Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 29 de agosto de 2015

DIOS Y EL HOMBRE EN LA POESIA DE KAROL WOJTYLA – Jan Machniak (5)



Capítulo I, 4a La oración del poeta
Despues de Piesn poranna / La oración matutina en el volumen Poesias, dramas, ensayos nos encontramos con una introducción  a la colección de poemas titulada Sonetos  que comprende 17 poemas presentados en estructura regular,  similar a la de los sonetos. Algunos poemas se componen de cuatro estrofas: la primera y las últimas dos de cuatro versos. Pero,  en la mayoría de las veces, el autor deja de lado la estructura clásica del soneto y recurre al uso de tres estrofas compuestas por cuatro versos cada uno y una estrofa final compuesta por dos versos. A veces, la estrofa de dos versos se presenta como la tercera sucesiva.

Los sonetos constituyen la primera parte de Renesansowy psalterz / Salterio del Renacimiento/  colección importante de poemas juveniles de Karol Wojtyla que llevan una dedicatoria:  List do przyjaciela / Carta a un amigo o Do przyjaciol / A los amigos / que aparece al comienzo de algunos poemas.  Sonety – zarysy / Sonetos – descripción  comienza con una introducción titulada Do sonetow / a los sonetos / escrita  “en el año de la guerra” y, según parece, después de haber completado los salmos, pues el autor muestra una clara perspectiva de la guerra y de lo que había escrito hasta entonces. El poeta también explica el origen de los poemas ubicándolos en el tiempo “las canciones de la primavera, la primavera del año trágico”  - sin dudas una referencia a la primavera de 1939,  por lo tanto los poemas deben haber sido escritos en el contexto de la proximidad de la guerra. Al final, el poeta agrega un comentario: “Terminado el día de San Juan de 1939” lo cual confirma una vez más que los poemas fueron escritos antes del comienzo de la II guerra mundial.

El poeta se muestra ante el lector como el profeta de la Antigua Alianza, capaz de prever hechos futuros y palpar la inminente derrota.  Confiesa que las canciones  surgieron de su dolor interior y de la experiencia de la cercanía a Dios. “Canciones alegres y de esperanza, certeza y el comienzo de algo: viones – deseos, anhelos actos.  Las canciones premoniciones concebidas, derivadas y compuestas en cantos – De la tierra al cielo, de Dios y el hombre, de montes y árboles y noches de solsticio”.  Premoniciones y visiones proféticas referidas al futuro originado en tiempos difíciles de confusión y expectativas por lo que habría de ocurrir. El autor evidentemente puede oír voces que advierten contra las blasfemias convocando a la gente al arrepentimiento y a la conversión.


El autor en estas visiones proféticas se identifica con Cyprian Kamil Norwid quien en medio del sufrimiento escribió palabras de advertencia y consuelo. Sus trágicos presagios se cumplieron: “Creado en sufrimiento y miedo, en medio de dudas constantes eso no es la Verdad, sino un juego ilusorio, un campo de rimas – y nada más. Pero una voz oscura dijo: Es la Verdad – puede no ser la verdad del mundo, pero ciertamente tu verdad,  como si hubieses sido elegido y considerado” Como genuino legendario bardo el poeta percibe que al menos durante el año transcurrido había tenido el poder interior de anticipar futuros acontecimientos. “Habla” y hablé lo que pensaba, lo que quería, lo que presentía. Estos fueron tan solo trozos, restos, las primerísimas síntesis, pálido brillo del amanecer.  Pero fueron – no obstante – destellos de verdad.” El poeta tocado por un Ángel que lo ha dotado del poder de la Palabra y lo invita aceptar la misión. En cuanto a si mismo, inspirándose en la fe emprendió la misión de profetizarle a gente y decidió  llevarlo a cabo advirtiendo a la nación contra el peligro que se presentaba y amenazaba.  Cuando nació su vocación, el poeta decidió invitar a sus amigos más íntimos a ser testigos.

No hay comentarios: