Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 20 de septiembre de 2014

Juan Pablo II y Albania (2 de 3)

Súplica del Papa Juan Pablo II a Maria, Madre del Buen Consejo, durante el Regina Coeli, el domingo 25 de abril de 1993 en Escútari



"Deseo renovar ese acto de consagración filial, a fin de que el camino de Albania prosiga siempre bajo la protección especial de María.

¡Virgen del Buen Consejo, a ti se eleva la súplica de este pueblo, que te ama y honra desde tiempo inmemorial! Hoy Albania te entrega sus esperanzas y sus penas, sus deseos y sus necesidades, las abundantes lágrimas derramadas y el anhelo de un futuro mejor. Dirige tu mirada, oh Madre, hacia este pueblo, acoge sus propósitos generosos y acompáñalo en su camino hacia un porvenir de justicia, solidaridad y paz.

Y vosotros, queridos hermanos y hermanas, confiad en esta Madre. María conoce el camino de la vida y sabe muy bien lo que vuestro corazón desea. No os da ideologías falaces y transitorias, sino la persona de su hijo Jesús, camino, verdad y vida, en quien resplandece el misterio de Dios y del hombre.

¡Maria os proteja siempre! Proteja todos los rincones de vuestra tierra; llegue hasta los albaneses residentes en los Balcanes y hasta los que se hallan esparcidos por el mundo. Que la intercesión poderosa de María obtenga la paz sobre todo allí donde desde hace ya demasiado tiempo se libra una guerra absurda, que hace derramar sangre fraterna.

Madre del Buen Consejo, ¡abre las mentes y los corazones, y asegura a Albania y a toda la humanidad el don de la concordia y la paz!


Oh Señora de Escútari, patrona del pueblo albanés, ¡ruega por nosotros!"

No hay comentarios: