Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 13 de diciembre de 2012

Carta del Arzobispo Karol Wojtyla sobre su peregrinación a Tierra Santa en 1963 (1 de 4)


Concluida la segunda sesión del Concilio Vaticano II entre los días 5 y 15 de diciembre de 1963 el Arzobispo Karol Wojtyla viajo a Tierra Santa, conjuntamente con un grupo de obispos. Karol Wojtyla,  dotado de una generosidad intelectual inusual iba informando  a los pastores polacos sobre todo lo que acontecía en el Concilio (para llevar el Concilio a todas las parroquias e instituciones de su arquidiócesis lanzo un sínodo diocesano que el mismo clausuro ya siendo Papa).  Tal como solía hacerlo también compartió con ellos la vivencia de esta peregrinación a Tierra Santa mediante una carta que se transcribe traducida en este blog en cuatro partes:

“Este año después de la clausura de la 2da sesión del Concilio Vaticano II me fue dado participar,  conjuntamente con un grupo de obispos de diferentes países, en una peregrinación a Tierra Santa. Creemos que al estar trabajando en la renovación de la Iglesia durante el Concilio, debemos dirigirnos directamente a Cristo mismo, cuya Iglesia es Su Cuerpo Místico.  De allí el deseo de visitar los lugares donde El nació, vivió, enseño, actuó y finalmente sufrió, murió en la cruz, resucitó de los muertos y ascendió a los cielos.  Este deseo fue expresado el día de la clausura de la segunda sesión del Concilio el 4 de diciembre por el Santo Padre mismo, el Papa Pablo VI.  El anunció que el mes próximo emprenderá una peregrinación a la tierra natal de Nuestro Señor.  El anuncio se hizo realidad estos días.
La peregrinación del Santo Padre le dio un significado aun mayor a las peregrinaciones realizadas por los padres del Concilio a la Tierra Santa. Me refiero también a aquella en la cual me fue dado participar entre el 5 y el 15 de diciembre de 1963 junto a un grupo de obispos de Polonia. No considere esta participación como un privilegio personal o privado, sino una gracia que me fuera concedida por la Providencia para ser compartida con otros.  Y es por eso que a poco de regresar de la sesión del Concilio y de Tierra Santa, quisiera compartir mis recuerdos aun frescos de esta peregrinación primero con ustedes mis hermanos en el sacerdocio. Quizás este puñado de recuerdos les sea útil en vuestro trabajo pastoral, quizás puedan utilizarlos para preparar vuestras lecciones o sermones para Navidad, el tiempo de la Cuaresma o para Pascuas.  De cualquier manera quisiera que vuestros ojos pudieran al menos vislumbrar por medio de esta carta aquello que me fue dado ver a mi y es mi deseo que también ustedes puedan verlo con vuestros propios ojos un día. Es algo que fortalece nuestra fe….

Nuestra peregrinación a la Tierra Santa no siguió la cronología de la vida de Cristo el Señor. Comenzamos en realidad en Jerusalen y terminamos en Galilea. En mi carta tratare de adaptar mi descripción a la cronología de la vida de Jesus partiendo de la secuencia de nuestra propia peregrinaciòn.   Nuestro viaje a la tierra de Nuestro Señor comenzó en Egipto,  Así que comenzamos por la senda del Éxodo a la Tierra Prometida que el pueblo elegido  siguió en el Antiguo Testamento. En un precioso dia soleado pudimos simplemente ver este camino desde el aire:  los desiertos de Egipto hasta las orillas del Mar Rojo, después las montañas de Sinaí y nuevamente el desierto, virtualmente sin señal alguna de vegetación. Nos acercamos a Jerusalén dibujando un amplio arco, y aterrizamos en el aeropuerto de Jerusalen (en el sector árabe)….

(imagen de Wikiipedia)

Al lado del Rio Jordan estaba el Monte Nebo, donde Moisés vio la Tierra prometida.  Seguramente en aquel tiempo se podía ver bien el oasis alrededor de Jerico.  Aun hoy esta ciudad es una excepción a la region desertica.  Casi todo el pais desde Jerusalen hasta el Mar Muerto y el Jordan es tierra desolada y desertica. Jerico por otra parte es rica en vegetacion.  Pudimos visitar tambien ver las ruinas de la ciudad de los tiempos de la conquista por los judios bajo la conducciòn de Josué.
Dejaremos por un momento esta parte de la peregrinacion.

Llegamos a Nazaret en Galilea. Esta ciudad esta situada sobre las margenes de una montaña y esta predominantemente habitada por árabes  si bien dentro del estado de Israel. El destino de nuestra peregrinacion era la Gruta de la Anunciacion, donde bajo el altar principal dice: "Hic Verbum caro factum est". La gruta esta ubicada en el lugar de la casa de la Virgen Maria. Cerca de allí, a unos 200 mts hacia el norte, hay un segundo santuario de Nazaret construido en la Casa de Jose. Esta es la casa donde Jesus vivió después del regreso de Egipto y aquí paso los 30 años de su vida oculta junto a Maria y su Protector. Sobre esta gruta (donde vivia la Sagrada Familia) hay una iglesia. Sobre la Gruta de la Anunciacion se esta construyendo una iglesia moderna con las contribuciones de catolicos de todo el mundo.
Después de la Anunciación Maria fue a visitar a su prima Isabel,  esposa de Zacarias, que esperaba un hijo - El Precursor del Salvador. El lugar donde vivían Isabel y Zacarías, la casa de Juan el bautista, esta ubicada en Ain Karem, unos 20 kms al sur de Jerusalen.  Para llegar hasta la casa de Isabel despues de la Anunciación  Maria debió recorrer una distancia de unos 100 kms.  Hoy en Aim Karem hay dos santuarios. Uno en la Casa de San Juan Bautista y el otro fue construido para conmemorar la Visitacion.  El Magnificat esta escrito en la pared frente a la Iglesia en varios idiomas, tambien en polaco. La ciudad de eAin Karem esta situada en la region montañosa. Ambos santuarios estan construidos sobre la ladera. De la Iglesia de la Visitacion hay una hermosa vista.  Al lado de la Iglesia de la Visitacion hay un monasterio de monjas ortodoxas rusas.
Los Evangelios nos dicen que antes del nacimiento de Jesus, Maria y Jose fueron a Belen para obedecer el llamado al censo convocado por las autoridades. Si ellos siguieron el camino de Nazaret debieron recorrer mas de 100 kms porque Belen esta en Judea, una region rocosa y montañosa,  a unos 15 kms de Jerusalen.

 Pasamos la noche del 8 al 9 de diciembre en la Basílica de la Natividad, celebrando Misas desde medianoche hasta las 05.30am. A las 5.30 comienzan sus oficios los ortodoxos. El altar que conmemora el momento del nacimiento de Cristo les pertenece a ellos, mientras que el altar contiguo conmemorando la puesta del recién nacido en el pesebre les pertenece a los católicos.  Adoramos el misterio de la Natividad de Dios y besamos el lugar donde Dios llego al mundo; celebramos misas en el altar del “Praesepe”.  Estuvimos en una cueva de piedra que en un tiempo dio refugio a la Santísima Virgen y a San Jose.  Sobre la gruta esta la iglesia que fue construida por el emperador Justinian y que pertenece a los ortodoxos griegos. Los catolicos han construido otra iglesia que hoy esta custodiada por los franciscanos, tal como la mayoria de los santuarios en Tierra Santa. Los ortodoxos armenios tienen una capilla en la Iglesia superior.
Debo agregar que los obispos polacos cantaron algunos villancicos en la gruta a pedido del anciano sacerdote Borkowski – un franciscano polaco que ha estado trabajando en Tierra Santa por décadas.
 (Basilica de la Natividad -imagen de Wikipedia)

A unos 3 kms del santuario de la Natividad esta la iglesia de los pastores -un santuario franciscano que conmemora el lugar donde los ángeles se le aparecieron a los pastores trayéndoles la buena nueva del nacimiento del Hijo de Dios.  En los alrededores de Belen, tal como en otros lugares de Judea, aun se puede ver pastoreo en una tierra pobre. Esta región es inhóspita y yerma.  No podíamos dejar de pensar que Dios había elegido una tierra pobre, en la cual "los suyos no le recibieron".  Hoy la mayoria de  los pobladores son musulmanes árabes y judíos. Los cristianos son minoría.

En Belén, a poca distancia del santuario de la Natividad, a unos 300 ms, esta la Gruta de los Magos - el lugar que conmemora la adoración de los tres Magos del Este. El sitio de la adoración no fue el mismo que el sitio donde tuvo lugar el nacimiento pues los Evangelios nos dicen que la Santisima Virgen Maria y San Jose, despues del nacimiento, se mudaron a una casa. Los Evangelios dicen que los magos "entraron a la casa" (Mt, 2,11). Desde alli la Sagrada Familia debio huir a Egipto bajo el temor de la crueldad de Herodes a quien visitaron los magos y desde allí partieron a Belen. En los alrededores de Belen recordamos la matanza de los inocentes niños y el comienzo de la huida a Egipto.

La historia de la Natividad nos llevo desde Belén a Jerusalén…   Belen no esta lejos de Jerusalén -  es posible hacer el viaje de ida y vuelta en el día. Solo Belen fue testigo – si bien desconocido – de los primeros días y semanas de la vida de Cristo.  Belen tambien fue testigo de los primeros dias y semanas de la maternidad de Maria.   Estos momentos se recuerdan en la Grota Lactis. Según la tradición en este lugar la Santa Madre amamanto a Jesús con su leche y una gota de su leche maternal cayó sobre el suelo. La tradición sigue vigente desde tiempo inmemorial y las mujeres que sufren la falta de leche maternal hacen su peregrinación a este lugar – y lo hacen tanto las mujeres cristianas como las musulmanas – a pedirle a Maria su ayuda. Debemos recordar que los musulmanes veneran a Jesus como profeta que precedio a Mahoma. Es por ello que las mujeres musulmanas le profesar devoción a laMadre de Jesus”

No hay comentarios: