Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 17 de octubre de 2007

Del primer mensaje radiofónico «URBI ET ORBI» - 17 de octubre de 1978

…”Solo una palabra, entre tantas otras, aflora de inmediato en nuestros labios al momento de presentarnos a vosotros después de la elección a la sede del Apóstol Pedro, y es la palabra que pone de relieve el evidente contraste de nuestros límites personales y humanos y la enorme responsabilidad que nos ha sido confiada. ¡Oh profundidad de los tesoros de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán incomprensibles son sus juicios, cuán inapelables sus caminos! (Rm 11, 33)” ……..”por eso debemos meditar sobre el misterioso designio de Dios, providencia y bondad, y no ya para comprender, sino sobre todo para adorar y orar. Sentimos un verdadero deber repetir la invocación del Salmista que , elevando los ojos a lo alto, exclamaba: ¿de dónde me vendrá el auxilio? El auxilio me viene del Señor, (Sal 120, 1-2)”…
…” deseamos perfilar algunos lineamientos que consideramos de importancia relevante y que habrán de recibir por nuestra parte – según proponemos y esperamos mediante la ayuda del Señor – no solamente atención y consenso, sino también el impulso adecuado para concordar con la realidad eclesial. Ante todo deseamos insistir en la permanente importancia de Concilio Ecuménico Vaticano II”…
...”No debemos olvidarnos tampoco de nuestros Hermanos de las otras Iglesias y confesiones cristianas. Labor grande y delicada, de hecho la causa ecuménica”…
....”Como será nuestro pontificado?”….”Y cual el destino que el Señor le tiene reservado a su Iglesia para los próximos años? Cual el camino que la humanidad recorrerá en este lapso de tiempo que se acerca al dos mil? Son preguntas audaces, a las cuales no puede responderse sino “Dios lo sabe” 2 Cor 12, 2-3)”…
…”En esta hora de sobresaltos y responsabilidades para Nosotros no podemos dejar de orientar con filial devoción nuestro espíritu a la Virgen Maria - que siempre vive y actúa como Madre en el misterio de Cristo en la Iglesia - repitiendo las conmovedoras palabras “totus tuus” que hace veinte años grabamos en nuestro corazón y en nuestro escudo al momento de nuestra ordenación episcopal”….

No hay comentarios: