Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

domingo, 29 de marzo de 2009

El don de la vida – derecho y desafío


Todo hombre tiene derecho al don de la vida.
2. El tiempo de Cuaresma exige de nosotros una profunda reflexión sobre los problemas de la vida y de la muerte. Cuanto más profundamente entramos en este período, cuando más nos acercamos al Triduum Sacrum, tanto más intensamente debemos concentrarnos sobre este problema: sobre el problema de la vida y de la muerte, en todos sus aspectos y en todas sus consecuencias.
[…]
…existe en nuestra época una amenaza creciente al valor de la vida. Esta amenaza que, sobre todo, se hace notar en las sociedades del progreso técnico, de la civilización material y del bienestar, plantea un interrogante a la misma autenticidad humana de ese progreso…..
[…]
Quitar la vida humana significa siempre que el hombre ha perdido la confianza en el valor de su existencia; que ha destruido en sí, en su conocimiento, en su conciencia y voluntad, ese valor primario y fundamental”….
3. El período de Cuaresma constituye un desafío. A la luz del misterio pascual, al que nos acercamos, penetrando cada vez más profundamente en la meditación de la pasión y de la muerte de Cristo, es necesario que se despierten las conciencias y asuman la gran causa del valor de la vida y de la responsabilidad por la vida, que es, al mismo tiempo, la responsabilidad por el hombre hasta las raíces mismas de su existencia y de su vocación. Y es necesario que aumente la oración, porque se trata de un problema de máximo nivel desde el punto de vista tanto de la dignidad del hombre, como del futuro digno de él”.


4 comentarios:

eligelavida dijo...

Un texto sin desperdicio, como todos los que publicas. Quitar la vida humana significa siempre que el hombre ha perdido la confianza en el valor de su existencia. Esta frase resume el estado de nuestra sociedad hastiada de tanto hedonismo. Un abrazo.

Hilda dijo...

Ljudmila que hermoso pensamiento, gracias por compartirlo, tanto tiempo ha pasado desde que fue escrito y cae como anillo al dedo en lo que estamos viviendo actualmente. ¿porqué no aprenderemos del pasado? en fin.Saludos desde México. Hilda

Ljudmila dijo...

Muchisimas gracias Eli. No tengo merito, salvo el elegir ;) porciones de textos de un maestro que supo dejarnos mensajes que no pierden vigencia. Un abrazo.

Ljudmila dijo...

Hola Hilda, Si es verdad ha pasado mucho tiempo. Eran textos casi profeticos que a su vez iban mas alla de su magisterio, fuertemente anclados en el Concilio Vaticano II y aquel en las enseñanzas del verdadero Maestro. Hace 2000 años!! y no aprendemos! Un abrazo.