Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 29 de abril de 2009

Mi viaje 2009 (6) Seminario El amor y su regla

El Seminario fue una profunda reflexion sobre la importancia de la vida espiritual personal, conyugal y grupal, compartida con un sacerdote guia para extender los beneficios a toda la comunidad. Vision de la persona, epifania profetica con raices en el humus religioso y cultural de la Cracovia en los primeros anios despues de la 2da guerra Mundial. La jornada nos hizo meter de lleno en la vida de tres figuras Siervos de Dios : dos sacerdotes Jan Pietraszko y Karol Wojtyla y el laico Jerzy Cieselski, intimo amigo de Wojtyla. Todas las presentaciones giraron en torno a esa espiritualidad que Wojtyla y antes de el Pietraszko supieron inculcar en la vida de los jovenes que frecuentaban los grupos Rodzinka primero y Srodowisko mas tarde. Los oradores principales fueron Danuta Ciesielska, viuda de Jerzy Ciesielski (Dios mio, que debe sentir la esposa cuando su propio esposo ya es Siervo de Dios, camino a la santidad!), Teresa Malecka y Gabriel Turowski. tambien Przemyslaw Kwiatowski, descubridor del documento inedito de Karol Wojtyla Reglas para los esposos que formaban parte de los grupos Humanae Vitae, un verdadero noviciado para el matrimonio. La importancia de la pastoral en todas sus expresiones, pastoral turistica, vida en la naturaleza, catequesis, reuniones grupales, paseos, retiros espirituales, debates. "siempre estuvo con nosotros" decian de Karol Wojtyla, disponible en todo momento cuando era sacerdote, y despues obispo y tambien como arzobispo y cardenal, si bien mas esporadicamente, y aun en el Vaticano siempre encontraba tiempo para ellos, sus jovenes de su querida Cracovia.
En este seminario descubri al maestro de Karol Wojtyla. "De el aprendi la teologia", decia, aunque el sacerdote Pietraszko ni siquiera tenia un diploma de teologia. Era su vida que expresaba su rico interior, su profunda fe, su donarse hasta el fin. Al ser nombrado Papa Juan Pablo II le agradecio al sacerdote Pietraszko por haberle indicado el camino a la juventud universitaria. Tengo mucho para escribir sobre Pietraszko y pienso traducir tambien algun pequenio texto suyo para este blog. Un profeta del tiempo de las catacumbas del siglo XX lo llamaron, un "disidente evangelico" inspirado en aquel heroico y sereno antecesor el cardenal Adam Sapieha.

2 comentarios:

Hilda dijo...

que rica experiencia Ljudmila, la platicas de tal modo que me siento a un lado de ti, observando todo. Gracias. saludos. Hilda

Ljudmila dijo...

Gracias Hilda tambien por la compania. Creo que hoy ha sido la primera vez que me siento sola en Cracovia. Me han fallado los planes, pero fue un dia magnifico igual. Totalmente distinto de lo que pensaba. Un abrazo y gracias por seguir.