Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

viernes, 20 de mayo de 2011

Beatificación Juan Pablo II – Mi diario de viaje (2c) 30 de abril 2011 Una Vigilia universal

Vuelvo al día sábado 30 de abril… me hace pensar que quizás el millón y medio de peregrinos que tuvimos el privilegio de estar en Roma era la cifra menos importante…..cuántos de los millones que tuvieron la oportunidad de verlo a Juan Pablo II durante sus 104 viajes apostólicos por el mundo, o cuantos que quizás solamente lo vieron al pasar en las pantallas y fueron cautivados por su mensaje, o tocados por su espíritu aquellos días de 2005, hubiesen querido estar para participar …..y al no poderlo estaban reunidos en parroquias, iglesias y santuarios lejos de allí pero unidos espiritualmente a los momentos que se vivían en Roma.

Había llegado la noche de la Vigilia, -en cierta manera el comienzo oficial de las celebraciones - una Vigilia que estuvo repartida y fue universal. Una en la Plaza San Pedro, la oficial en el Circo Máximo y otra por el mundo.
En Roma algunos prefirieron quedarse en la Plaza San Pedro (y fueron muchos) para tratar de estar mas cerca al día siguiente. Grupos de jóvenes y no tan jóvenes instalados en todos los rincones, con mochilas, bolsas de dormir, colchonetas… y seguían llegando con pancartas, banderas y estandartes.

Algunos practicaban como resguardarse de la anunciada lluvia, mientras en las pantallas se leía con cierta preocupación “La Piazza San Pietro chiudera alle ore 19.00” (La Plaza San Pedro cerrara a las 19.00 horas).

Y cuando a las 18.30 efectivamente comenzaron a “evacuar” la Plaza, todos tranquilamente y en perfecto orden se fueron alejando tratando de ubicarse lo más cerca posible de las divisiones fijadas.

Evacuados siguieron cantando: polacos, mexicanos, españoles…. Se hacia la noche y seguían llegando…. Y fueron recompensados porque en vez de a las 05.30 fijada como hora de admisión a la Plaza el domingo 1ro de mayo se pudo entrar a la Plaza a partir de las 02.30, por cuestiones de seguridad dijeron….pero creo que desde arriba les habían guiñado el ojo!! Dejadlos pasar han venido a festejar aquellos que no querían dejarme ir y ahora vengo nuevamente a su encuentro!!.

La Vigilia oficial se desarrollaba en el histórico Circo Máximo, con más de 200.000 personas, a pesar del mal tiempo y pronostico poco alentador.
Allí frente a una reproducción de la imagen de Maria Salus Populi Romani, patrona de la ciudad de Roma (esta parte de las celebraciones estaba organizada por la diócesis de Roma), la misma que acompaña a los jóvenes en las Jornadas Mundiales de la Juventud, tuvo lugar una vigilia de testimonios, voz y textos de Juan Pablo II, presentaciones corales, oración y unión espiritual

El encuentro comenzó a las 20.00 con Juan Pablo II dando la bienvenida "Se tu vivi con i giovani, tu dovrai anche diventare giovane" (Si tu vives con los jóvenes, debes sentirte joven), un video recordando e Año Jubilar, y aquellos días de abril 2005. "Jesus Christ, You Are My Life" ya es parte de todos los encuentros y aquí fue presentada por el coro de la Diócesis de Roma y la Orquesta del Conservatorio Santa Cecilia bajo la dirección de Mons. Marco Frisina
Entre los testimonios (el video completo puede verse aquí y realmente habría que verlo completo (se me ha perdido el enlace en español, trataré de encontrarlo)

Siempre es grato escucharlo al Dr. Joaquín Navarro Valls,
tantos años “jefe” de comunicaciones, quien agradecía a Juan Pablo II lo que con la ayuda de Dios había hecho de de su vida. "Experimento en este momento – decía Navarro Valls – los mismos sentimientos presentes pocos minutos después de la muerte de Juan Pablo II. Gratitud a este Papa que ha dicho si a


todo aquello que Dios le pedía, que no era poco. Gracias Juan Pablo II por la obra maestra de tu vida”. “Ya fue santo en vida”. Conmovido, Navarro recordó los días siguientes a la muerte del Papa: “Era 8 de abril del 2005 cuando la multitud gritaba “santo subito” y yo pensaba: han llegado tarde. Los santos o son santos en vida o no lo serán jamás. La Iglesia no hace santos. Es su vida la que ha sido santa. Juan Pablo II fue santo en vida" (RAI). Admitió también la influencia que había tenido Juan Pablo II en su vida.

El Cardenal Stanislaw Dziwisz,
“emocionadísimo” según sus palabras, reconocía a su entrada: “es el cumplimiento de un sueño”. Fiel secretario, emocionado y feliz saludó a la forma de Juan Pablo II “Alabado sea Jesucristo” porque hablaba en su nombre, lo sentía presente, allí entre ellos. Resaltó su vida de oración ya desde su época de joven profesor cuando, entre lecciones, se retiraba a la capilla. Un hombre

, un sacerdote constantemente en oración, así fue toda su vida en comunión con Dios…no tuvo que cambiar nada cuando Papa….

Al inicio – decía - todos lo llamaban papa polaco, poco a poco lo llamaron nuestro papa y a partir de mañana todo el mundo cristiano y también el no cristiano porque el cruzó todas las fronteras no solo el muro de Berlín, a partir de mañana lo llamaran Juan Pablo II beato, beato. El murió santo le ha dado dignidad a la muerte, nos ha mostrado como muere un cristiano contagiando esa paz a los que estaban a su alrededor.


La hermana Marie Simon-Pierre Congregación de las Pequeñas Hermanas de las Maternidades Católicas, curada milagrosamente del mal de Parkinson por intercesión de Juan Pablo II, sencilla, sincera y directa contó la historia de su enfermedad. Actora principal en la ultima fase de la causa emocionada expresó "Me ha impresionado el hecho de que mi experiencia ha contribuido a la beatificación de Juan Pablo II y el que pueda testimoniarlo aquí" (Cf. Marie Simon-Pierre, el milagro de Juan

(Pablo II). (invito ver video del testimonio de Sor Marie Simon-Pierre)

Entre los presentes sin temerle a la lluvia, "Y, ¿si vuelve a llover?", les preguntamos. "No importa --responden--, abriremos los paraguas", Zenit
Recogió algunos testimonios de quienes recordaron allí algún momento de sus vidas también
"Juan Pablo II acercó el concepto de santidad a los jóvenes, haciendo que se derrumbara el prejuicio de la lejanía de la vida cotidiana que teníamos".

"Su lección fundamental fue la confianza en la verdad, pues la verdad nos hace libres: si en nuestros países hubiera más valentía para afrontar los errores del pasado, la situación actual mejoraría".



"He visto a Juan Pablo II muchas veces --cuenta--. Creo que evangelizó al mundo con su sufrimiento, trastocando la lógica del mundo que no acepta a quien no está en perfectas condiciones".


"Tenía 19 años y él visitó Paderborn, en Alemania del Norte, de camino hacia Berlín. Iba en el papamóvil y al pasar a mi lado me cruzó la mirada, se me quedó mirando: fue un momento decisivo para mí".

"la plaza de San Pedro estaba a oscuras --recuerda Costança-- y el Papa se asomó a la ventana. Entonamos el canto de la Virgen de Fátima y de repente Juan Pablo II dijo 'buenas noches' en portugués. Es un recuerdo imborrable
".

La segunda parte, quizás la mas universal, se abrió con el himno de Juan Pablo II Totus Tuus” compuesto por Mons. Marco Frisina para los 50 años de ordenación sacerdotal de Juan Pablo II “Abrid las puertas a Cristo”, seguida por la intervención del cardenal Agostino Vallini, vicario de la diócesis de Roma.
que presentaba aspectos de la vida del Papa Juan Pablo II.
y, entre otros, decía:
“De su vida, aprendemos, en primer lugar, el testimonio de la fe: una fe arraigada y fuerte, libre de miedos y de compromisos, coherente hasta el último aliento, forjada por las pruebas, la fatiga y la enfermedad, cuya benéfica influencia se ha difundido en toda la Iglesia, más aún, en todo el mundo; un testimonio acogido en todos los lugares, en sus viajes apostólicos, por millones de hombres y mujeres de todas las razas y culturas.”



A continuación se rezaron los misterios luminosos del Santo Rosario en conexión con cinco Santuarios marianos del mundo. En cada uno de ellos se rezaba por una intención particular:
Santuario di Łagniewniki en Cracovia - Intención de oración: los jóvenes

Santuario di Kawekamo – Bugando (Tanzania) – Intención de oración: la Familia

Santuario de Nuestra Señora de Notre Dame, Harissa, Líbano Intención de oración: la Evangelización
Basílica de Santa Maria de Guadalupe, México - Intención de oración: La esperanza y la paz del mundo
Santuario di Fátima – Intención de oración: La Iglesia


Con las candelas encendidas (espectáculo siempre emocionante que le da una calidez particular a estos encuentros) se esperaba la conexión con el Palacio Apostólico para la Oración final del Santo Padre Benedicto XVI (oración de Juan Pablo II en honor a la Virgen de Lourdes – 14 de agosto de 2004) y su bendición para todos.
Mientras en ocho Iglesias del Centro histórico de Roma seguirían orando durante la noche, en la Plaza San Pedro, mucho antes del alba, comenzarían a ingresar los peregrinos que habían “acampado” a las puertas para el gran día.


FOTOS DE LA VIGILIA: http://www.flickr.com/photos/madrid011/sets/72157626513832173/
y estos dos sitios puestos a disposición por el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales



No hay comentarios: