Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

viernes, 1 de enero de 2010

Maria, Madre de la Paz permanece con nosotros


«Madre, que sabes lo que significa estrechar entre los brazos el cuerpo muerto del Hijo, de Aquel a quien has dado la vida, ahorra a todas las madres de esta tierra la muerte de sus hijos, los tormentos, la esclavitud, la destrucción de la guerra, las persecuciones, los campos de concentración, las cárceles.
Mantén en ellas el gozo del nacimiento, del sustento del desarrollo del hombre y de su vida.
En nombre de esta vida, en nombre del nacimiento del Señor, implora con nosotros la paz y la justicia en el mundo.
Madre de la Paz, en toda la belleza y majestad de tu Maternidad que la Iglesia exalta y el mundo admira, te pedimos:
Permanece con nosotros en todo momento.
Haz que este nuevo año sea año de paz en virtud del nacimiento y la muerte de tu Hijo.
Amén».

No hay comentarios: