Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 22 de agosto de 2011

JMJ Madrid 2011 Noche de Vigilia en Cuatro Vientos (1)





Muy temprano comenzaron a congregarse los casi dos millones de jóvenes / algunos dicen algo más de un millón…. Otros millón y medio…. Pues bien un millón y medio de jóvenes venidos de todos los continentes convocados con el lema “Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe” (cf. Col 2, 7) definitivamente no pueden dejar indiferentes… es mas supongo que habrá por allí más de un sorprendido pues la cifra supero las expectativas más optimistas!!! Cuatro Vientos demasiado “pequeño” debió “extenderse” a espacios aledaños…. “



Preguntaba el arzobispo castrense Juan del Rio, entre otros
-¿Qué hace un anciano como Ratzinger en un sitio como este?
-La juventud no sólo la marca el calendario, también la apertura de mente.
-¿Es la JMJ la verdadera alianza de civilizaciones?
-Es la expresión de la civilización del amor de la que habla Wojtyla.
-Cuatro Vientos, ¿flor de un día?
-Manifestación de la Iglesia joven.



Una Iglesia joven que desafió la tormenta desatada durante la lectura del Evangelio. Después de haber sido obligado a interrumpir la homilía por el fuerte viento, el Papa no parecía preocuparse y exclamo sonriente «El Señor con la lluvia nos manda bendiciones» ….mientras a su alrededor se producían movimientos inquietos y se leian rostros preocupados, y los parasoles se transformaban en paraguas agitándose a merced del fuerte viento amparados por la cascada "premonitoria".



Antes de retirarse el Papa, haciéndose cómplice de los jóvenes exclamaba: «Hemos vivido una aventura juntos».



En el discurso que Benedicto XVI no pudo terminar, pero que se encuentra en el Sitio de la Santa Sede, junto al resto del programa el Papa se dirige a los jóvenes con la pregunta “ ¿cómo puede un joven ser fiel a la fe cristiana y seguir aspirando a grandes ideales en la sociedad actual?” y responde “En el evangelio que hemos escuchado, Jesús nos da una respuesta a esta importante cuestión: «Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor» (Jn 15, 9).
Sí, queridos amigos, Dios nos ama. Ésta es la gran verdad de nuestra vida y que da sentido a todo lo demás. No somos fruto de la casualidad o la irracionalidad, sino que en el origen de nuestra existencia hay un proyecto de amor de Dios. Permanecer en su amor significa entonces vivir arraigados en la fe, porque la fe no es la simple aceptación de unas verdades abstractas, sino una relación íntima con Cristo que nos lleva a abrir nuestro corazón a este misterio de amor y a vivir como personas que se saben amadas por Dios.
Si permanecéis en el amor de Cristo, arraigados en la fe, encontraréis, aun en medio de contrariedades y sufrimientos, la raíz del gozo y la alegría. La fe no se opone a vuestros ideales más altos, al contrario, los exalta y perfecciona. Queridos jóvenes, no os conforméis con menos que la Verdad y el Amor, no os conforméis con menos que Cristo.”

No hay comentarios: