Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 3 de noviembre de 2012

Beatificación de la Venerable Maria Crescencia Perez


A mediados de noviembre (16/17/18) la ciudad de Pergamino en la provincia de Buenos Aires estará de fiesta.  Pergamino es el lugar donde vivió gran parte de su vida la venerable Maria Crescencia Perez. Habia nacido en San Martin, Provincia de Buenos Aires, pero al poco tiempo la familia se radico en Pergamino. 

  María Angélica ingreso en el Noviciado de las Hermanas del Huerto en Buenos Aires el 31 de diciembre de 1915  y recibió el hábito el 2 de septiembre de 1918.  En su vida religiosa se dedico a niños y enfermos.   Debilitada su propia salud fue trasladada a Vallenar en la vecina Republica de Chile, donde las Hermanas del Huerto atendían un Hospital.  Ante el dolor de dejar su patria decía “Por cumplir la voluntad de Dios iría al fin del mundo” 
Leemos en la página dedicada en su honor que  “vivió en Vallenar entregada totalmente al servicio de sus hermanos enfermos”. Murió el 20 de mayo de 1931, momentos en los cuales las hermanas del Huerto vivieron una experiencia extraordinaria, que fue confirmada nuevamente años mas tarde.A poco de morir en el colegio del Huerto de Quillota, distante 600 Km de Vallenar, estando las Hermanas reunidas percibieron una fragancia semejante al perfume de las violetas, que permaneció varios días dentro de los muros del colegio. Ante este hecho inexplicable, la Superiora dijo: "Ha muerto la Hermana Crescencia". Inmediatamente llegó un telegrama avisando su muerte”. 

“Cuando la comunidad del Huerto dejó Vallenar, la población no quiso que se llevasen el cuerpo de quien llamaban "La santita". Por eso quedó allí 35 años, hasta que el 8 de noviembre de 1966 la Congregación dispuso el traslado de sus restos a Quillota.  Provista de una pequeña urna, abrieron el ataúd para reducir sus restos, pero encontraron intacto y en perfecta conservación su cuerpo y su santo hábito. Toda la ciudad de Vallenar se congregó para constatar este hecho tan singular. Se realiza nuevamente el velatorio y luego fue llevada a Quillota donde descansó 17 años en la bóveda de las Hermanas. En 1983 se trasladó su cuerpo al panteón de las Hermanas en Pergamino hasta el 26 de julio de 1986 en que, con motivo de la apertura del proceso diocesano en orden a su beatificación, se lo trasladó a la Capilla del Colegio del Huerto.”
El proceso diocesano fue comenzado en 1986 por el entonces Obispo de San Nicolás de los Arroyos, Mons. Domingo Salvador Castagna. El 3 de octubre de 1990 la Sagrada Congregación para las Causas de los Santos abrió el proceso en Roma. En la página web de Mons. Castagna podemos leer un estudio completo acerca de las virtudes de la nueva beata,  declarada venerable por el Papa Juan Pablo II el 22 de julio de 2004 y el 19 de diciembre de 2011 el Santo Padre BenedictoXVI aprueba el milagro que permite su beatificación. 
Invito ver el programa  completo de las ceremonias para la beatificación: 
viernes 16 Noviembre -  Vigilia
Sábado 17 Noviembre  celebración central de la beatificación
Domingo 18 Noviembre  Santa Misa en acción de gracias.  
Y las instrucciones prácticas para quienes planean participar.  

No hay comentarios: