Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 19 de marzo de 2009

La consigna de la santidad



1. La consigna principal que el Vaticano II ha dado a todos los hijos e hijas de la Iglesia es la santidad. No es una consigna de carácter simplemente exhortativo, esta profundamente enraizada en la índole de la Iglesia, Cuerpo místico de Cristo, cuyos miembros no pueden ser extraños a la linfa santa y santificadora que lo impregna.
A este tema basilar, el Concilio dedica un capítulo de la
Lumen gentium ―el quinto― que se titula "Vocación universal a la santidad". Está construido sobre los fundamentos bíblicos y teológicos de la santidad de Dios, de Cristo, de la Iglesia. Se ramifica en las multiforme dimensiones del ejercicio de la santidad. Se fija en las distintas categorías de los componentes del organismo eclesial, como sujeto de vocación tan grande.
Los fieles laicos están incluidos plenamente por razón de su misma dignidad. "Todos los fieles, de cualquier estado o condición, están llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección de la caridad" (
Lumen gentium, 40). "Quedan, pues, invitados y aun obligados todos los fieles cristianos a buscar intrínsecamente la santidad y la perfección dentro de su propio estado" (ib., 42)....

Invito visitar mis otros posts:

Hoy que celebramos la festividad de San Jose, invito especialmente visitar el blog Ser sal de la tierra con una preciosa oracion a San Jose del Beato Ángelo Roncalli - S.S. Juan XXIII
y tambien en el blog De todos los dias el muy bonito texto de San Jose de los silencios

5 comentarios:

rgr dijo...

Ljudmila, esta entrada es tan buena como dolorosa...Duele porque aún hoy se sigue discutiendo respecto del Concilio Vaticano II, como si el Espíritu de Dios no hubiera andado por allí, como si la vocación de santidad no fuera una cuestión universal y no de unos pocos. Más en estos tiempos y más aún a nosotros, laicos inmersos en la locura de este mundo tan del César y tan poco de Dios.
Muchísimas gracias por los enlaces, Dios bendiga y acreciente tu corazón generoso. Un abrazo en Cristo y María. Paz y Bien. Ricardo

Luisa dijo...

Querida Ljudmila:menudo descubrimiento el de la llamada a la santidad en la vida ordinaria, en los deberes de cada día, en las circunstancias que Dios y la vida nos situa.Sin tener que hacer nada extraño.Solo aquello que debemos hacer,cada día con más amor."Hacer lo que debemos y estar en lo que hacemos" Con presencia de Dios, con deseo de agradarle, de hacer su voluntad.Cuidando los pequeños detalles,sabiendo que Dios nos espera en ellos.
A mi me encanta la idea de pelar patatas,de atender a mis hijos,de escuchar a una persona que me cargue,o de hacer mi trabajo y saber que eso agrada a Dios y que si lo hago por amor es camino de santidad, camino de redención.
Hoy es el Santo del Papa-que está con los negritos de Africa-esos hermanos nuestros que a mi me provocan especial ternura.
Hoy es el Santo de un Santo al que yo quiero mucho:San Josemaría.
Hoy sobre todo, es el día del hombre más santo de todos los hombres que haya pisado la tierra:San José.A él me encomiendo.
Por cierto,guapa, un favor¿Me puedes dar una dirección donde se visualice la estampa con la oración a Juan Pablo II?Encuentro en Aciprensa pero no con la imagen de la estampa.
Un beso

Ljudmila dijo...

Muchas gracias Ricardo por tu comentario. El Concilio Vaticano II nos dejo tanta riqueza que deberíamos repasar todos los documentos. Juan Pablo II nos lo fue recordando muy a menudo. Y también lo hace el Papa Benedicto. La Iglesia no ha dejado de ser profeta en esta tierra nuestra, lastima que sea tan poco escuchada. En parte es tarea nuestra hacer conocer sus enseñanzas y vivirlas para que nuestro mundo sea cada vez un poquito mas de Dios. Y en eso estamos, no es cierto. Un abrazo tambien para ti.

Ljudmila dijo...

Este tema fascinante de la santidad yo no lo tenia tan presente hace unos años atrás, no me daba cuenta que a partir de una sencilla tarea cotidiana - importante o no a los ojos humanos - podemos llegar a aspirar a ser verdaderamente santos. Es maravilloso descubrirlo.
He ofrecido hoy la Santa Misa por el Papa Benedicto y por nuevas vocaciones sacerdotales que por aquí escasean, al menos en nuestra diócesis.
A tu pregunta: Puedes visitar el sitio oficial de la causa de beatificación y canonización de Juan Pablo II, http://www.vicariatusurbis.org/Beatificazione/Spagnolo/HomePage.htm
pero la oracion esta en archivo pdf y sin estampa.
Además la versión italiana esta mucho más completa que las versiones en otros idiomas.
Creo que voy a poner un post con estampa y oracion ;)
Un abrazo.

SEAMOS SANTOS DE LA MANO DE NTRA MADRE MARÍA dijo...

Me parece genial el difundir la vocacion a la que todos los cristianos estamos invitados a llegar:la santidad. Queria invitarlos a que si tienen algún articulo de interes que sirva a cualquiera para sembrar la esperanza de serlo me ayuden en un blogspot que he creado: http://www.seamossantos.blogspot.com/ GRACIAS. SIGAN PARA ADELANTE CON ESTA INICIATIVA. QUE DIOS LOS BENDIGA