Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 31 de octubre de 2007

25 años JPII a los medios


A LOS REPRESENTANTES DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL

.....La búsqueda de la verdad indeclinable exige un esfuerzo constante, exige situarse en el adecuado nivel de conocimiento y de selección crítica. No es fácil, lo sabemos bien. Cada hombre lleva consigo sus propias ideas, sus preferencias y hasta sus prejuicios. Pero el responsable de la comunicación no puede escudarse en lo que suele llamarse la imposible objetividad. Si es difícil una objetividad completa y total, no lo es la lucha por dar con la verdad, la decisión de proponer la verdad, la praxis de no manipular la verdad, la actitud de ser incorruptibles ante la verdad. Con la sola guía de una recta conciencia ética y sin claudicaciones por motivos de falso prestigio, de interés personal, político, económico o de grupo…
....Al hacer con vosotros estas reflexiones, no puedo menos de pensar en que hay mucho de común entre vuestra misión y la mía, en cuanto servidores que somos de la comunicación entre los hombres. Me corresponde a mí, de manera singular, transmitir a la humanidad la Buena Noticia del Evangelio y con ella el mensaje de amor, de justicia y paz de Cristo. Valores que tanto podéis favorecer vosotros, en vuestro esfuerzo por hacer un mundo más unido, pacífico y humano, donde brille la verdad y la moralidad....

25 años JPII a las familias

Misa para las familias cristianas en la Plaza de Lima (Madrid). Participaron cerca de un millón de personas A LAS FAMILIAS

...."Hablando del matrimonio, Jesús nuestro Señor hizo referencia “al principio”, es decir, al proyecto original de Dios, a la verdad del matrimonio. Según este proyecto, el matrimonio es una comunión de amor indisoluble.....Esta íntima unión, como mutua entrega de dos personas, lo mismo que el bien de los hijos, exigen plena fidelidad conyugal y urgen su indisoluble unidad…. “No separe el hombre lo que Dios ha unido”.... .. Por esto mismo os repito lo que ya dije en la Exhortación Apostólica “Familiaris Consortio”: Testimoniar el valor inestimable de la indisolubilidad y de la fidelidad matrimonial es uno de los deberes más preciosos y urgentes de las parejas cristianas de nuestro tiempo…… Existe una relación inquebrantable entre el amor conyugal y la transmisión de la vida, en virtud de la cual, como enseñó Pablo VI, “todo acto conyugal debe permanecer abierto a la transmisión de la vida…..Pero hay otro aspecto, aún más grave y fundamental, que se refiere al amor conyugal como fuente de la vida: hablo del respeto absoluto a la vida humana, que ninguna persona o institución, privada o pública, puede ignorar .... Nunca se puede legitimar la muerte de un inocente. Se minaría el mismo fundamento de la sociedad…… Pero vuestro servicio a la vida no se limita a su transmisión física. Vosotros sois los primeros educadores de vuestros hijos. Como enseñó el Concilio Vaticano II, “los padres, puesto que han dado la vida a los hijos, tienen la gravísima obligación de educar a la prole y, por tanto, ellos son los primeros y obligados educadores…..” Concretamente, el derecho de los padres a la educación religiosa de sus hijos debe ser particularmente garantizado…La ley de Dios es perfecta, corrobora los ánimos . . . hace sabio al sencillo. Los preceptos del Señor son justos”. La ley del Señor que debe gobernar vuestra vida conyugal y familiar, es el único camino de la vida y de la paz.... La vida de los cónyuges, la vocación de los padres exige una perseverante y permanente cooperación con la gracia del Espíritu que os ha sido donada mediante el sacramento del matrimonio...
…... La norma fundamental de la comunidad conyugal no es la de la propia utilidad y del propio placer. El otro no es querido por la utilidad o placer que puede procurar: es querido en sí mismo y por sí mismo. La norma fundamental es pues la norma personalística; toda persona (la persona del marido, de la mujer, de los hijos, de los padres) es afirmada en su dignidad en cuanto tal, es querida por sí misma….
¡Cuán grande es la verdad de la vocación y de la vida matrimonial y familiar, según las palabras de Cristo y según el modelo de la Sagrada Familia! Que sepamos ser fieles a esta palabra y a este modelo.


25 años JPII a los jóvenes

Los jóvenes, desbordando entusiasmo, reciben a Juan Pablo II en el estadio Santiago Bernabéu.
A LOS JOVENES
Queridos jóvenes, Es éste uno de los encuentros que más esperaba en mi visita a España. Y que me permite tener un contacto directo con la juventud española, en el marco del estadio Santiago Bernabéu, testigo de tantos acontecimientos deportivos.
Jóvenes! ¡Amigos! Habéis de ser vosotros mismos, sin dejaros manipular; teniendo criterios sólidos de conducta. En una palabra: con modelos de vida en los que se pueda confiar, en los que podáis reflejar toda vuestra generosa capacidad creativa, toda vuestra sed de sinceridad y mejora social, sed de valores permanentes dignos de elecciones sabias. Es el programa de lucha, para superar con el bien el mal. El programa de las bienaventuranzas que Cristo os propone.
Ese es el camino para la construcción del reino de Cristo; donde tienen cabida prevalente los pobres, los enfermos, los perseguidos, porque el hombre es visto en su capacidad y tendencia hacia la plenitud de Dios.
Un reino donde impere la verdad, la dignidad del hombre, la responsabilidad, la certeza de ser imagen de Dios. Un reino en el que se realice el proyecto divino sobre el hombre, basado en el amor, la libertad auténtica, el servicio mutuo, la reconciliación de los hombres con Dios y entre sí. Un reino al que todos sois llamados, para construirlo no sólo aisladamente, sino también asociados en grupos o movimientos que hagan presente el Evangelio y sean luz y fermento para los demás.
Jóvenes españoles: el mal es una realidad. Superarlo en el bien es una gran empresa.

25 años JPII a los laicos

Una inmensa multitud, reunida en asamblea eclesial, asiste a la Misa del Papa en Toledo. Juan Pablo II dedicó su homilia a orientar la vida cristiana y el apostolado de los seglares católicos de España
A LOS LAICOS

”Es difícil encontrar una metáfora evangélica más adecuada y bella para expresar la dignidad del discípulo de Cristo y su consecuente responsabilidad. El mismo Concilio Vaticano II se ha inspirado en este texto evangélico, al hablar del apostolado de los seglares; es decir, de su misión con la que participan en la vida de la Iglesia y en el servicio a la sociedad:
¡Vosotros sois la sal de la tierra! ¡Vosotros sois la luz del mundo! ¡Sois Iglesia!

No existe, no puede existir apostolado alguno (tanto para los sacerdotes como para los seglares) sin la vida interior, sin la oración, sin una perseverante aspiración a la santidad…… ¡Estáis llamados todos a la santidad!
Con El os recuerdo vuestra dignidad y responsabilidad:¡Vosotros sois la sal de la tierra!
¡Vosotros sois la luz del mundo!
“La vocación cristiana es, por su naturaleza misma vocación al apostolado...

25 años JPII a la Vida religiosa


En su visita a la tierra del Doctor Místico, maestro de la fe, objeto de su tesis doctoral, proclamó “de nuevo el gran mensaje de la fe, como esencia de su enseñanza para toda la Iglesia, para España, para el Carmelo. Una fe viva y vigorosa que busca y encuentra a Dios en su Hijo Jesucristo, en la Iglesia, en la belleza de la creación, en la oración callada, en la oscuridad de la noche y en la llama purificadora del Espíritu”. Se hizo “peregrino a los lugares que evocan su vida, que son tambien para todo el pueblo de Dios templos de veneración del santo, cátedra permanente desde donde sigue proclamando su mensaje de vida teologal” y entre otros, expresó: “Doy gracias a la Providencia que me ha concedido venir a venerar las reliquias, y a evocar la figura y doctrina de San Juan de la Cruz, a quien tanto debo en mi formación espiritual. Aprendí a conocerlo en mi juventud y pude entrar en un diálogo íntimo con este maestro de la fe, con su lenguaje y su pensamiento, hasta culminar con la elaboración de mi tesis doctoral sobre La fe en San Juan de la Cruz. Desde entonces he encontrado en él un amigo y maestro, que me ha indicado la luz que brilla en la oscuridad, para caminar siempre hacia Dios, “sin otra luz ni guía / que la que en el corazón ardía. / Acuesta me guiaba / más cierto que la luz del mediodía”…..”

“Peregrino tras las huellas de Santa Teresa de Jesús” invitó a “cada monasterio de carmelitas descalzas a ser un “rinconcito de Dios”, “morada” de su gloria y “paraíso de su deleite”. ¡Los ojos en Cristo! Pidió a Teresa de Jesús, “que sigues viviendo en esta tierra de España....por todos sus pueblos. Haz que vivan la riqueza de sus valores culturales en espíritu de fraterna y solidaria comunicación.”
En momentos difíciles pero a la vez fructíferos para la vida religiosa en todo el mundo recordemos las palabras de cierre de su libro Levantaos, Vamos!
Levantaos, no temais! El amor de Diso no impone cargas que no podamos soportar, ni nos plantea exigencias a las que no podamos enfrentarnos. A la vez que pide, El ofrece la ayuda necesaria…..Levantaos, Vamos! Vamos confiados en Cristo, El será quien nos acompañe en el camino hasta la meta que solo El conoce”, (Karol Wojtyla, Levantaos, Vamos, 1ra edición, 2004)
Invito visitar:


25 años primer viaje a España - I

Juan Pablo II, en oración ante Nuestra Señora de Guadalupe, la Virgen que a lo largo de los siglos orientó los pasos de conquistadores y grandes misioneros en ruta hacia las "nuevas Españas
"Todo viaje a España es para mí una gran alegría"

Conmemoramos hoy el 25 aniversario del primer viaje de Juan Pablo II a España entre el 31 de octubre y el 9 de noviembre de 1982, su viaje mas largo de los cinco realizados a España. En su visita a 18 ciudades, este peregrino mariano, en su viaje apostólico por tierras españolas, pronunció un total de 57 discursos y otros mensajes.
Desde la maravillosa tierra de San Juan de la Cruz y Santa Teresa, en su discurso en el acto europeo en Santiago de Compostela, llamó a toda Europa, con palabras que hoy siguen vigentes:
…..“desde Santiago, te lanzo, vieja Europa, un grito lleno de amor:

Vuelve a encontrarte. Sé tú misma. Descubre tus orígenes. Aviva tus raíces. Revive aquellos valores auténticos que hicieron gloriosa tu historia y benéfica tu presencia en los demás continentes….”

España recuerda hoy, agradecida, su paso por las diversas Iglesias locales, la generosa entrega de su presencia y el don de su palabra, deseando gracia y paz a la Iglesia de todos los rincones de España.

Invito visitar:
http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/travels/sub_index1982/trav_spagna_sp.htm y no dejen de ver:
http://www.revistaecclesia.com/index.php?option=com_content&task=category&sectionid=18&id=57&Itemid=111

lunes, 29 de octubre de 2007

Santuario de la Mentorella


En su primera peregrinación fuera de Roma, el 29 de octubre de 1978 Karol Wojtyla, ya como Juan Pablo II, se trasladaba al Santuario de la Mentorella de las Gracias, a 35 kms Roma. Salía de su escoltado “encierro vaticano” y volvía a aquellos montes Prenestinos - con un cierto aire a su querida Polonia, pues el Santuario esta a cargo de los Padres Resurreccionistas polacos, orden fundada en el siglo XIX .

No le era un lugar extraño, había estado alli en numerosas oportunidades cuando era cardenal, buscando la paz y el sosiego de este rincón escondido tan cerca de Roma. Ahora regresaba, ya como pastor del rebaño universal, volvía a esa atmósfera de recogimiento a caminar tranquilamente, a orar y comunicarse con su Madre Maria, cantar el Magnificat y renovar ante Ella su “Todo tuyo”.

Estaba nuevamente allí, en esa ermita secreta adonde queria regresar ahora que era romano porque “la primera tarea del Papa es la oración…. ‘Este lugar me ha ayudado mucho a orar. Y por esto he querido también venir hoy. La oración, que es expresión de la relación del hombre con Dios vivo, es también la primera tarea y como el primer anuncio del Papa, del mismo modo que es el primer requisito de su servicio a la Iglesia y al mundo’..

Comenta el padre Adam Otrebski “el Papa transcurría la mayor parte del tiempo aquí, rezando en la iglesia. Tenía el breviario, su libro y algo para escribir. Se sentaba ante la Virgen, y cuando podía no dejaba de arrodllarse. Aquí pasaba su tiempo”… “…el papa amaba este lugar….no hay ruido….era el único momento que el Santo Padre podía descansar completamente… “el Papa venia aquí tras las huellas de María para cantar su magnificat. .. Maria fue visitar a su prima Isabel atravesando las montañas – explica el padre Adam. Grandes hombres… eligieron entre las montañas como el lugar donde pudieron encontrar a Dios, lejos de la gente, pero al mismo tiempo cerca del mundo. …donde pudieron rezar y meditar para después volver al trabajo y poder transmitir a los demás todo lo que habian recibido de Dios” (Totus Tuus, septiembre 2006)

jueves, 25 de octubre de 2007

Primera Audiencia general de Juan Pablo II




En su primera audiencia / catequesis del 25 de octubre de 1978 Juan Pablo II retomó la linea de Juan Pablo I que habia hablado sobre las tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad, y continuó hablando de las virtudes cardinales (prudencia, justicia, fortaleza y temlanza) comenzando con la prudencia:

…”El hombre prudente, que se afana por todo lo que es verdaderamente bueno, se esfuerza por medirlo todo, cualquier situación y todo su obrar, según el metro del bien moral”….
…”Prudente no es, por tanto —como frecuentemente se cree— el que sabe arreglárselas en la vida y sacar de ella el mayor provecho; sino quien acierta a edificar la vida toda según la voz de la conciencia recta y según las exigencias de la moral justa”….
…”De este modo la prudencia viene a ser la clave para que cada uno realice la tarea fundamental que ha recibido de Dios. Esta tarea es la perfección del hombre mismo. Dios ha dado a cada uno su humanidad”…
…” ¿Soy prudente? ¿Vivo consecuentemente y responsablemente? El programa que estoy cumpliendo, ¿sirve para el bien auténtico? ¿Sirve para la salvación que quieren para nosotros Cristo y la Iglesia? “…

Castel Gandolfo


Juan Pablo II visitó Castel Gandolfo por primera vez como Papa el 25 de octubre de 1978, solo unos pocos días después de la solemne inauguración de su Ministerio y supo cambiarle cara y vida a la residencia pontificia, haciendo de ella no solo lugar de descanso sino también de encuentros memorables y experiencias inolvidables de cuantos (y fueron muchos) pudieron gozar allí de esos “tipicos atardeceres romanos, que desde los Castillos resultan aún más sugestivos al vislumbrarse ese mar color rojo fuego en el horizonte, donde lentamente se va escondiendo el sol”.

…“Castel Gandolfo, pequeña ciudad de los Castillos romanos, a 24 kms de Roma, es conocida sobre todo como residencia veraniega de los Pontífices, donde a menudo se trasladaba Juan Pablo II, especialmente en verano, para disfrutar de un poco de descanso. Por eso la había llamado su “Vaticano segundo”. Su notoriedad ha crecido también gracias a los simposios organizados por Juan Pablo II. El Papa invitaba a filósofos, exponentes de las ciencias naturales, sociólogos, teólogos, laicos y religiosos”...

…“ Como gran y entusiasta deportista “ el deporte es una medicina fabulosa que incluso logra transformar los impulsos negativos de los hombres en buenos propósitos” en los primeros años de su pontificado se hizo construir una piscina en Castel Gandolfo …imaginaos la sorpresa de los jardineros, que entre poda y poda, se asomaban a mirar al Papa nadador…pero este hobby duró poco pues la noticia trascendió …pero el Pontífice aparentemente ni se molestó. .. Karol Wojtyla siempre conservó un poco de aquel espíritu travieso de joven universitario polaco” …

Fuente: Totus Tuus Nr 8 julio-agosto 2007 – (entrevista con Franco Bucarelli)

…“la respuesta del Padre Rotonda fue inmediata y clara y casi nos escandalizó…pero que audiencia ni que ropa oscura!!! Este Papa quiere encontrarse con nosotros como somos todos los días y en los jardines de la Villa Pontificia pasar con nosotros una tarde sencilla, espontánea y probablemente alegre, también con vuestros cuatro hijos”…

Fuente: Totus Tuus Nr 8 julio-agosto 2007 (carta al Postulador de la Familia Mattteucci)


Foto de mi amiga alemana Petra

lunes, 22 de octubre de 2007

22 de octubre 1978 Solemne inicio del Ministerio pastoral de Juan Pablo II


«... Cuando eras más joven, tú te ceñías e ibas adonde querías, cuando envejezcas, extenderás las manos y otro te ceñirá y te llevará adonde no quieras» (Jn 21, 18).

Gladiolos rojos y blancos, los colores nacionales de Polonia, adornaban el altar, alli frente a su rebaño universal estaba el nuevo Obispo de Roma, el nuevo Papa, el primer eslavo de la historia, el que habia llegado de lejos, con su corazon firmemente enraizado en su amada patria, en su ampliada iglesia doméstica, aquel que quizás como Pedro “ pescador de Galilea….. habría preferido permanecer allí, sobre las orillas del lago Genezaret, con su barca, con sus redes. ¡Pero, guiado por el Señor, obediente a Su inspiración, ha llegado aquí!”

Habia respondido a la llamada a la Sede de Pedro para dar inicio a un pontificado único, inolvidable, desde donde nos invitaba, nos urgía seguir a Cristo.

«...Hermanos y hermanas! ¡no tengáis miedo de recibir a Cristo y de aceptar su potestad!
¡Ayudad al Papa y a todos los que quieran servir a Cristo y, con la potestad de Cristo, servir al hombre y a toda la humanidad!
¡No tengáis miedo! ¡Abrid, abrid de par en par, las puertas a Cristo!
A su salvadora potestad abrid los confines de los Estados, los sistemas económicos al igual que los políticos, los amplios campos de cultura, de civilización, de desarrollo. ¡No tengáis miedo! Cristo sabe lo que hay dentro del hombre. ¡Sólo Él lo sabe!
Y una vez más, me dirijo a todos los hombres, a cada hombre, (¡y con qué veneración el apóstol de Cristo debe pronunciar esta palabra: hombre!) ¡Orad por mí! ¡Ayudadme para que pueda serviros! ¡Amén!.»


http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/speeches/1978/documents/hf_jp-ii_spe_19781022_inizio-pontificato_sp.html


"Oh Trinidad Santa, Te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al papa Juan Pablo II….!

domingo, 21 de octubre de 2007

21 de octubre 2001 - Beatificacion del matrimonio Luigi Beltrame Quattrocchi y Maria Corsini



El domingo 21 de octubre de 2001 Juan Pablo II cumplia un sueño, nacido y fortalecido en su amada Cracovia cuando, como capellán universitario, formó en la Parroquia de San Florian su Srodowisko, («grupo» o «entorno») integrado por jóvenes intelectuales comprometidos con el mensaje liberador del Evangelio, donde “todos los jueves les hablaba sobre los problemas fundamentales relacionados con la existencia de Dios y la naturaleza espiritual del alma humana” (Don y Misterio). Ahora agregaba a su férrea apuesta por la vida, su amor a los jovenes, a los matrimonios y a las familias la beatificación de un matrimonio que “ inspirándose en la palabra de Dios y en el testimonio de los santos, vivieron una vida ordinaria de modo extraordinario” se habian santificado mediante el amor, habian vivido y sufrido, educado y evangelizado como tantos otros matrimonios de ayer y de hoy.
Se celebraba, por primera vez, una beatificación conjunta de un matrimonio : Luigi Beltrame Quatrocchi y Maria Corsini. El abogado, ella maestra, padres de cuatro hijos, tres de los cuales participaron en la beatificación: Filippo (padre Tarcisio). Nacido en 1906, Cesare (padre Paulino) nacido en 1909 y Enrichetta, nacida en 1914. Stefania (sor Maria Cecilia, nacida en 1908 falleció en 1993.

Asi comenzaba la homilía Juan Pablo II en la Santa Misa de Beatificación
“Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?" (Lc 18, 8).La pregunta, con la que Jesús concluye la parábola sobre la necesidad de orar "siempre sin desanimarse" (Lc 18, 1), sacude nuestra alma. Es una pregunta a la que no sigue una respuesta; en efecto, quiere interpelar a cada persona, a cada comunidad eclesial y a cada generación humana. La respuesta debe darla cada uno de nosotros. Cristo quiere recordarnos que la existencia del hombre está orientada al encuentro con Dios; pero, precisamente desde esta perspectiva, se pregunta si a su vuelta encontrará almas dispuestas a esperarlo, para entrar con él en la casa del Padre. Por eso dice a todos: "Velad, pues, porque no sabéis ni el día ni la hora" (Mt 25, 13)”….
Continuando:
…” Estos esposos vivieron, a la luz del Evangelio y con gran intensidad humana, el amor conyugal y el servicio a la vida“ … ...” una demostración viva de lo que el concilio Vaticano II afirmó acerca de la llamada de todos los fieles a la santidad, especificando que los cónyuges persiguen este objetivo "propriam viam sequentes", "siguiendo su propio camino" (Lumen gentium, 41). Esta precisa indicación del Concilio se realiza plenamente hoy con la primera beatificación de una pareja de esposos: practicaron la fidelidad al Evangelio y el heroísmo de las virtudes a partir de su vivencia como esposos y padres….”
…”En su vida, como en la de tantos otros matrimonios que cumplen cada día sus obligaciones de padres, se puede contemplar la manifestación sacramental del amor de Cristo a la Iglesia. En efecto, los esposos, "cumpliendo en virtud de este sacramento especial su deber matrimonial y familiar, imbuidos del espíritu de Cristo, con el que toda su vida está impregnada por la fe, la esperanza y la caridad, se acercan cada vez más a su propia perfección y a su santificación mutua y, por tanto, a la glorificación de Dios en común" (Gaudium et spes, 48).
…”como todo camino de santificación, también el vuestro es difícil…”…”Buscad en la palabra de Dios la respuesta a los numerosos interrogantes que la vida diaria os plantea..”.
...”Entre los caminos de su misión, "la familia es el primero y el más importante" (Carta a las familias, 2); la Iglesia cuenta con ella, llamándola a ser "un verdadero sujeto de evangelización y de apostolado" (ib., 16).
…”Queridos esposos, os animo a desempeñar plenamente vuestro papel y vuestras responsabilidades. Renovad en vosotros mismos el impulso misionero, haciendo de vuestros hogares lugares privilegiados para el anuncio y la acogida del Evangelio, en un clima de oración y en la práctica concreta de la solidaridad cristiana…”.

sábado, 20 de octubre de 2007

Beatificación Madre Teresa de Calcutta - 19 de octubre 2003

De la homilía de Juan Pablo II

… "El que quiera ser el primero, sea esclavo de todos" (Mc 10, 44). Estas palabras de Jesús a sus discípulos, que acaban de resonar en esta plaza, indican cuál es el camino que conduce a la "grandeza" evangélica. Es el camino que Cristo mismo recorrió hasta la cruz; un itinerario de amor y de servicio, que invierte toda lógica humana. ¡Ser siervo de todos!...”
…"Os digo que cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis" (Mt 25, 40). Este pasaje evangélico, tan fundamental para comprender el servicio de la madre Teresa a los pobres, fue la base de su convicción llena de fe de que al tocar los cuerpos quebrantados de los pobres, estaba tocando el cuerpo de Cristo. A Jesús mismo, oculto bajo el rostro doloroso del más pobre de entre los pobres, se dirigió su servicio. La madre Teresa pone de relieve el significado más profundo del servicio: un acto de amor hecho por los hambrientos, los sedientos, los forasteros, los desnudos, los enfermos y los prisioneros (cf. Mt 25, 34-36), es un acto de amor hecho a Jesús mismo..."
...” En las horas más oscuras se aferraba con más tenacidad a la oración ante el santísimo Sacramento. Esa dura prueba espiritual la llevó a identificarse cada vez más con aquellos a quienes servía cada día, experimentando su pena y, a veces, incluso su rechazo. Solía repetir que la mayor pobreza era la de ser indeseados, la de no tener a nadie que te cuide…”

…” Virgen María, Reina de todos los santos, ayúdanos a ser mansos y humildes de corazón como esta intrépida mensajera del amor. Ayúdanos a servir, con la alegría y la sonrisa, a toda persona que encontremos. Ayúdanos a ser misioneros de Cristo, nuestra paz y nuestra esperanza. Amén…”
Invito visitar:

«DIVINI AMORIS SCIENTIA»


Santa Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz
El 19 de octubre de 1997 Juan Pablo II la proclama doctora de la Iglesia universal en la plaza San Pedro
…“Ante todo, se constata la existencia de un particular carisma de sabiduría. En efecto, esta joven carmelita, sin una especial preparación teológica, pero iluminada por la luz del Evangelio, se siente instruida por el Maestro divino que, como ella dice, es «el Doctor de los doctores» (Ms A 83 v), el cual le comunica las «enseñanzas divinas» (Ms B 1 r)”…
… ”Siente que en ella se han cumplido las palabras de la Escritura: «El que sea sencillo, venga a mí...; al pequeño se le concede la misericordia» (Ms B 1 v; cf. Pr 9, 4; Sb 6, 6) y sabe que ha sido instruida en la ciencia del amor, oculta a los sabios y a los inteligentes, que el Maestro divino se ha dignado revelarle a ella, como a los pequeños (cf. Ms A 49 r; Lc 10, 21-22)”…
…”Con la infancia espiritual experimentamos que todo viene de Dios, a él vuelve y en él permanece, para la salvación de todos, en un misterio de amor misericordioso. Ese es el mensaje doctrinal que enseñó9”…
…”La fuente principal de su experiencia espiritual y de su enseñanza es la palabra de Dios, en el Antiguo y en el Nuevo Testamento. Ella misma lo confiesa, especialmente poniendo de relieve su amor apasionado al Evangelio (cf. Ms A 83 v). En sus escritos se cuentan más de mil citas bíblicas: más de cuatrocientas del Antiguo Testamento y más de seiscientas del Nuevo. y vivió esta santa”…
…”El "caminito" es el itinerario de la "infancia espiritual". Hay en él algo único, un carácter propio de santa Teresa de Lisieux. En él se encuentra, al mismo tiempo, la confirmación y la renovación de la verdad más fundamental y más universal. ¿Qué verdad hay en el mensaje evangélico más fundamental y más universal que ésta: Dios es nuestro Padre y nosotros somos sus hijos?» (L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 15 de junio de 1980, p. 15)”…
Invito visitar:

viernes, 19 de octubre de 2007

Oracion a la Divina Misericoria


"Oh inconcebible e insondable misericordia de Dios, ¿quién te puede adorar y exaltar de modo digno? Oh sumo atributo de Dios omnipotente, tú eres la dulce esperanza de los pecadores" (Diario, 951, ed. it. 2001, p. 341).
Padre misericordioso y Dios de toda consolación" (2 Co 1, 3). Con los ojos del alma deseamos contemplar los ojos de Jesús misericordioso, para descubrir en la profundidad de esta mirada el reflejo de su vida, así como la luz de la gracia que hemos recibido ya tantas veces, y que Dios nos reserva para todos los días y para el último día.
"Atiende a la plegaria de tu siervo y a su petición, Señor Dios mío, y escucha el clamor y la plegaria que tu siervo hace hoy en tu presencia, que tus ojos estén abiertos día y noche sobre esta casa. (...) Escucha tú desde el lugar de tu morada, desde el cielo, escucha y perdona" (1 R 8, 28-30).
"Padre eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el alma y la divinidad de tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, por los pecados nuestros y del mundo entero; por su dolorosa pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero" (Diario, 476, ed. it., p. 193).


Dios, Padre misericordioso,
que has revelado tu amor en tu Hijo Jesucristo
y lo has derramado sobre nosotros en el Espíritu Santo, Consolador,
te encomendamos hoy el destino del mundo y de todo hombre.
Inclínate hacia nosotros, pecadores;
sana nuestra debilidad; derrota todo mal;
haz que todos los habitantes de la tierra experimenten tu misericordia,
para que en ti, Dios uno y trino, encuentren siempre la fuente de la esperanza.
Padre eterno, por la dolorosa pasión y resurrección de tu Hijo,
ten misericordia de nosotros y del mundo entero.
Amén.


oración del
VIAJE APOSTÓLICO A POLONIA
CONSAGRACIÓN DEL SANTUARIO DE LA MISERICORDIA DIVINA
HOMILÍA DE JUAN PABLO II
Santuario de la Misericordia Divina, Lagiewniki-Cracovia, Sábado 17 de agosto de 2002

jueves, 18 de octubre de 2007

Oración para implorar favores por intercesión del Siervo de Dios el Papa Juan Pablo II


Oh Trinidad Santa,
Te damos gracias por haber concedido a la Iglesia
al papa Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de Tu paternidad,
la gloria de la cruz de Cristo
y el esplendor del Espíritu de amor.
Él, confiando totalmente en tu infinita misericordia
y en la maternal intercesión de María,
nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor,
indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria,
como camino para alcanzar la comunión eterna Contigo.
Concédenos, por su intercesión, y si es Tu voluntad,
el favor que imploramos,
con la esperanza de que sea pronto incluido
en el número de tus santos.
Amén.

Con approbación eclesiástica
CARD. CAMILLO RUINI
Vicario General de Su Santidad
para la Diócesis de Roma

miércoles, 17 de octubre de 2007

Del primer mensaje radiofónico «URBI ET ORBI» - 17 de octubre de 1978

…”Solo una palabra, entre tantas otras, aflora de inmediato en nuestros labios al momento de presentarnos a vosotros después de la elección a la sede del Apóstol Pedro, y es la palabra que pone de relieve el evidente contraste de nuestros límites personales y humanos y la enorme responsabilidad que nos ha sido confiada. ¡Oh profundidad de los tesoros de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán incomprensibles son sus juicios, cuán inapelables sus caminos! (Rm 11, 33)” ……..”por eso debemos meditar sobre el misterioso designio de Dios, providencia y bondad, y no ya para comprender, sino sobre todo para adorar y orar. Sentimos un verdadero deber repetir la invocación del Salmista que , elevando los ojos a lo alto, exclamaba: ¿de dónde me vendrá el auxilio? El auxilio me viene del Señor, (Sal 120, 1-2)”…
…” deseamos perfilar algunos lineamientos que consideramos de importancia relevante y que habrán de recibir por nuestra parte – según proponemos y esperamos mediante la ayuda del Señor – no solamente atención y consenso, sino también el impulso adecuado para concordar con la realidad eclesial. Ante todo deseamos insistir en la permanente importancia de Concilio Ecuménico Vaticano II”…
...”No debemos olvidarnos tampoco de nuestros Hermanos de las otras Iglesias y confesiones cristianas. Labor grande y delicada, de hecho la causa ecuménica”…
....”Como será nuestro pontificado?”….”Y cual el destino que el Señor le tiene reservado a su Iglesia para los próximos años? Cual el camino que la humanidad recorrerá en este lapso de tiempo que se acerca al dos mil? Son preguntas audaces, a las cuales no puede responderse sino “Dios lo sabe” 2 Cor 12, 2-3)”…
…”En esta hora de sobresaltos y responsabilidades para Nosotros no podemos dejar de orientar con filial devoción nuestro espíritu a la Virgen Maria - que siempre vive y actúa como Madre en el misterio de Cristo en la Iglesia - repitiendo las conmovedoras palabras “totus tuus” que hace veinte años grabamos en nuestro corazón y en nuestro escudo al momento de nuestra ordenación episcopal”….

Primeros momentos de aquel 16 de octubre de 1978


…..”Cuando entré, el cardenal camarlengo, Jean Villot, de pie y sonriendo me presentó al nuevo Papa.
Fue un encuentro muy sencillo, pero para mi, colmado de una emoción extraordinaria. El me miraba, quizás intentando comprender que diría viéndolo vestido así. No decía nada, sin embargo me hablaba con aquella mirada penetrante. Me encontraba frente al pastor de la Iglesia universal, el Papa, y en aquel momento comprendí claramente que ya no era el cardenal Karol Wojtyla, sino Juan Pablo II, el sucesor de Pedro.
Se me acercó con el rostro, y solo entonces me habló. Una simple ocurrencia, compuesta de tan solo dos palabras, pero llenas de su humor bastaron para mudar de mi emoción al reencuentro del hombre que conocía….”

lunes, 15 de octubre de 2007

16 de octubre de 1978 - fumata blanca

Habemus papam……. Karolus Wojtyla Johaness Paules Secondo…….seguido por un misterioso momento de silencio y estupor en la Plaza San Pedro….Karolus Wojtyla!!!!…..Wojtyla???? alegría y aplausos contenidos…quien será???

Polonia comprendió casi al instante y se unió en caluroso abrazo en las casas, salió a la calle, se congregó en las plazas; su orgullo y su alegria danzaban en el aire alternados entre sonrisas, oraciones y sollozos de nostalgia……Enorme gozo salpicado por perlas de tristeza……Nuestro Karol!!!….…ya no volvería…..explotaban los corazones, se echaban al vuelo las campanas, el aguila blanca polaca recobró su brío, infundiendo nueva fuerza a sus alas, ya nadie la detendría, estaba rehaciendo su nido desde lo mas alto…allí donde jamás se hubiese aventurado. Se sucedian las misas y las oraciones, las iglesias colmadas al majestuoso son de la campana de Segismundo de la catedral de Wawel.


Solo la cúpula del partido comunista estaba preocupada, inquieta, malhumorada, un polaco papa? Podría habernos ocurrido algo peor ???


Polonia ya no volvería a ser la misma, con la frente en alto saboreando la buena nueva los polacos sintieron que ya nada ni nadie podria contenerlos ni dañar la fuerza de su espíritu; todo el sabor de la libertad, de la dignidad del hombre, de la búsqueda de la verdad grabados en sus mentes por su querido Lolek, danzaba alli entre la multitud. Estaban dispuestos a seguir sus huellas y continuar construyendo el rico mosaico de la milenaria historia polaca y sus raices cristianas.


Habia sucedido aquello que su secretario Stanislaw Dziwisz en cierta forma habia temido : su obispo Karol Joseph Wojtyla habia sido elegido sucesor de San Pedro, el papa nro 264. Se había cumplido la “profecía” del gran poeta polaco Juliusz Slowacki “vendrá un papa eslavo, hermano de los pueblos”


Ni bien salido al balcón ya vestido de blanco Juan Pablo II, este nuevo papa de profunda raiz polaca, enamorado de su patria, sintió la imperiosa e intima necesidad de extender de inmediato su mano y tender lazos con su nuevo, extenso, universal pueblo. Rompiendo el protocolo saludó con un “Sia lodato Gesú Cristo” para continuar comunicándose en su peculiar estilo “non so se posso bene spiegarmi nella vosta….nella nostra lengua italiana. Se mi sbaglio, mi corigerete….” En pocos minutos se había ganado la simpatía de aquellos en la plaza, presentado al resto del mundo y sellado la impronta de su pontificado. La plaza de San Pedro era una fiesta.


Comenzaba otra etapa en la historia y en la vida de la Iglesia Católica, nueva, rica, diferente, singular. TOTUS TUUS!