Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 20 de octubre de 2014

Aquellos días de septiembre y octubre de 1978 en el recuerdo de Wanda Poltawska 5 de 6

20 de octubre de 1978

Querida Dusia:
Me alegra haber podido escuchar por teléfono el 17 de octubre tanto tu voz como la de Andrzej y la de Marian. Estoy muy contento de que vengáis aquí. Espero poder reunirme con vosotros, contigo de forma «familiar», no «colectiva». Aunque sea brevemente. El Señor Jesus quiso que lo que a veces se decía, lo que tú misma dijiste el día después de la muerte de Pablo VI, se hiciera una realidad. Doy gracias a Dios por haberme dado esta vez tanta paz interior – una paz que claramente me faltaba en agosto – que me ha permitido vivir todo esto sin tensiones. Confío en que Él y su Madre lo guiarán todo, incluidas estas relaciones, preocupaciones y responsabilidades más personales.  Tengo la convicción de que si no sigo la llamada, lo puedo echar todo a perder en estas relaciones.
Sabes que, en medio de todo esto, pienso en ti. Desde hace más de veinte años, desde que Andrzej me dijo por primera vez, «Duska estuvo en Ravensbrück», en mi conciencia surgió la convicción de que me fuiste entregada y asignada por Dios para que yo, en cierto sentido, pudiera «compensar» lo que tù sufriste allí. Y pensé sufrió por mí. Dios me ahorró aquella prueba, porque ella estaba allí. Se podría decir que ese convencimiento era «irracional», pero siempre ha estado en mí, y lo sigue estando.
Desde esta perspectiva, se ha desarrollado progresivamente toda la conciencia de la «hermana». Y esa dimensión también pertenece a la dimensión de toda la vida. Ella también permanece.
¡Mi querida Dusia! Toda esta dimensión permanece en mí, y debe permanecer en ti. Siempre ha estado arraigada y «asentada» en Dios, en su gracia – ahora hay que asentarla aún más -. Por eso fueron tan buenas las palabras que escuché  por teléfono el día 17: «Estaremos contigo». Habrá que realizarlas de una forma nueva. Todavía no sé cómo hacerlo en detalles, pero confío en que el Señor Jesús nos lo enseñará  tal y como nos lo enseñó durante veinte años. Yo mismo me he sorprendido, y a veces, he pensado con temor: ¿Qué procede de Él y qué procede de «mi», pudiendo estar contaminado por la debilidad humana? A veces ese miedo prevalecía en mí – y tú también lo has visto. Pero más frecuentemente me ha sorprendido cuán lejos llega su Gracia, hasta qué punto Él, el Creador y Redentor, acepta en el ser humano, en la humanidad, todo aquello que el ser humano no es capaz de aceptar. Los dos éramos conscientes de ello. Debo admitir que, desde fuera, el padre Tadeusz me ha ayudado mucho en esto y, a veces – aunque de forma más indirecta – también me ha ayudado el padre Marian. Lo menciono porque se trata de hablar de personas que podrían ayudarte cuando yo no esté allí.
Sin embargo, quiero seguir caminando contigo, en cierto sentido, un día tras otro. No sólo con la oración constante, sino también con una cadena de «pensamientos-meditaciones», como las he hecho recientemente. Al igual que esta vez., Así lo demuestran los folios de papel amarillo adjuntos. Aparte de eso, no puedo «emigrar» completamente – lo cual es comprensible – de Cracovia, ni de toda Cracovia, pero sobre todo de las personas más cercanas, que siempre encontrarán hospitalidad aquí en mi casa, o por lo menos tendrán la posibilidad de reunirse conmigo.
Antes del dia 14 de este mes escribí desde Roma a Kasia y a Marysia. Le pedí a Kasia que también saludase a Andrzej. En tu última carta, tus palabras: «el verano está dando sus frutos en Basia» me dieron una gran alegría. Espero que – a pesar de todas las decepciones – todo se arregle de alguna manera con la ayuda de Dios. También creo que quizás, por fin deje de «vengarse» en la persona de Andrzej. Estaremos en contacto a los pies del Santísimo Sacramento, a través de la Santa Misa, a través de la oración, y también en aquellas ocasiones que sean humanamente posibles. Naturalmente que el correo solo desempeñará un pequeño papel.
También me gustaría que examinaras minuciosamente todos tus «cuadernos», que seleccionaras aquellos textos, de los que te hablé, y que simplemente destruyeras el resto. Pero es preciso hacer una selección porque hay textos estupendos, sobre todo del primer período: el camino iluminador. Luego el sufrimiento interior o los problemas de la vida cada vez se hacen sentir más.
Precisamente son esos los problemas que recientemente te alejaron del trabajo en la DR (*). Pero estoy convencido de que es preciso no desperdiciar tu enorme experiencia a caballo entre la medicina y la labor pastoral. La experiencia y, al mismo tiempo, la visión precisa de las cosas bajo la luz de la fe y de la doctrina. Encomiendo este problema a la Madre del Buen Consejo.
Y te encomiendo a ti  toda entera y a todos vosotros: Andrzej y Kasia, con su Andrzej y sus bebés que  todavía nacerán, y Anka y las «gemelas»: durante los dos últimos años me he «comunicado» en cierto modo con ambas, con Marysia y con Basia. Tengo confianza. La gracia de Dios es más fuerte que nuestras debilidades. «Todo lo puedo en aquel que me fortalece».
Hno

Wanda Półtawska: Diario de  una amistad - , La familia Połtawski y Karol Wojtyła, San Pablo 2011

(* en polaco son las iniciales de Duszpasterstwo rodzin, que quiere decir pastoral familiar.


jueves, 16 de octubre de 2014

¡Era mi obispo!




Aquel memorable 16 de octubre de 1978 su secretario Stanislaw Dziwisz lo describía así en sus recuerdos volcados en Una vida con Karol

“Yo estaba en la Plaza San Pedro, cerca de la entrada de la basílica. Fue allí donde oì al cardenal Pericle Felici anunciar el nombre del nuevo Papa. ¡Era mi obispo! El corazón me daba brincos de alegría, por supuesto, pero me sentía como bloqueado, petrificado. Pensé para mis adentros: «¡Ha sucedido!». Ha sucedido lo que nadie creía que podía suceder…. Y las puertas del conclave finalmente se abrieron…el Santo Padre ya estaba cenando con todos los miembros del Sacro Colegio. Cuando entré, el cardenal camarlengo Jean Villot se puso de pie y sonriendo me presentó al nuevo Papa…
Fue un encuentro muy sencillo, pero para mí, de una emoción extraordinaria. El me miraba, como buscando comprender como reaccionaria viéndolo vestido así. No decía nada, y sin embargo me hablaba con aquella mirada suya que te penetraba. Estaba ante el pastor de la Iglesia universal, el Papa, y en aquel momento comprendí definitivamente que no era más el cardenal Karol Wojtyla sino Juan Pablo II, el sucesor de Pedro….”

Aquellos días de septiembre y octubre de 1978 en el recuerdo de Wanda Połtawska 4 de 6

16 de octubre
Me llevé de tu habitación todos mis papeles y el saco de dormir, pues me habìas dado permiso.

Al atardecer
Primero se enteró Andrzej por la radio (escuchó la transmisión del «Annuntio vobos…»), luego enseguida por nuestra televisión.
Andrzej estaba enfermo, pero salto de la cama. Fuimos a ver al padre Marian luego a la Santa Misa en la iglesia Mariana.
La multitud había enloquecido – repiqueteó Zygmunt (*).
¿Cómo seguiremos viviendo?

17 de octubre
Llamada de teléfono: «Venid»
El 20 de octubre a las 4 de la mañana tenemos que coger el autobús. No llagaremos a Roma hasta el martes.


(*) Se trata de la campana de Wawel que tomò el nombre del rey Zygmunt I el Viejo. SE toca en las fiestas más importantes y en ventos de particular importancia, como la elecciònd e Karol Wojtyla en 1978 y en su muerte en 2005) 

martes, 14 de octubre de 2014

Peregrinación eslovena al Santuario Maria del Rosario de San Nicolás



Ayer 13 de octubre los eslovenos de la  Argentina peregrinamos al Santuario María del Rosario de San Nicolás. 

(jovenes eslovenos en trajes regionales)

 Fue una verdadera fiesta religiosa, con peregrinos procedentes de todo el país. Con una presencia numerosa (probablemente más de lo esperado)  testimoniamos nuestro amor a María, nuestra Madre,  entronizando la imagen de Marija Pomagaj (Maria Auxiliadora patrona del pueblo esloveno) tallada por el artista esloveno Tone Oblak.

La ceremonia religiosa comenzó a las 12.00 con el rezo del Santo Rosario en el “campito” en procesión hacia el Santuario, donde se realizo la entronización, sobre el costado izquierdo a la entrada de la Basílica. Ya ante el altar se celebró la solemne consagración al Corazón Inmaculado de María,  como parte de la ceremonia,   y la Santa Misa concelebrada presidida por Mons. Andres Stanovnik, arzobispo de la Arquidiócesis de la provincia deCorrientes,  hijo de padres eslovenos.

 Los eslovenos peregrinamos todos los años al Santuario de Lujan, sin embargo esta es la  primera vez que lo hacemos oficialmente como colectividad a San Nicolás en una fecha tan especial:  13 de octubre, día que la Virgen se apareció por última vez a los tres pastorcitos de Fátima juntos. (Lucía la vio nuevamente en 1920) 

Nosotros no vimos la danza del sol  que pudo ver la multitud  que acompañaba a los pastorcitos   aquel  13 de octubre de 1917, pero sentimos el amor de María del Rosario  en nuestros corazones y en el día brillante que nos regaló el Señor.   

Aún no he podido publicar mis propias fotografías, pero invito visitar el sitio de las preciosas e incomparables fotografías de MarkoVombergar. 



domingo, 12 de octubre de 2014

Sois los jóvenes del continente de la esperanza – Juan Pablo II a los jóvenes dominicanos


El Papa Juan Pablo II había convocado la IVConferencia General del Episcopado Latinoamericano para que su inauguración tuvieralugar el 12 de octubre,  día que se cumplían 500 años de la “implantación de la cruz de Cristo en el Nuevo Mundo.”  El tema de este nuevo encuentro era «Nueva Evangelización, Promoción humana, Cultura cristiana», que engloba las grandes cuestiones que, de cara al futuro, debe afrontar la Iglesia ante las nuevas situaciones que emergen en Latinoamérica y en el mundo.  



“¡Jóvenes dominicanos!, pido a Nuestra Señora de la Altagracia que os fortalezca en la fe, que os conduzca a Jesucristo porque sólo en Él encontraréis respuesta a vuestras inquietudes y anhelos; sólo Él puede apagar la sed de vuestros corazones. La fe cristiana nos enseña que vale la pena trabajar por una sociedad más justa; que vale la pena defender al inocente, al oprimido y al pobre; que vale la pena sacrificarse para que triunfe la civilización del amor. Sois los jóvenes del continente de la esperanza. Que las dificultades que os toca vivir no sean un obstáculo al amor, a la generosidad, sino más bien un desafío a vuestra voluntad de servicio. Habéis de ser fuertes y valientes, lúcidos y perseverantes. No os dejéis seducir por el hedonismo, la evasión, la droga, la violencia y las mil razones que aparentan justificarlas. Sois los jóvenes que caminan hacia el tercer milenio cristiano y debéis prepararos para ser los hombres y mujeres del futuro, responsables y activos en las estructuras sociales, económicas, culturales, políticas y eclesiales de vuestro país para que, informadas por el espíritu de Cristo y por vuestro ingenio en conseguir soluciones originales, contribuyáis a alcanzar un desarrollo cada vez más humano y más cristiano.”

miércoles, 8 de octubre de 2014

Aquellos días de septiembre y octubre de 1978 en el recuerdo de Wanda Połtawska 3 de 6

13 de octubre
Vino a verme un eslovaco y me dijo que toda Eslovaquia reza para que te conviertas en papa.

14 de octubre
Vino a Wadowice un representante de la embajada de Italia, para hacer una entrevista sobre ti. Recibí tu carta.

Roma, 14 de octubre de 1978
Querida Dusia:
Ayer recibí tu carta con las anotaciones de Andrzej y de Basia. Vuestra carta me alegró mucho y os doy las gracias a ti, a Andrzej y a Basia. Estoy muy contento de que tenga buenos recuerdos del verano y confìo en que sus cosas se resuelvan bien. Y Andrzej es quien es en la filosofía polaca, independientemente del «beneplacitum regium». Sin embargo, el hecho de que se haya frenado su nombramiento meree sólo mi comentario. Pienso que habrá de volver a examinar esta uestiòn. Rezo el Rosario, sobre todo por ti y por vosotros. Todas esas cuestiones que tenìamos cada dìa por la mañana al primer «Avemaría» (Dusia – Andrzej – Kasia – Andrzej – Ania – Marysia – Basia), las uno ahora a la invocación de la Virgen del Rosario. Sé que tu tampoco dejas de rezar el Rosario. Aparte de eso, te escribo los pensamientos relacionados con el Evangelio sobre el Buen Pastor.
Hoy también escribiré a Kasia y a Marysia. Os envío un afectuoso saludo y ruego a Dios que os bendiga. Hno.
PS Saludos cordiales a los participantes del Instituto de la Familia en el día de la inauguración.

15 de octubre
Fumata negra.


sábado, 4 de octubre de 2014

Aquellos días de septiembre y octubre de 1978 en el recuerdo de Wanda Połtawska 2 de 6


“Cuando se fue esta segunda vez y nos despedimos, le pregunté: «Qué nombre adoptarás como papa?». Andrzej, mi marido, respondió tranquilamente: «Como qué nombre?, Juan Pablo II, como es lógico». El no contestó.
Se fue de Cracovia el 2 de octubre de 1978, y aún en Varsovia me escribió una postal:

Varsovia, 2 de octubre de 1978
Mi querida Dusia,
Mañana por la  mañana me voy a Roma. Como tema de meditación cogeremos el texto de san Juan sobre el Buen Pastor. Adjunto también la cuota de octubre para el Instituto. Te tengo siempre presente en mis oraciones, y te encomiendo a Cristo y a su Madre, a ti, a los tuyos, a tus problemas, con toda la confianza. Hno.

3 de octubre
Recibí tu carta desde Varsovia y el tema de la meditación sobre el Buen Pastor. Y tuve miedo de que no regresaras. Pero como siempre seguí «con mis actividades».

7 de octubre
Participé en una reunión con jóvenes sobre el tema del matrimonio: hablaron Kingler, Hennelowa y el padre Piotr Lenartowicz.

Klinger habló sobre «el amor en sí mismo, libre de toda responsabilidad alguna», y que la Iglesia católica lo destruye. El jesuita afirmo que «Iglesia católica efectivamente destruye el amor y que nunca ha tenido con el amor una relación adecuada.» Hennelowa señaló: «Nadie puede imponer el amor al ser humano».
Caos con confusión, y a continuación dirigí la meditación «asignada»: El camino hacia Dios a través del Buen Pastor.
¿Sigues siendo el mejor pastor del mundo y ya no volverás con nosotros!.

10 de octubre
Los exámenes de los seminaristas. Me gusta seguir las vías de las vocaciones: toco el misterio.


Wanda Półtawska: Diario de  una amistad, La familia Połtawski y Karol Wojtyła, San Pablo 2011