Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 7 de julio de 2010

Juan Pablo II en la Argentina 1987 (11) – Salta


En el aeropuerto de Salta - última escala de un día caluroso y agitado – el Santo Padre Juan Pablo II fue recibido por una multitud junto a autoridades eclesiásticas y civiles .
Después de besar la tierra salteña se dirigió lentamente con el coche iluminado para que pudieran verlo todos los que se encontraban a la vera del camino – entre ellos pobladores vestidos de gauchos - al campo hípico de Limache. Allí tendría lugar el acto central para celebrar el “V Centenario de la Evangelización de América Latina” en presencia de todo el pueblo de Salta y descendientes de los antiguos pobladores quechuas, tobas, matacos y chiriguanos llegados de todo el Noroeste de la Argentina.
Ya caído el sol se realizo la celebración eucarística, durante la cual el Papa pronuncio una homilía sobre la Evangelización.
“El mandato evangelizador abarca a “todos los pueblos”, y se extiende “hasta el fin del mundo” decía, y más adelante “El futuro de la evangelización en Argentina requiere una continua conversión a Cristo de todos los hijos de Dios, que forman parte de esta nación. Será posible afrontar los grandes retos de la hora presente si todos luchamos por participar cada vez más hondamente en los misterios de Cristo, muerto y resucitado por la salvación de los hombres.”

El Santo Padre se alojo en la sede del Arzobispado y por la mañana del 9 de abril de 1987 se traslado a la Iglesia Matriz (fuera de programa) para rezar ante las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro, patronos de Salta. Allí mismo se dirigió a los religiosos reunidos invitándolos a meditar sobre el misterio de la redención. Posteriormente en un acto privado le fue obsequiado el tradicional poncho salteño de color rojo con dos franjas de color negro, al igual que los flecos, el cuello y la línea central, tejido a mano por Don Alfonso “Tero” Guzmán, el “ponchero” más famoso de Salta.

No hay comentarios: