Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 26 de julio de 2010

El mundo actual es una gran tierra de misión

video descubierto en Ecclesia Digital

video

“El mundo actual es una gran tierra de misión, incluso en los países de antigua tradición cristiana” decía el Santo Padre Juan Pablo II en su Mensaje para la IV Jornada Mundial de la Juventud, mensaje que no ha perdido vigencia y que cobra mayor actualidad en este año Santo compostelano aproximándose a la 2da Jornada Mundial de la Juventud que se realizará próximamente en España.

“En todas partes – agregaba - , hoy, el neopaganismo y el proceso de secularización constituyen un gran desafío al mensaje evangélico. Pero al mismo tiempo, se presentan ―también en nuestros días― nuevas ocasiones para anunciar el Evangelio: se nota, por ejemplo, una creciente nostalgia de lo sagrado, de los valores auténticos, de la oración. Por esto, el mundo de hoy tiene necesidad de muchos apóstoles, sobre todo de apóstoles jóvenes y valientes. A vosotros, jóvenes, incumbe ―de especial manera― dar testimonio de la fe, hoy, y comprometeros a llevar a los demás el Evangelio de Cristo ―camino, verdad y vida― en el tercer milenio cristiano; como también construir una nueva civilización que sea la civilización del amor, de la justicia y de la paz.Cada nueva generación necesita nuevos apóstoles. Es aquí donde surge una misión especial para vosotros. Sois los primeros apóstoles y evangelizadores del mundo juvenil, atormentado, hoy, por tantos retos y amenazas (cf. Apostolicam actuositatem, 12). Ante todo vosotros podéis serlo y nadie puede reemplazaros en vuestro ambiente de estudio, de trabajo y de recreo. Son muchos vuestros coetáneos que no conocen a Cristo, o no lo conocen lo suficiente. Por consiguiente, no podéis permanecer callados e indiferentes. Debéis tener el valor de hablar de Cristo, de dar testimonio de vuestra fe a través de vuestro estilo de vida inspirado en el Evangelio. San Pablo escribe: «¡Ay de mí si no predicara el Evangelio!» (1 Cor 9, 16). Ciertamente, la mies es mucha y se necesitan obreros en abundancia. Cristo confía en vosotros y cuenta con vuestra colaboración.

Os invito, pues, con ocasión de la próxima Jornada de la Juventud, a renovar vuestro compromiso apostólico.¡Cristo tiene necesidad de vosotros!

¡Responded a su llamamiento con el valor y el entusiasmo característicos de vuestra edad”

2 comentarios:

Juan dijo...

gracias Ludmila por pasar por mi blog. con mi esposa estamos en esto de los blogs tratando justamente de cumplir lo que dice Juan Pablo en lo primero que pones acá. Ser testimonio y voz en este mundo neo pagano y secularizado. Nunca pensé que tendría que levantar la voz, gracias a Dios que está con nosotros. Que no nos falte! Mi esposa Flor tiene su blog: www.mientrasrecorreslavida.blogspot.com

Ljudmila dijo...

Gracias Juan por tu visita. Perdon por la tardanza en hacer referencia. Se me habia pasado. Gracias por estar en esto de "levantar la voz": nuestro deber y nuestra mision. Saludos a los dos. Ljudmila