Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 9 de enero de 2014

Reflexiones tardías


 “Todo el año es Navidad” fue título de un libro, cuyo autor no recuerdo.  También hubo una película argentina.  
Y es así como deberíamos vivir el año los cristianos cada día, de puertas abiertas como el establo de Belén para contagiar la ternura del Niño Dios, la ternura de un recién nacido y compartir el misterio de la Navidad como leemos en un escrito que – según creo - es de la Madre Teresa:

Cuando se termina el canto de los ángeles,
Cuando se apaga la estrella del firmamento,
Cuando los reyes regresan a sus palacios,
Cuando los pastores se reúnen con sus rebaños….
Entonces empieza la tarea de Navidad:
Encontrar al perdido,
Alimentar al hambriento,
Liberar al prisionero,
Reconstruir las naciones,
Llevar la paz a los hermanos
Y hacer música con el corazón.”
que bien podríamos adjudicar al Papa Francisco.

Y se nos fué el 2013! Pensando a grandes rasgos en el año que dejamos atrás,  debemos reconocer que ha sido un año políticamente “agresivo” en la Argentina, con una economía endeble y una educación en retroceso. Los “avances” han sido en gran manera negativos: aumento de la pobreza y de la indigencia,  según los siempre confiables y serios Informes anuales sobre la deuda social argentina dela Universidad Católica Argentina. 
El aumento de la inseguridad y conflictos sociales de todo tipo,  sumados a la falta total de control del narcotráfico suenan al menos alarmantes. El 19 de diciembre de 2013 en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina, se firmó un acta decompromiso acerca de los lineamentos básicos para la implementación de políticas públicas sobre el consumo de drogas y la lucha contra el narcotráfico con representantes de todo el arco político pero – lamentablemente - sin presencia de miembros del partido gobernante, que trata de minimizar el tema, casi ignorándolo.  Todo “coronado” por una corrupción  galopante, una pésima administración e internas en el propio gobierno, según hemos podido comprobar recientemente por declaraciones de un miembro, que luego son desmentidas o ninguneadas por otro. Las crisis son palpables en todos los niveles, no solo el energético que ha “explotado” durante los últimos meses, el dinero ya no le alcanza al gobierno para tapar los agujeros de los subsidios a empresas y personas, las culpas son siempre ajenas, aquí ahora se jubila el que quiere no el que cumple con los requisitos y hemos llegado a burlas tales como “sorteamos 100 jubilaciones” o “jubílese sin aportes”. Pésimos ejemplos para toda una juventud desesperanzada que no forma parte ni quiere oír nada sobre el gobierno de turno que aún debe “cumplir” dos años de mandato.  Pensar que fuimos “el granero del mundo”, tuvimos una escuela pública de excelencia y más recientemente se nos prometió que seríamos como Alemania!

No obstante todos nuestros innumerables males y pesares  la Argentina ha sido inmensa,  inmerecida o providencialmente? bendecida casi a comienzos del  año 2013 con la elección de Jorge Mario Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires y Primado de la Argentina,  a Obispo de Roma y Pastor universal de la Iglesia católica,  quien decidió llamarse Francisco como Papa. A pesar de que él no se cansa de repetir que fue influenciado por el cardenal brasileño Humes, quien al ver el resultado de la elección le susurró al oído “no te olvides de los pobres” todos sabemos que a nuestro padre Bergoglio no podría caberle mejor nombre que el del “poverello” de Asis. Bergoglio no ha cambiado su sencilla y accesible forma de ser ni sus actitudes (aunque ahora lo vemos mas sonriente y feliz),  sus palabras son las mismas que antes escuchábamos (o ignorábamos) aquí en la Argentina, pero ahora las escucha (no solo las oye) todo el mundo. Según el rabino Bergman,  en un artículo que realmente merece leerse completo,    “para los argentinos, el papa Francisco es la resurrección de Bergoglio” .

Este, nuestro (porque lo consideramos mas nuestro que cualquier otro) Papa Francisco, el 30 de septiembre de 2013 durante un Consistorio  Ordinario decretó que el Beato Juan Pablo II, sea canonizado, junto alBeato Juan XXIII, el 27 de abril del 2014, Domingo de la Divina Misericordia.


Para mis blogs fue “la” noticia del año, un anuncio que esperábamos ansiosamente.  La  decisión del Papa Francisco de inscribirlos en el Libro de los Santos juntos tiene un significado especial. Un discípulo fiel del Concilio Vaticano II,  junto al maestro bueno, un Papa que entonces se consideraba de transición que no obstante todos los agoreros, se atrevió a lanzar un “proyecto” de Iglesia que todavía seguimos asimilando, que fue muchas veces mal interpretado, pero para quien quiera ir a las fuentes, siempre actual y que el Papa Francisco,  quien “heredó” el espíritu del Concilio,  concordará con la misión que emana de las palabras del Cristo de San Damián a San Francisco de Asís “ve y repara mi casa”.  
Por lo que hemos visto hasta ahora el Papa Francisco está en plena tarea.

No hay comentarios: