Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 4 de septiembre de 2014

No podemos permanecer indiferentes



“El tiempo actual, nuestro tiempo, no nos permite permanecer indiferentes. Es cierto que muchos son solicitados por el Enemigo y sus seducciones, y colaboran con él. Pero ése no es nuestro camino.
Tenemos la experiencia, que nos llena de gratitud, de vivir en un tiempo en que Dios nos ofrece su gracia, su sabiduría y su misericordia a manos llenas, y en que nos invita a cargar con nuestra cruz de discípulos, y a seguirlo hacia la luz y la resurrección.
Por gracia de Dios, hemos recibido la vocación más hermosa, y hemos hecho ya nuestra opción: Queremos vivir y trabajar para que nuestro tiempo sea el tiempo de la misericordia, para que nuestras culturas estén fermentadas por el amor ilimitado de Cristo, por la
sabiduría del Evangelio, y por la espiritualidad y las obras de la misericordia.
Queremos vivir, confiando en la misericordia divina, implorar para todos el don gratuito y transformador de su misericordia, y ser testigos y misioneros de la misericordia, como discípulos del maestro misericordiosos, e hijos de la Madre de la misericordia, que prolongan y reflejan su amor gratuito y fiel, lleno de ternura, compasión, perdón, generosidad y espíritu de abnegado servicio.”


No hay comentarios: