Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 19 de noviembre de 2011

Juan Pablo II “La lucha por el alma del mundo contemporáneo” (2)

Fotografía del musical “Credo” representado por el grupo Cenacolo – Cracovia 2011



Juan Pablo II, al analizar los desafíos actuales para la nueva evangelización, expresaba que “la Iglesia renueva cada día, contra el espíritu de este mundo, una lucha que no es otra cosa que la «lucha por el alma de este mundo»”, donde, (...), por un lado, en él están presentes el Evangelio y la evangelización, por el otro hay una poderosa antievangelización, que dispone de medios y de programas, y se opone con gran fuerza al evangelio y a la evangelización. La lucha por el alma del mundo contemporáneo es enorme allí donde el espíritu de este mundo parece más poderoso” (...) los “modernos areópagos, es decir, (...) los “nuevos púlpitos”, son hoy “el mundo de la ciencia, de la cultura, de los medios de comunicación; son los ambientes en que se crean las elites intelectuales...”. Para Juan Pablo II, la cultura es el areópago moderno, el campo de batalla por el alma del mundo. En este desafío se involucra lo que Benedicto XVI ha calificado como urgente necesidad de reafirmar “la obediencia a la verdad”. Para ello, el humanismo tomista se evidencia como una auténtica respuesta para esa exigida «lucha por el alma del mundo»”, con una modernidad que aparece configurada por un hombre que, convencido plenamente de su autonomía, no admite otro límite que su propia voluntad. La visión de Santo Tomás, como filósofo y teólogo cristiano se configura así, en un instrumento imprescindible para la salvaguarda del hombre. Al demostrarnos la necesaria compatibilidad y complementariedad entre la reflexión filosófica, el estudio teológico y el desarrollo moderno de la ciencia en todos los terrenos, evidencia el tomismo la necesidad de eludir los reduccionismos que terminan implicando la conformación de ideologías. Es allí, en el campo concreto de “la lucha por el alma del mundo”, que no es otra cosa que la lucha por el alma de los hombres, donde se evidencia la ineludible necesidad de recurrir a Santo Tomás de Aquino como guía insuperable para el logro de la victoria sobre los enemigos de Cristo, que por serlos, son ineludiblemente, enemigos de los hombres.

Hugo Alberto Verdera




Hugo Alberto Verdera Abogado y Doctor en Derecho y Ciencias Sociales, por la Universidad Nacional de Córdoba. Realizó estudios superiores de Filosofía, Teología y de Doctrina Social de la Iglesia, en la Universidad Católica de Córdoba. Profesor Pro-titular de “Filosofía del Derecho y Derecho Natural” y de “ética Profesional”; Ex Profesor Adjunto de Teología III (Doctrina Social de la Iglesia), en las Facultades de Derecho y Ciencias Políticas, de Ciencias Económicas y Sociales, de la Pontificia Universidad Católica Argentina “Santa María de los Buenos Aires. Profesor Titular de “Filosofía del Derecho” y de Teología II (Cristología) y Teología III (Ecleseología) en la Universidad Católica de La Plata (Subsede San Martín). Miembro de la Comisión Directiva de la Sociedad Tomista Argentina. Correo electrónico:hugoverdera@hotmail.com

No hay comentarios: