Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 18 de diciembre de 2014

Cracovia 2014 (2) aniversario de la primer Misa de Karol Wojtyla

Alojadas en pleno centro de la parte antigua de la ciudad, sobre la calle Mikolajska (un departamento recomendable de la cadena  Old City Apartments) frente a dos pequeños pero importantes hoteles,  tan solo a pasos de la Basílica de Santa Maria, descansadas y desayunadas salimos nuevamente a redescubrir / descubrir  Cracovia. Era día aniversario de la primer misa de Karol Wojtyla. Habíamos soñado  entrar en la capilla de la calle Franciskanska el día anterior, aniversario de su ordenación sacerdotal  y no se dió, pero nadie podía impedirnos estar en el lugar donde el joven Wojtyla celebró su primera Misa (cripta de San Leonardo en la catedral de Wawel) este dia.

Sabíamos que allí el día de los difuntos habría Misa solemne y planeamos el día acorde. Disfrutamos del centro y por la tarde temprano nos dirigimos lentamente hacia la colina de Wawel por la calle Grodzka, con algunas paradas por el camino : la iglesia de San Pedro y San Pablo 


donde se ofrecen conciertos vespertinos durante todo el año,   y la antigua iglesia de San Andres de las clarisas. 


Llegamos a Wawel con tiempo de sobra para comer algo en el restaurante al aire libre (el dia brillante se prestaba), visitar lentamente la preciosa Catedral  con el “Altar de la patria” y las reliquias de San Estanislao (delante del altar hay una placa que indica que allí descansan los restos del Cardenal Sapieha,  maestro y mentor de Karol Wojtyla), el altar en honor a San Juan Pablo II, el altar con las reliquias de Santa Jadwiga, reina de Polonia donde tanto le gustaba quedarse a reflexionar a Karol Wojtyla (Jadwiga fue coronada reina la notable fecha de un 16 de octubre) y  treparnos a la torre de esta catedral gótica,  gloria de Polonia, para disfrutar de las enormes campanas.  





Sin dudas el lugar más significativo de ese dia era precisamente la cripta de San Leonardo, donde Karol Wojtyla no solo celebró su primera Misa, sino las tres primeras misas por tratarse del Día de todos los difuntos, día que los sacerdotes acostumbran celebrar tres misas. 


La cripta de San Leonardo es uno de queridos lugares en Cracovia, un lugar sagrado elegido por Karol Wojtyla para su Primer Misa porque quiso “expresar un vínculo espiritual particular con los que reposan en esa catedral, que, por su misma historia, es un monumento sin igual. Está impregnado, más que cualquier otro templo de Polonia, de significado histórico y teológico…. Quien visita ese templo se encuentra cara a cara con la historia de la Naciòn.” (Juan Pablo II Don y misterio)




 Cercana la hora de la celebración litúrgica nos ubicamos bien adelante (la ventaja de los que llegan temprano). Todo se estaba preparando muy ceremoniosamente. Lo que  no sabíamos era que la Misa sería presidida por el Cardenal Stanislaw Dziwisz. Gratísima sorpresa, un verdadero regalo.  Finalizada la misa se rezaron las oraciones por los difuntos en la cripta. Alli si que no pudimos seguirlos…Nos fuimos despidiendo lentamente, afuera se había hecho de noche, todo iluminado,  la catedral lucía aun más misteriosa!