Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 1 de junio de 2011

Beatificación Juan Pablo II – Mi diario de viaje (4a) 2 de mayo 2011 Misa de Acción de gracias




El Lunes 2/5 día de la Santa Misa de Acción de gracias por la beatificación de Juan Pablo II quedamos que no iríamos tan temprano. Hicimos bien porque no había tanta gente. El movimiento era ya mas normal, comenzaba la semana y muchos europeos se habian ido.


Unos quince minutos antes de comenzar la misa divise cerca mío una bandera española, una francesa y las demás eran todas polacas, mas tarde también una uruguaya y una eslovaca. La ceremonia comenzaba con poesías de Karol Wojtyla leídas en polaco y en italiano, pero los micrófonos no funcionaban bien y se hacia difícil escuchar. No pudimos conseguir el librito de la ceremonia, que tampoco esta en el sitio de la Santa Sede. En general la organización no era como la del domingo, tampoco para la distribución de la comunión. No se, me pareció que algo no funciono ;)

Estaba nublado y hacia frio. Amenazaba llover. Si bien había muchas banderas polacas creo que muchos ya habrían partido para celebrar la fiesta en su patria, pues el 3 de mayo es el Día de la Constitución polaca pero también el día de la Reina de Polonia, Nuestra Señora de Jasna Gora.

Asi lo recordaba el Beato Juan Pablo II en sus palabras ante la Gruta de Lourdes de los jardines vaticanos el Domingo 3 de mayo de 1981:
“La jornada de hoy nos trae el recuerdo del importante hecho histórico acaecido en el siglo XVIII, que pareció señalar los comienzos de una vida nueva; y así fue, si bien nos vimos privados luego de esta vida durante cien años. En efecto, estamos recordando la Constitución del 3 de mayo; es ésta la razón de la celebración histórica de hoy. En todas las vicisitudes históricas, acontecimientos grandiosos y momentos difíciles, la Madre de Cristo crucificado y resucitado sigue estando en Jasna Góra cual signo de nuestra esperanza, cual signo de la resurrección espiritual a que está llamado el hombre en el misterio de la resurrección de Cristo, y a la que están llamadas la sociedad y las naciones.” Lo decía en momentos muy difíciles para Polonia, ya en medio de grandes conflictos y huelgas reafirmando que “nuestra esperanza es la renovación, la reconstrucción de la nación a partir de sus fundamentos espirituales y morales, hasta abarcar también lo que forma la totalidad de su existencia temporal.”

La Misa de Acción de gracias fue celebrada por el Cardenal Tarcizio Bertone, que entre otros, decía en su homilía refiriéndose al Beato Juan Pablo II:
“Su vida era una oración continua, constante, una oración que abrazaba con amor a cada uno de los habitantes de nuestro planeta, creado a la imagen y semejanza de Dios, y por esto digno de todo respeto; redimido con la muerte y resurrección de Cristo, y por eso transformado verdaderamente en gloria viva de Dios («Gloria Dei vivens homo», san Ireneo). Gracias a la fe, que expresaba sobre todo en su oración, Juan Pablo II era un auténtico defensor de la dignidad de todo ser humano y no un mero luchador por ideologías político-sociales. Para él, toda mujer, todo hombre, era una hija, un hijo de Dios, independientemente de la raza, del color de la piel, de la proveniencia geográfica y cultural, e incluso del credo religioso. Su relación con cada persona se sintetiza en la estupenda frase que él escribió: «El otro me pertenece».”

Por la tarde tuvimos el Encuentro de blogueros que tendrá su post aparte.

No hay comentarios: