Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 9 de abril de 2013

Juan Pablo II : La Misericordia divina y los jóvenes



“Como ya he dicho, a orillas del lago Ontario revivimos la experiencia de la gente de Galilea, a la que Jesús entregó el mensaje de las Bienaventuranzas en la ribera del lago de Tiberíades. Hoy evoco esa experiencia, teniendo presente el mensaje sobre la Misericordia divina. A través de santa Faustina Dios os lo entrega a vosotros, para que a su luz comprendáis mejor lo que quiere decir ser pobres de espíritu, misericordiosos, constructores de paz, hambrientos y sedientos de justicia y, por último, perseguidos a causa del nombre de Jesús. En todo tiempo se necesita el testimonio de hombres que vivan según las Bienaventuranzas. También se necesita hoy. Pido a Dios que vuestra vida, vivida según esta exigente medida divina, represente un testimonio atractivo de la Misericordia en nuestro tiempo.

Recordad que Cristo os envuelve incesantemente en su amor misericordioso. Que esta certeza os llene de paz y os conduzca por los difíciles senderos de la cotidianidad.”

2 comentarios:

ma.lourdes e. coronado peraza dijo...

Bendita Misericordia del Señor y bendito sea el Beato Juan Pablo II por mostrarnosla más claramente.

Ludmila Hribar dijo...

Gracias Ma. Lourdes por tu visita. Bendigamos la Misericordia Divina y propaguemos su inmenso amor.