Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

viernes, 6 de marzo de 2015

Karol Wojtyla cuenta su vida (3 de 3)


“Mi servicio a cargo de la Vicaría y la pastoral ministerial de  Cracovia me ofrecía amplias oportunidades: el trabajo con los estudiantes universitarios de alguna manera se presentó naturalmente. Fue cuando comenzamos las reuniones con el Obispo Jan Pietraszko, quien me ayudó a dar mis primeros pasos en esta área, junto con otros capellanes de la comunidad académica.    
En 1951 dejé la parroquia para dedicarme exclusivamente a los estudios y prepararme para la disertación de admisión como profesor auxiliar, pero seguía manteniendo el servicio a la juventud universitaria, y especialmente el ministerio personal a los estudiantes. Lo logrado en estos años de trabajo especializado en el plano académico lo he expresado en mi libro Amor y responsabilidad. Quiero agradecerles a todos esos jóvenes amigos con quienes creamos el libro, analizando en profundidad los difíciles pero hermosos problemas de la vida humana.  También debo agradecerles por haberme introducido en el estilo de vida de un hombre contemporáneo.  Y por haberme acercado a la naturaleza porque fue con ellos que yo comencé a disfrutar como esquiador, kayakista, montañista y ciclista…
Gradualmente se fueron ampliando las esferas: al ambiente de la universidad de Cracovia,  a nuestro querido Departamento, que había recibido ese terrible golpe en 1954: fue abolido.  Había existido durante 600 años (apenas algo menos que la Universidad misma). Su abolición  fue un golpe para los intereses de toda nuestra cultura….yo soy el ultimo docente aceptado formalmente en la Facultad del Departamento de Teología de la UJ (Universidad Jaguellonica). Guiado por la Filosofia,  quizás mayormente con la ayuda del Prof. Swiezawski llegue al Departamento de Filosofia de KUL (Lublin) y a su joven y vibrante ambiente. Durante el curso de muchos de los debates fuera del aula, en reuniones de té (también estas son importantes)  podíamos hablar sobre muchos temas desde la perspectiva de meritos y método,  Debido a estos debates llegue a ver mi vida académica desde otra perspectiva…

El Prof. Vetulani quería hacer de mi un canonista, o al menos un teólogo que cooperara con los canonistas, especialmente en estudios sobre el gran Graciano…pero prevaleció mi amor por la filosofía y la teología. La única publicación mía sobre ese tema apareció, gracias al Profesor, en Studia Graciana,  en idioma francés, mi única publicación extranjera…

En 1958 fui consagrado obispo auxiliar de Cracovia por el Arzobispo Baziak. Esto me acerco a otras tareas, otro ambiente: el sacerdotal. Porque  un obispo, más que un sacerdote individual, está en contacto con los sacerdotes de toda la arquidiócesis.  Estos contactos se multiplicaron enormemente durante cinco años y medio…

Un año y medio como Vicario Metropolitano….quiero agradecer muy sinceramente a todos aquellos que me eligieron para administrarlos. Cuando pienso en Mons. Niemczewski (y espero que el Monseñor me disculpe) “Uds tienen lo que han elegido”…..Nada en este mundo viene totalmente hecho.   Cada uno de nosotros nace, aprende a gatear, va a primer grado y luego madura….
Seguramente todos los grandes pastores del Capitulo Metropolitano de Cracovia, nuestros predecesores, maduraron durante su periodo en el cargo.  Y fueron criados por nuestra Madre la Iglesia.  Cuando ella es a novia, Ella sigue siendo Madre, Ella nos cría.

(de Kalendarium of the Life of Karol Wojtyla, Adam Boniecki, Marians of the Immaculate Conception, 2000) 


No hay comentarios: