Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 17 de enero de 2009

Simposio “Vaticano II en el Pontificado de Juan Pablo II” octubre 2008 Apuntes (3)


Estoy atrasadisima con los apuntes que tan amablemente me hiciera llegar Carmela, mi amiga italiana, que participara en el Simposio. Aqui va el tercer apunte sobre la exposicion de Mons. Ignazio Sanna en el marco de "Cristo y la dignidad de la persona humana" y su tema fue:
El origen y la vocación de la persona humana
El Profesor Sanna habló de un tema de extrema actualidad: la concepción del hombre de quien depende la supervivencia misma de la humanidad. Notó particularmente que hoy suele identificarse al hombre con sus capacidades, su psique, su capacidad de conocimiento. Una optica similar es la “la antecámara” de practicas aberrantes como la eutanasia (de la cual tanto se habla en Italia estos días). A ese respecto señalo que una de las afirmaciones mas repetidas por Juan Pablo II era: “el hombre es la única criatura en el mundo visible a la que Dios ha querido "por sí misma" “. Esta verdad esta estrechamente relacionada con el Acontecimiento de la Encarnación, del Hijo de Dios hecho Hombre. El hombre tiene entonces un origen teológico: sujeto espiritual de orden eterno en unión con Dios Trascendente. Mons. Sanna insistió sobre el hecho que Dios crea un “tu” llamándolo por nombre y solo un ser responsable puede responder; por lo tanto la verdadera esencia del hombre no es ser un microcosmos, sino un ser creado a imagen de Dios, por ende la imagen de lo divino esta en el hombre mismo. Solo con Dios el hombre puede ser verdadero hombre (Gaudium et Spes 22): Dios – Uno y trino es fuente principal de cualquier explicación de antropología. Como afirmaba Juan Pablo II, en el pasado y en el presente las diversas corrientes contraponen teorías: La Iglesia busca conjugarlas en la convicción que separar Dios- Humanidad implica una condena para la comprensión del hombre. Juan Pablo II nos ha enseñado que la teología desprovista de antropología desfigura el Misterio de Dios”.


Como siempre, muchas gracias Carmela!

No hay comentarios: