Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 15 de enero de 2011

Beatificación Juan Pablo II – Carta agradecimiento del Arzobispo de Cracovia a Benedicto XVI


La beatificación de Juan Pablo II será una fiesta de todo el pueblo de Dios y elocuente heraldo de unidad en comunión con el Sucesor de San Pedro – expresó el cardenal Stanislaw Dziwisz en su agradecimiento a Benedicto XVI por el decreto que “ordena la tan esperada beatificación”.

“Albergo la esperanza que la Iglesia reciba esta beatificación como un estimulo para anunciar a nuestro mundo la buena Nueva con valentía y generosidad evangélica.” decía en su carta quien fuera secretario personal del Papa Juan Pablo II durante tantos años.

A continuación publicamos el texto íntegro de la carta al Arzobispo de Cracovia al Papa Benedicto XVI
Cracovia, 14 de enero de 2011

Su Santidad,
Amado Santo Padre
Con gran emoción, deseo expresar mi profunda gratitud a Su Santidad por el decreto de beatificación que promete la tan esperada beatificación de su Predecesor Juan Pablo II.

Agradezco de corazón a Su Santidad la decisión de fijar la fecha para la beatificación el segundo domingo de Pascua, cuando se celebra la Fiesta de la Divina Misericordia, que este año cae el 1 de mayo. Esta es una fecha muy significativa.

La vida terrena del Siervo de Dios Juan Pablo II culminó a la luz del misterio de la Divina Misericordia. Gracias a su decisión Su Santidad brillará renovada la bondad de Dios que Juan Pablo II predicó y testimonió al mundo a lo largo de su pontificado.

Elevo mi oración para que su llegada a los altares sea para Su Santidad un momento de consuelo y fortalecimiento en su infatigable servicio a Cristo que vive en la Iglesia presente en toda la tierra.

Estoy convencido que la beatificación del Siervo de Dios Juan Pablo II será una fiesta de todo el pueblo de Dios en comunión con el Sucesor de San Pedro, y anuncio elocuente de la unidad por la que oró el Señor en la Última Cena - ut unum sint.

Albergo la esperanza que la Iglesia reciba esta beatificación como un estimulo para anunciar a nuestro mundo la buena Nueva con valentía y generosidad evangélica.

Le aseguro a Su Santidad nuestra fidelidad, oración y amor filial. Lo hago en nombre de la archidiócesis de Cracovia, la Iglesia en Polonia y todos mis compatriotas.
Con reverencia filial beso las manos de Su Santidad
Stanislaw Cardenal Dziwisz
Arzobispo Cracovia

Fuente: Arquidiócesis de Cracovia
Nota: Hice lo imposible por traducir fidedignamente, comparando diferentes traducciones de google con el original polaco.

4 comentarios:

Marta Salazar dijo...

mil gracias!
la carta... la tradujiste tú?

Ljudmila dijo...

Si Marta. Hice lo de siempre... Tres columnas con las versiones de google original/esloveno/español y asi trato de armar algo presentable.Y va el original para quien quiera comparar. Un abrazo. Ljudmila

eligelavida dijo...

¡Una gran alegría para la Iglesia y para el mundo!

Un abrazo fuerte.

Ljudmila dijo...

Enorme alegria Eli asi es. Muchas gracias por compartir. Un abrazo. Ljudmila