Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 31 de enero de 2011

San Juan Bosco, modelo para la catequesis juvenil

Hoy es la fiesta litúrgica de San Juan Bosco patrono de mi parroquia (aunque me he mudado aún sigue siendo “mi” parroquia – son muchos años ;)



El 31 de enero de 1981 Juan Pablo II visitaba la Universidad Pontificia Salesiana de Roma. Alli en un discurso dirigido a claustro y alumnado decía -


“…Vuestro santo fundador no tuvo temor de definir la esencia de su obra con estas precisas palabras:" Esta Sociedad era desde el comienzo un simple catecismo." (Memorie biografiche, 9, 61)….En armonía consecuente con esta visión, las constituciones de los salesianos establecen:" La actividad evangelizadora y catequística es la dimensión fundamental de nuestra misión…..Siempre en el marco de este planteamiento, los últimos dos capítulos generales de los salesianos han emanado esta declaración solemne y pragmática:
"Los salesianos, consagrados al servicio de los jóvenes, especialmente de los más pobres, para ser entre ellos presencia eficaz del amor de Dios, consideran la catequesis juvenil como la primera actividad del apostolado salesiano; esto exige ciertamente reflexión y reorganización de todas las obras en función predominante de la formación del hombre en la fe".
Es claro que la Pontificia Universidad Salesiana, sin detrimento por su carácter de Instituto de estudios superiores, está llamado a potenciar su función evangelizadora, en clave específicamente "catequística".
Vivid, pues, esta vocación típicamente salesiana a favor del hombre de hoy y en particular de la juventud. Podría sintetizarse en una frase programática, que incluso privilegiando – como es normal en una estructura universitaria - la esfera del conocimiento, sin embargo, comprenda todo el proyecto de la Universidad. "Conocer a Dios en el hombre y conocer al hombre en Dios". Lo que, más en concreto, lleva consigo, "conocer a Cristo en el hombre y conocer al hombre en Cristo".
5.- Es, pues, obvio que vuestro trabajo debe desarrollarse con una orientación sustancialmente teocéntrica y cristo céntrica, para convertirse después en trabajo auténticamente antropocéntrico. No se trata de cerrarse en la ciudadela del estudio, dejando que el mundo recorra sus caminos sino más bien de subir ,como vigilantes centinelas, a la torre de la fe, aprovechándose de todos de todos los auxilio de la ciencia, para indagar, bajo una luz superior y verdaderamente divina, en el camino presente y en la suerte del hombre, para intervenir oportuna y eficazmente en su ayuda, impulsando a todos, en cuanto sea posible, a un encuentro determinante con la Verdad que ilumina y que salva al hombre y a su historia.”

(del discurso de Juan Pablo II durante su visita a la Pontificia Universidad Salesiana, 31 de enero de 1981 (en el sitio del Vaticano solo esta en italiano y portugués)
Desde aquí damos gracias a Dios por la dedicación de los salesianos en nuestra parroquia y en tantas otras y por el inmenso bien y la extensa evangelización que la Obra ha estado realizando a lo largo y ancho de la Argentina, a partir del momento de aquel lejano 1875 cuando partiera la primera expedición de salesianos hacia este lejano sur, cumpliendo el sueño de Don Bosco.
Invito visitar posts etiquetados Don Bosco y

No hay comentarios: