Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 27 de noviembre de 2012

Marco Gallo : “El caso argentino; la acción pacificadora de Juan Pablo II con motivo de la guerra de las Malvinas y su rol para favorecer la vuelta a la democracia” (7 de 11) Impulsos para que el Papa viaje a Argentina


Marco Gallo : “El caso argentino; la acción pacificadora de Juan Pablo II con motivo de la guerra de las Malvinas y su rol para favorecer la vuelta a la democracia” (7 de 11) Impulsos para que el Papa viaje a Argentina

“En esta misma perspectiva es importante destacar las gestiones que también hizo el abogado Eduardo F. Trusso, que posteriormente, en los años Noventa, será nombrado embajador argentino ante el Vaticano. Trusso escribió al Nuncio Apostólico Ubaldo Calabresi, en favor de que el Papa viajara a la Argentina, después de ir a Inglaterra: “Creo que el tiempo urge y las palabras del Apóstol me animan ‘oportuna e inoportunamente’ a sugerir humildemente que se haga lo imposible para que el Sumo pontífice viaje a la Argentina directamente desde Gran Bretaña, posponiendo cualquier otro compromiso y especialmente, me atrevería a decir, la reunión con el Presidente Reagan”. Trusso define esto una utopía, pero tal como expresa en un pequeño panfleto escrito por el mismo: “Juan Pablo II quiso que esta utopía se convirtiera en ‘topí’a”. Además escribe en el diario “La Nación” del 31 de mayo, como respondiendo a la carta dirigida por el Papa a los argentinos: “concretamente: al emprender su viaje pastoral y ecuménico desde Gran Bretaña a Argentina, el Sumo Pontífice – acompañado de obispos ingleses, católicos y anglicanos- pediría un alto el fuego hasta su viaje a la Argentina y mientras dure su estada en este país”. “En la Argentina – celebraría la liturgia de la Misa en comunión con obispos argentinos y británicos y propondría como trabajo levantar en las Malvinas un Monasterio dedicado a la contemplación de Estudios Bíblicos.”
Es cierto por otra parte, como ya se ha mencionado, que la Iglesia argentina había dado el guiño bueno a los militares acerca de la toma de las islas del Atlántico Sur; una cierta concepción nacionalista era mayoritaria entre los prelados y la misma concepción de patria y patriotismo será corregida y precisada en los discursos y recomendaciones que Wojtyla pronunciará durante su estadía en Buenos Aires.
El Papa después de la misa por la paz, la declaración conjunta de los obispos y la carta a los argentinos, efectúa el programado viaje a Inglaterra del 28 de Mayo al 2 de Junio. Justamente en la audiencia general del miércoles 26 de Mayo, vísperas del viaje el Papa explica a los fieles presentes el sentido del viaje y lee la carta que enviará a los argentinos y vuelve a subrayar que el viaje “no tiene ningún carácter político, sino exclusivamente pastoral, y está desprovisto incluso de los contactos con las autoridades gubernamentales que son normales en casos semejantes”. La carta será entregada en aquellos días de Mayo al general Galtieri, en un viaje relámpago, por Mons. Achille Silvestrini, entonces secretario de los Asuntos Públicos de la Iglesia, que anuncia a la cúpula militar el próximo viaje del Papa al país rioplatense. La noticia de la visita del Papa fue recibida con alegría y esperanza por la grey católica; entre los militares hubo una positiva aceptación, con la esperanza no tan oculta, de jugar y aprovechar la visita papal para apuntalar la imagen muy deteriorada del gobierno frente a la opinión pública local e internacional.” 

No hay comentarios: