Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 16 de noviembre de 2013

24 de noviembre 2013 Clausura del Año de la Fe





El 11 de octubre del año pasado el Papa Benedicto XVI anunciaba  “Hoy, con gran alegría, a los 50 años de la apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II, damos inicio al Año de la fe.”, Año de la fe que había sido convocado un año antes también un 11 de octubre mediante la CartaApostólica Porta Fidei del Papa Benedicto XVI y cuya clausura se anunciaba para el 24 de noviembre de 2013,  solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo.

“El Año de la fe que hoy inauguramos – decía entonces el Papa Benedicto XVI - está vinculado coherentemente con todo el camino de la Iglesia en los últimos 50 años: desde el Concilio, mediante el magisterio del siervo de Dios Pablo VI, que convocó un «Año de la fe» en 1967, hasta el Gran Jubileo del 2000, con el que el beato Juan Pablo II propuso de nuevo a toda la humanidad a Jesucristo como único Salvador, ayer, hoy y siempre. Estos dos Pontífices, Pablo VI y Juan Pablo II, convergieron profunda y plenamente en poner a Cristo como centro del cosmos y de la historia, y en el anhelo apostólico de anunciarlo al mundo. Jesús es el centro de la fe cristiana. El cristiano cree en Dios por medio de Jesucristo, que ha revelado su rostro. Él es el cumplimiento de las Escrituras y su intérprete definitivo. Jesucristo no es solamente el objeto de la fe, sino, como dice la carta a los Hebreos, «el que inició y completa nuestra fe» (12,2).”

El Concilio Vaticano II comenzó el 11 de octubre de 1962, dia que se celebraba la fiesta de María Santísima, Madre de Dios. El Papa Benedicto le confiaba a  “ella  el Año de la fe….para que  “La Virgen María brille siempre como estrella en el camino de la nueva evangelización. Que ella nos ayude a poner en práctica la exhortación del apóstol Pablo: «La palabra de Cristo habite entre vosotros en toda su riqueza; enseñaos unos a otros con toda sabiduría; corregíos mutuamente… Todo lo que de palabra o de obra realicéis, sea todo en nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él» (Col 3,16-17).”

Pocos meses de iniciado el Año de la Fe hemos sido testigos de algo inesperado: la renuncia del Papa Benedicto XVI que estremeció al mundo.  Y sin embargo, la Providencia, nos ha regalado otro Papa, un Papa argentino que ahora clausurará este Año de la Fe. Que la Virgen Maria lo guarde y lo proteja al Papa Francisco y que este Año de la Fe que fuera convocado por el Papa Benedicto XVI bajo la guía de nuestro nuevo Pastor fortalezca y ayude a toda la Iglesia  a “redescubrir el camino de la fe parailuminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo renovado delencuentro con Cristo”

Estaré de vacaciones pero invito a no dejar de ver la clausura en el sitio mismo del Año de la Fe  con enlace a Radio Televisión Vaticana.     


No hay comentarios: