Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 12 de marzo de 2015

Karol Wojtyla : La samaritana


“Aquel pozo me ha unido contigo,
me ha sumergido en tu persona.
Nada había entre nosotros, nada,
sino la profunda claridad que tiembla
como una pupila limpia,
engastada en la órbita de piedras del brocal.
La claridad me sumergió en tus ojos
y me ha encerrado en ellos.”

Karol Wojtyla: Poesías, Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) 1993  

"Díjole la mujer: Señor, dame de esa agua para que no sienta más sed" (Jn 4, 15). La petición de la samaritana a Jesús manifiesta, en su significado más profundo, la necesidad insaciable y el deseo inagotable del hombre. Efectivamente, cada uno de los hombres digno de este nombre se da cuenta inevitablemente de una incapacidad congénita para responder al deseo de verdad, de bien y de belleza que brota de lo profundo de su ser. A medida que avanza en la vida, se descubre, exactamente igual que la samaritana, incapaz de satisfacer la sed de plenitud que lleva dentro de sí.”