psałterz (Księga słowiańska) /Salterio renacentista o Libro eslavo/ (1938-1939), Harfiarz /Arpista/ (1939), Pieśń o Bogu ukrytym /Cancion sobre el Dios oculto/ (1944), Pieśń o blasku wody; Matka /Cantico al esplendor del agua; Madre/ (1950), Myśl jest przestrzenią dziwną /Pensamiento, extraño espacio/ (1952), Kamieniołom /La cantera/ (1956), Profile Cyrenejczyka /Perfiles de Cireneo/ (1957), Narodziny wyznawców /El nacimiento de los confesores/ (1961), Kościół /La Iglesia (fragmentos) (1962), Wędrówka do miejsc świętych /Peregrinaciòn a los Santos Lugares/ (1965), Wigilia wielkanocna 1966 /Vigilia Pascual, 1966/ (1966), Myśląc ojczyzna... /Cuando yo pienso patria.../ (1974), Rozważanie o śmierci /Meditaciòn sobre la muerte/ (1975), Odkupienie szuka twego kształtu, by wejść w niepokój wszystkich ludzi / Redemption Seeking Your Form to Enter Man's Ankiety/ (1978), Stanisław /Stanislas/ (1978), Tryptyk rzymski /Roman Triptych/ (2002,  Odkupienie szuka tawega ksztaltu, by wejsc w niepokoj wszystkich ludzi / La redención busca tu forma para entrar en la inquietud de cada hombre (1978), Tryptyk rzymski / Tríptico romano (2002)

Entre las obras de teatro, encontramos títulos como Hiob. Drama ze Starego Testamentu /Job. Drama del antiguo testamento/ (1940), Jeremiasz. Drama narodowa we trzech działach /Jeremias drama nacional en tres actos/ (1940), Brat naszego Boga /Hermano de nuestro Dios/ (dos versiones, 1945-1950), Przed sklepem jubilera. Medytacja o sakramencie małżeństwa przechodzaca chwilami w dramat /El taller del orfebre. Meditación sobre el Sacramento del Matrimonio, expresada a veces en forma de drama/ (1960), Promieniowanie ojcostwa (misterium) /Esplendor de Paternidad – Misterio/; Rozważanie o ojcostwie /Meditaciòn sobre la Paternidad/ (1964).

Entre las obras literarias de K. Wojtyla, publicadas en el volumen Karol Wojtyla – Juan Pablo II, poesias, dramas, ensayos encontramos trabajos presentados en forma de ensayos: O teatrze słowa /On the Theatre of the Word/, Dramat słowa i gestu /sobre el Teatro del mund/, Rapsody tysiąclecia /Rapsodias del Milenio/, Dziady i dwudziestolecie /Mis ancestros y el periodo de 20 años entre las guerras /, Przedmowa do książki Mieczysława Kotlarczyka "Sztuka żywego słowa" /Prologo al libro de Mieczyslaw Kotlarczyk"El arte de la palabra viva"/. En el volumen los editores también incluyeron suplementos que contienen otras versiones de trabajos ya mencionados: Nad Twoja białą mogiłą / Sobre tu blanca tumba/, Mousike /, Harfiarz /El arpista/, Rozważania o ojcostwie /Meditaciones sobre la Paternidad/. También incorporaron escritos de Juan Pablo II que ilustran sobre su concepto del arte: la homilia pronunciada durante la Misa con ocasión de la inauguración de la restauración de  los frescos de Miguel Angel  “El juicio final” en la Capilla Sixtina/List do artystów /Carta a los artistas/, O Cyprianie Norwidzie w 180 rocznicę urodzin poety / Cyprian Norwid a los 180 años del nacimiento del poeta/

La poesía acompaño al Rev. Karol Wojtyla durante toda su vida y se convirtió en medio de expresión de sus sentimientos y experiencias personales: su relación con Dios, con los seres humanos y al mundo en general.  Revelaba el proceso de su maduración espiritual y su empeño  de auto definición.  En ello el Poeta encontró un espacio par expresar sus sentimientos personales, dudas y problemas referidos a él y al diario existir. Desde temas referidos a la amistad paso a describir problemas asociados con sus tareas pastorales y obligaciones referidas a sus trabajos como obispo:  describiendo todos los nuevos problemas que formaron parte de su experiencia.
Tal como sus poemas las obras de teatro de Karol Wojtyla tocan el misterio de la existencia humana. Pertenecen a la categoría de dramas enfocados al alma del hombre dejando de lado trama y acción.  El teatro de Wojtyla crea lo que es conocido como teatro interior en el cual  el tema de la existencia del hombre, su lugar en el mundo, su relación con Dios y los seres humanos ocupa un primer lugar.  Basado en su experiencia del teatro de la palabra y la rica tradición del teatro del misterio,  Karol Wojtyla se empeña en fortalecer el valor de la palabra como medio de expresar la comunión personal con Dios y los seres humanos.


jueves, 30 de julio de 2015

Una bendición recíproca: Juan Pablo II y el Pueblo Judío


Ciudad del Vaticano, 28 de julio de 2015 (Vis).-''Una bendición recíproca: El Papa Juan Pablo II y el Pueblo Judío'', es el título de la exposición que se abre hoy en el Vaticano (Brazo de Carlomagno, 29 julio- 17 septiembre) después de haber recorrido diversas capitales estadounidenses y a haber sido vista por más de un millón de visitantes.
La muestra, concebida como un regalo a san Juan Pablo II para su 85 cumpleaños, se inauguró en la Xavier Universidad de Cincinatti (EE.UU) el 18 de mayo de 2005, apenas un mes después de la muerte del Pontífice. Ahora llega a Roma y sus organizadores quisieran que una de sus etapas europeas fuera Cracovia, la ciudad polaca de la que Karol Wojtyla fue arzobispo.
''Una bendición recíproca'', describe los pasos del Pontífice para mejorar la relación entre la Iglesia Católica y el pueblo judío y refleja la actualidad de la declaración conciliar ''Nostra Aetate'', emanada hace cincuenta años en la que se expresa el aprecio de la Iglesia Católica por las otras religiones, y se reafirman los principios de fraternidad universal, de amor y de no discriminación.
Financiada por diversas universidades y privados que creen en el diálogo interreligioso como fuente de progreso para la humanidad, la exposición narra en cuatro secciones, a través de fotos, vídeos , grabaciones y otras fuentes interactivas, las relaciones de Juan Pablo II con los que él mismo definió durante su histórica visita a la sinagoga de Roma el 13 de abril de 1986 como ''nuestros hermanos mayores''.
La primera sección ilustra los años juveniles de Karol Wojtyla en su Wadowice natal, la amistad, que duró toda la vida, con el joven judío Jerzy Kluger y las relaciones entre católicos y hebreos en Polonia en la década de 1920-1930. La segunda sección está dedicada a los años universitarios y laborales del Papa en Cracovia, durante la Segunda Guerra Mundial, no lejano de sus amigos que conocen el terror de la shoah. La tercera describe la vida sacerdotal y episcopal del pontífice santo, el evento del Concilio Vaticano, que marca un cambio de rumbo en la relación entre judíos y cristianos, y la estrecha relación del cardenal arzobispo de Cracovia con la comunidad judía de su archidiócesis.
La última sección abarca la figura de Wojtyla como Sucesor de Pedro, su visita a la sinagoga romana y el viaje que efectuó a Israel en el año 2000 cuando dejó en el Muro Occidental de Jerusalén una oración pidiendo el perdón divino por el trato que habían recibido en pasado los judíos y para reafirmar el recorrido fraternal de los católicos junto al Pueblo de la Alianza. Llegados aquí, los visitantes de ''Una bendición recíproca'', están invitados a escribir una oración que se introduce en una reproducción del Muro, como hizo Juan Pablo II. Las oraciones así recogidas, se depositarán en el Muro Occidental sin ser leídas.
(fuente: VIS News)

martes, 21 de julio de 2015

Jan Machniak “Dios y el hombre en la poesía de Karol Wojtyla” (1) Prólogo


El Rev. Jan Machniak, es profesor en la Pontificia Universidad Juan Pablo II de Cracovia y Jefe de Cátedra del Departamento de Teología Espiritual. Gran estudioso de la vida y obra de su compatriota Karol Wojtyla/Juan Pablo II, es autor también del prefacio explicativo a las meditaciones espirituales de Karol Wojtyla (publicadas bajo el título ESTOY EN TUS MANOS) anotadas entre julio de 1962 cuando Karol Wojtyla era aún Obispo de Cracovia hasta Marzo de 2003 ya siendo Sumo Pontífice.

 Jan Machniak es autor de DIOS Y EL HOMBRE EN LA POESIA DE KAROL WOJTYLA publicado en su página oficial en idioma inglés. (rara excepción pues todo el resto está solamente en idioma polaco) Estoy averiguando si existe traducción al español. De lo contrario – previo permiso – encararé la traducción.
Este estudio Dios y el hombre en la poesía de Karol Wojtyla se compone de cinco capítulos titulados:
1.      Introducción
2.      Descubriendo a Dios en la poesía de Karol Wojtyla
3.      La profesión de la fe
4.      El testimonio del cristiano
5.      Problemas humanos – teatro

Subdivididos de la siguiente manera:

Capitulo I.
Introducción y
I. El elemento de la oración en la poesía juvenil de Karol Wojtyla
1. Las ediciones de la poesía Karol Wojtyla
2. Despidiendo a su madre
3. El  harpista eslavo
4. La oración del poeta
5. El descubrimiento de la cruz
6. Adoración de Dios
7. Oración que llega a Dios
8. El gozo de la oración
9. Testimonio de Cristo

Capítulo II. Descubriendo a Dios en la poesía de Karol Wojtyla
1. Conversación con Dios en La canción sobre el Dios Oculto.
2. Conociéndose a través del encuentro con Cristo – Cantico al esplendor del agua
3. La experiencia del amor maternal – el poema Madre
4. La formación personal – Pensamiento, extraño espacio

Capítulo III Profesión de fe
1. El carácter constructivo del trabajo humano  - La cantera
2. Aceptación del misterio de la cruz – Perfiles de Cirineo
3. Madurando al testimonio – EL nacimiento de los confesores
4. Participación en el misterio de la Iglesia – Pastores y fuentes
5. Descubriendo las raíces de la fe – Peregrinación  a los Santos Lugares

Capítulo IV El testimonio de un cristiano
1. El misterio del bautismo – Vigilia pascual 1966
2. Identidad nacional – Pensando mi patria
3. Reflexión escatológica – Meditación sobre la muerte
4. El rostro de Cristo – Verónica
5. Los frutos de la fe – Estanislao
6. La realización de las ansias del hombre -  El tríptico romano

Capitulo V Problemas humanos – teatro
1. Buscando la forma
2. Temas difíciles relacionados con el sufrimiento – Job
3. El sufrimiento del hombre – Jeremías
4. Descubriendo el rostro de Cristo en el pobre – Hermano de nuestro Dios


sábado, 18 de julio de 2015

Karol Wojtyla – Sobre el pecado y el escándalo


a)      El Creador, al llamar a la existencia al hombre: como persona y comunidad a la vez, le mostró el camino de la salvación, esto es, de hacer el bien y de modelar un «mundo de bien» cada vez más maduro. Este camino pasa al mismo tiempo por el corazón (la conciencia) del hombre y por la comunidad. El bien tiene su dimensión social,  y esta dimensión aparece cuando «a imagen de la Santísima Trinidad los hombres se unan como hijos de Dios en la verdad y el amor». Esa unión sirve al bien y lo multiplica y difunde de modo maravilloso.
b)      En oposición al bien, existe también una dimensión social del mal. Va a la par que aquello que llamamos pecado ajeno. Ciertamente, el primer pecado (original) fue un pecado ajeno: comenzó por la tentación del mal espíritu, y luego paso de un ser humano (la mujer) a otro (el hombre). El pecado ajeno supone diversas formas de escándalo.
c)      Cristo dijo: «Ay del mundo por los escándalos!» y maldijo a los escandalizadores. El mundo de hoy está lleno de escándalos varios. El escándalo se ha convertido en cierto modo en un programa de vida social. Al mismo tiempo se despoja a ese escándalo de su fundamental sentido moral: no se llama mal al mal. Y así el mal consigue triunfos aún mayores. Son absolutamente necesarias en el mundo moderno comunidades de  cristianos – hijos de Dio s- unidas por la verdad y el amor para «desintoxicar el ambiente». (esta idea me vino también con motivo del encuentro con el Movimiento Oasis).  Y aarte de esto es tarea del obispo-pastor crear comunidades así, dar vida a las ya existentes. Oponerse al mal, quitarle en la medida de las posibilidades su dimensión social.
d)     Hoy se enfatiza mucho la dimensión social de cada pecado: bo solo destruye el bien en los individuos, sino también en la comunidad de la Iglesia. La dimensòn fundamental del mal y del pecado siempre es y será la «ofensa a Dios». Aún asi, también es verdad que destruye la vida del espíritu y que es causa de la muerte moral no solo de los individuos, sino de sociedades enteras. El pecado ¿y la muerte!.
e)      El escándalo como forma múltiple de pecado ajeno obliga a un mayor sentido de responsabilidad por el bien y por los hermanos.


(tomado de las meditaciones del 8 de julio de 1977 de JUAN PABLO II Estoy en tus manos Cuadernos personales 1962-2003 publicado por Planeta, 2014).

Juan Pablo II en Bolivia - videos



Con motivo del viaje apostólico del Papa Francisco a Bolivia recordamos en varios enlaces el viaje del papa Juan Pablo II a Bolivia en 1988. 

Juan Pablo II en Bolivia


Dia 1ro







y el último

Si alguien descubre más por favor comunicarmelo, asi incluyo los enlaces. Gracias.

sábado, 11 de julio de 2015

Juan Pablo II en Ecuador El gozoso «fiat» de María


“El gozoso «fiat» de María testimonia su libertad interior, su confianza y serenidad. No sabía cómo se realizarían en concreto los planes del Señor. Pero lejos de temer y angustiarse, aparece soberanamente libre y disponible. Su «» a la Anunciación significó tanto la aceptación de la maternidad que se le proponía, como el compromiso de María en el misterio de la Redención. Esta fue obra de su Hijo. Pero la participación de María fue real y efectiva. Al dar su consentimiento al mensaje del ángel, María aceptó colaborar en toda la obra de la reconciliación de la humanidad con Dios. Actúa conscientemente y sin poner condiciones. Se muestra dispuesta al servicio que Dios le pide.”

Viaje apostólico a Venezuela, Ecuador, Perú y Trinidad y Tobago
(de la Homilia en la Santa Misa en el Santuario de Nuestra Señora de la Alborada, Guayaquil - 31 de enero de 1985)

Juan Pablo II en Ecuador Caminad unidos, para ser libres


- Tandanacúscka puringhícic chiscpiríscka  
cangápac Díuspac guaguacúna scína,  
Cristúpi uáuchipáni scína tucungápac.


(Caminad unidos, para ser libres  
como hijos de Dios  
y como hermanos en Cristo). 

“…aunque la Iglesia respeta y estima las culturas de cada pueblo, y por tanto las de vuestros grupos étnicos; aunque trata de valorizar todo lo positivo que hay en ellas, no puede renunciar a su deber de esforzarse por elevar las costumbres, predicando la moral del Decálogo, la más alta expresión ética de la humanidad, revelada por Dios mismo y completada con la ley del amor enseñada por Cristo. Considera a la vez un deber tratar de desterrar las prácticas o costumbres que sean contrarías a la moral y verdad del Evangelio. Ella, en efecto, ha de ser fiel a Dios a y a su misión. «Por lo cual, no puede verse como un atropello la evangelización que invita a abandonar falsas concepciones de Dios, conductas antinaturales y aberrantes manipulaciones del hombre por el hombre» (Ibid., 406).”

Viaje apostólico a Venezuela, Ecuador, Perú y Triidad y Tobago
Encuentro con los indigenas en Latacunga - 31 de enero de 1985