Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

viernes, 15 de abril de 2016

Karol Wojtyla y sus jóvenes inspiradores de Rodzinka y Srodowisko (1 de 2)


 […] Cuando no habían pasado más que ocho meses desde que llegara a Niegowic, al campo, en la periferia de Cracovia, fue trasladado a San Florián, una parroquia céntrica, cera del casco antiguo. Era una de las más activas, de las más vivas, y a ella acudían muchos de los representantes de la intelectualidad católica. Y allí, como ya habían hecho en la iglesia de Santa Ana, habían abierto un centro de pastoral para los estudiantes de las universidades. Al inicio le costó un poco entrar en aquel ambiente nuevo, todavía poco conocido. Karol enseñaba religión en un instituto y pasaba muchas horas en el confesionario. Hasta que un día las Hermanas de la Sagrada Familia, que dirigían un colegio universitario femenino, decidieron invitarlo a tener una serie de charlas con sus alumnas. Empezó así, casi por casualidad. Pero luego el tam-tam juvenil hizo el resto, y con gran rapidez.

[…] A las chicas se unieron los estudiantes y luego otros más, cada vez más numerosos, y todos quedaron fascinados, cautivados por aquel capellán. Era la primera vez que un cura, en vez de hablar sólo de Dios, de religión, de la Iglesia, trataba también de diversos aspectos de la condición juvenil. Y que no eludía los temas más candentes. Respondía abiertamente a las preguntas propias de los jóvenes sobre cómo afrontar y resolver los problemas del amor y del matrimonio, los vínculos con el trabajo, y las relaciones con los adultos. […]


Wojtyla tenía su estilo particular: rebatía el ateísmo a partir de la misma realidad juvenil. No atacaba directamente al marxismo, sino que a través del hecho mismo de mostrar sus clamorosas contradicciones respecto al mundo de los jóvenes y a sus inquietudes, demolía prácticamente aquella ideología desde dentro. […]

(Gian Franco Svidercoschi: Historia de Karol, Ediciones Internacionales Universitarias, Madrid, 2003)

No hay comentarios: