Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 1 de noviembre de 2012

500 años de la Capilla Sixtina


 Contemplando tanta belleza, surge de forma espontánea hacer nuestros los sentimientos del salmista: «Glorifica al Señor, Jerusalén, alaba a tu Dios Sion» 


Anoche en las primeras vísperas de la solemnidad de todos los Santos, se conmemoraban los 500 años de la inauguración de los frescos de la capilla Sixtina en una ceremonia litúrgica presidida por el Santo Padre Benedicto XVI.  “Se recordaba aquel 31 de octubre de 1512, cuando Julio II inauguraba con la liturgia de Vísperas la bóveda concluida por Miguel Ángel, después de  un enorme esfuerzo que duró cuatro años (1508-1512),” (News.Va) 

“Porque recordar ese evento histórico-artístico en una celebración litúrgica? - preguntaba el Santo Padre Benedicto XVI en su discurso -   Sobre todo porque la Sixtina, es por naturaleza, un aula litúrgica y es la Cappella magna  del Palacio Apostólico Vaticano.   Además porque las obras artísticas que la decoran,  en particular la serie de pinturas al fresco, encuentran en la liturgia, por asi decirlo, su ambiente vital, el contexto en el cual se expresa mejor toda su belleza, toda su riqueza y la cabal gravidez de su significado.  Es como si durante el acto litúrgico, toda esta sinfonía de figuras cobrase vida, en un sentido por cierto espiritual, pero inseparablemente también estético, porque la percepción de la forma artística es un acto típicamente humano y como tal absorbe los sentidos y el espíritu. En pocas palabras: la capilla Sixtina contemplada en oración es aun más bella, más autentica, se revela en toda su riqueza. Aquí todo vive, en todo resuena el contacto con la Palabra de Dios.”

Con el video que ofrece el sitio de la Santa Sede,  quienes estamos lejos podemos vivenciar la luminosidad de esa “luz cegadora” un poco mas de cerca,  sentirnos literalmente allí dentro participando de la ceremonia.   Para mi fue un revivir momentos únicos, increíbles, inolvidables, verdaderos regalos de Dios, cuando con el Tríptico Romano de Juan Pablo II en mano leía y me deleitaba con cada verso admirando texto y figuras….. allí en uno de los bancos laterales, alternando de un lado hacia otro para verlo todo, querer absorberlo todo, grabar en mi corazón toda esta inmensa catequesis  para no olvidarla nunca.

"También  vosotros,  cual  piedras  vivas,  entrad en la construcción de un edificio espiritual" (1 P 2, 5).  - de la introducción del discurso del Beato Juan Pablo II del 11 de diciembre de 1999 al concluir las obras de restauración de la capilla Sixtina.  Invito leer las preciosas palabras de quien pocos años después escribiera Triptico Romano para nuestra reflexión.

"De estas decoraciones - dice alli Juan Pablo II - se eleva un himno a Cristo. Todo lleva a él. En él todo encuentra plenitud. Sin embargo, es importante considerar que en estas pinturas nunca está solo:  alrededor de él, al igual que en torno a Moisés, se apiñan rostros de hombres y mujeres, de ancianos y niños. Es el pueblo de Dios en camino, es la Iglesia "edificio espiritual", construido con piedras vivas que se unen a él, "piedra viva, desechada por los hombres, pero elegida y preciosa ante Dios" (1 P 2, 4).


Invito leer mis posts Triptico Romano - meditaciones
y
No dejar de leer el interesante y original artículo de Juan Vicente Boo en ABC


No hay comentarios: