Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 21 de abril de 2011

“No permitas que nos convirtamos en no-pueblo”

Los que antes erais no-pueblo, ahora sois pueblo de Dios, los que antes erais no compadecidos. ahora sois objeto de compasión.” (1 P 2, 9-10).



“El Bautismo y la Confirmación constituyen el ingreso en el Pueblo de Dios, que abraza todo el mundo; la unción en el Bautismo y en la Confirmación es una unción que introduce en ese ministerio sacerdotal para la humanidad. Los cristianos son un pueblo sacerdotal para el mundo. Deberían hacer visible en el mundo al Dios vivo, testimoniarlo y llevarle a Él. Cuando hablamos de nuestra tarea común, como bautizados, no hay razón para alardear. Eso es más bien una cuestión que nos alegra y, al mismo tiempo, nos inquieta: ¿Somos verdaderamente el santuario de Dios en el mundo y para el mundo? ¿Abrimos a los hombres el acceso a Dios o, por el contrario, se lo escondemos? Nosotros –el Pueblo de Dios– ¿acaso no nos hemos convertido en un pueblo de incredulidad y de lejanía de Dios? ¿No es verdad que el Occidente, que los países centrales del cristianismo están cansados de su fe y, aburridos de su propia historia y cultura, ya no quieren conocer la fe en Jesucristo? Tenemos motivos para gritar en esta hora a Dios: “No permitas que nos convirtamos en no-pueblo..” Haz que te reconozcamos de nuevo. Sí, nos has ungido con tu amor, has infundido tu Espíritu Santo sobre nosotros. Haz que la fuerza de tu Espíritu se haga nuevamente eficaz en nosotros, para que demos testimonio de tu mensaje con alegría.”



3 comentarios:

Marta Salazar dijo...

gracias!!!

Cad dijo...

Te deseo una Feliz Pascua de Resurrección...ya falta poquito para la gran beatificación.
Rosa

Ludmila Hribar dijo...

Gracias Marta.
Gracias Rosa. Si ya falta poquito pero mientras tanto tenemos que vivir mas profundamente que nunca esta Semana Santa, profundamente como JPII nos enseño, no solamente participando de las ceremonias sino tratando de vivir plena y santamente cada momento de nuestras vidas. Jesus desde la Cruz nos señala el camino y nos acompaña en nuestras penas y nuestras alegrias. Tambien yo te deseo una muy feliz Pascua de Resurreccion.
Tambien a ti Marta ;) Un abrazo a las dos.