Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 14 de mayo de 2014

La valentía de los obispos argentinos


Valientes los obispos argentinos!  Hablan con seriedad y respeto pero con la firmeza y valentía que el tema merece!  En su documento Felices los que trabajan por la paz invitan a los argentinos a  “ponerse la patria al hombro” en total consonancia con las palabras del Papa Francisco que en su Exhortación ApostólicaEvangelii Gaudim cita al Papa Pablo VI “La paz no se reduce a una ausencia de guerra, fruto del equilibrio siempre precario de las fuerzas. La paz se construye día a día, en la instauración de un orden querido por Dios, que comporta una justicia más perfecta entre los hombres». En definitiva, una paz que no surja como fruto del desarrollo integral de todos, tampoco tendrá futuro y siempre será semilla de nuevos conflictos y de variadas formas de violencia.”  Y resalto que en total consonancia, pues el gobierno pretende crear dos “bandos” ya sea “adoptando” como propias, repitiendo o diferenciando palabras del Papa Francisco vs las expresiones de nuestros obispos quienes constatan  “con dolor y preocupación que la Argentina está enferma de violencia. Algunos de los síntomas son evidentes, otros más sutiles, pero de una forma o de otra todos nos sentimos afectados. Queremos detenernos a reflexionar sobre este drama porque creemos que el amor vence al odio y que nuestro pueblo anhela la paz.” 

Nos encontramos ante una situación sumamente delicada pero lo suficientemente grave para alarmarnos ante una postura defensiva del gobierno cuando todos somos conscientes que este estado de cosas  ha recrudecido durante los últimos años y que la responsabilidad de quienes nos gobiernan es grande. 

El documento episcopal contiene frases muy fuertes como esta que no es más que la expresión de la cruel realidad que estamos viviendo aunque a veces queramos minimizarla o mirar para otro lado cuando no nos toca de cerca:
“Son numerosas las formas de violencia que la sociedad padece a diario. Muchos viven con miedo al entrar o salir de casa, o temen dejarla sola, o están intranquilos esperando el regreso de los hijos de estudiar o trabajar. Los hechos delictivos no solamente han aumentado en cantidad sino también en agresividad. Una violencia cada vez más feroz y despiadada provoca lesiones graves y llega en muchos casos al homicidio. Es evidente la incidencia de la droga en algunas conductas violentas y en el descontrol de los que delinquen, en quienes se percibe escasa y casi nula valoración de la vida propia y ajena.”

Se señala en el documento que “para lograr una sociedad en paz cada uno está llamado a sanar sus propias violencias” y se cita las palabras del  Papa Francisco en Evangelii Gaudium donde el Papa subraya que  “se ha desarrollado una globalización de la indiferencia”. También se llama la atención ante la corrupción, tanto pública como privada, un verdadero “cáncer social”.

Junto a las reflexiones presentadas los Obispos proponen que en la próxima fiesta patria del 25 de mayo se rece en todo el país, en catedrales y santuarios, en parroquias, capillas y hogares la Oración por la Paz de San Francisco. 


Es de conocimiento público que  la declaración del Episcopado ha hecho ruido. Considero interesante y aclaratoria la entrevistaque el periodista Mariano De Vedia le hiciera a monseñor José Maria Arancedo, presidente del Episcopado argentino.  

No hay comentarios: