Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 18 de julio de 2009

Jerzy BUZEK, hombre de Solidarnosc, Presidente del Parlamento Europeo


El 14 de Julio pasado Jerzy Buzek, nacido en Śmiłowice (Polonia) el 3 de julio de 1940, ex primer ministro de Polonia entre 1997 y 2001, y eurodiputado del Partido Popular Europeo desde 2004, fue elegido nuevo Presidente del Parlamento Europeo con mayoría de votos, “un enorme reto y un gran honor” declararía el mismo mas tarde en su discurso inaugural.
Primer ministro de Polonia en los ’90, en medio de una revolución generalizada y casi silenciosa, gestada en los no tan pacìficos años `80, que se estaba llevando a cabo los últimos años en los países que habían estado en mayor o menor grado dominados por la ideología comunista, caído el muro de Berlín, despertaban final y definitivamente de su obligado letargo produciéndose un efecto domino al revés. Poco a poco se iban levantando los diferentes “dominios”, si bien – dice Norman Davies - los polacos “ingenuamente asumieron que la victoria de Solidarnosc y de su lider Walesa leal a la Iglesia católica, automáticamente traería aparejada una republica signada por “valores cristianos”. No fue tan así, sin embargo - cito otra vez a Davies - el gobierno de este profesor “tecnócrata” protestante sin antecedentes partidarios hasta entonces (junto al Presidente Kwasniewski) , estuvo marcado por el sentido común. (Norman Davies, “God`s playground, a History of Poland, 514).
El 13 de octubre dd 1998 Jerzy Buzek encabezaba la delegación polaca en la ceremonia de canonización de santa Edith Stein, que el consideraba debía ser vista un "gesto de reconciliación nacional y religioso".
En momentos ya marcados por un claro optimismo el Siervo de Dios Juan Pablo II vendría a su patria por séptima vez en junio de 1999 y comenzaría su visita en Gdansk, por un mosaico de motivos centrados en la vida de San Adalberto, patrono de la diócesis, y por eso visitaba “esta ciudad en primer lugar”, pero finalmente decía en su homilía – y considerando lo identificado que se sentía con la causa – no podía hacerlo de otra manera:
“ Me alegra que esta peregrinación a la patria comience en Gdansk, una ciudad que ha entrado para siempre en la historia de Polonia, de Europa y, tal vez incluso, del mundo. En efecto, aquí se hizo oír de un modo particular la voz de las conciencias que invocaban el respeto de la dignidad del hombre, especialmente del trabajador, una voz que reclamaba libertad, justicia y solidaridad entre los hombres. Ese grito de las conciencias que despertaron del sueño resonó con tanta fuerza, que se convirtió para nosotros -y sigue siéndolo- en una gran tarea y un desafío para el tiempo presente y para el futuro. Precisamente en Gdansk nació una Polonia nueva, de la que hoy gozamos tanto y de la que nos sentimos orgullosos.”
Y recordaba “los encuentros que celebré hace doce años en esta ciudad y con sus habitantes, especialmente con los enfermos en la basílica mariana, con el mundo del trabajo en Zaspa de Gdansk, con los jóvenes en Westerplatte y con la gente del mar en Gdynia. Llevo este recuerdo en lo más íntimo de mi corazón y en mi memoria. Y continuaba diciendo “Mirándolo desde una perspectiva histórica, se descubre cuán diverso era ese tiempo. La nación afrontaba entonces otras experiencias y otros desafíos. En esa ocasión os hablaba a vosotros, pero también de algún modo hablaba en nombre vuestro. Hoy la situación es diferente. Y demos gracias a Dios por ello. Recuerdo esos momentos con emoción, consciente de los grandes acontecimientos que han tenido lugar en nuestra patria. «Han llegado tiempos nuevos» a esta tierra, y san Adalberto ha desempeñado un papel fundamental”

“Tiempos nuevos” verdaderamente que llenarían de gozo al Papa polaco, tiempos nuevos para Polonia y para Europa que quizás no esperaba un Presidente del Parlamento europeo de origen polaco, quien sin embargo obtuvo la mayoría absoluta de votos y en su discurso inaugural delineo su amplitud de horizontes.

Desde su ventana en el cielo el Siervo de Dios Juan Pablo II nos mira y nos bendice y tambien sonríe;)

Entre las felicitaciones públicas por el nombramiento citamos las palabras del eurodiputado esloveno Lojze Peterle: »Me complace celebrar la eleccion de Jerzy Buzek, ex premier de Polonia y uno de los miembros lideres del movimiento Soidarnosc, a presidente del Parlamento Europeo. Es importante que hayamos confiado una de las funciones politicas vitales de la Union Europea a un politico experto de la antigua region este tras la cortina de hierro. Para proseguir la construccion de una Europa unida es vital asumir responsabilidades en igualdad de condiciones. Y al mismo tiempo considero que en este momento de crisis economica debemos revitalizar el concepto de solidaridad tambien a traves del modelo de la economia social de mercado. Tambien desde esta optica considero la eleccion de Jerzy Buzek una buena eleccion!«

No hay comentarios: