Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

viernes, 16 de mayo de 2014

Casa natal y Museo Juan Pablo II en Wadowice


Todo debía estar listo antes de la canonización, de manera que se aceleraron los trabajos de restauración y construcción que duraron unos cuatro años. En un principio se esperaba terminarían recién en 2015.  Así el 9 de abril pasado (unas semanas antes de la  canonización) fue reabierta en Wadowice  la casa de la familia Wojtyla donde Karol vivió sus primeros 18 años hasta que se mudara con su padre a Cracovia.



Recuerdo aquellos días de 2005  cuando por primera vez entré con profunda emoción a esta casa en la calle Koscielna y besé el primer escalón. Preciosos momentos, en cierta manera siento una extraña nostalgia pues con todas las refacciones aquella atmósfera que se respiraba (o que  yo creía respirar) y vivenciaba en el antiguo hogar parece haber perdido algo de esa intimidad…..debe ser diferente…refacciones, nuevas tecnologías…necesidad de más espacio… habitaciones que ahora son parte del “Museo” si bien dicen que se ha respetado el diseño original

Sentimentaloide? Quizás…pero sinceros mis sentimientos y ni siquiera pretendo “apoderarme” de mis emociones sino compartirlas, darlas a conocer…porque son parte integrante de la admiración, del respeto, de nuestro deber en propagar las maravillas de la vida de este gran hombre, gran sacerdote y gran guía, las enseñanzas captadas, asimiladas solo en parte….en realidad debo admitir con total humildad que aún sigo tambaleando por este camino que hace años transito,  buscando acercarme a este  santo que transpuso fronteras entrando en los corazones de los lugareños más recónditos de nuestra tierra, en aquellos que a menudo ni nos atrevemos a pensar como es su forma de vida, sus sufrimientos, sus humillaciones, sus necesidades, sus carencias…..y que nunca evitó encontrarse con grandes y poderosos y ejercer allí su influencia.



Wadowice siempre será su cuna, Cracovia su vida (aunque llamó a Roma su ciudad), Polonia su amadísima patria y la solemnidad de la canonización del primer Papa polaco exigía no sólo más espacio sino la disponibilidad de todos los medios que permitieran conocer mejor vida y magisterio de este Papa que llamó a abrir las puertas a Cristo,  que logró “resquebrajar” el Muro, que se mantuvo joven junto a los jóvenes,  pero no se canso de advertir que no bastaba con derribar muros, que había que derribar egoísmos, individualismos y materialismos y que todos estábamos llamados a la santidad, a una santidad cotidiana, ordinaria, de todos los días.   

La diócesis de Cracovia ha puesto todo su empeño y sus esfuerzos para que estas tareas coincidieran con el solemne momento de la canonización - porque nadie dudaba que el día llegaría pronto a partir de aquel “Santo súbito” durante los funerales y cuyos ecos siguen resonando en nuestros oídos aún ahora - adaptando lugares,  cumpliendo paso a paso las diferentes fases de un proyecto  monumental.  



Ahora la casa (refaccionada y reacondicionada) y el nuevo museo,  que se ve magnífico en las fotografías (habrá que ir a verlo;),  son parte integrante de todo un complejo llamado Casa natal y Museo de Juan PabloII  La entrada es por la Plaza Juan Pablo II  calle de por medio con la Basílica de laSantísima Virgen Maria,  la antigua parroquia de Karol,   para concluir con la visita a la casa propiamente dicha la otra punta sobre la calle Koscielna.  

Con motivo de la canonización a los objetos que ya se exhibían en la casa (luego en el Museo temporario) se ha agregado un objeto precioso y simbólico: un rosario que le había regalado el Papa Juan XXIII a Karol Wojtyla.  

Este espacio tan singular cuenta con una réplica exacta de la puerta santa de la Basílica de San Pedro y paredes que exhiben textos de sus encíclicas.  



El museo guarda objetos personales variados de su vida en Wadowice, curiosidades tales como zapatillas, medias, anteojos….también fotografías familiares y el reclinatorio donde rezaba de niño y adolescente.  La muestra contiene también un testimonio terrible:   la pistola Browning HP8mm que empuñó Mehmet Ali Agca cuando quiso acabar con la vida del Papa el 13 de mayo de 1981. 

La inauguración que conto con la presencia de las más altas autoridades de Polonia (Primer Ministro y el Presidente con su esposa), fue precedida por la Santa Misa celebrada en la parroquia y más tarde se ofreció un concierto/oratorio compuesto por 11 piezas musicales basadas en el testamento de Juan Pablo II “Los he buscado” con música de Bartosz Tomaszek y letra de Michal Zablocki, ofrecido en la Plaza mayor de Wadowice.  Durante la representación se leyeron fragmentos del testamento.



El Museo (casa natal y Museo) de Wadowice puede visitarse previa reserva y está abierto entre 9.00 y 19.00 horas (última entrada 17.40) todos los días menos el ultimo martes de cada mes.  (ver másdetalles en la página oficial)   La entrada (gratuita los días martes) requiere reserva con anticipación, pues las visitas son grupales.

La responsabilidad del cuidado y mantenimiento de este Museo y la casa natal  la comparten la Arquidiocesis de Cracovia, el Ministerio de Cultura de Polonia,  el gobierno local de la región de Malopolska y la Municipalidad de Wadowice. Las autoridades del museo,  una institución cultural que continúa las actividades del museo que fuera fundado en 1984 por la Arquidiócesis de Cracovia y cuyo Director es el ex secretario del cardenal Dziwisz: el Rev. Dariusz Ras, declaran que “el objetivo del museo es la conmemoración, preservación y promoción del patrimonio y de los mensajes de Juan Pablo II, así como nuevas iniciativas culturales y sociales de inspiración universal.”   Una tarea, si se quiere, monumental, ciclópea y ejemplar,  que va más allá de los preciosos objetos que se exhiben en la casa y el Museo, si bien estamos ante la presencia de muchas reliquias de segundo grado, objetos que usara o utilizara en su vida Karol Wojtyla/Juan Pablo II.

No es éste el único lugar en la región de Malopolska de Polonia que aspira a tan gigantesca tarea,  pues a todo esto y quizás mucho más  se ha propuesto el Centro Juan Pablo II en Lagiewniki-Cracovia,  complejo dentro del cual se encuentra el Santuario Juan Pablo II,  con preciosos trabajos del Centro Aletti de Roma bajo la dirección del sacerdote jesuita Marko Ivan Rupnik. 



El Centro Juan Pablo II es el complejo más grande edificado en honor al Papa Juan Pablo II en el mundo y la obra más importante realizada en Polonia los últimos años. Como bien se ha expresado el cardenal Stanislaw Dziwisz, “El Centro no es un monumento, sino un lugar de encuentro con la persona misma de Juan Pablo II”.  Este centro está ubicado muy cerca del Santuario de la Divina Misericordia (puede decirse que en el mismo predio). Un parque arbolado, que puede ser tanto un lugar de paseo como preciosa ocasión de meditación,   une ambos Santuarios.  


Invito visitar posts etiquetados Wadowice 
y Centro Juan Pablo II

No hay comentarios: