Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

viernes, 5 de abril de 2013

La Argentina solidaria


Soy consciente que este post no encaja directamente en este blog (publicado también en mi otro blog Francisco, nuestro Papa) pero siento que aparejado a la critica hay que rescatar el lado bueno de la sociedad argentina.


Mientras en lo peor de la tragedia los políticos iban apareciendo en turnos (después de un fin de semana largo) para echarse la culpa unos a otros,  el argentino de a pie, hombres y mujeres de bien,  no habían dudado en arrimar el hombro para ayudar, dar una mano, estar con quienes no solo habían perdido todos sus bienes materiales sino sus seres queridos,  en una inundación que,  según dicen,  no había ocurrido hace cien años. Sin embargo Carlos Pagni en sus reflexiones de hoy El resultado de una catástrofe política nos invita a pensar en etapas más recientes.
El especialista Osvaldo Canziani advierte que “puede repetirse y más grave”, precisamente por falta de previsiones, por haberse dejado de lado o ignorado  obras imprescindibles.

En una palabra volvemos a un mal enraizado y antiguo:  la corrupción - aunque estos días nadie la nombre - y que quedó allí flotando entre la desolación y el horror...... obras planeadas, interrumpidas,  nunca comenzadas,  inauguradas varias veces y nunca terminadas......
(La Plata inundada en pleno centro de la ciudad - Natalia Wilgenhoff
 

Decía el periodista Nelson Castro en su programa en TN  ayer que “esta tragedia ha desnudado la tragedia política de la Argentina, esta incapacidad de la política de abocarse a los temas de la gente”, de esa gente que nota la falta de ciudadanos capaces de ser servidores y no buscadores de rédito personal o partidario.  Me atrevería a decir que en esta tragedia,  en mayor o menor medida, han perdido todas las caras conocidas.   La sociedad notó su ausencia y busca nuevos líderes con vocación de servicio, abiertos al dialogo, listos para servir,  como lo han hecho cientos de voluntarios, que han trabajado a la par de organizaciones no gubernamentales para paliar al menos en parte esta catástrofe brutal.

Pero el pueblo argentino tiene algo que es único e incomparable:  sabe ser solidario y lo ha demostrado en tantísimas ocasiones. Esta vez ha excedido las expectativas más optimistas. Caritas colmada, Red Solidaria colmada, La Cruz Roja y otras instituciones eclesiales y no gubernamentales colmadas (más de 500 centros).   Juan Carr de Red Solidaria ha llegado a decir que se siente fascinado por la prontitud y la magnitud de la ayuda de la gente.

Es la otra Argentina, la Argentina solidaria, la Argentina que a pesar de todo sabe salir adelante. La otra inundaciòn: la de la solidaridad, titulo su editorial el diario La Naciòn al dia siguiente de haberse publicado este post.

 Del refrán “a Dios rogando y con el mazo dando” ya hemos vivenciado la segunda mitad, cumplamos ahora con la primera, porque hoy mucha gente necesita no solo ayuda material sino también de nuestra oración para recuperar la esperanza y no perder la fe.

Y en las próximas elecciones sepamos elegir representantes con vocación de servicio o busquemos nuevos. Decía un spot publicitario reciente “Argentina un país con buena gente”  Si, con buena gente, pero con malos gobernantes! En parte por nuestra culpa. Aprovechemos la manifestación convocada para el 18 de abril para exigir a nuestros representantes seriedad, dignidad, honestidad y respeto de los valores que una vez nos enaltecieron como nación o seremos cómplices de la creciente degradación de nuestra sociedad.  

No hay comentarios: